Así operan 'coyotes' en juzgados ante muertes con síntomas de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

'15 mil y te doy el certificado de defunción': así operan 'coyotes' ante muertes con síntomas de COVID-19

Gestores en un juzgado donde se tramitan certificados de defunción en la CDMX ofrecen el documento colocando en él que muertes con síntomas de COVID-19 son por asma o neumonía atípica.
Cuartoscuro
18 de mayo, 2020
Comparte

“¿Todavía no tienes servicio funerario?”, pregunta el “gestor” en un juzgado donde se tramitan certificados de defunción en la Ciudad de México. No está afuera del inmueble, sino adentro, ofreciendo sus servicios a sólo tres pasos de un policía capitalino que resguarda el juzgado y que permite transcurrir la negociación.

“Mira”, prosigue el gestor. “Nosotros podemos hacer un paquete con el certificado de defunción y el servicio de cremación directa, o en su caso inhumación. Nosotros vamos por el cuerpo, lo certificamos y cobramos 15 mil pesos, pero ya nosotros liberamos todo. Incluye el ataúd si es inhumación; si es cremación, nada más es la bolsa séptica y la urna. Liberamos los trámites, el certificado, el crematorio, el acta de defunción y los permisos para cremarlo o inhumar”.

Entérate: Por disparidad en número de muertos por COVID, CDMX instala comisión científica para analizar registro

La escena ocurre en el juzgado habilitado extraordinariamente por el Registro Civil en la sede de la Agencia de Protección Sanitaria de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), en la alcaldía Cuauhtémoc. En una de las entradas del inmueble oficial, la dependencia colocó un aviso en el que advierte a los ciudadanos de los gestores, también conocidos como “coyotes”, que ofrecen certificados de defunción, un formato oficial gratuito expedido por la Sedesa para que médicos con cédula profesional vigente registren la causa de un deceso; dicho documento también es un requisito necesario para iniciar el trámite de un acta de defunción.

“Todos los trámites que se realizan en esta oficina son gratuitos. Por ningún motivo acepte ayuda de desconocidos o de gente ajena a esta oficina, como los que se encuentran en los alrededores ofreciendo la emisión de certificados de defunción”, indica el aviso.

A unos metros, y no a los alrededores, sino adentro, el gestor hace su trabajo intentando convencer a las personas de que no hagan el trámite del acta de defunción por ellas mismas, sino que contraten sus servicios de mediación.

Al gestor se le plantea, hipotéticamente, que un pariente de 40 años con un mal respiratorio crónico (asma) ha fallecido con síntomas de COVID-19, pero sin que se le hubiera hecho la prueba para confirmar, o descartar, la enfermedad. El gestor, tapabocas negro colocado, alhajas en las muñecas y en el cuello, afirma que tiene todo bajo control: presume que del juzgado obtiene formatos oficiales de certificados de defunción y ofrece, con ayuda de un médico, clasificar la muerte como un caso de neumonía atípica, a contrapelo de la indicación oficial de que los fallecimientos de este tipo sean inscritos como “probable COVID-19”; el gestor afirma que luego ingresará el certificado en el juzgado y obtendrá el acta de defunción en un día, trámite que normalmente demora de cuatro a siete días hábiles.

–¿Qué aparecería en el certificado de defunción como causa de muerte?

Pues lo manejaríamos como una neumonía atípica, porque no tiene la prueba del COVID; le manejaríamos el asma, o sea, insuficiencia respiratoria, y la neumonía atípica.

–¿Ustedes lo certifican?

–Sí. Es un certificado de defunción como estos –dice mientras abre una carpeta y muestra varios certificados; el policía sigue en su lugar, ajeno a la escena–. Estos son expedidos aquí.

–¿El certificado sí tiene validez?

–Sí, el certificado de defunción sale de aquí, es como los que ves aquí –vuelve a enseñar la carpeta–. Te cobraría 15 mil pesos ya con el certificado de defunción expedido por el médico.

–¿Tienes un médico?

–Yo tengo el médico, yo lo hago.

–¿Cuántos días te tardas en sacar el acta de defunción?

–No, no son días, es hoy ya.

–¿Hoy mismo sale el acta de defunción?

–Sí –asegura.

El “paquete”, detalla, incluye recoger el cuerpo en una carroza fúnebre y resguardarlo en una embalsamadora y funeraria ubicada en la colonia Obrera.

“Yo voy por el cuerpo y me lo quedo en la embalsamadora en resguardo; cuando nosotros tengamos un horario de cremación, se te avisa a ti”, explica el gestor. “Para la inhumación, tú tienes que checar si tu familia tiene panteón, y tienen que ir al panteón a pedir horario, y ya, cuando tú me digas, nosotros a esa hora estamos en el panteón. Es cuestión de los tiempos de qué se quiere hacer con el cuerpo”.

Un colaborador del gestor añade que la ventaja de estos servicios es que las familias pueden estar seguras de que las cenizas que reciban o los cuerpos que entierren son los restos reales de sus familiares.

“Te puede ayudar en cuestión de que Salubridad (Sedesa) lo que está haciendo es que maneja la cremación del cuerpo y te lo entrega en urna; la diferencia con esto es que al igual tú tengas la certeza de que el cuerpo de tu familiar es cremado, porque no se puede velar ni hacer alguna manipulación del cuerpo, para evitar contagios”, comenta.

“Si tú quieres que sea por fuera, necesitas ver a un médico que te lo pueda manejar por neumonía atípica, que no sea COVID, porque, si es coronavirus, Salubridad se hace cargo. Y, si tú quieres hacerlo por fuera, necesitas contactar a un doctor que, en lugar de pasártelo como coronavirus, te lo haga pasar por neumonía atípica; mientras no haya prueba del COVID, se puede decir que es una neumonía atípica”.

El ayudante del gestor afirma que una médica externa a la Sedesa colabora con ellos.

“Hay una doctora chaparrita, se llama Eunice, necesitas platicar con ella y te dará su punto de vista médicamente, qué es lo que puedes hacer; ella es un contacto que hay aquí afuera”, sostiene.

Alertan por subregistro de COVID-19

Roberto García, vicepresidente de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias (ANDF), advierte que el principal problema de este tipo de “coyotaje” es que afecta las estadísticas oficiales sobre defunciones causadas por el nuevo coronavirus.

“La primera gravedad tiene que ver con que, si no es puesta la causa real de la muerte, nosotros, como funerarios, no podríamos tomar las precauciones que debemos, o a lo mejor en el cementerio las medidas de seguridad se relajan, entonces empieza a ser un descuido para la cadena de servicios funerarios y para la sociedad”, expone en entrevista.

“Y obviamente esto se ve reflejado en las cifra oficiales, porque, si desde un inicio no se toma esta precaución y hay gente que está en estos lugares haciendo este tipo de cosas, pues esta información no va a llegar a las cifras oficiales. Es decir, las cifras oficiales van a estar siguiendo su curso, y alguna acción que haya que tomar para solventar (la pandemia), para poner más hospitales, a lo mejor dar más presupuesto a terapias intensivas porque hay más muertes, se va a dejar de lado, porque el gobierno se basa en estadísticas, y no hay otra forma de que el gobierno pueda atacar una situación si no tiene números reales”.

García señala que el hecho de que un gestor funerario, sin ser médico, tenga en su poder certificados de defunción expedidos por la Sedesa es una ilegalidad.

“El certificado de defunción es un formato gratuito, es un documento oficial y es gratuito, no se puede vender. Si alguien dice: ‘yo te vendo el certificado de defunción’, realmente está cayendo en un delito bien importante, porque está vendiendo un documento oficial”, plantea.

“Los certificados de defunción los maneja la Sedesa directamente; no pueden salir de sus oficinas o de sus archivos si no hay una solicitud de una defunción. El trámite normal es: se tiene que presentar el médico tratante a la oficina de la Sedesa, expedir una receta y en ella solicitar el certificado de defunción, poner los datos generales de la persona fallecida, las causas de la defunción y entregar copia de su cédula. A cambio de eso, le van a entregar un formato de certificado de defunción. Un gestor de una funeraria, alguien que no sea médico, no tendría por qué tener una dotación de certificados de defunción”.

El vicepresidente de la ANDF sostiene que es grave que gestores funerarios gocen de tolerancia de las autoridades para hacer negocios, incluso, dentro de instalaciones oficiales, como ocurrió en el juzgado ubicado en la sede de la Agencia de Protección Sanitaria de la Sedesa.

“Nos habían comentado que ofrecían estos servicios en la calle, no adentro; si tú me comentas que estaba adentro, y aparte tenía formatos de certificados de defunción, eso es algo muy grave, porque un particular que no sea médico o personal de alguna institución de salud no tendría por qué tener una dotación de certificados de defunción”, comenta.

“Un certificado de defunción es para nosotros algo súper valioso, lo cuidamos como oro: que no se moje, que no se vaya a rayar, a arrugar, que no le vaya a pasar nada, porque es de las peores cosas que nos puede pasar que se nos pierda, que lo maltratemos; un formato de certificado de defunción es algo muy valioso en términos legales, no de dinero”.

García advierte que algunos “coyotes” ofrecen servicios de funerarias que no están registradas ante Hacienda y que, por lo tanto, no emiten facturas fiscales, necesarias para realizar trámites relacionados con la persona fallecida.

“Nosotros, al finalizar nuestro servicio, por el pago expedimos una factura, y la mayoría de las personas dentro de la informalidad no expiden tal comprobante de pago. ¿Por qué es importante? Porque cuando fallece una persona y se tienen que hacer trámites de darlo de baja de un seguro de vida, tramitar una pensión en el IMSS o el ISSSTE, tramitar la cesión de derechos de una casa, todo lo que tiene que ver legalmente con los trámites posteriores a la muerte de una persona, les van a pedir la factura de gastos funerarios; si caen en manos de la informalidad, pues estos no les van a poder dar una factura de gastos funerarios, y ahí es cuando las personas empiezan a peregrinar buscando quién les venda o les haga una factura”, explica.

Problema identificado en la Sedesa

La presencia de “coyotes” funerarios afuera de los juzgados donde se tramitan actas de defunción es un problema identificado por la Secretaría de Salud de la CDMX, reconoció el área de comunicación social de la dependencia.

“Claro que está identificado (el problema). Para obtener el certificado de defunción, lo debe hacer un médico con cédula. Si se fallece en hospital, ahí lo hace el médico tratante, pero, si es en domicilio, lo debe hacer el médico tratante también, o familiar, que no en todos los casos hay, y por eso recurren a esos ‘gestores’. Pero, si se llama al 911, Consejería Jurídica envía un médico que da el servicio sin costo”, indicó en una respuesta enviada a este medio.

La dependencia rechazó que exista colusión entre funcionarios y los gestores funerarios para facilitar la emisión de formatos de certificados de defunción.

“No, porque al médico, con su receta, le dan en ese momento el certificado para que lo llene. Y, una vez que lo llena, se hace el trámite funerario, que en general se hace ese mismo día. Hay médicos certificantes 24 horas del día. No debería (haber colusión), pues son trámites gratuitos. El mismo personal de ventanilla, al detectar que un médico certificante acuda una y otra vez, lo puede denunciar, y la Agencia (de Protección Sanitaria) levanta acta y lo llama a comparecer”, aseguró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Visit Spokane

Sonora Smart Dodd, la multifacética mujer que creó el Día del Padre hace 110 años

William Smart era un granjero y veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos que a fines del siglo XIX quedó viudo con seis hijos para criar. Su hija mayor Sonora quiso homenajear su dedicación y terminó creando una celebración que traspasó fronteras.
Visit Spokane
21 de junio, 2020
Comparte

Podría decirse que Sonora Smart Dodd fue “la madre” del Día del Padre.

Si bien la religión católica honra desde hace siglos a los padres el 19 de marzo, que es el día de San José (el padre de Jesús), y algunos países como España, Bolivia y Honduras siguen esa tradición, no se trata de una fecha extendida en todo mundo.

La mayoría de los países celebran el Día del Padre el tercer domingo de junio, es decir el próximo 21 de junio de 2020.

Y esa fecha se la deben a una mujer estadounidense que lo propuso hace 110 años.

“Creo que fue su combinación de preparación y talento natural lo que hizo posible que el Día del Padre se hiciera realidad”, le dice a BBC Mundo en un correo electrónico su nieta, Barbara Dodd Hillerman Lieske.

Un retrato de una joven Sonora Smart Dodd con rosas.

Visit Spokane
La idea de Sonora inspiró a muchos.

¿Quién era Sonora Smart Dodd?

Sonora Smart nació el 18 de febrero de 1882 en Arkansas y a los 7 años se mudó con su familia a Spokane, en el norte del estado de Washington.

Cuando tenía 16 años, y siendo la mayor de los hermanos, su madre, Ellen Victory Cheek-Billingsley, murió en el parto de su último hijo.

El padre de Sonora, William Smart (1842-1919), que era granjero y veterano de la Guerra Civil, quedó viudo con seis hijos para criar.

“Como la hija mayor de la familia, Sonora entendió la magnitud de los problemas que enfrentaba su padre y trató de cumplir el rol de cuidar de sus cinco hermanos menores”, describe Dianne Beetler en el artículo “La madre del Día del Padre” (The mother of Father’s Day) en la revista Modern Maturity de 1978.

“Con admiración, ella observó el trabajo y sacrificio de su padre para criar a sus hijos. Ella nunca olvidó s coraje y devoción”, añade.

William Smart, la inspiración para la celebración del Día del Padre.

Visit Spokane
William Smart era un granjero y veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos que a fines del siglo XIX quedó viudo con seis hijos para criar.

¿Cómo surgió la idea del Día del Padre?

A finales de 1909, ya casada con John Dodd, de quien toma su segundo apellido, Sonora visitó el templo metodista Central United Methodist Church de Spokane.

Durante el sermón del reverendo sobre el Día de la Madre, Sonora se inspiró y pensó que los padres también deberían tener un día para homenajearlos.

Al año siguiente, Sonora presentó una petición a la Alianza Ministerial de Spokane sugiriendo que los padres fueran reconocidos durante los servicios religiosos del 5 de junio, que era el cumpleaños de su progenitor.

La solicitud fue aceptada, pero como no tenían mucho tiempo para preparar los sermones para ese día, se decidió que la celebración se haría el 19 de junio de 1910, el tercer domingo de junio de ese año.

Retrato de Sonora Smart Dodd tomada en la ciudad de Nueva York.

Visit Spokane
Celebrar el Día del Padre el tercer domingo de junio es una idea que trascendió las fronteras estadounidenses.

Ese día casi todas las iglesias de Spokane y alrededores ofrecieron sermones para homenajear a los padres. Y el alcalde de la ciudad y el gobernador del estado de Washington también proclamaron el Día del Padre.

Así, el 19 de junio de 1910 fue el primer Día del Padre oficial en suelo estadounidense.

Algunas teorías sugieren que el primer Día del Padre fue en Virginia Occidental en 1908, pero se trató de un evento aislado mientras que Sonora fue la “promotora más influyente del Día del Padre”, escribió el diario Spokesman-Review.

Ella promocionó la celebración “por el amor hacia su padre… y nunca quiso llamar la atención” sobre su propio rol en hacerlo realidad, describió el diario Moscow-Pullman Daily News en 1999.

“La inspiración”

La noticia sobre primer Día del Padre se publicó en siete diarios nacionales y Sonora Smart Dodd se convirtió casi en una celebridad.

Comenzó a recibir un centenar de cartas al día de agradecimiento por sugerir el Día del Padre que respondía personalmente, describe Visit Spokane, el sitio de promoción de la ciudad que se enorgullece en afirmar que es el lugar de nacimiento del Día del Padre.

Sonora Smart Dodd

Visit Spokane
Sonora empezó a recibir cientos de cartas a diario que le agradecían su idea.

En 1924, el presidente estadounidense Calvin Coolidge reconoció la celebración del Día del Padre y recomendó que todos los estados hicieran lo mismo.

Más de 20 años después, en 1966, el presidente Lyndon B. Johnson firmó una resolución en la que decidía que el tercer domingo de junio debería ser el Día del Padre.

Pero no fue hasta 1972, que el presidente Richard Nixon lo convirtió en ley.

“Como padre de dos hijas encantadoras quienes nunca han olvidado el Día del Padre, le estoy muy agradecido por haber comenzado esta gran tradición”, le escribió Nixon a Sonora Smart Dodd en un telegrama que conserva la Colección Especial del Día del Padre y Sonora Dodd del Archivo de la Universidad de Whitworth en Spokane, Washington.

Folleto del concurso de escaparates del Día del Padre de Associated Men's Neckwear Industries en Nueva York.

Visit Spokane
Concurso de vidrieras o escaparates del Día del Padre de la Asociación de productores de corbatas de Nueva York.

“En su cumpleaños número 90 espero que pueda tener la gran alegría y satisfacción de saber que las familias en todo el territorio del país han conocido esa felicidad porque usted fue la inspiración para este día tan especial”, continúa el telegrama con fecha del 16 de febrero de 1972.

Talento y reconocimiento

Como parte del agradecimiento por su propuesta, decenas de organizaciones le hicieron un homenaje a Sonora nombrándola miembro vitalicio y otorgándole premios a lo largo de toda su vida.

Pero su vida fue más que una sucesión de reconocimientos. Sonora fue empresaria, poeta, escritora, ilustradora y escultora.

Nixon con sus dos hijas.

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, fue quien convirtió el Día del Padre en ley.

Mi abuela era una mujer multifacética, adelantada a su tiempo, describe Barbara Dodd Hillerman Lieske.

“Era una líder que después de su matrimonio obtuvo un título en negocios, fue una escritora y poeta talentosa y estaba involucrada con la comunidad literaria de Spokane, y era una artista que estudió en el Instituto de Arte de Chicago y más tarde desarrolló un negocio de arte artesanal”, enumera a BBC Mundo.

Y en lo personal, “ella jugó un papel importante en mi desarrollo cultural con largas cartas y regalos. Todavía tengo un diccionario muy usado que me dio para la Navidad de 1951, con la inscripción: ‘Cuida tus palabras, son nuestros pasaportes para cosas mayores'”, dice

Tras su muerte el 22 de marzo de 1978 a los 96 años, el diario Spokesman-Review publicó que Sonora y a su esposo fueron responsables de “enriquecer la vida religiosa, cívica y cultural en Spokane”, así como “poner a Spokane en los ojos de la nación y el mundo”.

La casa de los Dodd es parte en la actualidad del Registro Nacional de Lugares Históricos, habiendo obtenido esta distinción en 2010 tras el centenario de la primera celebración del Día del Padre de Spokane.

La idea de Sonora no solo inspiró a muchos para homenajear a los padres en Estados Unidos sino que países de América Latina como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela celebran también el tercer domingo de junio el Día del Padre.

¡Feliz Día del Padre!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=h8F5qz70jWk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.