Durante la emergencia ¿tu patrón puede despedirte o pagarte menos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Durante la emergencia por COVID-19 ¿tu patrón puede despedirte o pagarte menos?

Luego de que se declaró emergencia sanitaria por COVID-19, surgieron dudas sobre si eso implicaba despidos o reducción de sueldos. Te contamos.
Carlo Echegoyen
Por Tania Casasola y Gonzalo Ortuño
1 de abril, 2020
Comparte

No hay motivo legal para dejar de pagar el sueldo completo a los trabajadores ante la emergencia sanitaria por el COVID-19 que decretó el 30 de marzo el gobierno federal, aseguraron especialistas en derecho laboral, ante posibles despidos, reducción de salarios o recorte de personal.

El abogado laboralista y asesor sindical Felipe Ortuño, así como el académico de la Ibero y socio director de Monsalvo Abogados, Luis Monsalvo Álvarez, explicaron que ninguna autoridad ha decretado que se suspendan las relaciones colectivas o individuales de trabajo.

Además, no se decretó una “contingencia sanitaria”, cuyo término se menciona en la Ley Federal de Trabajo, sino una “emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor”. 

Lee: Declaran emergencia sanitaria por COVID-19; Salud extiende sana distancia hasta el 30 de abril

En 2009 cuando ocurrió la contingencia sanitaria por la influenza AH1N1, en la Ley Federal del Trabajo no había un marco regulatorio en caso de una contingencia o emergencia sanitaria. En 2012 se reformó la ley y se establecieron las reglas laborales que 11 años después deberán aplicarse. 

Lo que pidieron los empresarios 

Hace apenas unos días, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió al gobierno federal realizar una declaratoria oficial de contingencia sanitaria, al considerar que ello brindaría certeza a micros, pequeños y medianos empresarios, igual que a trabajadoras y trabajadores.

Con esta declaratoria, de acuerdo con la Coparmex, las empresas estarían obligadas a pagar a sus trabajadores por una indemnización de hasta 30 días de salario mínimo y cada empresa, según su capacidad económica, podría negociar un salario mayor al mínimo durante la suspensión de actividades, y las que por su muy precaria condición económica no pudieran pagar el mínimo, lo tendrían que acreditar.

Lo que hizo el Gobierno 

Finalmente lo que hizo el gobierno federal tras contabilizar 28 muertes y 1,094 casos positivos de COVID-19 fue decretar “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”.

El académico de la Universidad Iberoamericana, Luis Monsalvo Álvarez, señaló que lo que hizo el gobierno fue un juego de palabras entre emergencia sanitaria y contingencia sanitaria que sí hacen una diferencia.

La autoridad lo que hizo fue determinar una emergencia sanitaria por lo que el criterio de pagar un salario mínimo no es aplicable.

“El gobierno federal no lo quiere asumir por un tema de impacto económico y también político, no quiere que la iniciativa privada diga: ‘como el gobierno dijo que es contingencia sanitaria, tú trabajador ya te vas con tu salario mínimo porque entonces el responsable fue el gobierno’”, declaró el académico de la Ibero. 

La Ley Federal del Trabajo contempla varios artículos en los que se pueden suspender las relaciones laborales en caso de “contingencia sanitaria”, e incluso en el cual, los patrones pueden pagar solamente el salario mínimo a sus trabajadores por 30 días, para después despedirlos sin obligaciones legales. 

Por ejemplo, en el artículo 427 de dicha ley señala que las causas para la suspensión temporal de las relaciones de trabajo en una empresa o establecimiento es que la autoridad sanitaria competente, declare “casos de contingencia sanitaria.”

En este caso, Ortuño Hernández explicó que la máxima autoridad en el tema, el Consejo de Salubridad General, no ha declarado esta situación.

Entérate: Pese a emergencia sanitaria por COVID-19, el centro de la capital se resiste a encerrarse en casa

Ortuño detalló que las suspensiones de relaciones de trabajo, ya sea individuales o con sindicatos deben ser aprobadas por un tribunal o una junta laboral. 

El artículo 432 señala que el patrón deberá anunciar con toda oportunidad la fecha de reanudación de los trabajos. Dará aviso al sindicato, y llamará por los medios que sean adecuados, a juicio del Tribunal, a los trabajadores que prestaban sus servicios en la empresa cuando la suspensión fue decretada, y estará obligado a reponerlos en los puestos que ocupaban con anterioridad, siempre que se presenten dentro del plazo que fije el mismo patrón, que no podrá ser menor de treinta días, contado desde la fecha del último llamamiento. 

“Declarar contingencia permitiría legalmente a los patrones rescindir la relación de trabajo sin ninguna responsabilidad para ellos, eso es lo que pretende el sector empresarial grande”, expuso el abogado. 

En opinión del socio director de Monsalvo Abogados, las empresas grandes podrían no resentirlo tanto, pues tendrán las finanzas y las previsiones suficientes para hacer frente al golpe, pero ¿y las Pymes? “Considerando que en el país casi el 80% es una Pyme y vive al día, cómo dar un salario completo, la verdad es que están ante un panorama muy complicado”. 

¿Deben pagar los salarios completos? 

De acuerdo con los especialistas, hasta que no se decrete otra situación y de acuerdo con la ley, los trabajadores deberán seguir recibiendo su sueldo completo.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, aseguró que la declaratoria que acordó el Consejo de Salubridad General “de ninguna manera permite la aplicación del artículo (429 Bis de la Ley Federal del Trabajo, para el pago de un salario mínimo por un mes).

Lee: Personal médico se aísla de su propia familia para atender a pacientes y evitar contagios

Informó que los negocios deben pagar los salarios completos de sus trabajadores durante esta cuarentena, y que habría sanciones administrativas, o incluso penales para aquellos que incumplan con cierres de instalaciones y provoquen contagios de COVID-19.

El canciller fue cuestionado por la prensa respecto al artículo referente al trabajo para que las empresas pudieran limitar el salario de los trabajadores y solamente entregarles una indemnización. 

El artículo 429 de la Ley Federal del Trabajo indica que si las autoridades declaran la suspensión de labores por una contingencia sanitaria, el patrón estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes.

¿Ocurre hoy esto a partir de la declaración de emergencia?, cuestionó la prensa.

“No, según nos explicó la Secretaría del Trabajo, el consejero jurídico… Créeme que fue uno de los más largos debates, horas y horas, ya casi me aprendí de memoria los artículos, son 400 y tantos, porque esta declaratoria es de emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor y en ese caso la exposición legal no permite la aplicación del artículo que tú señalas. Empresa que lo intente, se va a enfrentar en el proceso laboral que va a perder, porque la ley es muy clara; además, no nos conviene, no les conviene a las empresas”, respondió Ebrard.

¿Pueden demandar quienes hayan sido despedidos? 

De acuerdo con los especialistas en materia laboral, todos los trabajadores que durante la pandemia hayan sido despedidos o sus salarios hayan sido reducidos sin un acuerdo previo pueden demandar.

“El problema es que no van a poder hacer nada, por la situación de emergencia. Lo importante ahora es lo que diga el Consejo de Salubridad General”, declaró Ortuño. 

¿Te despidieron injustificadamente por la emergencia de COVID-19? Cuéntanos

Monsalvo Álvarez dijo que una empresa que cierra está obligada a indemnizar a los trabajadores, pero si las Juntas de Conciliación están cerradas no se puede. ” La autoridad nos pone en un carril sin salida en este sentido”.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) detalló que ante un despido injustificado, las personas tienen dos meses para demandar, contados a partir del día siguiente del despido (en condiciones normales); en la situación actual de contingencia por COVID-19, el plazo comienza a correr cuando se levante la emergencia sanitaria

Teléfonos que no atienden 

El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los empresarios para pagar salarios a sus trabajadores, no llevar esta situación a los tribunales y puso a disposición de los trabajadores varios teléfonos para la gente que tenga dudas, ya sea que tengan una empresa o sean empleados.

Animal Político llamó a los teléfonos que dio el mandatario, dos de ellos de la Secretaría del Trabajo. Tras varios intentos, el primero marcaba ocupado, el segundo que tenía una extensión se cortaba inmediatamente que se marcaba. 

Al número que proporcionó para atender dudas sobre empresas que deben suspender labores respondió una grabación de la Secretaría de Economía indicando: “por el momento todos nuestros orientadores permanecen ocupados”, luego pidió grabar un mensaje en el que pedía nombre completo, estado del que se marca, número telefónico y la duda que se tenga. 

Sobre las dudas legales, de si se debe pagar el salario completo en lo que dura la contingencia o el mínimo (123.22 pesos diarios), es decir, 3 mil 696.6 pesos mensuales, el presidente dijo que es una cuestión de interpretación. 

“En cuánto a lo legal, es una cuestión de interpretación, en una reforma que se hizo a la Ley Federal del Trabajo se estableció que, en casos de emergencia sanitaria, se puede pagar salario mínimo durante un mes, pero hay en la misma Ley una norma que establece que es el salario completo”, dijo López Obrador. 

“Primero, no hay que llegar a los tribunales, es un exhorto, tiene que hacerse por humanismo, tiene que hacerse por fraternidad, por solidaridad, ese es el llamado que estamos haciendo”, pidió.

¿Qué hacer? 

Como cada empresa y negocio sabe sus condiciones laborales, lo mejor, de acuerdo con Monsalvo Álvarez y Felipe Ortuño, es lograr acuerdos entre patrones, trabajadores y sindicatos y evitar afectaciones de ambas partes, ya que para todos, las condiciones pueden ser críticas. 

Por ejemplo, la empresa que no pueda pagar un salario completo podría reducir la jornada de trabajo, es buscar qué opciones puede ofrecer. Recomendaron también estar atentos a las medidas que vaya anunciando el gobierno en caso de apoyos y cambios. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ómicron: las respuestas a las 5 preguntas más buscadas en Google sobre la nueva variante

Desde el anuncio del descubrimiento de esta nueva cepa de coronavirus, el interés por el tema se ha disparado en internet. Conoce qué saben los científicos hasta ahora.
7 de diciembre, 2021
Comparte

Tan pronto como ómicron fue clasificada como una variante de preocupación el 26 de noviembre, el interés en el tema se disparó en internet.

Según un informe de Google obtenido por BBC Brasil, “ómicron” fue el término que tuvo mayor crecimiento en el buscador.

Descubierta en Sudáfrica, la nueva variante ya se ha detectado en unos 40 países (incluidos Argentina, Brasil, Chile, México y España) y llama la atención por la cantidad y variedad de mutaciones genéticas que presenta.

Por ahora no se sabe a ciencia cierta cuánto más transmisible es ómicron, o si logra eludir la inmunidad obtenida a través de las vacunas o por la infección previa.

Se están realizando estudios que buscan comprender estos aspectos y los primeros resultados deberían publicarse este mes.

A continuación, las preguntas más populares en internet y las respuestas de los expertos.

1. ¿Qué significa ómicron?

Ómicrón es la decimoquinta letra del alfabeto griego.

Cuando comenzaron a aparecer las primeras variantes del coronavirus, los científicos adoptaron un sistema para clasificarlas.

Por lo tanto, el SARS-CoV-2, identificado por primera vez en Wuhan, China, se convirtió en la variante A.

A partir de entonces, a medida que se hallaron mutaciones en el virus, se dividieron con ese código. Así llegó la variante A.1, la A.2, la B.1.1, la C.30.1, y así sucesivamente.

Pero llegó un momento en que este sistema se convirtió en una auténtica sopa de letras (y números) que provocó una tremenda confusión para quienes no son expertos en la materia.

Este fue uno de los factores que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a crear un nuevo criterio a partir de mayo de 2021: las variantes de preocupación (conocidas por la sigla en inglés VOC, variant of concern) y las variantes de interés (VOI, variant of interest) pasaron a denominarse con una letra del alfabeto griego.

Como su nombre indica, las VOC y las VOI portan mutaciones importantes que pueden hacer que el virus sea más transmisible o agresivo, por ejemplo.

Así es como la B.1.1.7, descubierta en Reino Unido, se convirtió en alfa; la B.1.351 (Sudáfrica) se convirtió en beta; la P.1 (Brasil) se convirtió en gamma; la B.1.617.2 (India) en delta; y la B.1.1 .529 (Sudáfrica) en ómicron.

Tabla de principales variantes de Sars-CoV-2 monitoreadas por la OMS

BBC

Estas, de hecho, son las cinco VOCs que han surgido hasta ahora.

Además de la practicidad, hay una segunda razón por la que la OMS sugirió el alfabeto griego. La idea era evitar prejuicios y comentarios xenófobos que relacionaban la variante con su lugar de origen o de descubrimiento.

2. ¿Por qué el nombre ómicron?

La elección del nombre ómicron para B.1.529 tomó por sorpresa a la comunidad científica.

Esto se debe a que la última variante en ser nombrada con carácter griego fue la VOI B.1.621, detectada en Colombia en enero de 2021. Se la conoce como mu, que es la 12ª letra del alfabeto griego.

Se pensó, por tanto, que el nombre que se le daría a la próxima VOI o VOC sería la decimotercera letra, que es nu.

Pero la OMS decidió omitir las dos letras siguientes y pasar directamente a la 15ª: ómicron.

El virólogo Fernando Spilki, de la Universidad Feevale en Río Grande del Sur, Brasil, explica que esta decisión tiene que ver con el sonido de estas letras en algunos idiomas.

“Conozco personas que asistieron a las reuniones para elegir ese nombre y una de las razones por las que nu se eliminó es que en inglés su pronunciación suena muy similar al sonido de new [‘nuevo’ en español]. Eso podría confundir a la gente, al escuchar la palabra, no sabrían si era una nueva variante o la variante nu”, explica el especialista.

“La siguiente letra del alfabeto griego sería xi. En este caso, el fonema es muy similar al de algunos apellidos comunes en China, como Xi . Por lo tanto, los representantes de la OMS pensaron que era mejor descartarlo también para evitar malentendidos”, añade.

Si no hay más “saltos” en el alfabeto, las siguientes variantes se denominarán pi, ro, sigma, tau, ípsilon, fi, ji, psi y omega.

3. ¿Qué se sabe sobre la variante ómicron?

A pesar de haber sido detectada muy recientemente, ómicron llamó mucho la atención por contener varias mutaciones en partes importantes del coronavirus, como la espiga. Esta estructura es responsable de conectarse con el receptor en las células humanas y comenzar la infección.

“Esta nueva variante trae una gran cantidad de mutaciones, algo sin precedentes”, explica el virólogo Flávio da Fonseca, profesor de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG) en Brasil.

“Algunas de estas alteraciones genéticas ya las conocíamos, pues también aparecían en variantes anteriores y están relacionadas con el mayor potencial de propagación del virus, que se vuelve más infeccioso y se transmite más rápido”, dice el experto, que también es presidente de la Sociedad Brasileña de Virología.

Gráfico de la variante Ómicron

BBC

Otra observación importante es la aparente capacidad de ómicron para convertirse en dominante: en Sudáfrica se convirtió en la variante más frecuente en los últimos días, incluso superando a delta, que también se encuentra entre las VOCs.

Por lo tanto, los expertos esperan que la tasa de transmisión de esta versión recién descubierta del coronavirus sea bastante alta.

Pero hay muchas cosas que siguen siendo inciertas, como cuánto puede eludir ómicron la inmunidad obtenida después de la vacunación o una infección previa de COVID.

“Se están realizando estudios para medir el impacto real de esta variante en diferentes escenarios”, informa Spilki.

La tendencia es que estos detalles se conozcan mejor en las próximas semanas.

Gráfico de las variantes en Sudáfrica.

Divulgación
Un gráfico publicado por las autoridades sudafricanas muestra las variantes del coronavirus más dominantes en el país durante la pandemia. Después del ‘dominio delta’ (área roja), ómicron (área azul) está ganando terreno rápidamente.

4. ¿Qué causa la variante ómicron?

A pesar de todas las mutaciones, ómicron sigue siendo SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19.

Como es bien sabido, se transmite a través de gotas de saliva o aerosoles que salen de la boca o la nariz de una persona infectada.

En la mayoría de los casos, la enfermedad es leve y el paciente se recupera después de un tiempo. Pero muchos afectados desarrollan un malestar más fuerte y necesitan ser hospitalizados, intubados y corren un mayor riesgo de morir.

“Y aquí vale destacar que los métodos de prevención siguen siendo los mismos con ómicron: el uso de mascarilla, la distancia física y la vacunación siguen siendo fundamentales”, explica Fonseca.

5. ¿Cuáles son los síntomas de la nueva variante ómicron?

Los informes de los especialistas que trataron a los primeros pacientes infectados con ómicron en Sudáfrica indican algunos cambios importantes en la lista de síntomas principales.

La doctora Angelique Coetzee dijo que estas personas presentan con mayor frecuencia cansancio, dolor muscular, picazón en la garganta, fiebre leve y tos seca.

En una entrevista con BBC, también afirmó que los afectados habían desarrollado hasta ahora efectos más leves.

“Todo comenzó con un paciente con síntomas leves. Dijo que estuvo extremadamente cansado durante dos días y que tenía dolores corporales y un poco de dolor de cabeza. Ni siquiera dolor de garganta, sino algo así como dolor de garganta. Sin tos, sin pérdida del olfato o del gusto”, dijo.

“Debido a que era muy inusual que este paciente en particular tuviera este tipo de síntomas, decidí testearlo. Hicimos una prueba rápida y resultó positiva”, dijo la médica, quien luego examinó a toda la familia del paciente, con resultados positivos de coronavirus, todos con síntomas leves.

Panel de información sobre el uso correcto de mascarillas en el aeropuerto.

Getty Images
En los últimos días, algunas ciudades y estados han decidido dar marcha atrás en sus planes de liberar el uso de máscaras en espacios abiertos. Una de las principales justificaciones de la decisión es la variante omicron.

Los expertos instan a tener cuidado con esta información: es necesario esperar un poco más para estar seguros de si la variante realmente causa un cuadro leve.

“La información que llega de Sudáfrica sobre la menor severidad nos trae esperanza, pero aún hay que observarlo y estudiarlo más a fondo”, reflexiona Fonseca.

“Todavía tenemos que entender cómo se comportará ómicron en las diferentes franjas de edad y grupos” de población, coincide Spilki.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aeyYanC_2NQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.