Organizaciones piden frenar obras del Tren Maya por riesgo ante COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tren Maya

Organizaciones piden frenar obras del Tren Maya por COVID-19; acusan que no es una actividad esencial

Las organizaciones ya activistas firmantes también acusan opacidad e irregularidades en las consultas y construcción del Tren Maya.
Tren Maya
21 de abril, 2020
Comparte

Decenas de organizaciones, colectivos y activistas piden al presidente de México respetar la decisión de las comunidades y frenar los trabajos del Tren Maya ante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

En una carta dirigida al Ejecutivo Federal, califican como preocupante el que la construcción del Tren Maya continúe a pesar de no ser una actividad esencial.

El pasado 6 de abril el gobierno publicó un acuerdo que establece que todas las actividades de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el gobierno federal deberán continuar.

Así fue que la construcción del Tren Maya y otros proyectos del presidente López Obrador (Dos Bocas y Aeropuerto Felipe Ángeles) pudieron seguir, a pesar de que las autoridades de Salud pidieron suspender todas las actividades no esenciales.

Las organizaciones y activistas argumentan que esta decisión “pone en riesgo
la salud y la vida de las y los trabajadores que tendrán que continuar con las obras, así como de la población, mayoritariamente indígena”.

Esto, a pesar de que el mismo gobierno resaltó la importancia de mantener la cuarentena y evitar toda aquella actividad que no sea indispensable para la subsistencia de las personas.

Señalan que el continuar con las obras genera un estado de indefensión para las personas y comunidades que manifestaron su rechazo u oposición al proyecto.

“Pareciera ser que el gobierno federal se aprovecha de la actual coyuntura
para avanzar, sin el riesgo de oposición, en la continuación de un proyecto que ha sido cuestionado por diversos sectores”, refieren.

Y como prueba de la oposición mencionan la orden de suspensión por parte de un Juez Federal que se consiguió tras un amparo presentado por comunidades de Calakmul y Candelaria.

Consulta no se apegó a la normatividad

Las organizaciones también acusan las irregularidades y opacidad que han habido en el proyecto.

“Hay ausencia de información sobre los impactos ambientales, económicos y sociales que dicha obra acarreará para la población, particularmente para las comunidades mayas afectadas”.

Incluso cuestionan las consultas hechas en diciembre pasado por el gobierno federal a las comunidades indígenas afectadas por el proyecto.

Aseguran que dicho proceso participativo “no se apegó a los mínimos establecidos por la normatividad internacional”, principalmente lo
establecido por el Convenio 169 de la OIT de consultas indígenas.

Y que incluso fue la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) señaló que se cumplieron con todos los estándares internacionales en la materia.

Acusan que hasta la fecha, el gobierno de México no ha garantizado el
acceso a la información sobre posibles daños ambientales, ni asegurado el derecho a la participación pública en la toma de decisiones, a pesar de ser algo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Califican como preocupante que el argumento principal para continuar con la obras sea el detonar el desarrollo de la Península, cuando ni siquiera existe un proyecto definido, ni información que compruebe que el Tren Maya beneficiará a las comunidades rurales e indígenas de la península.

“Hasta el momento hay información de que éste beneficiará preferentemente a empresarios de la construcción y del turismo, generando despojo del
territorio para las comunidades, desalojo de la población y si acaso generaría empleos precarios, mal pagados y sin garantías de seguridad social”, añaden.

Ante este contexto, las organizaciones y activistas piden al presidente López Obrador suspender la construcción del Tren Maya y, después de la contingencia, iniciar un proceso de diálogo real, serio, informado y
equitativo sobre el proyecto.

Así como respetar la participación y la libre determinación de las comunidades afectadas por su construcción.

“Continuar este proyecto en las actuales circunstancias, representa una grave vulneración a los derechos humanos de las comunidades afectadas y de la población en general”.

Para finalizar piden a las a las Relatoras Especiales sobre Pueblos Indígenas que exhorten al Estado mexicano a que cumpla con sus obligaciones nacionales e internacionales y garantice los derechos fundamentales de las comunidades indígenas afectadas, empezando por el derecho a la salud, el que está en riesgo de continuarse la construcción de proyecto en las actuales circunstancias.

La carta está firmada por 194 organizaciones y 60 activistas.

A continuación la carta completa:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Agua en la Luna: la NASA confirma la existencia del líquido en el satélite de la Tierra

Científicos de la NASA anunciaron que detectaron, de manera inequívoca, la presencia de agua en la superficie iluminada de la Luna.
Reuters
26 de octubre, 2020
Comparte

En la Luna hay agua.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) confirmó este lunes que detectaron presencia del líquido en varios cráteres del satélite natural de la Tierra.

“Aún no sabemos si podemos usarlo como recurso, pero conocer sobre el agua en la Luna es clave para nuestros planes de exploración Artemisa”, dijo Jim Bridenstine, el jefe de la NASA.

Los hallazgos fueron realizados en la superficie iluminada de la Luna con ayuda del observatorio SOFIA, un telescopio infrarrojo aerotransportado, el más grande de su tipo en el mundo.

Los descubrimientos se publicaron este lunes en dos artículos en la revista Nature Astronomy.

¿Cómo detectaron el agua?

El primero de estos estudios se refiere al descubrimiento realizado gracias a SOFIA.

Este observatorio, a bordo de un avión Boeing 747 modificado, vuela por encima del 99% de la atmósfera de la Tierra, por lo que ofrece una vista casi sin obstáculos del sistema solar.

Ilustración de un astronauta en la Luna

NASA
La NASA quiere establecer una base permanente en la Luna.

Al hacer rebotar la luz infrarroja del telescopio en la superficie de la Luna, los científicos pueden decodificar exactamente lo que refleja esa luz.

Diferentes sustancias aparecen con diferentes colores y, en este caso, los investigadores detectaron el color exacto “característico” de las moléculas de agua.

Los investigadores creen que el agua detectada se almacena en burbujas de vidrio lunar o entre granos en la superficie que la protegen del duro ambiente.

En el otro estudio, los científicos buscaron áreas en sombra permanente, conocidas como trampas frías, donde el agua podría quedar capturada de manera permanente.

Los investigadores encontraron estas trampas frías en ambos polos y concluyeron que “aproximadamente 40.000 metros cuadrados de la superficie lunar tiene la capacidad de atrapar agua”.

¿Qué significa este descubrimiento?

Si bien anteriormente había habido signos de agua en la superficie lunar, estos nuevos descubrimientos sugieren que el compuesto es más abundante de lo que se pensaba.

Ilustración

NASA
Ilustración del cráter Clavius ​​de la Luna y una molécula que representa el agua atrapada en el suelo lunar de ese lugar.

“Nos da más opciones para posibles fuentes de agua en la Luna”, dijo a BBC News Hannah Sargeant, científica planetaria de la Open University en Milton Keynes.

Hay bastantes misiones a las regiones polares de la Luna programadas para los próximos años. Pero a más largo plazo, hay planes para construir un habitáculo permanente en la superficie lunar.

“El dónde poner una base lunar se centra mayormente en dónde está el agua”, añadió Sargeant.

“Ya estamos trabajando en las ideas para una base lunar y adónde vamos a ir. Íbamos a ir a la Luna de todos modos. Pero esto nos da más opciones y lo convierte en un lugar aún más emocionante para ir. Es más prometedor”, agregó.

Jacob Bleacher, de la Dirección de exploración humana de la NASA, dijo que los investigadores aún debían comprender la naturaleza de los depósitos acuosos. Esto les ayudaría a determinar qué tan accesibles serían para los futuros exploradores lunares.

Los expertos dicen que la extracción del agua podría sentar la base para una futura economía lunar.

Sería mucho más barato producir combustible para cohetes en la Luna que enviarlo desde la Tierra.

Entonces, cuando los futuros exploradores lunares quieran regresar a la Tierra o viajar a otros destinos, podrían convertir el agua en hidrógeno y oxígeno, elementos que comúnmente se usan para impulsar los vehículos espaciales.

Ilustración de un astronauta en la Luna.

NASA
La NASA planea volver a mandar seres humanos a la Luna en 2024.

Por lo tanto, el reabastecimiento de combustible en la Luna podría reducir el costo de los viajes espaciales y hacer que una base lunar sea más asequible.

La doctora Sargeant explicó que esto significaba desarrollar “una manera más sostenible de realizar la exploración espacial”.

Con información de Victoria Gill, corresponsal de ciencia de BBC News.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=16AhQaStWxg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.