¿La pandemia te quita el sueño? Así afecta el confinamiento tu descanso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Stocksnap.io

¿La pandemia te quita el sueño? Así afecta el confinamiento tu descanso

La modificación de los patrones de sueño por el confinamiento impiden que se cumplan con los procesos de recuperación del cuerpo, lo que provoca ansiedad, depresión y altera el metabolismo.
Stocksnap.io
19 de mayo, 2020
Comparte

La falta de actividad física, el consumo excesivo de comida y el estrés que se experimentan durante el confinamiento por la pandemia de COVID-19 han modificado los patrones de descanso nocturno y evitan que se cumplan los procesos de recuperación.

De acuerdo con Víctor Aguilera-Sosa, profesor e investigador del Instituto Politécnico Nacional (IPN), el insomnio que vive la población en confinamiento se relaciona con estrés, procesos de ansiedad y angustia, o depresión.

Ello se explica, según el doctor en Ciencias, debido a que la mayoría de los ritmos sociales fueron eliminados.

Además, la sobreexposición a información de la pandemia genera emociones negativas como angustia, ansiedad, tristeza y enojo, lo que conduce a un estado de estrés agudo a corto plazo y estrés crónico a mediano plazo.

Te puede interesar: Salud mental, nutrición y resiliencia: así puede afectar el encierro a niños en México

Alteración del sueño

El  especialista destacó que durante el sueño se generan una serie de procesos vitales para el ser humano como la regeneración del tejido muscular o la secreción de la hormona del crecimiento, mismos que se ven afectados con la alteración del descanso.

Dentro de los trastornos que se presentan está la “fase atrasada de sueño”, que es el desfase que vive la población que actualmente trabaja o tiene clases en casa, ya que si antes acostumbraban dormirse entre las 21:30 y 22:00 horas, ahora se duermen pasada la medianoche, pero al día siguiente deben levantarse temprano para retomar actividades virtuales.

En el caso de los adultos mayores, si duermen pequeñas siestas durante el día, por la noche presentan un sueño fragmentado, en el que se empieza a invertir el ciclo circadiano, es decir, el reloj biológico que regula y programa las funciones fisiológicas del organismo en un periodo de 24 horas.

Los niños y adolescentes expuestos a pantallas y videojuegos también se ven afectados en sus hábitos nocturnos, factor que contribuye a alterar la cantidad y calidad del sueño.

Ello también provoca alteraciones en la alimentación, como el ansia por comer, sobre todo alimentos azucarados o grasos, con lo que deviene el aumento de peso, y que impacta en los ciclos de sueño.

El ansia por comer puede provocar obesidad, condición que suele favorecer la aparición del Síndrome de Apnea Obstructora del Sueño, que se manifiesta con una pausa en la respiración que puede ir de 30 segundos a un minuto, o más tiempo, lo que fragmenta la calidad del sueño y daña células y funciones de los procesos cardiorrespiratorios.

A la larga, este síndrome se correlaciona con patologías cardiacas, eventos vascular-cerebrales e incluso síndrome metabólico.

Lee más: ¿El COVID-19 te da miedo y al menor estornudo crees tenerlo? Calma, es ansiedad y es normal, explica la UNAM

¿Cómo aminorar los efectos del desfase?

Para aminorar los efectos, el especialista recomienda organizar una agenda con horarios para despertar, desayunar, trabajar, hacer ejercicio y dormir.

También “hay que permitir el aburrimiento” y dejar los fines de semana para actividades recreativas o lúdicas.

En cuanto a la alimentación, recomendó disminuir la ingesta de carbohidratos simples, refrescos y productos chatarra, así como las porciones de comida porque la actividad física bajó 70%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Papa Francisco asegura que podría renunciar, pero que ahora no es el momento

El Papa hizo esas declaraciones en el avión papal después de un viaje a Canadá, donde se disculpó con los indígenas.
30 de julio, 2022
Comparte

El papa Francisco aseguró que pronto podría llegar el momento en que deba considerar renunciar, y lo haría si sintiera que, debido a su salud, no podría servir de la manera que debería.

El máximo pontífice hizo estos comentarios al final de una estadía en Canadá, en los que tuvo largas jornadas y se disculpó con los indígenas de la nación norteamericana.

El pontífice de 85 años enfatizó que por el momento tiene la intención de continuar con sus deberes, y “Dios lo guiará” en cuanto a cuándo debe dejar el cargo, si es que lo hace.

“No es una catástrofe cambiar de Papa, no es un tabú”, le dijo a los periodistas desde una silla de ruedas en el avión que lo trasladó desde el territorio ártico de Canadá a Roma.

“La puerta (a la jubilación) está abierta, es una opción normal. Pero hasta hoy no he llamado a esa puerta. No he sentido la necesidad de pensar en esta posibilidad, pero eso no quiere decir que dentro de dos días no empiece a pensar en ello”.

En los últimos meses, el papa Francisco ha sufrido problemas continuos en la rodilla que han afectado su movilidad. Pasó gran parte de su visita a Canadá en silla de ruedas.

Pero anteriormente descartó las especulaciones sobre enfermedades más graves y potencialmente mortales.

“Este viaje ha sido intenso”, indicó. “No creo que pueda seguir viajando a mi edad con el mismo ritmo que solía hacerlo y con la limitación de esta rodilla”.

“Necesito cuidarme un poco para seguir sirviendo a la iglesia, o necesito considerar la posibilidad de hacerme a un lado”.

El Papa, cuyo predecesor Benedicto XVI se retiró debido a problemas de salud en 2013, dijo que estaba ansioso por visitar Ucrania pronto, pero que primero tendría que buscar el consejo de sus médicos.

El Papa en Canadá

Reuters
La visita del Papa a Canadá se centró en disculparse con los indígenas.

Su visita a Canadá estuvo enfocada en disculparse con los indígenas de la región por los errores cometidos contra ellos por parte de la iglesia Católica.

El Papa parecía más comprometido en sus interacciones con la población local, en particular los sobrevivientes de abusos en las escuelas católicas.

Pero hubo momentos durante algunos de los procedimientos formales con políticos en los que su cansancio en un viaje ajetreado parecía obvio.

Habló con los periodistas en el avión de regreso sobre una variedad de temas y criticó a los llamados “tradicionalistas” en la iglesia, los que probablemente recibirían con entusiasmo el cambio de pontífice.

“Una iglesia que no evoluciona es una iglesia que retrocede”, indicó el Papa Francisco.

“Muchas personas que se llaman a sí mismas tradicionalistas, no lo son, simplemente retroceden. Eso es un pecado”.

“La tradición es la fe viva de los muertos, en cambio su actitud es la fe muerta de los vivos. Es importante entender el papel de la tradición – un músico solía decir que la tradición es la garantía del futuro, no es una obra que pertenezca a un museo”.

Información adicional de Sara Monetta


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=u3BxOat-Fho

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.