Solidaridad por el COVID-19: el activismo digital de Frena la Curva
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Solidaridad en tiempos del COVID-19: Ciudadanos apoyan a otros con la plataforma Frena la Curva

La plataforma Frena la Curva articula iniciativas solidarias que han surgido contra la crisis por el COVID-19, para que la ciudadanía sepa dónde y cómo apoyar.
Cuartoscuro
11 de abril, 2020
Comparte

Apenas han pasado algunos días desde los primeros contagios de COVID-19 en México y ya han surgido iniciativas espontáneas de solidaridad, como grupos de apoyo psicológico, vecinos que se ofrecen a hacer compras por las personas mayores o makers que están elaborando material médico con impresoras 3D.

Debido a que las iniciativas son tan variadas y son realizadas por ciudadanos o pequeños negocios, en ocasiones es difícil que estas se articulen para trabajar en conjunto, o las personas no llegan a enterarse de cómo y dónde pueden ayudar.

Por ello, un grupo de comunicadores sociales y especialistas en innovación tecnológica creó la plataforma Frena la Curva, en la que se vincula a personas o negocios que requieren apoyo con grupos de voluntarios, ofrece información verificada y comparte actividades y consejos para hacer más ameno el tiempo en casa.

Te puede interesar: #MiBarrioMeRespalda: apoya a trabajadoras sexuales, personas de la calle y presos durante aislamiento por COVID-19

Una ola de solidaridad

Frena la Curva nació el 12 de marzo Aragón, España, donde las autoridades locales crearon un portal para reunir toda la información sobre los servicios que se estaban brindando durante la emergencia sanitaria.

El Laboratorio de Aragón Gobierno Abierto decidió abrir la página a la ciudadanía para que se publicaran los anuncios de los grupos de ciudadanos que ofrecen apoyo para fabricar material médico que donan a hospitales o que ayudan a sus vecinos para que las personas más vulnerables al COVID-19 puedan permanecer en casa.

Raúl Olivan, creador de Frena la Curva, explica a Animal Político que ante la situación por los contagios de coronavirus en España hubo una ola de solidaridad enorme “y había que canalizarla para que la sociedad civil pudiera encausar toda la energía de tal forma que fuera complementaria a la estrategia del gobierno”.

La página fue conformada como un repositorio de iniciativas ciudadanas ordenadas por categorías: consejos para trabajo a distancia, cuidado de niños en casa, información oficial, apoyo psicológico, consejos para el autocuidado en casa, entre otras.

Hasta el momento, Frena la Curva España tiene más de 600 iniciativas inscritas y ha resultado tan exitosa para vincular el apoyo con las necesidades de profesionales de la salud y ciudadanos que ya se ha replicado en varios países de Latinoamérica, entre ellos México, Colombia y Argentina.

Lee más: Tras contagio en tigre de NY, Semarnat pide a zoológicos y unidades animales reforzar medidas contra COVID-19

Activismo digital para responder a desastres

Luis Hernaldo Aguilar trabaja en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y participa como voluntario coordinando el proyecto Frena la Curva en Colombia.

Como parte de la OMS, Aguilar Ramírez ha participado en la atención de la población en desastres como el terremoto de Haití en 2010 y la epidemia de ébola en África Occidental en 2014, de las que ha recuperado buenas prácticas para implementar en esta pandemia.

“Lo que estamos haciendo es aplicar el modelo comando incidentes para organizar a los voluntarios que trabajan siguiendo los principios humanitarios de neutralidad, humanidad, imparcialidad e independencia”, cuenta en entrevista con Animal Político.

En el caso de este país, Luis Hernaldo explica que Frena la Curva trabaja con la iniciativa Colombia cuida Colombia, conformada por empresas nacionales con responsabilidad social, que brindarán asistencia alimentaria para al menos 10 millones de personas en las siguientes semanas.

Al igual que en España, Frena la Curva Colombia se encuentra trabajando en identificar recursos útiles para pasar la cuarentena, crear alianzas e identificar a proveedores de material de protección para médicos que puedan requerirlo.

También han permitido que los ‘makers’ que se encuentran apoyando en la elaboración de equipo de protección con impresoras 3D tengan las especificaciones técnicas de los materiales que fabrican, para que estos cumplan con las normas de seguridad.

“Vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para entre todos decirle bye bye al coronavirus”, afirma.

Entérate: Dónde y cómo ver las celebraciones de Semana Santa ante la contingencia por el COVID-19

Mapeo de necesidades

Frena la Curva México lleva dos semanas funcionando y, hasta el momento, hay más de 100 iniciativas inscritas, que ofrecen apoyo para las clases a distancia de los niños, para el autocuidado, talleres de diferentes actividades y la vinculación entre necesidades y voluntarios.

Roxana de la Fuente, una de las coordinadoras del proyecto, explica que con él se busca “que la gente se conecte y se sume. Empezar a impulsar todo lo que la gente está haciendo y conectarlo para que no sean iniciativas aisladas, sino que todo vaya sumando”.

“Todo es para prevenir e irnos ayudando, a partir del aprendizaje de lo que está pasando en España. Ellos han canalizado y potenciado las iniciativas ciudadanas frente a la emergencia que están viviendo y hay que aprender de ello”, señala.

Además de la plataforma donde se puede encontrar la lista de iniciativas de apoyo por la contingencia de COVID-19, Frena la Curva México presentó un mapa que permite ubicar territorialmente cada proyecto, para que las personas cercanas a él conozcan su existencia y puedan vincularse.

De acuerdo con Rosa Cristina Parra, otra de las coordinadoras de Frena la Curva México, esto permitirá que se fortalezcan las iniciativas de cada rincón del país y que no se centralice el apoyo únicamente en las grandes ciudades.

“El siguiente mes va a representar un reto complejo y vamos a tener que generar iniciativas creativas, por eso estamos organizándonos de tal forma que podamos ayudarnos a conectar con el mayor número de personas y canalizar los apoyos a donde más se necesite”, apunta.

Rodolfo Ferro, quien ha coordinado al equipo que puso en marcha la plataforma Frena la Curva México, explica que el sistema de mapeo Ushahidi permitirá a las personas voluntarias hacer contacto con aquellas que solicitan apoyo, sin vulnerar la privacidad de datos y la seguridad.

“Puede suceder que alguien quiera aprovecharse de saber que alguien está vulnerable para cometer un delito, por eso lo que se muestra en el mapa es un punto de 200 metros de radio en el que se encuentra la necesidad, y para poder apoyar en ella se requiere de una comunicación previa con el solicitante”, explica.

Cualquier persona puede dar de alta su iniciativa o alguna que vea anunciada, para que tenga un mayor alcance de difusión entre la comunidad. Posteriormente, los administradores de Frena la Curva limpian y actualizan el contenido.

Te puede interesar: Salud y Turismo emiten protocolo en hoteles para que atiendan a turistas varados por pandemia

“No hay tiempo de bajar la guardia”

La plataforma ha resultado tan exitosa que ya se encuentra presente en otros países como Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Uruguay, Francia y Polonia.

Ivanna Díaz, coordinadora de Frena la Curva Argentina, dice que ha sido un proyecto interesante, pues la pandemia sucedió en un contexto donde la tecnología juega un papel muy importante.

“Lo que la pandemia pone en escena es la necesidad que tenemos de empezar a pensar los vínculos personales desde otro lugar, en otras formas de economía. Tenemos que pensar en procesos que tengan sostenibilidad en el tiempo y que apelen a la solidaridad y la colaboración”, señala.

Luis Hernaldo Aguilar explica que esta sostenibilidad es importante para que no exista un pico de participación voluntaria y posteriormente el abandono por parte de las personas.

Como testigo de la mitigación del brote de ébola de 2014 en África Occidental, Luis Hernaldo sabe que “vamos a lograr salir de esta, pero solo si nos adherimos a las recomendaciones que nos da la comunidad científica. No hay tiempo de bajar la guardia”.

“La humanidad tiene la capacidad de hacerlo, ya lo hemos hecho, gracias al cielo he sido testigo de cómo se logra y por eso es importante esta iniciativa y el resto que surjan para ayudarnos a permanecer en casa”, señala.

Para dar ánimos, Aguilar comparte un video en el que habitantes de Sierra Leona cuando se declaró al país libre de ébola.

“Como sociedad estamos enfermos y tenemos un tratamiento médico que seguir, el aislamiento. Frena la Curva es una iniciativa que ayuda a la adherencia a ese tratamiento, que si seguimos, probablemente todo va a estar mejor”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 virus potencialmente mortales para los que no existe vacuna y cómo aprendimos a convivir con ellos

Aunque muchos esperan que la pandemia de COVID-19 quede atrás gracias a una vacuna, lo cierto es que hay otras alternativas. De hecho, el mundo enfrenta desde hace décadas otros virus mortales para los cuales no ha sido posible dar con esta solución.
4 de junio, 2020
Comparte

Millones de personas alrededor del mundo tienen depositadas en el desarrollo de una vacuna sus esperanzas de dar por superada la pandemia de covid-19.

Los expertos han advertido que, incluso acelerando el paso, el desarrollo de una vacuna puede requerir mucho tiempo o, peor aún, simplemente no ocurrir.

“Podría convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades y estos virus pueden no irse nunca”, dijo a mediados de mayo el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan.

Aunque la posibilidad de tener que convivir con este virus puede resultar desoladora para muchos en un momento en el cual el número de contagios confirmados supera los 5,4 millones y la cifra de muertes ronda los 350.000, en realidad, no sería un caso aislado.

La búsqueda de una vacuna puede extenderse por años y décadas.

Personal médico vistiendo equipo de protección personal en Benin.

Reuters
La alta tasa de mortalidad de la enfermedad del Ébola obliga a extremar las medidas de control sanitario.

En algunos casos, ese proceso resulta inútil, mientras que en otros termina por rendir buenos frutos. Eso es lo que justamente acaba de ocurrir con el virus del Ébola.

Detectado por primera vez en 1976 y con una tasa de letalidad del 50%, no ha sido sino hasta este año cuando en algunos países y bajo el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido autorizada una vacuna para prevenirlo.

BBC Mundo te cuenta de otros cuatro virus potencialmente mortales con los que no se ha corrido todavía con la misma suerte, pero con los que se han encontrado maneras de convivir.

1. VIH

Han pasado más de 30 años desde que los científicos lograron aislar el VIH, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

Su aparición causó gran alarma pues durante años su contagio equivalía a una sentencia de muerte.

Este virus ha sido el causante de la muerte de más de 32 millones de personas, de acuerdo con cifras de la OMS.

Tom Hanks y Denzel Washington en una escena de la película Philadelphia.

Columbia TriStar
Protagonizada por Tom Hanks y Denzel Washington, la película Philadelphia fue una de las primeras en abordar el tema del VIH y su estigmatización social.

También tuvo un impacto significativo en la vida cotidiana de las personas pues obligó a modificar algunos hábitos sexuales, debido a que esta era una de sus principales vías de contagio.

El hecho de que muchas de sus primeras víctimas de mayor renombre fueran hombres homosexuales también hizo que inicialmente la enfermedad acarreara un fuerte estigma social, al punto que algunos medios se referían al sida como “el cáncer gay”.

Casi cuatro décadas más tarde aún no existe una vacuna para el VIH y, con unos 40 millones de personas contagiadas alrededor del mundo, este virus está lejos de desaparecer.

Sin embargo, el desarrollo de mejores métodos de prevención del contagio y de tratamientos que le restan letalidad ha llevado a que la infección por VIH se convierta en un problema de salud crónico que no impide a los afectados llevar una vida normal y saludable.

Recientemente, además, se han producido dos casos de personas que se curaron a través de un tratamiento con células madre.

No obstante, los expertos alertan que esta terapia es muy arriesgada y no puede aplicarse de forma genérica para tratar todos los casos de VIH.

2. Gripe aviar

Desde finales de la década de 1990 se han detectado dos cepas de gripe aviar que infectaron y causaron la muerte de muchas personas.

Gallinas.

AFP
Los brotes de gripe aviar obligaron a sacrificar miles de aves.

Se trata de virus que se transmiten entre las aves y que éstas, a su vez, los pasan a los humanos a través del contacto directo o con objetos contagiados con las heces de animales enfermos.

En 1997, se detectaron en Hong Kong los primeros casos de infección por el virus H5N1, que llevaron a sacrificar a todos los pollos de la isla.

Desde entonces, se han reportado casos en más de medio centenar de países en África, Asia y Europa con una tasa de letalidad en humanos de 60%.

La cepa A H7N9 fue detectada por primera vez en mayor de 2013 en China, donde desde entonces se han reportado algunos brotes esporádicos.

Según la OMS, entre 2013 y 2017 hubo unos 1.565 contagios confirmados en humanos, de los cuales falleció el 39%.

Pese a que ambas cepas tienen una alta tasa de letalidad, de acuerdo con la OMS, es inusual que estos virus se contagien por el contacto de persona a persona.

Una vez que esto quedó comprobado, fue más fácil frenar su propagación.

3. SARS

Identificado por primera vez en 2003, el SARS-CoV es un tipo de coronavirus que -según se cree- fue transmitido a los humanos por algún animal, probablemente un murciélago.

Imagen de un murciélago con tapaboca.

EPA
Al igual que con el covid-19, se cree que el virus causante del SARS procede de un murciélago.

Los primeros contagios se registraron en 2002 en la provincia china de Cantón.

Este virus fue causante de una epidemia de síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) que en 2003 afectó a 26 países con un total de más de 8.000 casos.

Desde entonces, se han registrado un pequeño número de contagios.

A diferencia de la gripe aviar, este virus se transmite fundamentalmente por contacto humano y, de hecho, muchos de los casos se produjeron en centros sanitarios, debido a que no se habían tomado las precauciones necesarias para evitar su propagación.

Según la OMS, una vez que estas medidas se adoptaron se puso fin a la epidemia en julio de 2003.

Para entonces, se habían confirmado más de 8.400 casos, causantes de unas 916 muertes, con una tasa de letalidad en torno al 11%.

4. MERS

El MERS-CoV es también un tipo de coronavirus. Fue detectado por primera vez en 2012 y es el causante de una enfermedad conocida como síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés).

Un conjunto de personas con mascarillas en Corea del Sur.

EPA
Las epidemias de SARS y MERS popularizaron, como medida preventiva, el uso de mascarillas en muchos países de Asia.

Se trata de un virus con una alta tasa de letalidad: entre los 2.494 casos confirmados que se habían producido en el mundo hasta noviembre de 2019, se habían reportado unos 858 fallecidos.

El virus fue detectado por primera vez en Arabia Saudita pero luego se hallaron casos en 27 países, incluyendo 12 de Medio Oriente.

Según la OMS, la mayor parte de los casos detectados en países fuera de Medio Oriente se trataba de personas que se habían contagiado en esa región.

El virus se transmite fundamentalmente de animales a personas y, concretamente, se cree que los dromedarios son la principal fuente de contagio.

La propagación entre humanos no es frecuente, a menos de que haya un contacto estrecho sin medidas de profilaxis adecuadas.

En el caso del MERS, al igual que en el del SARS, tras haberse logrado el control de las epidemias se suspendieron los esfuerzos para desarrollar vacunas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.