Futura abogada y amante de los koalas: Diana, la joven que denunció acoso y después fue asesinada
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook Derecho UAN

Futura abogada y amante de los koalas: Diana, la joven que denunció acoso y después fue asesinada

La joven de 21 años fue asesinada con lujo de violencia en su propia casa. En sus redes sociales había reclamado por la indiferencia ante el acoso y violencia.
Facebook Derecho UAN
26 de mayo, 2020
Comparte

“… ¿Tenemos que esperar a que pasen actos de mayor gravedad para empezar a reaccionar gente?”

Con esa pregunta Diana Carolina, estudiante de la Universidad Autónoma de Nayarit (UNA), cerraba la denuncia publicada en su cuenta de Facebook en agosto de 2019, en la que revelaba que había sido acosada y agredida al salir de su escuela, a plena luz del día, sin que nadie interviniera o la defendiera.

Nueve meses después Diana, de 21 años, está muerta. Fue brutalmente asesinada. 

Su cuerpo fue encontrado dentro de la recámara de su propia casa en Tepic, Nayarit, yacía tendida sobre la cama con múltiples heridas provocadas con un arma blanca en abdomen, brazos y pecho.

“Hubo mucha saña… le quitaron la vida de forma inhumana” dijo ayer el fiscal del estado Petronilo Ponce Medrano.

Lee: Asesinan a Diana, estudiante de derecho en la Universidad de Nayarit

Y sí – como Diana anticipó – esta nueva agresión en su contra fue lo suficientemente grave para que la indignación creciera. En pocas horas se volvieron virales los mensajes en redes sociales de condena junto con el “hashtag” denominado #JusticiaParaDiana.

Ello provocó a su vez que el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, emitiera un mensaje asegurando que “a las mujeres no se les debe tocar ni con el pétalo de una rosa” y exigiendo resultados.

El fiscal Ponce, por su parte, prometió – como siempre sucede – que no habrá impunidad, y que era tiempo de hacer un alto para “reflexionar”.

“Esto involucra a toda la sociedad, hay que hacer un alto y una reflexión profunda de que no se le puede estar dando un trato inferior a las mujeres y los hombres necesitamos entender que la participación de la mujer en la actualidad no es como tradicionalmente se concebía”, dijo el fiscal.

Pero el feminicidio de Diana no es el primero caso ocurrido ni en Nayarit ni en México. Tan solo en los primeros cuatro meses de este año 1 mil 301 mujeres fueron víctimas de homicidio o feminicidio, un promedio de once mujeres asesinadas todos los días, entre las que ahora figura Diana Carolina.

Amiga, estudiante y víctima

“Diana era una niña feliz, una persona que siempre que la veías te contagiaba su sonrisa (…) tenía muy buenas calificaciones y era una persona con un gran corazón, le gustaban mucho los koalas. Y siempre que tenías un problema te ayudaba…”

Así recuerda Dora a su amiga Diana Carolina Raygoza Montes, estudiante del tercer año de la carrera de Derecho de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN).

Desde la noche del domingo ella y varios amigos de Diana comenzaron a difundir mensajes en sus redes sociales para expresar su consternación y exigir justicia por el crimen, pero también para recordar a la joven como una chica alegre y publicar fotografías en donde aparecen con ella.

En entrevista con Animal Político, Dora describió a Diana como una amiga cariñosa y como una estudiante aplicada. Dijo que tenía la capacidad de hablar de muchos temas, y tenia debilidad por los koalas. Confirmó que su amiga estudiaba el tercer año de la carrera de Derecho, y le faltaba uno mas para terminar la carrera.

“Diana quería especializarse en la rama penal, es decir quería ser abogada penalista, era uno de sus más grandes sueños lamentablemente el día de ayer estando en su propia casa cumpliendo con la cuarenta fue asesinada en su propia casa, quitándole todos esos sueños y aspiraciones que algún día tuvo”.

Lee: Asesinan a Eugui Roy, estudiante y defensor ambiental en Oaxaca

Otro de sus amigas, Marcela, publicaba ayer en Twitter sobre Diana: “Te conocí en la secundaria, siempre tan alegre y amable; el solo ver tu sonrisa, contagiabas alegría a todo aquel que estuviera cerca…”

Y Alberto Ángel la recordó como su “abogada favorita” y prometió que no descansarían hasta hacer justicia.

“No hay palabras que puedan describir el dolor tan grande que siento en este momento, la mujer que me enseñó a ser mejor persona y ver siempre lo bueno de la vida” dijo el joven en su cuenta de Twitter.

Los detalles en torno al circulo familiar de Diana Carolina por ahora se mantienen bajo reserva. Su familia también ha evitado hacer comentarios con los medios. De hecho, las personas mas cercanas a ella se encuentran bajo investigación como una de las líneas que siguen las autoridades.

En su perfil en Facebook (que ayer fue modificado con la leyenda En Memoria de Diana Reygoza) se detalla que es originaria de Nayarit y que su educación fue pública. Estudió el bachillerato en el Centro de Estudios Tecnológico Industrial y de Servicios CETIS 100, previo a egresar del mismo en 2017 para cursa la carrera de Derecho en la Unidad Académica de Derecho de la UAT.

Como se aprecia en sus redes sociales, Diana era una joven que se estudiaba y se divertía como cualquier otra. Las fotografías con sus amigas y amigos en la ciudad o de vacaciones abundan en su perfil, así como los “memes” y mensajes recientes sobre las clases en línea por la contingencia sanitaria.

Pero entre las publicaciones hay una que llama la atención por el tono serio de la misma. Es la que colocó el 21 de agosto de 2019, en donde denunciaba haber sido victima de acoso y agresión sexual, ataque que padeció ante la indiferencia de otras personas que se percataron de lo sucedido.

La joven cuenta que todo sucedió cuando salió de la universidad y esperaba el transporte público para ir a su domicilio, punto en el que un “sujeto” se le acercó a pedirle la hora con la mirada fija en su cuerpo. Ella intentó alejarse, pero el hombre comenzó a seguirla.

“El tipo me sigue y me ve el pecho con mirada penetrante, me dice que si quiero una bebida que él me la invita, le digo que no y comienza a acercarse cada vez más para en una ocasión intentarme besar, no saben el asco y la incomodidad que sentí” relata la joven.

Pero Diana dice que “lo peor” no fue la agresión por si misma, sino la indiferencia de las personas que vieron lo que ocurría y ni siquiera dijeron algo. Y cuestionaba el hecho de que se exigiera al gobierno mayor seguridad hacia las mujeres, pero al mismo tiempo hubiera poco compromiso social ante ello.

Finalmente se preguntó si era necesario que algo mas grave sucediera para que como sociedad reaccionaran.

Y lo “más grave” sucedió

De acuerdo con un parte policíaco al que Animal Político tuvo acceso, la ultima vez que Diana Carolina fue vista con vida fue el viernes 22 de mayo. Según lo narrado por su padre Henri Heraclio Raygoza Acuña de 49 años, la familia decidió pasar el fin de semana en otro lado, pero Diana prefirió quedarse en casa para seguir la restricción por la contingencia sanitaria.

Desde ahí no se supo mas de la joven hasta que el domingo por la tarde la familia regresó a la casa ubicada en calle de Huajicori 202, en la colonia Morelos de la capital de Nayarit. Al llegar al domicilio descubrieron el cuerpo de la joven en la recámara principal.

Lee: Suben penas por feminicidios, pero solo 3 de cada 100 asesinatos de mujeres son esclarecidos y llegan a condena

El fiscal Ponce Medrano, dijo que de acuerdo con los resultados de los exámenes forenses se calcula que la joven fue asesinada entre las 7 de la mañana y el mediodía del domingo 24 de mayo. La causa del deceso fue la perdida de sangre ocasionada por múltiples heridas hechas en su cuerpo con un arma punzocortante. Algunas de las puñaladas fueron en los brazos, lo que evidencia que la joven intentó defenderse.

La inspección inicial en el domicilio familiar arrojó que ni una puerta ni una ventana fueron forzadas por el agresor para irrumpir en la vivienda, lo que abre la posibilidad de que éste tuviera llaves o fuera un conocido. Tampoco se encontraron huellas de un robo o algún saqueo, lo que permite concluir que la intención directa era cometer el crimen.

En el dictamen de criminalística quedó asentado que la joven se encontraba sobre la cama boca arriba, semidesnuda, con la pantaleta a la mitad de sus muslos. Al cierre de este texto continuaban en curso las pruebas de genética para determinar si hubo algún tipo de violencia sexual y si hay residuos que permitan identificar al responsable.

Diana Carolina no estaba ni drogada ni alcoholizada cuando ocurrió el crimen, como mostraron las pruebas toxicológicas.

“Estamos ante un feminicidio. No hay ninguna duda. Hay el uso de un arma blanca, huellas de forcejeo, entre otros. Estamos aplicando el protocolo para indagar feminicidio de manera rigurosa. Ya tenemos varias líneas de investigación abiertas que no es posible dar a conocer en este momento” dijo el fiscal del Estado.

Hay una pista que dejaron el agresor o los agresores. En la pared del dormitorio fueron colocadas las siglas “SF” utilizando la misma sangre de la joven. Las autoridades indicaron que ya tienen una idea de lo que podría significar, pero no quisieron revelar mas detalles.

La Fiscalía estatal ha recabado más de una veintena de declaraciones tanto a vecinos de la casa, así como a personas del circulo de amistad y familiar de la Diana Carolina. El fiscal Ponce Medrano hizo un llamado a la sociedad civil para que aporten datos útiles que ayuden a que el crimen no quede impune.

Falta trabajo para frenar violencia, reconocen

La Fiscalía estatal confirmó ayer que “seguramente” la Policía Cibernética tuvo conocimiento de la denuncia de acoso que Diana Carolina colocó en sus redes sociales, ya que este tipo de alertas son monitoreadas todo el tiempo. Sin embargo, no se procedió mas allá porque no hubo una denuncia formal, es decir ante el Ministerio Público.

“La policía cibernética tiene contacto de estos casi siempre, pero a veces son tantos que es complicado sobretodo si no se formaliza la denuncia. Y uno de los principales delitos aquí en Nayarit es violencia contra las mujeres y familiar. La carga de trabajo es “importante” dijo el fiscal.

Ponce Medrano reconoció que, aunque se han hecho esfuerzos importantes en combatir a la violencia feminicida en el Estado, “aun falta mucho trabajo” para evitar que estos casos continúen sucediendo, y que cuando sucedan no queden impunes. Pidió a la sociedad “no desanimarse” por este caso.

Pero la violencia contra la mujer no es exclusiva de Nayarit. De hecho, hay 19 entidades con una tasa de homicidios dolosos de mujeres superiores a la de dicha entidad. Colima, Guanajuato y Chihuahua son los estados que lideran con tasas superiores a los cuatro asesinatos por cada cien mil mujeres, mientras que el promedio nacional es de 1.5 y el de Nayarit 0.6 homicidios.

Y en casos reconocidos estrictamente como feminicidios Colima y Morelos lideran con más de un caso por cada cien mil mujeres. El promedio nacional es de 0.47 casos por cien mil mujeres, porcentaje similar al de Nayarit.

Aunque algunas personas como el propio presidente Andrés Manuel López Obrador han insistido en que no hay violencia familiar ni contra las mujeres o que esta no ha crecido,  datos oficiales revelan que las denuncias por estos delitos en 2020 son mayores que en 2019, mientras que abril fue el mes con mas asesinatos de mujeres de los últimos cinco años al menos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: el lugar en América del Norte donde no ha habido casos de covid-19

Mientras los casos de coronavirus siguen aumentando en muchas partes del mundo, hay una región en Canadá que ha logrado permanecer libre del virus.
20 de octubre, 2020
Comparte
niños inuit

AFP via Getty Images
Dos niños inuit regresan de la escuela en Iqaluit.

Los casos de covid-19 están aumentando en muchas partes de Canadá, pero una región, Nunavut -un territorio del norte-, es un raro lugar en norteamérica que puede decir que sus comunidades están libres de coronavirus.

En marzo pasado, cuando las fronteras de todo el mundo se cerraban a medida que aumentaban las infecciones del coronavirus, los funcionarios de Nunavut decidieron que no tomarían riesgos.

Impusieron algunas de las regulaciones de viaje más estrictas en Canadá, prohibiendo la entrada a casi todos los no residentes.

Los residentes que regresan a su casa desde el sur primero tienen que pasar dos semanas, a expensas del gobierno de Nunavut, en “centros de aislamiento”: hoteles en las ciudades de Winnipeg, Yellowknife, Ottawa o Edmonton.

En todos los hoteles están apostados guardias de seguridad y hay enfermeras que controlan la salud de los que se aíslan.

Hasta la fecha, poco más de 7.000 residentes de Nunavut (los nunavummiut) han pasado un tiempo en estos centros como escala durante su regreso a casa.

Ha habido desafíos. Algunas personas que han sido descubiertas violando el aislamiento y se les han impuesto estadías más prolongadas.

Esto en parte ha contribuido a que haya una espera para ingresar a algunos de los centros.

También ha habido quejas sobre la comida disponible para los confinados.

Pero, a medida que las infecciones por coronavirus se propagan por todo Canadá, y con el número de casos en aumento nuevamente, el recuento oficial de casos en Nunavut sigue siendo cero.

madre inuit

Getty Images
Una madre inuit con su hija en la isla de Baffin, Nunavut.

La decisión “bastante drástica” de introducir estas medidas se tomó debido a la vulnerabilidad potencial de la población al covid-19 y los desafíos únicos de la región ártica, explica el director de salud pública de Nunavut, el doctor Michael Patterson.

Aproximadamente 36.000 personas viven en Nunavut, limitada por el Océano Ártico al norte y los Territorios del Noroeste al oeste, en 25 comunidades esparcidas en sus dos millones de kilómetros cuadrados.

Esto es aproximadamente tres veces el tamaño de Texas.

Distancias “alucinantes”

Las distancias son “alucinantes a veces”, admite el doctor Patterson.

Es probable que el aislamiento natural sea parte de la razón de la falta de casos: solo se puede llegar a esas comunidades en avión durante todo el año.

A fines de septiembre, hubo un brote vinculado a los trabajadores que volaron desde el sur a una mina de oro remota a 160 km del círculo polar ártico.

(Esos casos se cuentan actualmente como infecciones en las jurisdicciones de origen de los mineros, lo que mantiene el recuento oficial de casos del territorio en cero).

Ese brote no tiene “casi ninguna posibilidad” de propagarse en la comunidad porque no ha habido ningún viaje entre la mina y alguna de las comunidades durante meses, dice Patterson.

Inukshuk sobre Iqaluit

Getty Images
Es probable que el aislamiento natural de Nunavut sea parte de la razón de la falta de casos.

Pero si bien el aislamiento puede ayudar, también puede crear obstáculos.

La mayoría de las comunidades no tienen la capacidad de realizar pruebas de covid-19 a nivel local, por lo que las pruebas deben recibirse y enviarse en avión.

Los resultados de las pruebas pueden tardar una semana, lo que significa que “estás realmente muy atrasado en el tiempo que te toma identificar y responder”, dice Patterson.

Se están realizando esfuerzos para aumentar la capacidad de prueba y los tiempos de respuesta para obtener resultados en el territorio.

También los recursos médicos son limitados en el norte.

El Hospital General Qikiqtani en Iqaluit, la capital, cuenta con 35 camas de cuidados intensivos y puede atender a unos 20 pacientes con covid-19, estima el doctor Patterson.

En el caso de un brote, “entre las personas que necesiten tratamiento, o necesiten ingreso, muchas de ellas terminarán teniendo que ir al sur y eso supondrá otra carga para nuestro sistema de salud”.

Riesgo de infecciones

Muchas comunidades inuit, en Nunavut y en otros lugares, corren potencialmente un riesgo mucho mayor.

Hay algunos factores en juego, incluidas las condiciones de vivienda inadecuadas e inseguras y las altas tasas de hacinamiento, una realidad demasiado común en el territorio.

La alta prevalencia de tuberculosis es otra preocupación.

Los inuit, que representan más del 80% de la población del territorio, son en general un grupo de alto riesgo para las infecciones respiratorias, incluida la tuberculosis, dice el Inuit Tapiriit Kanatami, un grupo nacional de defensa de los inuit.

niños inuit

Getty Images
Muchas comunidades inuit, en Nunavut y en otros lugares, corren potencialmente un riesgo mucho mayor de infecciones.

Los inuit tienen casi 300 veces más probabilidades de contraer tuberculosis que los canadienses no indígenas.

Debido a una experiencia familiar con esta enfermedad respiratoria, Ian Kanayuk pudo ver los peligros potenciales de covid-19.

El estudiante de 20 años y su madre contrajeron tuberculosis hace unos años. Él pasó nueve meses tomando medicamentos, su madre tuvo una larga estadía en el hospital.

Ambos están bien ahora, pero “fue realmente serio”, dice el joven.

Por ello está a favor de las medidas de distanciamiento social, los límites a las reuniones y las reglas sobre las mascarillas que se han impuesto en todo el territorio, a pesar de la falta de casos.

El doctor Patterson asegura que las medidas todavía son necesarias porque “aunque los centros de aislamiento están ahí, éstos no son perfectos”.

También hay algunas exenciones al aislamiento obligatorio fuera del territorio, por ejemplo, para ciertos trabajadores críticos.

Pero incluso sin casos comunitarios, la pandemia ha afectado al territorio de manera similar a como ha afectado a las personas que viven en todo Canadá.

Kanayuk, al igual que muchos estudiantes universitarios en otras partes del mundo, está decepcionado de tener que estudiar de forma remota desde su casa en Iqaluit, y no en Ottawa, la capital nacional, donde planeaba asistir en persona al Nunavut Sivuniksavut, un programa para jóvenes inuit de todo el país.

“Es descorazonador no poder ir”, dice.

Iqaluit, Canada.

Getty Images
Más de 80% de los residentes de Nunavut son inuit.

También está el desafío adicional de que las lentas velocidades de internet en el territorio afectan el aprendizaje remoto.

La pandemia también ha saturado a un sistema de correo que estaba bajo presión, lo que ha provocado frustraciones por las largas colas para recoger paquetes.

La oficina de correos de Iqaluit ya era una de las más concurridas de Canadá, ya que muchos residentes dependen de la entrega gratuita de Amazon a la ciudad ártica.

Esa oficina de correos ha experimentado durante la pandemia un aumento en el número de paquetes “más allá de lo que podríamos haber anticipado”, indicó Correos de Canadá en un comunicado.

Desde que las estrictas medidas entraron en vigor en Nunavut en marzo, ha habido cierta relajación de las regulaciones.

Con algunas condiciones, los residentes de Nunavut ahora pueden viajar a los Territorios del Noroeste y regresar sin aislarse, al igual que las personas que van a Churchill, Manitoba, para recibir tratamiento médico.

Pero tal como explica el doctor Patterson, es necesario que existan medidas para limitar el contagio cuando el virus llegue a Nunavut, ya que no cree que éste permanezca libre de covid-19 para siempre.

“No, indefinidamente no,” dice. “No habría apostado a que se quedaría así por tanto tiempo”.

Toronto

Getty Images
Algunas regiones en Canadá han impuesto restricciones en las actividades en interiores.

¿Qué ocurre en el resto de Canadá?

Canadá, en general, logró detener la ola del brote durante los meses de verano mediante confinamientos completos en primavera, hasta una reapertura durante el verano.

A fines de la semana pasada se habían registrado 191.732 casos en todo el país y 9.699 muertes.

Pero con la llegada de un clima más frío, las infecciones han aumentado considerablemente en muchas partes del país, impulsadas por las provincias altamente pobladas de Quebec y Ontario.

El número promedio de personas internadas en hospitales cada día también está aumentando en los lugares con más casos, y los funcionarios de salud advirtieron que si hay un gran aumento el sistema de salud podría potencialmente quedar abrumado.

Además, las infecciones han comenzado a resurgir en los asilos y otros centros de cuidado.

Partes de Ontario y Quebec han establecido algunas medidas de confinamiento mientras intentan controlar las infecciones, con suspensiones de eventos como cenas en interiores y cierres de gimnasios en los lugares con más casos, como Montreal y Toronto.

Otras partes de Canadá lo están haciendo mejor.

Las provincias atlánticas -las cuatro provincias al este de Quebec-, han podido limitar la propagación de infecciones y han implementado “burbujas de viajes”, con libre movimiento para los residentes y estrictas órdenes de aislamiento de 14 días para los viajeros externos.

El país todavía está rezagado en la capacidad de realizar pruebas y, a medida que los niños regresaban a la escuela, en algunas áreas se han experimentado largas colas y cambios lentos para obtener resultados.

Aproximadamente 77.000 canadienses se someten a pruebas diarias, pero el objetivo es poder realizar más pruebas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

MAPA: Alcance global del coronavirus

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-V2gDY8mttE&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.