Tenemos que cerrar calles para que nos den equipo: trabajadores de clínica 60
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Carlo Echegoyen

'Tenemos que cerrar calles para que nos den material de protección', acusan trabajadores de clínica 60 del IMSS

Empleados de este hospital se quejan de que solo ante la amenaza de una protesta y el cierre de calles aparece el material para protegerse de un contagio de coronavirus.
Foto: Carlo Echegoyen
27 de mayo, 2020
Comparte

“Desde que empezó la epidemia de COVID-19 nos han dado poco material: mascarillas N95 contadas, una por semana o una cada quince días. No nos han dado goggles. Pero eso sí, anoche nos avisaron que ya había llegado de todo. Ahorita ya hay filtro en la entrada donde te toman la temperatura. Ya están llenas las botellas de alcohol gel. ¿Por qué? Porque se enteraron de que haríamos la protesta”, dice Pilar Fragoso, enfermera del turno de la noche, en el Hospital de Gineco obstetricia 60 del IMSS, en Tlalnepantla.

Este martes 26 de mayo a las 8 de la mañana ella y unos 20 compañeros más cerraron la avenida José María Morelos en Tlalnepantla de Baz. Con pancartas salieron de la Clínica 60 y se atravesaron en medio de la calle.

“Organizamos esta protesta porque nos tienen en el abandono, como según no somos un hospital COVID, de ahí se agarran para decir que no necesitamos los insumos”, explica Mariella Granillo, médica gineco obstetra de esta clínica.

Pero es falso, dicen los trabajadores, que por no ser un hospital COVID no se requiere material de protección y protocolos de atención, a todos los hospitales están llegando personas con síntomas sospechosos de esa enfermedad.

Se supone que en el hospital, designado para atender en esta contingencia solo gineco obstetricia y pediatría, hay un triage respiratorio, explica Mariela Granillo. Si ahí se detecta que una mujer viene con síntomas de enfermedad respiratoria y la paciente está estable (si no está a punto de parir o necesita una cesárea de urgencia), se le traslada a la 72, que sí es hospital Covid.

“Pero no siempre hay personal en el triage respiratorio, sobre todo en la noche, falta personal porque muchos se han incapacitado por ser de grupo de riesgo. Así que puede haber pacientes que lleguen a hospitalización y ser sospechosos de Covid y la prueba de eso es que tenemos ya compañeros, sobre todo de enfermería, con síntomas de la enfermedad y también casos positivos”.

De la falta de capacitación también se quejan. “Solo nos han dado unas hojas, unas copias, y nos dicen fírmale de que ya recibiste capacitación. Y a qué hora vamos a leer las hojas si estamos rebasados. Estamos atendiendo el doble de pacientes porque al colapsar la clínica 72 (que sí es Covid) debemos absorber a sus pacientes y también los de Coacalco y Ecatepec. Estamos atendiendo 20 nacimientos por noche, antes se atendían 10”, cuenta Carmen Baños, médica pediatra.

Entérate: Estudiantes de medicina denuncian presión y chantaje para volver a hospitales

Desde el segundo piso del hospital, otro grupo de trabajadores apoya la protesta, colocando cartulinas en las ventanas, en las que también hay consignas exigiendo material. “No dejaron salir a todos. Los directivos se pusieron en la entrada y a muchos compañeros ya les dio miedo salir. Además, tampoco podemos dejar solos a los pacientes. Pero hay mucha inconformidad”, denuncia otra enfermera.

Alrededor de las 8:40 de la mañana, autoridades del hospital, del sindicato y de la delegación del IMSS salieron a ofrecer a los trabajadores ingresar al auditorio de la institución para establecer un diálogo y tratar de llegar a acuerdos.

Los empleados del hospital pidieron que el diálogo fuera público, con la presencia de los medios de comunicación y afuera de las instalaciones del hospital para que pudiera escuchar la reunión quien quisiera. Las autoridades no aceptaron. Su respuesta fue que los esperaban adentro si querían dialogar y regresaron al interior del hospital.

Unos 20 minutos después, los trabajadores decidieron aceptar el diálogo en el auditorio, sin la presencia de los medios de comunicación. Sin embargo Animal Político logró entrar a la reunión.

Frente al director del Hospital 60 del IMSS, Enrique Chávez Nieto, al encargado del departamento de Relaciones Laborales del IMSS, Pedro Perdomo, además de una decena de autoridades de la institución y sindicales, los trabajadores repitieron sus demandas.

Perdomo escuchó de la falta de todo tipo de material, de la ausencia de capacitación y de protocolos, de la necesidad de más personal, de los compañeros sospechosos de tener Covid a los que no se les han hecho las pruebas correspondientes para descartar la infección, ni se les ha dado el seguimiento adecuado.

El encargado de Relaciones Laborales aseguró que no debía haber falta de material, que presupuesto para este hay y que se envía a los hospitales.

“La constante en todas las unidades es que insumo hay, pero algo está pasando en la noche. En una unidad nos tocó ver que tienen de todo pero en un cuarto y ahí no sirve. También llevamos ahorita seis compañeros rescindidos por venta de insumos, sobre todo del área de almacén, se les ha encontrado vendiendo las mascarillas. Así que digan en qué áreas en específico hay carencias y ajustamos los procesos”, ofreció.

Una de las enfermeras del turno de la noche señaló ante el funcionario que no solo hay escasez de material, sino que éste también es deficiente. “Me dan unas N95 a las que se les cae el resorte y cuando les dices, jefe, es que ya se me rompió, nos dicen, pégale, hazle un hoyito para que le amarres”.

Otra de las enfermeras también del turno de la noche contó que el sábado pasado uno de sus compañeros tenía 39 de fiebre y “la repuesta de la jefatura fue que no se podía ir porque no había quien lo cubriera. Ya estamos cansados y asustados de leer todos los días ya se infectó uno aquí, ya se murió uno allá, ¿por qué no protegernos? Si nosotros trabajamos al máximo”.

Perdomo le explicó que en cuanto a personal tienen un problema muy grande. “No hay manera de contratar médicos especialistas. No los tenemos. A nivel nacional no existen. Se están ajustando estrategias. Estamos tratando de comisionar médicos de las Unidades de Medicina Familiar UMEF para que vengan a apoyar”.

Otro grave problema que señalaron los trabajadores es que no se le hacen las pruebas de Covid, ni se le da el seguimiento adecuado a quienes han presentado síntomas de enfermedad respiratoria.

Un enfermero contó que en su unidad de medicina familiar se negaron a hacerle la prueba de Covid y solo le dieron incapacidad por nueve días, puesto que ya llevaba cinco con síntomas. “Pero yo me sigo sintiendo mal. Me duele la cabeza y la garganta todavía, y así me tuve que presentar ya a trabajar”.

Tanto el director del hospital como el encargado de relaciones laborales se comprometieron a darle seguimiento al personal que tiene síntomas para asegurar que tendrán la atención adecuada.

Al final de la reunión se elaboró y se firmó una minuta en la que las autoridades del hospital se comprometen a garantizar la adecuada entrega y distribución de los insumos necesarios y suficientes en todos los turnos; continuar con la capacitación oportuna al personal; difundir protocolos de acción con pacientes sospechosos o positivos; cobertura suficiente de personal y no realizar actos de represión contra quienes protestaron.

“Así es, parece que tienes que cerrar calles y traer a los medios para que te escuchen”, lamenta la médico gineco obstetra, Mariella Granillo.

Durante la conferencia nocturna sobre coronavirus de este martes, Zoe Robledo, director del IMSS, aseguró que su tarea es escuchar a los trabajadores, en todos los casos, pero el que los trabajadores tengan equipos de protección personal, adecuados y de calidad, nunca es una respuesta a una manifestación, “es lo que hemos estado procurando durante las últimas semanas en todos lados, en todas las instituciones”, aseguró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué los casos de reinfección de COVID-19 no deberían ser motivo de alarma

Los expertos dicen que las reinfecciones no son sorprendentes, pero es probable que sean poco comunes y que, en cualquier caso, no resulten necesariamente graves, ya que los infectados desarrollan una respuesta inmunitaria.
30 de agosto, 2020
Comparte

Meses después del inicio de la pandemia de covid-19, esta semana se documentaron casos de reinfección por el nuevo coronavirus.

El primero fue reportado en Hong Kong el lunes. Un día más tarde, científicos de Holanda y Bélgica también confirmaron sus primeros casos de reinfección.

Aunque se sospechaba que había casos de reinfección, estos son los primeros científicamente probados, ya que confirmar una reinfección requiere pruebas genéticas tanto en la primera como en la segunda infección para ver si existen diferencias en el virus.

Los expertos dicen que la reinfección no es sorprendente, pero es probable que sea poco común y se necesitan estudios más amplios para comprender por qué puede suceder esto.

No obstante, la confirmación de que puede haber reinfección del nuevo coronavirus aporta nuevos datos sobre la duración de la inmunidad, y entender esto tiene implicaciones en el desarrollo de una vacuna.

Qué se sabe de los casos de reinfección

Científicos hongkoneses reportaron el lunes el caso de un hombre de 33 años que padeció el nuevo coronavirus en marzo y se volvió a infectar cuatro meses y medio después, en un viaje a España en agosto.

Coronavirus

Getty Images

Explicaron que la secuenciación del genoma muestra que las dos cepas del virus son “claramente diferentes”, lo que lo convierte en el primer caso probado de reinfección en el mundo.

En el informe de la Universidad de Hong Kong, publicado en la revista médica Clinical Infectious Diseases, se indica que el hombre pasó 14 días en el hospital antes de recuperarse del virus, pero luego, a pesar de no tener síntomas, dio nuevamente positivo por segunda vez después de una prueba de saliva durante la inspección en el aeropuerto.

Posteriormente, el martes, la viróloga Marion Koopmans, directora del departamento de Virología de Erasmus MC, confirmó el primer caso de reinfección en Holanda.

Se trata de una persona de edad avanzada con un sistema inmunológico “deteriorado”. Koopmans no detalló los síntomas del paciente por la necesidad de “ver si ocurre con más frecuencia”, dijo a la televisión holandesa NOS.

Ese mismo día, el virólogo Marc Van Ranst confirmó que una ciudadana belga que ya había superado el coronavirus también se había reinfectado tres meses después del primer contagio. La mujer presentó síntomas leves y no requirió hospitalización, según Ranst.

La duración de la inmunidad

Los expertos consideran que las reinfecciones no son necesariamente graves, ya que los infectados desarrollan una respuesta inmunitaria a medida que sus cuerpos luchan contra el virus, lo que ayuda a protegerlos contra su regreso.

Pero todavía no está claro qué tan fuerte es esta protección o inmunidad, o cuánto tiempo dura.

La inmunidad es el conjunto de mecanismos que nos protegen de las infecciones. Hay dos tipos: la innata y la adaptativa.

La primera entra en acción tan pronto como se detecta un invasor extraño en el cuerpo e incluye la liberación de químicos que causan inflamación y glóbulos blancos para destruir las células infectadas.

Mientras, la inmunidad adaptativa establece una respuesta específica frente al agente infeccioso en concreto. Incluye las células que producen anticuerpos dirigidos que pueden adherirse al virus para detenerlo y las células T, que pueden atacar solo a las células infectadas con el virus, lo que se denomina respuesta celular.

Esta respuesta adaptativa se demora varios días en llegar y uno de sus rasgos es que deja memoria. Es decir, recuerda los patógenos con los que tu cuerpo ha entrado en contacto en el pasado, y por ello sabrá cómo combatirlos en el futuro.

Lo que los virólogos de todo el mundo tratan de determinar ahora es cuánto puede durar esa inmunidad para el covid-19.

“Nuestros cuerpos no se vuelven impermeables a los virus cuando nos recuperamos de una infección, sino que, en muchos casos, se convierten en huéspedes inhóspitos“, escribió Zania Stamataki, viróloga de la Universidad de Birmingham, en un artículo en The Conversation.

“Sin embargo, si los anticuerpos y las células de memoria (células B y T) se quedan de una infección reciente, la nueva expansión del virus es de corta duración y la infección se reprime antes de que el huésped sufra demasiado, o incluso se dé cuenta”.

Para Stamataki este parece ser el caso del paciente de Hong Kong, que no presentó ningún síntoma de la segunda infección, que se descubrió tras las pruebas de rutina en el aeropuerto.

Por qué puede ser una buena noticia

La especialista de la Universidad de Birmingham explica que hay tres posibles resultados cuando hay una reinfección: peores síntomas que conducen a una enfermedad más grave, los mismos síntomas que la primera infección y una mejoría de los síntomas que conducen a una enfermedad más leve o asintomática.

“El primer resultado se conoce como mejora de la enfermedad y se observa en pacientes infectados con cepas similares de virus como el dengue”, escribió Stamataki, agregando que “no hay evidencia de esto para el nuevo coronavirus, a pesar de que hay más de 23 millones de casos confirmados de covid-19 en todo el mundo”.

Un investigador con una réplica del virus en un laboratorio.

Getty Images
Saber más sobre la inmunidad del coronavirus tiene implicaciones en búsqueda de la vacuna.

“El segundo resultado, donde el paciente sufre la misma enfermedad dos veces, indica que no queda suficiente memoria inmunológica para protegerse de la reinfección”, indicó la viróloga en su artículo en The Conversation.

Stamataki explicó que esto puede suceder cuando la respuesta innata, que no requiere células T, es suficiente para controlar la infección.

En cambio, escribe la experta, cuando hay una reinfección pero esta presenta síntomas más leves o no presenta síntomas, eso indica que los anticuerpos y la respuesta de las células B y T persistieron lo suficiente como para proteger de la infección.

Por eso, según la experta, “la ausencia de síntomas experimentados por el paciente de Hong Kong es una muy buena noticia“.

Stamataki indica que “esto tiene implicaciones para la potencia y duración de la inmunidad colectiva, la idea de que cuando lleguemos a un gran número de pacientes recuperados inmunes a la reinfección, esto protegerá a los más vulnerables”.

Y también para el desarrollo de la vacuna contra la covid-19.

“La vacunación puede provocar respuestas inmunitarias más potentes y duraderas en comparación con la infección natural, y estas pueden mantenerse con vacunaciones de refuerzo cuando sea necesario”, agrega la experta.

“Por eso los científicos no se sorprendieron al escuchar evidencia de reinfección“.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.