Trabajadores de Grupo Salinas denuncian casos de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Trabajadores de Grupo Salinas denuncian casos de COVID-19 tras ser obligados a ir sus oficinas

Los casos se han reportado especialmente entre empleados de Banco Azteca, TV Azteca y ADN 40; no ha permitido a la mayoría ausentarse de sus lugares de trabajo, y sólo ha contratado equipos de limpieza que han ingresado a sanitizar las oficinas.
Cuartoscuro
19 de abril, 2020
Comparte

Obligados a continuar yendo a sus oficinas todos los días, empleados de Grupo Salinas han dado positivo a COVID-19, de acuerdo con testimonios de trabajadores recogidos por Animal Político.

Los casos se han reportado especialmente entre empleados de Banco Azteca, TV Azteca y ADN 40 y fueron informados por los mismos directores de área al personal que está a su cargo.

Aun cuando la empresa propiedad de Ricardo Salinas acusó el viernes a las autoridades de Salud de mentir sobre la información de la pandemia, los trabajadores de Grupo Salinas fueron informados por sus mandos, al menos, de cuatro casos positivos en las direcciones de Banca Digital, Auditoría, Normatividad y Mercadotecnia de Banco Azteca, ubicadas en el edificio corporativo de Avenida Insurgentes Sur, conocida como Torre Esmeralda, donde laboran alrededor de 2 mil personas.

Lee: TV Azteca llama a no hacerle caso a Hugo López-Gatell; AMLO pide seguir las recomendaciones

Entre los contagiados también hay un camarógrafo de ADN 40 -quien ya está en recuperación en su casa, según confirmó él mismo-; su caso motivó que un grupo de reporteros y editores fueran enviados a aislamiento y se hicieran también pruebas de coronavirus.

Por su parte, un conductor de un programa de TV Azteca y un comentarista deportivo de ADN 40 hicieron público en medios y redes sociales que dieron positivo a la enfermedad.

Este sábado, el Alcalde de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca, dio a conocer más casos de contagio en una tienda de Salinas & Rocha.

De acuerdo con los testimonios, aun con los casos de contagio, Grupo Salinas no ha permitido al grueso de los trabajadores ausentarse de sus lugares de trabajo, y sólo ha contratado equipos de limpieza que han ingresado a sanitizar las oficinas.

Un trabajador de Banca Digital relató que el director de esa división, Juan Carlos Arroyo, les comunicó esta semana de un caso positivo de coronavirus entre el personal a su cargo.

“Nos dijo que un compañero había dado positivo en COVID-19. Después de eso, fue uno de Protección Civil de Grupo Salinas y dijo que iban a hacer los protocolos para sanitizar su lugar, que nosotros mantuviéramos la calma, que no pasaba nada, el mismo discurso que dio Ricardo Salinas: que se moría más gente por infartos o por diabetes y que estuviéramos tranquilos, que tal vez nos iba a dar, pero que a algunos les iba a dar una ‘gripita’ y a otros sí les iba a dar como se ha visto en los medios”, relató.

“En la misma junta estaba el psicólogo de Grupo Salinas, nos dijo: ‘vamos a estar abiertos para ayudarlos, sin miedo, si quieren platicar conmigo; no pasa nada, ustedes manténgase positivos: si están positivos, su sistema inmunológico va a estar alto y el virus es probable que no les haga nada; si están preocupados, cansados, el virus los va a atacar más fuerte’”.

Lee: Salinas Pliego critica aislamiento por COVID-19 y pide a la gente no frenar actividad económica

El empleado, que pidió proteger su identidad, dijo que, pese a que directivos les confirmaron el caso de COVID-19 en su área, el resto de los empleados deben seguir presentándose a las mismas oficinas.

“Todo sigue igual; nos pidieron, en caso de que presentemos algún síntoma, ir con nuestro doctor particular o con el doctor de la empresa y ya. Y así estás sentenciado, ¿no?, ahora sí que en la empresa nada más están esperando en qué momento llegamos a presentar síntomas”, comentó.

“Cuando ves que está todo igual, te da coraje de que te traten como estúpido, es la palabra; dicen que se muere más gente por diabetes o por infartos, pero un infarto no se transmite de persona a persona y para la diabetes hay insulina, para esto aún no hay nada. Los compañeros están sacados de onda, los que estamos en la parte más baja de la cadena decimos: a ver a qué hora nos toca, les valemos completamente madres; yo creo que el 95% de los que estamos ahí podríamos hacer nuestro trabajo desde casa sin problema, es por lo que la mayoría está enojada, y no nos lo permiten”.

Apoyarán a empleados, no a familiares 

Otro trabajador relató que el director general de Auditoría de Banco Azteca, Javier Ferrer, le comunicó por videoconferencia al personal que la corporación apoyaría con gastos a los empleados que contraigan la enfermedad, pero no a sus familiares, si es que éstos resultaran contagiados por haber entrado en contacto con los trabajadores enfermos.

“El director de Auditoria hizo una videoconferencia por Zoom y los compañeros preguntaron qué iba a pasar si a nosotros nos llegaba a dar coronavirus, y dijo que el Grupo se iba a hacer responsable de nosotros, pero, si contagiabas a alguien de tu familia, a tu mamá, a tu papá, ya no se iban a hacer responsables”, recordó el empleado, que también solicitó reservar su nombre.

Animal Político intentó contactar vía correo electrónico a tres directivos: Tristán Canales, vicepresidente de Información y Asuntos Públicos de Grupos Salinas; Bruno Rangel, director de Relación con Inversionistas y Finanzas, y Luciano Pascoe, vocero de Grupo Salinas y director general de ADN 40, pero ninguna respondió la petición de información.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las elecciones más cruciales en América Latina en 2021 (y por qué pueden definir el rumbo de la región)

Castigados por la pandemia y la crisis económica, y en el marco de un amplio descontento popular, varios países latinoamericanos irán a las urnas en el correr del año.
2 de enero, 2021
Comparte

Más pobres, vulnerables y ansiosos que unos meses atrás, millones de latinoamericanos buscarán responder en 2021 algo urgente: ¿quién puede sacarlos del pozo en que se encuentran?

La pregunta dominará las elecciones que varios países de América Latina prevén celebrar en el transcurso del año, tras la muerte y devastación causada por la pandemia de covid-19.

Los datos estremecen: la región sufre la que ha sido llamada supeor contracción económica en un siglo, cercana a 8% en 2020, con unos 40 millones de personas entrando en la pobreza.

Los expertos anticipan que en este contexto puede acentuarse un fenómeno que ya se veía en Latinoamérica antes de la pandemia: la tendencia a cambiar de gobernantes, que pagarán el costo de la crisis ya sean de izquierda o derecha.

“Las elecciones van a ser un soberano voto de castigo para los gobiernos“, le dice Carlos Malamud, investigador principal para la región del Real Instituto Elcano, a BBC Mundo.

Otros advierten que la situación puede propiciar incluso el surgimiento de líderes populistas y de nuevas protestas callejeras: el rumbo político de la región puede definirse en 2021 tanto en las urnas como en las calles.

Entre febrero y noviembre

El calendario electoral latinoamericano 2021 tiene una primera entrada en Ecuador el 7 de febrero.

En la disputa están el banquero y empresario Guillermo Lasso, el líder indígena Yaku Pérez y el economista Andrés Arauz, un delfín del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017), cuya condena por un caso de corrupción le impidió ser candidato a vicepresidente.

Una manifestación en Quito

EPA
Ecuador tiene previsto celebrar elecciones en febrero.

Con opciones tan diferentes en medio de la crisis económica y un gran descrédito de las instituciones, la elección ecuatoriana puede ser un anticipo de lo que ocurrirá luego en otros países de la región.

En el vecino Perú, sacudido por la pandemia y una fuerte inestabilidad política que le ha llevado a tener tres presidentes distintos durante 2020, las elecciones generales están marcadas para el 11 de abril.

La crisis de liderazgo peruana ha derivado en la preparación de más de una veintena de candidaturas presidenciales, ninguna con una mayoría clara en las encuestas, que marcan una amplia indecisión o apatía de los votantes.

Otro país con un complejo panorama es Chile, que tiene elecciones previstas para el 21 de noviembre, tras la gigantesca ola de protestas callejeras de 2019 y la elección por voto popular de una convención constituyente en abril próximo.

Las encuestas marcan como principales precandidatos chilenos al alcalde comunista Daniel Jadue, al alcalde conservador Joaquín Lavín y a la diputada Pamela Jiles, aunque el escenario puede variar en los próximos meses.

Dos mujeres se abrazan durante las celebraciones en Chile por la victoria del Apruebo

Reuters
Chile irá a elecciones mientras redacta una nueva Constitución.

En noviembre también hay elecciones previstas en Honduras y Nicaragua, donde analistas anticipan que el presidente Daniel Ortega buscará pasar a su esposa Rosario Murillo el poder que ejerce desde 2007, según sus opositores en base a fraudes electorales.

Además, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Fernández en Argentina tendrán tests de popularidad en junio y octubre respectivamente, con elecciones legislativas de mitad de mandato previstas en sus países.

Entre protestas y populismos

La crisis de América Latina plantea en algunos países una necesidad de reformular el contrato social, lo cual es “una buena oportunidad para evitar el surgimiento de opciones populistas, que las va a haber de todos los colores”, sostiene Malamud.

El malestar social a lo largo de la región quedó de manifiesto en noviembre con las protestas masivas en Perú, que causaron la caída de un presidente, y en Guatemala, que acabaron con el Congreso en llamas y la suspensión de un proyecto de presupuesto para 2021.

Guatemala

Reuters
El malestar social latinoamericano se expresó en protestas como las que estremecieron a Guatemala e noviembre.

Marta Lagos, directora de la encuesta regional Latinobarómetro, cree que las protestas en la región van a resurgir cuando los gobiernos decidan acabar con las ayudas sociales que implementaron ante la pandemia.

“Se pueden producir inestabilidades si los gobiernos no logran entender, y los nuestros claramente no han entendido todavía, en qué consiste la demanda (de ayudas sociales): ellos creen que es una demanda pasajera y la pandemia la ha transformado en una demanda permanente“, le dice Lagos a BBC Mundo.

A su juicio, esto puede llevar al ascenso de líderes populistas en la región.

Los pueblos van a privilegiar el presente, que nunca ha sido tan importante como en la pandemia“, señala. “Y el populismo es el presente: tratar de parchar lo inmediato sin ninguna visión de futuro”.

“Por lo tanto”, agrega, “la probabilidad de que surjan candidatos populistas es muy alta”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4HQthYFZQw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.