Barbosa amaga a automotrices con decreto para no abrir el 1 de junio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

‘Quieren decreto, van a tenerlo’: Barbosa amaga a automotrices a no reanudar actividades el 1 de junio

El gobernador Miguel Barbosa anunció que emitirá un decreto para impedir la reanudación de actividades de automotrices el próximo 1 de junio, pues no hay condiciones y podrían dispararse los casos de COVID-19.
Cuartoscuro
21 de mayo, 2020
Comparte

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, anunció que emitirá un decreto para frenar la reanudación de actividades del sector automotriz en el estado el próximo 1 de junio, para prevenir contagios de COVID-19.

En conferencia de prensa, Barbosa señaló que el decreto será publicado en uno o dos días, y que espera que las empresas lo respeten, pues en días anteriores Audi y Volkswagen anunciaron la reapertura de las plantas el 1 de junio, por disposición del gobierno federal.

“Vamos a ver si cuando emita yo mi decreto lo respetan, espero que sí. Vamos a ver, ese decreto puede ser emitido hoy mismo, a más tardar mañana, para que ya de manera directa sepan la posición del gobierno”, declaró.

“No hay mejor sordo que el que no quiere oír, yo lo he repetido de manera muy clara, pero ellos quieren un decreto, habrá decreto”.

Te puede interesar: Habrá inspecciones aleatorias a industrias en reapertura, si no cumplen acciones sanitarias se iniciarán acciones legales: AMLO

El gobernador ha dicho en días anteriores que no hay condiciones para la reapertura de plantas automotrices, pues ello implicaría aumentar la movilidad de personas y podría generar más contagios en Puebla.

Gobierno federal da luz verde

El pasado 15 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que empresas de la construcción, minería y equipo de transporte (consideradas los tres sectores esenciales) podrían reabrir e iniciar operaciones el 1 de junio, siempre y cuando cuenten con el protocolo de seguridad.

Sin embargo, el mismo día el gobernador Barbosa advirtió que no hay condiciones para que la industria automotriz reinicie actividades en el estado, y que reanudar labores podría disparar los casos de COVID-19 y saturar los servicios médicos.

Miguel Barbosa dijo que es consciente de la necesidad de que se reactive el sector industrial, principalmente el automotriz, que es una de las principales actividades económicas en el estado, pero señaló que es necesario dejar claro que no hay condiciones para que se reanuden las actividades sin tomar en cuenta afectaciones políticas, reportó el diario e-consulta.

Lee más: Sin “nueva normalidad”: en estos estados sin contagios prefirieron no reiniciar actividades

Previo al anuncio del decreto que para no permitir la reanudación de actividades, Barbosa informó que se comunicó con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para expresar la postura del gobierno de Puebla.

En una reunión en la que participaron 12 gobernadores y la secretaria, Barbosa reiteró que será el gobierno federal quien decida sobre la reanudación de actividades, pero que en Puebla no hay condiciones para ello.

“No hay en Puebla condiciones para una reactivación, y créanme que no vamos a poder enfrentar una realidad en la que pudiera darse un alza en los contagios incontrolable”, sentenció.

Hasta este 21 de marzo suman mil 776 casos confirmados de COVID-19 en Puebla y 335 personas han fallecido por la enfermedad.

Con información de e-consulta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido tras la victoria republicana en la Cámara de Representantes

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido en el que un partido tendrá la Presidencia y el otro, el control de una cámara del Congreso. ¿Cuáles son las repercusiones?
16 de noviembre, 2022
Comparte

Los demócratas, que controlan la presidencia y el Congreso desde enero de 2021, acaban de perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos tendrá “un gobierno dividido” a partir de enero.

El término se refiere a una situación en la que una o las dos cámaras del Congreso están bajo control de un partido distinto al del presidente en ejercicio, actualmente el demócrata Joe Biden.

El control que el Partido Republicano logró de la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término, según proyecciones divulgadas este miércoles de noche, significa que Estados Unidos tendrá un gobierno de este tipo cuando los nuevos representantes asuman su cargo.

Gobiernos divididos han sido bastante comunes desde los años 70, el más reciente se dio durante los dos últimos años de la presidencia de Donald Trump, cuando los demócratas controlaban la cámara baja del Congreso.

Que los republicanos recuperen la mayoría de la Cámara de Representantes que habían perdido en 2018 puede significar dos años de confrontación política con pocos logros legislativos, anticipan expertos.

“Creo que un acuerdo bipartidista sería muy difícil, dada la enorme división entre los dos partidos en casi todas las cuestiones importantes a las que se enfrenta el país”, dijo Alan Abramowitz, un politólogo de la Universidad Emory que ha escrito varios libros sobre elecciones estadounidenses a BBC Mundo.

El camino que sigue una ley

En Estados Unidos cada cámara puede iniciar un proceso legislativo. El proyecto de ley tiene que ser aprobado por las dos, antes de ser enviado al presidente para que lo firme y lo convierta en ley.

Nancy Pelosi, Mitch McConnell y Kevin McCarthy

 

Una ley puede morir en cualquier fase si una de las cámaras vota en contra, o si el presidente la veta.

Algunas personas apoyan un gobierno dividido porque significa que cada partido político puede vigilar al otro, por ejemplo, controlando medidas de gasto no deseadas o bloqueando ciertos proyectos para que no se conviertan en ley.

Recientemente, el empresario y actual dueño de Twitter Elon Musk aconsejó a sus millones de seguidores en la red social que votaran a los republicanos en las elecciones de mitad de período, dado que el presidente Biden es demócrata.

Su razonamiento, dijo, es que “el poder compartido contiene los peores excesos de ambos partidos”.

Ventajas e inconvenientes

Los gobiernos divididos pueden forzar a los legisladores a presentar leyes que tengan una base de apoyo más amplia, lo que hace que sean más difíciles de revocar cuando el poder cambie de manos.

En ese caso, la cooperación aporta estabilidad política.

El Capitolio en un atardecer

Getty Images

Pero cuando los partidos están polarizados en sus posiciones, un gobierno dividido puede hacer que a un partido le resulte imposible aprobar leyes, lo que conduce a un punto muerto en el que es difícil avanzar en políticas para todo el país.

Grandes cambios legislativos a menudo han ocurrido bajo gobiernos de un solo partido, como el New Deal del presidente Franklin Roosevelt y la ley de Cuidado de Salud Asequible de Barack Obama, coloquialmente conocida como Obamacare.

Gobiernos divididos también pueden llevar a más cierres de gobierno, que se produce cuando los partidos no se ponen de acuerdo en un presupuesto para continuar con la financiación pública.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.