Salud no descarta saturación en funerarias por personas fallecidas de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Salud no descarta saturación de servicios funerarios por personas fallecidas de COVID-19

Si el número de casos graves aumenta en forma acelerada y los hospitales se saturan, también será un reto el manejo masivo de cadáveres.
Cuartoscuro
23 de abril, 2020
Comparte

De las personas que lleguen a los hospitales con una condición crítica, es decir que requieran terapia intensiva y soporte mecánico ventilatorio (intubación), 8 de cada 10 podrían fallecer, indicó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. 

Esto se debe, agregó, a que sólo hay medicamentos y procedimientos para conservar la funcionalidad del organismo mientras este logra controlar la infección y repararse. Pero no hay un tratamiento que reduzca la concentración del virus o repare el daño pulmonar en forma acelerada. 

Lee: 113 personas más mueren por COVID-19; hay 3,618 pacientes activos en el país

¿Hay que estar preocupados entonces por un aumento súbito e inmanejable de cadáveres?, se le preguntó durante la conferencia sobre COVID de este miércoles. 

“No debemos considerar menor esta epidemia. Estamos ante un fenómeno que podría causar un daño a la salud como no se había visto en 100 años. La última epidemia de esta importancia ocurrió en 1918 y 1919, y fue una pandemia de influenza que causó millones de personas enfermas y miles de fallecidos”, explicó López-Gatell. 

La epidemia actual, “se ha comportado de forma agresiva en diversos países del mundo, empezando por China, donde inició, y ha provocado la sobresaturación de los hospitales por una progresión rápida de casos de personas que llegan en estado crítico. Es una epidemia inusual”, subrayó. 

En México se ha reducido la intensidad de la transmisión por las medidas masivas de mitigación como la suspensión temporal de trabajos no esenciales y de las clases en las escuelas, así como la prohibición de reuniones en el espacio público y privado, aseguró el subsecretario, “pero no debemos confiarnos”. 

En el mundo se ha mantenido estable el porcentaje de 5 a 7% de personas que, considerando el número total de casos positivos, pierden la vida.

Pero, de los casos graves, precisó López-Gatell, el porcentaje de personas que fallecen puede llegar a 70 u 80%, es decir hasta 8 de cada 10 puede fallecer a pesar del apoyo médico. 

Lee: Dan de alta a José Luis, el primer bebé de una mujer con COVID-19 en México

Así que, “si tenemos un exceso de casos que saturarán al sistema de salud habría una cantidad de fallecimientos que podrían rebasar también las capacidades de los servicios funerarios convencionales, que son en su mayoría privados”. 

López-Gatell explicó que por eso se publicó la actualización de los lineamientos para el manejo masivo de cadáveres, de acuerdo a los requerimientos de la fase 3 de la epidemia. 

Estos señalan que se deberá evitar la potencial saturación de los sistemas de manejo de cadáveres, mediante estrategias de gestión administrativa para acelerar la emisión del certificado de defunción y envío del cuerpo a su destino final.

Otros factores que se deberán de considerar en planes de manejo masivo de cadáveres es el agilizar trámites administrativos y autorizaciones de cremación o inhumación acotadas a los horarios rutinarios, que podría retrasar la disposición final de los cuerpos. 

Se debe considerar también, dicen los lineamientos, que algunas familias pudiesen no contar con los recursos para los servicios funerarios, por lo que será necesario considerar apoyos sociales para evitar el abandono del fallecido. 

En cada entidad se deberá organizar un Centro para el Manejo Masivo de Cadáveres. También se requerirá conformar con antelación un equipo de gestión para ampliar espacios en panteones o buscar un nuevo sitio para la inhumación masiva de cadáveres que sea específica para casos sospechosos o confirmados por COVID-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Condenan a 4 años de prisión a una periodista que cubrió el inicio del brote de COVID en Wuhan, China

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus en Wuhan y que se encuentra en huelga de hambre, se enfrenta a cuatro años de prisión.
28 de diciembre, 2020
Comparte
Zhang Zhan

YOUTUBE
La exabogada Zhang Zhan había sido detenida en mayo.

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus de Wuhan, ha sido condenada a cuatro años de prisión.

Zhan fue declarada culpable de “buscar altercados y provocar problemas”, un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas.

La exabogada de 37 años fue detenida en mayo y lleva varios meses en huelga de hambre. Sus abogados dicen que se encuentra en mal estado de salud.

Zhang es una entre varios periodistas ciudadanos que han enfrentado problemas por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan, la localidad china donde comenzó el brote de SARS-CoV-2.

En China no hay medios de comunicación que no sean oficiales y se sabe que las autoridades toman medidas drásticas contra activistas o informantes cuyas denuncias consideran socavan la respuesta del gobierno al brote.

El presidente de China, Xi Jinping, ha insistido en varias oportunidades en que su gobierno manejó correctamente el brote.

“Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores, a la agencia de noticias AFP.

Ren agregó que la madre de Zhang, que estaba en el tribunal, sollozó en voz alta cuando se leyó el veredicto.

Otras detenciones

Zhang había viajado a Wuhan en febrero para informar de forma independiente sobre el brote.

Un ciudadano de Wuhan

Getty Images
La ciudad china de Wuhan es considerada el primer epicentro de la pandemia.

Sus informes transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron ampliamente en las redes sociales, lo cual llamó la atención de las autoridades chinas.

La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés Chinese Human Rights Defenders) señaló que sus reportes también incluyeron las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que estaban sufriendo las familias de algunas víctimas que pedían una rendición de cuentas.

En una entrevista en video con un cineasta independiente antes de su arresto, Zhang dijo que decidió visitar Wuhan después de leer una publicación en línea de un residente sobre la vida en la ciudad durante el brote.

Una vez allí, comenzó a documentar lo que vio en las calles y hospitales en transmisiones en vivo, a pesar de las amenazas de las autoridades.

“Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?”, dijo en un clip de la entrevista obtenido por la BBC.

“No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder”.

“Información falsa”

Zhang desapareció el 14 de mayo, según el CHRD. Un día después, se reveló que había sido detenida por la policía en Shanghái, a más de 640 km de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, con otros funcionarios

Reuters
En marzo, el presidente de China, Xi Jinping, dijo que el virus había sido controlado con éxito en la provincia de Wuhan y Hubei.

A principios de noviembre se le presentaron cargos formales.

El documento de la acusación señala que Zhang envió “información falsa a través de texto, video y otros medios vía (plataformas como) WeChat, Twitter y YouTube”.

También está acusada de aceptar entrevistas con medios de comunicación extranjeros y de “difundir maliciosamente” información sobre el virus en Wuhan. Se recomendó una sentencia de cuatro a cinco años.

En protesta por su arresto, Zhang hizo una huelga de hambre, lo cual ha deteriorado su salud.

Uno de sus abogados dijo en un comunicado que cuando la visitó a principios de diciembre, ella le había dicho que la estaban alimentando a la fuerza mediante una sonda.

También dijo que sufría dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago.

“Restringida las 24 horas del día, necesita ayuda para ir al baño”, dijo el abogado Zhang Keke, quien también indicó que tiene problemas para dormir.

“Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo el abogado que había solicitado el aplazamiento del juicio dado su estado de salud.

Zhang había sido detenida en 2019 por expresar su apoyo a los activistas en Hong Kong.

“Sentencia alarmante”

Leo Lan, consultor de investigación y defensa del grupo de derechos humanos Network of Chinese Human Rights Defenders, dijo que la sentencia de Zhang es “alarmante”.

“(Su) sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan”, le dijo a la BBC.

“Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.

Varios reporteros ciudadanos que informaron desde Wuhan, entre ellos: Li Zehua, Chen Qiushi y Fang Bin, desaparecieron a principios de este año.

Li finalmente apareció y explicó que había sido puesto en cuarentena a la fuerza, mientras que se informó que Chen está con su familia, pero bajo supervisión del gobierno.

Aún se desconoce el paradero de Fang Bin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.