Un solicitante de asilo muere tras protestas en estación migratoria de Tabasco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Un solicitante de asilo muere tras protestas en el interior de la estación migratoria de Tenosique

El fallecido era Héctor Barrientos, un guatemalteco que en dos días seguiría con su proceso fuera del centro de detención.
Cuartoscuro
Comparte

Héctor Rolando Barrientos Dardón, guatemalteco de 42 años, murió en la noche del martes en la estación migratoria de Tenosique, Tabasco, tras un incendio registrado cuando migrantes encerrados protestaban por sus condiciones de encierro.

La víctima era solicitante de asilo, según confirmaron fuentes de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar). Debía haber sido liberado el jueves para seguir con su proceso fuera del centro de detención.

Además del fallecido se reportó un número indeterminado de heridos, que fueron trasladados en ambulancias a hospitales locales. 

Lee: Albergues suspenden ingreso de más migrantes o aplican aislamiento por emergencia de Covid-19

El guatemalteco había llegado a México con su esposa, de 44 años, para pedir protección al Estado. En lugar de ello, murió al interior de un centro de detención del que estaba previsto que fuese liberado en dos días. 

En este lugar había otros 41 solicitantes de asilo, cuya petición ya estaba tramitando la Comar, que también iban a recuperar su libertad el jueves, y que ahora serán conducidos a un albergue. 

En 2019, más de 70 mil personas, en su mayoría centroamericanos, pidieron refugio en México. 

“Estábamos en la estación migratoria. Hubo un incendio. La policía nos encerró y nos trancó, pero pudimos escapar, gracias a Dios”. Abraham Gómez, de Honduras, era una de las personas que se encontraba en el interior de la estación migratoria.

En un video que testigos de los hechos hicieron llegar a Animal Político, el hondureño denunció que agentes policiales, no especifica el cuerpo, habrían impedido la salida a quienes se encontraban encerrados a pesar del fuego.

Otra de las personas que escapó de las llamas y aparece en un video publicado en Twitter por el Movimiento Migrante Mesoamericano, denunció que los funcionarios no abrieron las puertas a pesar del humo.

“Tuvimos que romperlas”, dijo, tras denunciar que las celdas estaban por encima de su capacidad. “Nos tenían revueltos con mayores porque en la de menores no cabíamos. Vimos humo y rompimos las puertas para poder salir y librarnos de la muerte”, aseguró.

Animal Político consultó a Guardia Nacional e Instituto Nacional de Migración (INM), pero al cierre de la nota no había recibido respuesta.

Al tener conocimiento del motín, al lugar se desplazaron dotaciones de la Guardia Nacional, Policía Municipal de Tenosique, Protección Civil, Cruz Roja y bomberos.

Lee: Hacinados, migrantes en albergues de Ciudad Juárez enfrentan crisis por coronavirus

La Fiscalía General del Estado de Tabasco investiga los hechos. 

Las oficinas en México de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) lamentaron el fallecimiento en Tenosique.

A través de un comunicado, hicieron un llamado a las autoridades competentes a investigar y esclarecer la muerte de una persona y las lesiones de otros 13, presuntamente ocurridas en el marco de un motín e incendio en la estación migratoria.

De acuerdo con las agencias de la ONU, este se dio por la incertidumbre y preocupación ante la emergencia sanitaria por el COVID-19 y la imposibilidad de retornos por el cierre de fronteras de algunos países.

ACNUR acudió a la estación migratoria y gestionó el traslado de 42 solicitantes de asilo a un albergue, desde donde podrán continuar su procedimiento ante la COMAR.

La Agencia apoya a las autoridades del INM y la COMAR en la salida de personas solicitantes de asilo de las estaciones migratorias para que puedan continuar con su procedimiento de asilo sin estar detenidas.

“En el actual contexto por la pandemia de COVID-19, es primordial que todas las instituciones dedicadas a la seguridad de las personas actúen en línea con los más altos estándares de derechos humanos, lo cual ayuda a limitar el riesgo de contagios”, sentenció.

“Lamentamos mucho la pérdida de vida y las personas heridas. Es importante que las autoridades investiguen lo ocurrido”, dijo Pierre-Marc René, vocero de Acnur en México.

Ese mismo día, la institución de la ONU que atiende a refugiados, junto con la OIM, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la OMS hicieron público un comunicado en el que instaban a liberar “sin demora” a refugiados y migrantes.

El descontento se había extendido en las últimas semanas entre los extranjeros encerrados en estaciones migratorias. La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha sacudido el proceso migratorio y ha dejado en una situación todavía más vulnerable a los extranjeros que atraviesan México con destino a Estados Unidos. 

Por un lado, Washington anunció que deportará sin pasar por los centros de detención ni tramitar peticiones de refugio. Una medida que México acepta, recibiendo no solo a connacionales, sino también a hondureños, guatemaltecos y salvadoreños. Se trata del mismo modelo del programa “Remain in Mexico” solo que ya no son solicitantes de asilo sino deportados.

Por otro, las fronteras de Centroamérica están cerradas y únicamente Guatemala permite la llegada de autobuses con retornados procedentes de México. El lunes, de hecho, 437 guatemaltecos fueron devueltos por el INM, según datos de las autoridades centroamericanas. 

Ante la imposibilidad de ser devueltos a sus países de origen, los migrantes en situación irregular se encuentran entonces atrapados. Ni los deportan ni les permiten estar en libertad. Esto ha provocado que se extienda el miedo a ser contagiados por coronavirus en un ambiente cerrado y con gran afluencia de personas como las estaciones migratorias. 

El domingo se registró otro motín en la estación migratoria de Villahermosa, según denunció Ramón Márquez, director del albergue La 72 de Tenosique. “Esto era esperable. Están moviendo a la gente en lugar de ofrecer respuestas. Aquí hay una responsabilidad compartida de organismos internacionales, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y del INM, que es el principal responsable”, dijo.

En opinión del activista, que fue de los primeros en personarse ante la estación migratoria, las condiciones de hacinamiento se han venido deteriorando en los últimos tiempos sin que nadie haya hecho nada por impedirlo. 

Organizaciones de la sociedad civil que participan en el colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano emitieron un comunicado por el que instaron a poner fin a las detenciones por razones migratorias y a liberar a los encerrados en los centros de detención; acceso a los servicios médicos; acciones contra la xenofobia; trámites de regularización y protección a la población mexicana que se encuentra en otros países.

Recientemente, la CNDH emitió una recomendación en la que instaba al INM a no permitir el hacinamiento en las estaciones migratorias para evitar el contagio entre migrantes y trabajadores de los centros de detención. El INM respondió que desde enero se habían   desarrollado las acciones recomendadas por la secretaría de Salud para abastecerse de insumos como jabón y gel antibacterial. 

Hubo muchas señales previas. Ahora faltan las respuestas oficiales. Tendrán que explicar por qué a pesar de todas las advertencias, un hombre que llegó a México pidiendo protección ha terminado muerto en un centro de detención para personas que, según la ley mexicana, no han cometido ningún ningún delito. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La 'nueva fase' de coronavirus de EU y por qué es una amenaza mayor que cuando empezó la pandemia

Estados Unidos se encuentra en una peligrosa fase de la pandemia, según la coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19, la doctora Deborah Birx.
3 de agosto, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla y bandera de EE.UU. detrás.

Getty Images

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha entrado en una “nueva y peligrosa fase”.

Así lo advirtió la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19.

La enfermedad está “extremadamente extendida” en el país y actualmente supone una amenaza mayor que cuando comenzaron los primeros brotes, a principios de año, dijo Birx el domingo.

Hasta este 3 de agosto, EE.UU. había registrado el mayor número de casos y muertes atribuidas al coronavirus de todo el mundo.

Según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, la primera economía mundial ha confirmado más de 4,6 millones de contagios y 155.165 muertes.

A nivel mundial, se han contabilizado más de 18 millones de casos y más de 690.000 fallecimientos hasta este 3 de agosto.

¿En qué consiste la “nueva fase”?

Hay una clara diferencia que marca esta nueva etapa en la que ha entrado Estados Unidos: las zonas afectadas.

Ya no solo son las zonas urbanizadas las más golpeadas, sino múltiples y diferentes áreas por todo el país.

“Esta epidemia ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana”, destacó el domingo Birx en el programa State of the Union, de la cadena CNN.

""La epidemia en EE.UU. ahora mismo es diferente y está más extendida. Y es tanto rural como urbana"", Source: Deborah Birx, Source description: Coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la covid-19., Image: Deborah Birx

Birx lanzó una advertencia a las comunidades rurales por el escepticismo que mostraron algunas de ellas a la llegada del virus a sus zonas.

“A todo aquel que vive en un área rural: no eres inmune ni estás protegido contra este virus“, espetó.

La asesora de la Casa Blanca insistió en la necesidad de portar mascarilla, incluso dentro de la propia vivienda si hay personas de riesgo y se está en una zona donde se haya producido un brote.

También manifestó su preocupación por la gente que se está yendo de vacaciones a puntos con un alto número de casos, haciendo referencia a las visitas que ha realizado a 14 estados en las últimas tres semanas.

“A medida que viajaba por el país, vi a todo Estados Unidos moviéndose (…) Si usted ha decidido irse de vacaciones a un lugar muy afectado, necesita volver y proteger a aquellos con comorbilidades y asumir que está contagiado”.

Click here to see the BBC interactive

La epidemia de coronavirus en Estados Unidos ha avanzado durante estos últimos meses, especialmente en estados del sureste y medio oeste.

Si en marzo y abril, Nueva York y Nueva Jersey, en la costa este, eran los puntos más vapuleados por el virus, en las últimas semanas se han dado preocupantes aumentos de casos y muertes en California, Florida o Texas.

“Nosotros subimos mucho cuando el área metropolitana de Nueva York era el epicentro del brote. Luego las curvas comenzaron a descender de vuelta, pero no como sucedió en otros países (…) Nunca llegamos a descender a un punto realmente bajo”, explicaba el 30 de julio Anthony Fauci, el científico jefe del equipo especial contra el coronavirus de la Casa Blanca, en entrevista con la BBC.

“Cuando levantamos algunas restricciones con el objetivo de reactivar la economía en ciertas regiones del país, algunos estados del sur como Florida, Texas, Arizona o el sur de California empezaron a sufrir contagios. Entonces la base pasó de 20.000 casos diarios, a 30.000, 40.000, 50.000, 60.000 e incluso 70.000 pacientes diarios”, añadió.

Hombre con cartel pidiendo la vuelta al trabajo.

Getty Images
La pandemia ha asestado un duro golpe a la economía estadounidense, con la consecuente pérdida de empleos.

Desde entonces, la mayor preocupación del gobierno es controlar esa situación pero también la de otras regiones que parecen empezar a atravesar lo que pasaron los estados del sur, puntualizó el experto.

Según datos recopilados por The New York Times, el país registró más de 1,9 millones de nuevos contagios en julio, cerca del 42% de los más de 4,5 millones de casos confirmados en todo el país desde que comenzó la pandemia y más del doble que cualquier otro mes.

Expertos en salud pública que vinculan el aumento de casos con la reapertura temprana han pedido nuevas medidas, si bien también continúan los llamados para seguir por el camino de la “nueva normalidad”, entre ellos, por parte del propio presidente.

Trump insiste en que el repunte de casos se debe al aumento en el número de pruebas realizadas y aboga por reabrir los colegios próximamente.

“Gran parte de nuestro país está muy bien”, aseguró Trump la noche del domingo, en claro contraste con la opinión manifestada por su asesora.

Disputa política

El presidente fue más allá este lunes y criticó abiertamente las declaraciones de Birx en televisión y calificó su intervención de “patética”.

Birx y Trump.

Getty Images
Desde el Partido Demócrata se ha criticado a Birx, vinculándola a la “campaña de desinformación” de Trump.

Trump consideró que Birx había cedido a la presión por parte de los demócratas, en referencia a las críticas que trascendieron contra la doctora.

“Deborah mordió el anzuelo y nos golpeó. ¡Patético!“, señaló el mandatario en Twitter este lunes.

La líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, criticó a Birx por su supuesta disposición a adaptar su mensaje para conseguir el apoyo de Trump.

“Creo que el presidente está difundiendo desinformación sobre el virus y que ella es su responsable, así que no tengo ninguna confianza“, señaló Pelosi en la cadena ABC.

Birx, por su parte, ha defendido que sus decisiones siempre se han basado y se basan en la ciencia.

Mujer con mascarilla en Miami Beach.

Getty Images
Ante el repunte de casos en lugares como Miami, las autoridades impusieron la orden de portar mascarillas.

Mientras continúa la disputa política, una nueva proyección de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que el número de muertos por la crisis del coronavirus puede superar los 180.000 en el país para el 22 de agosto.

Y la sociedad sigue dividida en torno a la crisis, con cuestiones como portar una mascarilla, una práctica que los expertos recomiendan encarecidamente para frenar la propagación del virus pero que en Estados Unidos se ha convertido en un asunto extremadamente politizado.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

https://www.youtube.com/watch?v=Nu-srgsjjtE

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.