Bajan en abril llamadas para reportar violencia contra mujeres en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Bajan en abril las llamadas para reportar violencia contra las mujeres en CDMX

Durante abril se recibieron 11 mil 610 llamadas de emergencia o para pedir orientación, 7.8% menos que las recibidas en marzo.
Cuartoscuro Archivo
13 de mayo, 2020
Comparte

Después de que en marzo se registró en la Ciudad de México y zona conurbada un máximo histórico de llamadas por violencia contra las mujeres a Locatel, en abril bajaron los reportes.

De acuerdo con las cifras de la Línea Mujer, actualizadas este martes por la Agencia Digital de la CDMX, durante abril se recibieron 11 mil 610 llamadas de emergencia o para pedir orientación, es decir, 16 por hora, o una cada tres minutos y medio. Esta cantidad fue 7.8% menos que durante marzo.

Lee: AMLO asegura que hay un programa de protección a mujeres, pero en gobierno no detallan cuál es

Sin embargo, las que fueron para denunciar “violencia de género” siguen muy por encima del promedio que se ha recibido mensualmente en los últimos 3 años, desde que existe esta línea de ayuda. Durante abril hubo 746 reportes por este motivo, apenas un poco menos que los 812 de marzo. Pero esa cifra aún es más del triple de los que hubo en el mismo mes de 2019, que apenas llegaron a ser 211.

La lista por alcaldías de donde más usuarias denunciaron este tipo de violencia la encabeza Iztapalapa, con 90 llamadas, es decir una de cada 10, seguido de la Gustavo A. Madero y la Cuauhtémoc. Mientras que del Estado de México, 30 mujeres llamaron de Ecatepec.

En cuanto a “violencia en la pareja”, el mes pasado la Línea Mujeres recibió 100 reportes, cuando en marzo habían sido 163. Eso sigue siendo un 30% más que el promedio mensual registrado durante 2019, que era de 77 llamadas mensuales.

En 67 casos, la mujer reportó ser de la Ciudad de México; en 27, del Estado de México; y el resto llamaron de otras entidades.

Mientras que las llamadas catalogadas como “violencia familiar” sí tuvieron un descenso a la mitad de un mes a otro: de 460 en marzo a 221 en abril, que es uno de los niveles más bajos en el último año.

Ahí también encabezan la lista de alcaldías Iztapalapa y Gustavo A. Madero, con 36 y 18 llamadas. En el Estado de México, Nezahualcóyotl registró 10, con lo que duplicó los reportes de Ecatepec.

Se desploman atenciones formales a mujeres violentadas

Por su parte, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ) dio a conocer su informe actualizado hasta la primera semana de mayo respecto a la Alerta de Violencia contra las Mujeres (AVM), decretada en noviembre pasado, donde se aprecia que mientras en 2020 se han recibido más denuncias que en 2019, se han desplomado las atenciones formales en instituciones como los Centros de Apoyo a la Violencia Intrafamiliar (CAVI) y los tres Centros de Justicia para las Mujeres (CJM).

En lo que va de este año se han abierto 9 mil 451 carpetas de investigación por violencia familiar, un 12.4% más que las que se tenían hasta la misma fecha en 2019. Los picos se registraron a principios de marzo, antes de que empezaran las medidas de distanciamiento social para controlar la pandemia de COVID-19, pero justo cuando se realizó la marcha por el Día Internacional de la Mujer, que tuvo una participación histórica de alrededor de 100 mil asistentes.

En las gráficas presentadas por la Fiscalía se observa que a partir de la última semana de marzo, cuando el confinamiento se volvió más estricto, es cuando las denuncias formales presentadas por violencia familiar caen un 23% y empiezan a quedar por debajo de los niveles de 2019.

Entérate: No ha aumentado la violencia contra mujeres en cuarentena, hay mucha fraternidad familiar: AMLO

Algo similar ocurrió con las carpetas de investigación abiertas por violencia sexual. En marzo de este año se habían iniciado 654 investigaciones, 32% más que el mismo mes del año pasado. Pero para abril, la cifra se desplomó a solo 284 denuncias formales, una caída de poco más de la mitad respecto al mes anterior.

Las atenciones iniciales brindadas en los Centros de Apoyo a la Violencia Intrafamiliar (CAVI) han caído drásticamente también. El pico de 2020 se registró en la primera semana de marzo, con 202 servicios. Pero a partir de la cuarta semana, bajó a más de la mitad, ya que solo hubo 73 mujeres atendidas por primera vez. Y durante abril de este año, el máximo de atenciones en una semana fue de 65, cuando en abril de 2019 se habían llegado a dar hasta 251 servicios en solo una semana.

Lo mismo en los Centros de Justicia para las Mujeres (CJM), ubicados en Azcapotzalco, Iztapalapa y Tlalpan, diseñados para reunir en un solo lugar los servicios de Ministerio Público, Secretaría de las Mujeres, de Bienestar, DIF y otros. La estadística de atenciones iniciales venía en ascenso durante enero y febrero, hasta alcanzar el máximo de 381 mujeres la primera semana de marzo, pero a partir de la última, empezó a bajar, y cerró abril con 154.

Esto a pesar de que los servicios para atender la violencia contra las mujeres han sido declarados “esenciales”, por lo que no pueden dejar de ofrecerse mientras dure la emergencia sanitaria, ya que tanto el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) como la Secretaría de Gobernación (Segob) previeron desde el principio de la contingencia que la violencia contra las mujeres aumentaría. 

Con información de Arturo Ángel

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Científicos de la Universidad de Oxford y MIT advierten que hay que considerar distintos factores como la ventilación del local o el volumen de voz de los asistentes, entre otros.
9 de octubre, 2020
Comparte

¿Cuán seguro es atender a un evento o reunión en medio de la pandemia de covid-19?

Con el número de casos todavía en aumento en todo el mundo, puede que te preguntes cuán prudente es asistir a esa reunión familiar o a ese cumpleaños que te invitaron.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, quiere ayudar al público a evaluar el riesgo en cada situación.

Para eso, idearon una tabla que clasifica el riesgo según la cantidad de asistentes, si usan o no mascarillas, la actividad que hacen (si hablan, cantan, gritan o están en silencio) y el nivel de ventilación del local.

El artículo original fue publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica).

“El riesgo de infección está determinado por muchos factores y todos ellos están conectados. Aún no hay ningún estudio que determine el riesgo absoluto, pero queremos empoderar a la gente para que evalúe el riesgo relativo a cada situación“, dice a BBC Mundo Lydia Bourouiba, directora del laboratorio de dinámica de fluidos en la transmisión de enfermedades de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y una de las autoras del estudio.

Gráfico de evaluación de riesgo

BBC

Por ejemplo, si te invitan a un karaoke en un salón cerrado donde la gente estará gritando y cantando, lo recomendable es quedarse el mínimo tiempo posible y asegurarse de que habrá poca gente. Sin olvidarse de usar la mascarilla.

O quizás puedes sugerir una reunión con los mismos amigos en un sitio abierto, donde sea posible mantener una mayor distancia entre los asistentes. Evita la música alta para que no te veas obligado a gritar.

Distancia, ventilación y tiempo

Estudios más recientes muestran que los virus pueden dispersarse en gotitas en el aire hasta seis u ocho metros, dependiendo de la situación. Por eso, los investigadores argumentan en el artículo que los dos metros de distancia recomendados debe ser, en algunos casos, la distancia mínima – no la máxima – a mantener con alguien.

“La regla de los dos metros no consideraba el cuadro total de la exhalación de partículas suspendidas en el aire y de cómo estas se mueven. Hoy sabemos que no es solo porque mantienes esos dos metros de distancia que estás seguro”, dice Bourouiba.

Una mujer con mascarilla en la calle.

Getty Images
Si vas a un evento social, la mascarilla puede reducir el riesgo de contagio.

Ahí entran otros factores considerados en el gráfico, como la duración del evento o el tiempo que uno permanece en contacto con los asistentes.

¿Pero qué es exactamente un período corto o largo? Según la investigadora, aún es difícil contestar a esa pregunta.

“Algunas agencias de salud están considerando que más de 15 minutos es un período largo. Pero no hay justificación científica para apoyar esa cifra. Por eso decidimos no especificarlo en la tabla”, explica.

De la misma manera, definir si un evento tiene una ocupación alta o baja, según Bourouiba, no depende sólo de cuántas personas hay en local.

También es importante saber si hay suficiente aire fresco y que los asistentes no estén dentro de la zona de respiración ajena. Es decir, tiene que haber más de 25 centímetros de distancia entre la boca y la nariz de uno (que respira de forma normal) y del otro.

“Cada persona debe tener al menos 10 a 15 litros de aire fresco por segundo. No tenemos cómo calcular eso en nuestro día a día, pero esa es una medida importante para los dueños de espacios de eventos, de restaurantes, de oficinas, etc. Ellos tienen que saber si esos espacios necesitan ser ampliados o renovados”, advierte.

Restaurante

Getty Images
En un restaurante, por ejemplo, no basta con tener la ventana abierta, hay que tener en cuenta hacia dónde circula el aire, dice la experta.

Lo más importante, dice Bourouiba, es garantizar la circulación de aire limpio, de preferencia que venga de afuera. “No es suficiente con mover el aire, como hace un ventilador o el aire acondicionado. Hay que renovarlo para diluir las partículas que exhalamos en el aire nuevo.”

Por esa razón, es mejor estar en espacios abiertos o con ventanas que permitan que el aire circule. Y aún así, es importante fijarse en cómo circula.

“En un restaurante, por ejemplo, si hay clientes delante de una ventana abierta, el aire pasará siempre por esas personas llevándose consigo sus gérmenes y posiblemente transmitiéndolos a otras personas”, dice la investigadora del MIT.

¿Qué hacer en cada situación?

Según Lydia Bourouiba, se deben tener algunos cuidados básicos en cada situación de la tabla:

  • Riesgo bajo– Intenta mantener al menos dos metros de distancia y usa la mascarilla. “No porque estés a dos metros significa que puedes quitarte la mascarilla y no porque lleves la mascarilla significa que puedes estar más cerca de la gente”, dice.
  • Riesgo mediano – Sé más riguroso con la regla de los dos metros. Si es posible, toma un poco más de distancia dependiendo de los otros factores.
  • Riesgo alto – Dos metros debe ser la distancia mínima, aunque lo ideal es estar más alejado y usar una mascarilla de buena calidad.

“Sabemos que es complicado, pero intentamos organizar la información de manera que todo el mundo lo entienda, desde la familia que quiere organizar una barbacoa hasta el gerente de la oficina. Todos tendremos que manejar estas situaciones.”, concluye la científica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.