Salud mental y nutrición: así puede afectar el encierro a niños en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Salud mental, nutrición y resiliencia: así puede afectar el encierro a niños en México

Para expertos en psicología, nutrición y pedagogía, el confinamiento que ha traído consigo la propagación del COVID-19 tendrá un impacto positivo y negativo a nivel emocional, físico y social en los niños.
Cuartoscuro
18 de abril, 2020
Comparte

El festejo del cumpleaños número 8 de Laura será inolvidable para ella y sus siete invitadas: se disfrazaron, jugaron y cantaron Las Mañanitas mientras la festejada soplaba las velas de su pastel. Lo peculiar de esta fiesta es que fue en línea. Cada una de las niñas celebraba detrás de la pantalla y se reunieron con la plataforma zoom, tan de moda en estos días de pandemia.

Te puede interesar: ¿Cómo explicarle la cuarentena por COVID-19 a los niños y prepararse para pasarla en casa?

Al finalizar la fiesta, Ana, una de las invitadas, se echó a llorar. “Ya quiero que esto se acabe, quiero ver de verdad a mis amigas, quiero que todo sea normal otra vez”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública, son cerca de 26 millones los niños menores de 16 años que llevan ya casi un mes sin ir a la escuela y con la recomendación oficial de no salir de sus casas ahora hasta finales de mayo. Muchos, sobre todo los que asisten a una escuela privada, han podido tomar clases en línea, otros se enfrentan a tareas interminables, algunos más han visto la contingencia como unas vacaciones largas en las que se pueden levantar tarde, disfrutar a sus papás todo el día y comer más postres.

Para expertos en psicología, nutrición y pedagogía, el confinamiento que ha traído consigo la propagación del coronavirus COVID-19 tendrá un impacto positivo y negativo a nivel emocional, físico y social en los niños, resultado del permanecer en su casa muchas más horas de lo acostumbrado, no realizar actividad física, cambiar sus rutinas e incluso su alimentación.

Un primer ejemplo: a diferencia de los adultos, el peso y la salud de un niño depende en un 80% de la actividad física que realiza, por lo que el confinamiento necesariamente repercutirá en este aspecto, afirma la nutrióloga Mariana Hinojosa.

“Va a tener un impacto importante en ellos porque no van a tener la misma actividad que va desde el párate, ve a la escuela, todo el movimiento del día a día, los juegos en los recreos y porque no tienen las clases de actividad física.

“Además, los papás están haciendo home office, entonces están ocupados y los van a estar callando porque cada vez vivimos en espacios más pequeños, eso puede hacer que los niños coman un poco más por la ansiedad, además que para tener a los niños entretenidos los papás les van a estar dando comida, y comida no saludable porque la economía tampoco está tan bien”, señala.

A ello se suma la falta de exposición a la luz solar, que impacta en sus niveles de vitamina D, que a su vez influye incluso en el estado de ánimo, advierte.

Entérate: Elmo y sus amigos de Plaza Sésamo dan consejos a niñas y niños para enfrentar la pandemia

Para Xóchitl Castañeda, directora del centro especializado “Psicología para Niños”, las principales afectaciones que pueden vivir los niños en estos tiempos de confinamiento son la falta de socialización, sobre todo en edad escolar, quienes expresan con mayor frecuencia cuánto extrañan convivir con sus amigos, además de que muchas escuelas han incrementado la carga académica, lo que les puede generar más ansiedad.

En los preescolares en cambio, señala por su parte Fabiola Estévez, psicóloga y directora técnica del Kínder Tots, de la Colonia del Valle, los papás podrán ver a sus niños irritables y confundidos, pues por su edad todavía no pueden comprender la razón por la que no pueden salir de sus casas y pueden vivir esta etapa como un castigo.

“Está muy delicada la situación porque si para un adulto es difícil comprenderlo, al menos tenemos la oportunidad de ponerlo en palabras a diferencia de los niños y sobre todo a los menores de 6 años les cuesta mucho trabajo entender lo que es un riesgo porque es algo que no están viendo, y poder entender que la causa de este confinamiento es consecuencia de este riesgo es muy complejo para ellos y desata sentimientos que no pueden procesar. A esta edad tienen poca empatía y les cuesta entender que hay otros niños en la misma situación que ellos”, plantea.

Para Castañeda, es posible que en los meses posteriores al levantamiento de la contingencia se encuentren casos de estrés postraumático en los menores a causa de lo vivido en esta etapa, el cual se puede manifestar principalmente en cambios en su comportamiento e irritabilidad.

A ello se suma la ansiedad que perciben en sus padres, o incluso la violencia entre ellos, debido a que los adultos también viven la epidemia como una situación nueva, llena de incertidumbre.

“Yo veo a los niños en general tranquilos pero algunos angustiados por qué va a pasar, pues los papás a veces no les saben aclarar la situación porque nadie la ha vivido”, relata por su parte Grisel de León, maestra de primero de primaria en el Colegio Suizo de la Ciudad de México.

De León considera que si bien la parte académica no está entre las preocupaciones de los menores, el no ir a clases puede afectarles en cuanto a sus habilidades motrices, su socialización e incluso por la ausencia de rutinas claras, aunque también confía en que sea la oportunidad para desarrollar nuevas competencias.

Sección informativa de la Secretaría de Salud para niñas y niños por COVID-19 

En el mismo sentido, Castañeda destaca que esta etapa debe ser aprovechada para trabajar una de las partes más vulnerables en la pandemia: la salud mental, pues ni los padres ni las escuelas están acostumbrados a atender este tema en los niños.

“Creo que después de cuidar la salud física -estamos lavándonos las manos, no saliendo-  lo que sigue en orden de prioridades es cuidar la salud mental, no solo es que me centro y se me quita la ansiedad, sino de buscar ayuda, ahorita toda la gente debería de tener sesiones de grupo al menos una vez a la semana o a la quincena en donde hablar de cómo nos estamos sintiendo porque estamos acostumbrados a desviar nuestras emociones. 

“En lugar de estar enseñando matemáticas, las escuelas deberían de poner a los psicólogos escolares a hacer grupos con niños, ponerlos a interactuar y hablar de sus emociones en lugar de que solo hagan la tarea juntos”, propone.

A pesar de este escenario, todas las especialistas consultadas coinciden en que el confinamiento puede representar también una oportunidad para los niños: no solo para convivir de una manera diferente con sus papás, llevar una vida más relajada lejos de las prisas y las presiones cotidianas, sino también para desarrollar su tolerancia a la frustración y su capacidad de resiliencia.

“La resiliencia es precisamente sacar un aprendizaje positivo de una situación difícil, algo que a mí me pareció muy liberador como mamá y como maestra es el dejar de sentirme abrumada porque sentir que yo tengo la responsabilidad de hacer que la pasaran lo mejor posible y al depositarla en ellos, y hacerlo compartido, ha sido más llevadero el proceso, porque también aprenden a resolver un problema, a adaptarse y encontrar el lado positivo de la situación. Eso los vuelve resilientes, dentro de toda esta oscuridad está esa brecha de luz y es algo muy importante.

“Sí pueden quedar marcados pero depende cómo aprovechemos el momento, si fue el evento traumático que estuvo de la patada donde nos la pasamos peléandonos, o decidir que lo logramos superar como familia, donde cada quien se hace cargo de su propio aburrimiento y eso baja la tensión y algo bien importante y necesario que hagamos las mamás es aprender a identificar los estados de ánimo de nuestros hijos y ayudarlos a ponerlos en palabras, sobre todo en este momento, si de pronto los ves come y come, entonces les digas que se sienten ansiosos por estar encerrados, y es necesario para entender lo que está pasando”, apunta Estévez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Polvo del Sahara: qué provoca la densa nube que viaja desde África hasta América

Una capa de aire sahariana -una masa de aire muy seco y lleno de polvo del desierto norafricano- se mueve hacia América
23 de junio, 2020
Comparte

Una gigantesca mancha opaca enturbia desde hace días parte del Atlántico.

En las imágenes que captan los satélites, desde África hasta el Caribe, una nube marrón enturbia el tradicional azul o el blanco en espiral que suelen ser típicos en esa área en otras épocas del año.

Es la señal inequívoca de que otra capa de aire sahariana -una masa de aire muy seco y lleno de polvo del desierto norafricano- se mueve hacia América.

En el Caribe ya han comenzado a sentir sus efectos: varios países del área han recomendado a sus ciudadanos que usen mascarillas y eviten actividades al aire libre dada las altas concentraciones de partículas en el aire.

Y también, han emitido advertencias para embarcaciones por la reducción de la visibilidad en la navegación que provoca el polvo sahariano.

Puerto Rico
Getty Images

En San Juan de Puerto Rico se ha reducido la visibilidad

De acuerdo con Olga Mayol, experta del Instituto de Estudios de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Puerto Rico, la actual nube tiene las concentraciones más altas de partículas de polvo observadas en la región en el último medio siglo.

El fenómeno comenzó a observarse en un área del oeste de África hace una semana y ahora ha recorrido más de 5.000 kilómetros hacia el Caribe, incluido territorio continental de América, como Venezuela.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) pronostica que la columna de polvo del Sahara continuará moviéndose hacia el oeste a través del Mar Caribe hasta alcanzar áreas del norte de Suramérica, Centroamérica y la costa del Golfo de EE.UU. en los próximos días.

Varios países del área ya han reportado la presencia de polvo del Sahara y usuarios de redes sociales han compartido algunas imágenes de paisajes cambiados por la nube o de uno de los espectáculos más interesantes que produce: intensos colores en los amaneceres y atardeceres.

Caracas

EPA
El polvo africano llegó a Caracas y nubló la visibilidad de la capital venezolana.

¿De qué se trata?

Esta masa de aire seco y cargado de partículas de arena se forma sobre el desierto del Sahara al final de la primavera, el verano y principios del otoño y generalmente se mueve hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días.

Cuando ocurre, suele ser de corta duración: no dura más de una semana, pero la presencia de vientos alisios en ciertas épocas del año la hace más propensa a que pueda cruzar el Atlántico y recorrer más de 10.000 kilómetros.

https://twitter.com/hurricanetrack/status/1274839316519358465

¿Con qué frecuencia ocurre?

La llegada a América de la nube de polvo del Sahara no es inusual y ocurre varias veces al año, sin embargo, según los meteorólogos, esta es una de las más densas que llega en el último medio siglo.

Tradicionalmente, la actividad de la capa de aire sahariana aumenta a mediados de junio, alcanza su punto máximo desde fines de junio hasta mediados de agosto y comienza a disminuir rápidamente después de mediados de ese mes.

https://twitter.com/CIRA_CSU/status/1274025903220092930

Durante su periodo de mayor actividad, la capa de aire sahariana llega hasta Florida, América Central e incluso Texas y cubre enormes áreas del Atlántico, equivalentes a todo el territorio de EE.UU. y Canadá juntos.

De acuerdo con la NOAA, cada año, más de 100 millones de toneladas de polvo sahariano soplan entre África y algunas veces llega incluso hasta la cuenca del río Amazonas.

La capa de polvo forma una nube generalmente de entre 3 y 5 kilómetros de espesor y se encuentra a una altura de entre uno y dos kilómetros en la atmósfera.

¿Cuáles son sus efectos?

Como todo fenómeno de la naturaleza, las nubes de polvo del Sahara contribuyen en diversas formas a los ciclos naturales del planeta.

En primer lugar, el calor de la capa actúa para estabilizar la atmósfera cuando el aire cálido de la nube de polvo se eleva por encima del aire relativamente más frío y denso.

Mapa de la Tierra que muestra el polvo del Sahara cruzando el Océano Atlántico

NASA
El polvo está compuesto de diferentes elementos químicos que fertilizan tanto los suelos como el océano.

El polvo mineral suspendido también absorbe la luz solar, lo que contribuye a la regulación de las temperaturas del planeta.

Los minerales contenidos en el polvo también reponen los nutrientes en los suelos de las zonas tropicales, que se ven afectados por las tradicionales lluvias de la región.

Algunos de los químicos que contiene pueden contribuir a la vida en los océanos, aunque algunos expertos han alertado de que algunos tóxicos también pueden ser nocivos para algunas especies, como los corales.

Según la NOAA, el calor, la sequedad y los fuertes vientos asociados con la capa de aire sahariana suprimen también la formación e intensificación de los ciclones tropicales.

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. proyectó para este 2020 una temporada ciclónica más intensa de lo habitual, pero si más nubes de este tipo se forman en los próximos meses, la formación de huracanes intensos podría verse debilitada.

¿Qué implica para la salud humana?

Uno de los efectos nocivos de la nube de polvo del Sahara está vinculado con la salud humana, dado que afecta considerablemente la calidad del aire.

El aire seco y polvoriento de la capa de aire sahariana tiene aproximadamente un 50% menos de humedad que la atmósfera tropical típica, lo que puede afectar desde la piel hasta los pulmones.

Su alto contenido de partículas también puede resultar nocivo para personas con problemas respiratorios e incluso, provocar problemas de alergias o irritación de los ojos o mucosas.

https://twitter.com/NWSEastern/status/1274073027823763458

En los actuales contextos, con una pandemia de coronavirus que afecta a la región y ha provocado miles de muertos, las autoridades sanitarias de algunos países han alertado sobre el riesgo extra que esta nube de polvo supone para personas con problemas respiratorios.

El domingo, el Departamento de Salud de Puerto Rico alertó que las personas con asma, enfermedades respiratorias y alergias, “así como aquellas que se han contagiado con covid-19” deberían extremar las precauciones para no agravar sus condiciones de salud.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Op_reZynv3o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.