IMSS compra ventiladores rechazados por Salud y a precios desiguales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Delegaciones del IMSS compran ventiladores rechazados por Salud y a precios desiguales

Las delegaciones del IMSS han mostrado su descoordinación en el hecho de que compran los mismos modelos de ventiladores a diferentes precios.
Cuartoscuro
27 de mayo, 2020
Comparte

Las unidades compradoras del gobierno no han seguido un criterio uniforme en la adquisición de insumos, como ventiladores, para afrontar la pandemia de COVID-19.

Esta descoordinación ha propiciado, incluso, que el IMSS compre modelos de ventiladores respiratorios no aprobados por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de la Secretaría de Salud, autoridad rectora de la política sanitaria para atender la emergencia.

Entérate: Proveedor simula competencia, gana contrato del IMSS para ventiladores e incumple

En otros casos, los proveedores venden los mismos modelos de aparatos a precios diferentes a las delegaciones estatales del IMSS, debido a que éstas no se coordinan ni se comparten información de sus procesos de adjudicación.

Esta desorganización también ha permitido que, por ejemplo, una delegación acceda a comprar un modelo de ventilador que había sido rechazado por otra debido deficiencias técnicas de los equipos.

Animal Político revisó cada uno de los procesos de adquisición de estos insumos médicos desde abril para conocer los criterios empleados por las unidades compradoras del IMSS.

El 9 de abril, el Insabi emitió una evaluación documental a diversas marcas y modelos de ventiladores mecánicos, realizada por un grupo de ingenieros biomédicos.

La institución, a cargo de algunas importaciones de estos aparatos desde el extranjero, aprobó al menos 22 modelos que cumplieron con las especificaciones técnicas necesarias para atender a pacientes graves con COVID-19, y definió otros 7 modelos que, si bien no tienen las características requeridas, resultan suficientes en casos de extrema urgencia.

Otros 12 modelos de ventiladores fueron definitivamente descartados por no cumplir el mínimo requerido técnico y clínico.

El área de comunicación social del IMSS informó que el estudio de ventiladores hecho por la Secretaría de Salud se toma en cuenta como “parámetro” en las adquisiciones, pero que las unidades compradoras evalúan y toman decisiones con base en características establecidas por la Coordinación de Planeación e Infraestructura Médica.

Leer más: IMSS-Hidalgo rechaza ventiladores del hijo de Bartlett por no cumplir con requerimientos contratados

Uno de los modelos reprobados por Salud, de la marca Eternity, fabricada en China, fue comprado por la delegación del IMSS en San Luis Potosí el pasado 4 de mayo mediante una adjudicación directa.

En el proceso AA-050GYR023-E100-2020, dicha unidad compradora adquirió 20 aparatos a un precio total de 20 millones 300 mil pesos, IVA incluido, del proveedor Industrias Sandoval S.A. de C.V.

Esta empresa, que es la distribuidora en México de dicho ventilador, también pretendió vender otras 165 piezas a las delegaciones del IMSS en Quintana Roo, Yucatán y Veracruz-Norte en tres distintos procesos de adjudicación (AA-050GYR008-E116-2020, AA-050GYR011-E104-2020 y AA-050GYR014-E264-2020).

No obstante, dichas unidades compradoras sí rechazaron el producto porque, además de sus deficiencias técnicas, ese modelo de ventilador no cuenta con registro sanitario expedido por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de acuerdo con las actas de los procedimientos de compra.

Existen otros dos ejemplos de un modelo de ventilador rechazado por diversas delegaciones del IMSS y que terminó siendo comprado por alguna de ellas.

Es el caso del aparato Ventilamex, fabricado por la empresa mexicana Investigación y Desarrollo en Equipo Médico S.A. de C.V. (IDEM).

Dicho producto fue ofertado en 11 procedimientos de compra del IMSS por las empresas Viasis S.A. de C.V., Industria Electrónica Médica S.A. de C.V., Multiequipos y Medicamentos S.A. de C.V., Comercial de Especialidades Médicas S.A. de C.V., Innovaciones Hospitalarias S.A. de C.V. y Soluciones Integrales Biomédicas S.A. de C.V.

En ocho procedimientos fue rechazado, principalmente, por no contar con registro sanitario y por presentar deficiencias técnicas importantes, como su limitada capacidad para operar con una batería autónoma, de acuerdo con las actas disponibles en Compranet.

Sin embargo, tres proveedores —Viasis, Industria Electrónica Médica y Multiequipos y Medicamentos— sí lograron colocar este modelo de ventilador en las delegaciones del IMSS en Morelos, Quintana Roo y Baja California, respectivamente.

En la compra S18/AD/132/2020, la delegación Morelos del IMSS compró a Viasis 40 unidades Ventilamex por un monto de 33 millones 561 mil 272 pesos; la delegación en Quintana Roo adquirió 30 equipos a Industria Electrónica Médica por 22 millones 800 mil pesos en la adjudicación AA-050GYR008-E122-2020, y la delegación del IMSS-BC compró 25 unidades a Multiequipos y Medicamentos por 19 millones 935 mil 344 pesos en el proceso AA-050GYR030-E180-2020.

Incluso, aunque se trataba del mismo equipo, los proveedores lo vendieron a precios disímiles: Viasis ofertó un precio unitario de 839 mil pesos sin IVA; Industria Electrónica Médica, de 760 mil pesos, y Multiequipos y Medicamentos, de 797 mil pesos.

Otro caso de ventilador cuestionado es el modelo Stephan EVE, fabricado en Alemania, que fue ofertado en seis procedimientos de adjudicación.

La principal distribuidora de este equipo en México es Comercial de Especialidades Médicas S.A. de C.V., aunque también intentaron venderlo Viasis S.A. de C.V. y Dicipa S.A. de C.V.

Cuatro unidades compradoras del IMSS (las delegaciones Michoacán y CDMX-Sur, y los hospitales de alta especialidad de Jalisco y Coahuila) rechazaron el aparato porque, entre otras deficiencias técnicas, no garantiza los diversos modos de ventilación controlada por presión, volumen y frecuencia, necesarios para el tratamiento de pacientes que requieran el soporte ventilatorio por periodos largos y controlados.

La delegación del IMSS en Guanajuato había rechazado inicialmente la oferta de Comercial de Especialidades Médicas en el procedimiento AA-050GYR027-E153-2020, que se falló el 23 de abril, precisamente, porque el ventilador Stephan, lo mismo que otros modelos ofertados por más participantes, no cumplía con los requerimientos técnicos, por lo que la adjudicación fue declarada desierta.

Sin embargo, en un nuevo proceso fallado el 27 de abril, el AA-050GYR027-E162-2020, la misma unidad compradora cambió de parecer y decidió comprarle al proveedor 40 ejemplares de dicho modelo por un monto de 33 millones 58 mil 200 pesos.

También existen casos de ventiladores que han sido recomendados por el Insabi y que algunas delegaciones del IMSS han decidido rechazar.

En su oficio de evaluación, la institución recomendó la adquisición del modelo Bellavista 1000, fabricado por la empresa suiza IMT Medical.

La Unidad Médica de Alta Especialidad No. 71 del IMSS en Coahuila compró 60 unidades de ese modelo a Absten Diagnostik S.A. de C.V. por un monto de 62 millones 880 mil pesos, en la adjudicación AA-050GYR045-E186-2020, del 28 de abril.

Te puede interesar: Sancionado en EU y México, dueño de empresa que vendió ventiladores al IMSS

El proveedor vendió cada unidad a un precio unitario de 1 millón 048 mil pesos sin IVA.

Sin embargo, otra unidad compradora del IMSS, la Unidad Médica de Alta Especialidad “Ignacio García Téllez” de Jalisco, rechazó una oferta idéntica —del mismo proveedor y con el mismo precio unitario por equipo— con el argumento de que no se ajustaba a su presupuesto, conforme al acta del procedimiento AA-050GYR020-E196-2020 del 20 de mayo.

A su vez, la delegación Michoacán declaró desierta la adjudicación AA-050GYR033-E135-2020, del 6 de mayo, al considerar que ninguno de los aparatos propuestos por los cuatro proveedores que participaron era técnicamente adecuado, entre ellos Absten Diagnostik, que ofreció, justamente, el Bellavista 1000.

En otro caso semejante, la delegación Edomex-Poniente declaró el 15 de mayo desierto el proceso de adjudicación AA-050GYR024-E263-2020, con el argumento de que ninguno de los tres participantes ofreció equipos que cumplieran con las especificaciones técnicas requeridas para axiliar a pacientes graves con COVID-19.

Uno de los proveedores, Rohjan S.A. de C.V., ofertó los ventiladores Hamilton modelos C2 y C6, mismos que fueron incluidos por la Secretaría de Salud en el listado de los aparatos recomendables por ser técnicamente adecuados.

Las delegaciones del IMSS también han mostrado su descoordinación en el hecho de que compran los mismos modelos de ventiladores a diferentes precios.

El principal ejemplo es el del equipo más comprado por el gobierno federal.

Se trata del ventilador “Medica D”, fabricado por la empresa Medica D S.A. de C.V. y del que el IMSS y el ISSSTE han adquirido 187 ejemplares.

Así, por ejemplo, el propio fabricante vendió 32 equipos a la delegación IMSS-Sinaloa a un precio unitario de 1 millón 050 mil pesos sin IVA; otras 30 unidades a la delegación Puebla por 951 mil pesos cada uno, y 60 unidades al ISSSTE por 980 mil pesos.

Otra empresa, Minaric S.A. de C.V. —perteneciente al mismo grupo empresarial que Medica D—, vendió 50 ejemplares del mismo ventilador a las delegaciones Sonora y Nayarit a un precio unitario de 1 millón 096 mil pesos.

A ese mismo precio, otra compañía, Servicio y Soporte Biomédico S.A. de C.V., vendió 15 ventiladores marca Medica D a la delegación IMSS-Colima.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Vacunas contra la COVID: las fortalezas y debilidades de las nueve candidatas más adelantadas

Los anuncios recientes de Pfizer y Moderna han sido buenas noticias en la batalla contra la pandemia de coronavirus. Pero estas no son las únicas farmacéuticas que han avanzado en la fabricación de vacunas.
Getty Images
22 de noviembre, 2020
Comparte

La comunidad científica recibió con gran entusiasmo las buenas noticias sobre la vacuna contra el coronavirus desarrollada por las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech: un 95% de efectividad, ningún efecto secundario preocupante y buena protección para personas mayores de 65 años y de diferentes razas y etnias.

La efectividad se midió utilizando a los 170 voluntarios de los ensayos clínicos de Fase III que fueron diagnosticados con covid-19, pues al comparar los resultados los científicos constataron que la gran mayoría de participantes infectados pertenecían al grupo al que se le había administrado un placebo, es decir, una sustancia sin efecto terapéutico.

Esto significa que la gran mayoría de voluntarios inmunizados parecen haber sido protegidos del Sars-CoV-2, el coronavirus responsable de la pandemia.

Y aunque el estudio, en el que participan más de 43.000 personas repartidas por Sudáfrica, Alemania, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Turquía, continuará durante varios meses, estos hallazgos preliminares servirán para que Pfizer y BioNTech soliciten una autorización de emergencia para su producto a la FDA, la agencia reguladora de los Estados Unidos, “en los próximos días”.

La de Pfizer y BioNTech no es la única candidata al borde de la aprobación.

En un comunicado difundido esta semana, el laboratorio Moderna informó que su inmunizador había registrado una tasa de efectividad del 94%.

Y nuevos anuncios de otras empresas parecen inminentes.

Pero, ¿cuáles son las fortalezas y debilidades de cada competidor en esta carrera por una vacuna? Ha llegado el momento de conocerlos.

1. BNT162 (Pfizer y BioNTech)

Por lo que se sabe hasta el momento, la vacuna BNT162 es una de las más avanzadas y debería ser aprobada por Estados Unidos en las próximas semanas.

Esta utiliza la tecnología conocida como ARN: es decir, contiene una pequeña secuencia genética creada en el laboratorio que “enseña” a las propias células del cuerpo humano a producir proteínas similares a Sars-CoV-2. A partir de ahí, el sistema inmunológico reconoce la amenaza y crea una respuesta que protege al cuerpo de futuras infecciones.

Gráfico sobre la vacuna.

BBC

Cabe destacar que los resultados anunciados por Pfizer y BioNTech aún necesitan ser publicados en alguna revista científica y evaluados por expertos independientes.

Pero si son consistentes, representarán un cambio de paradigma en la ciencia, pues la suya sería la primera vacuna genética de la historia.

¿Cuál es la ventaja de esto? Primero, son mucho más fáciles y rápidas de producir. Luego, los requisitos de laboratorio y equipo son menores en comparación con los inmunizadores que tenemos hasta ahora.

Pero el mayor inconveniente es la necesidad de mantener las dosis a una temperatura inferior a 70° C para evitar que la sustancia pierda su efecto. Esto puede convertirse en un obstáculo importante en regiones remotas o muy cálidas.

En entrevistas recientes, los representantes de Pfizer dijeron que están pensando en soluciones y tecnologías para garantizar una temperatura tan baja, menor incluso que el más frío invierno en la Antártida.

Otro problema sería la disponibilidad de este inmunizador en los países en desarrollo.

Por ahora, por ejemplo, y a pesar de la participación de Brasil en las pruebas, no existe ningún arreglo para la compra o transferencia de tecnología al país. E incluso si el gobierno brasileño y las dos empresas cierran un acuerdo, las primeras dosis solo llegarían a Brasil a partir del primer trimestre de 2021, pues otras naciones ya se han garantizado los primeros lotes.

Vacunación

Getty Images
Dadas las limitaciones en el número de dosis, las primeras vacunas aprobadas estarán restringidas a algunos grupos, como profesionales de la salud, ancianos y personas con enfermedades crónicas.

2. mRNA-1273 (Moderna)

Esta candidata también forma parte del grupo de vacunas basadas en ARN. El reciente anuncio de Moderna, por su parte, se basó en 95 participantes en ensayos clínicos diagnosticados con covid-19. Los resultados muestran que 90 de ellos eran del grupo placebo, lo que sugiere una tasa de efectividad del 94%.

También hay otras buenas noticias relacionadas con esta primer informe: el inmunizador no causó ningún evento adverso notable y generó una respuesta constante del sistema inmunológico incluso en los ancianos o en personas con enfermedades crónicas. También parece prevenir casos graves que requieren hospitalización e intubación.

Antes de solicitar la aprobación, sin embargo, el fabricante de medicamentos debe esperar un poco más para completar el objetivo de 150 eventos (es decir, 150 participantes infectados de covid-19) para tener datos más sólidos. Esto debería suceder en las próximas semanas.

Comparado con el competidor Pfizer y BioNTech, el producto de Moderna tiene la ventaja de almacenarse a menos de 20° C. Esta es una temperatura mucho más fácil de garantizar con los congeladores que tenemos actualmente.

No hay mucha información sobre la posible llegada de esta vacuna a los países en desarrollo. Una forma de obtener el producto puede ser el Fondo Global de Acceso a Vacunas para Covid-19 (Covax), creado por la Organización Mundial de la Salud con el objetivo de distribuir dosis a países menos desarrollados. Numerosos países latinoamericanos son parte de esta iniciativa.

3. AZD1222 (Universidad de Oxford y AstraZeneca)

También probada en Brasil, esta candidata pertenece al equipo de vacunas de vectores virales no replicantes.

Esto quiere decir que se construyó a partir de un adenovirus, un tipo de virus que no daña nuestra salud. En su interior, los científicos insertaron algunos genes de Sars-CoV-2 para provocar una reacción del sistema inmunológico.

A la vacuna le ha ido bien en ensayos clínicos: la información completa del estudio de Fase II se publicó el 19 de noviembre en The Lancet y confirmó que el inmunizador es seguro y no causa efectos secundarios graves, incluso en ancianos. Otro punto a destacar es que produjo anticuerpos, una gran señal.

Queda por ver si esta producción de anticuerpos está realmente relacionada con un efecto protector contra el propio virus. Pero esta tasa de efectividad solo se conocerá en la Fase III, cuyos resultados preliminares están programados para ser publicados próximamente.

Las fortalezas y debilidades de AZD1222 están en su originalidad: hasta el momento, no existe una vacuna aprobada que utilice este tipo de metodología. Por un lado, esto puede funcionar y revolucionar el conocimiento en el campo. Por otro, es necesario esperar pacientemente los resultados para ver la efectividad y seguridad del producto.

Una ventaja de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca está en su disponibilidad. Entre otros, Brasil, Argentina y México ya tienen convenios para la compra y transferencia de tecnología.

A nivel mundial, los responsables de esta vacuna garantizan que tendrán capacidad para entregar 3.000 millones de unidades en 2021. Las empresas aún no han revelado si su producto necesita una refrigeración especial.

Coronavirus

Getty Images
Vacunas de virus inactivado, basadas en ARN, de subunidad proteica … hay muchos tipos de armas que se están probando en la lucha contra el covid-19.

4. CoronaVac (Sinovac)

Esta vacuna china copó titulares la semana pasada, luego de la suspensión de las pruebas clínicas en Brasil por la muerte de un voluntario. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y el Instituto Butantan intercambiaron críticas en una serie de notas y entrevistas colectivas.

Pero pocos días después se aclaró que la muerte no había tenido nada que ver con la vacuna y se retomó el estudio con normalidad.

Dejando a un lado la polémica, la farmacéutica Sinovac también apuesta por la estrategia del virus inactivado. Los científicos utilizaron algún método, como calor o productos químicos, para desactivar el Sars-CoV-2 y que no cause infección ni se reproduzca dentro del cuerpo. Aun así, cuando se aplica en una vacuna, el virus es reconocido por el sistema inmunológico, creando una respuesta protectora.

El punto fuerte aquí es la fiabilidad. La ciencia ha estado trabajando con vacunas de virus inactivados durante casi siete décadas. Por eso ya sabemos muy bien cómo producirlas y los principales problemas que pueden aparecer por el camino.

En la dirección opuesta, el punto débil es el retraso. La fabricación requiere un rigor extremadamente alto y una planta industrial muy bien equipada. La formulación tampoco rinde mucho en dosis por litro.

El producto se encuentra en la Fase III de prueba y pronto espera completar la cantidad mínima de eventos (voluntarios infectados con covid-19) para calcular su tasa de efectividad, como sucedió recientemente con Pfizer / BioNTech y Moderna.

La refrigeración no parece ser un problema, ya que otras vacunas de virus inactivados pueden guardarse en un refrigerador convencional.

Otro punto positivo es el acuerdo entre Sinovac y el Instituto Butantan, en São Paulo, que debería facilitar el acceso a CoronaVac en Brasil y América Latina.

5. Sputnik V (Centro Gamalaya de Investigación en Epidemiología y Microbiología)

Durante mucho tiempo, la palabra que mejor definió a la vacuna Sputnik V fue misterio. Las primeras noticias de Rusia, donde se encuentra el Instituto de Investigación Gamalaya, decían que ya se encontraba en una etapa avanzada de investigación. Poco después, fue aprobada por el gobierno.

Los especialistas estaban muy preocupados porque las pruebas clínicas que garantizan la confiabilidad del proceso de investigación no habían sido registradas ni publicadas en ninguna revista científica.

Desde entonces, ha surgido mucha información: la vacuna se basa en el vector viral no replicante (del mismo tipo en la Universidad de Oxford / AstraZeneca) y se está probando en unos 40,000 voluntarios en países como Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y Bielorrusia.

Con base en uno de estos análisis preliminares, los investigadores de la Sputnik V anunciaron una efectividad del 92%, basándose en 20 eventos registrados. Hay que esperar a que el estudio evolucione un poco más para que este ritmo se consolide.

Se especula que el inmunizador no requiere congelación, pero esa información aún no se ha confirmado.

6. JNJ-78436735 (Johnson & Johnson)

Sudáfrica, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, México y Perú son los países donde actualmente se prueba la vacuna de Johnson & Johnson. Hay más de 60 mil voluntarios en estos países.

Basada en la tecnología del vector viral no replicante (el mismo utilizado por la Universidad de Oxford / AstraZeneca y la Sputnik V), parece estar un poco retrasada, ya que la farmacéutica no ha hecho anuncios de análisis preliminares. Se espera que suceda en las próximas semanas.

La principal ventaja estaría en los números: parte de los estudios de Fase III evalúa una sola aplicación de la vacuna. Los otros competidores necesitan dos dosis para tener efecto. Si este esquema funciona, podría significar ahorros de miles de millones de dólares.

Vacunas contra el covid

Getty Images
Se están evaluando varias estrategias y tecnologías para crear vacunas contra el covid-19: desde métodos establecidos con virus inactivados hasta nuevas formulaciones con ARN, un código genético creado en el laboratorio.

7. NVX-CoV2373 (Novavax)

Este es el representante más avanzado de la clase de vacunas de subunidades de proteínas. En lugar de utilizar todo el virus, se desarrolló a partir de un pequeño fragmento de Sars-CoV-2 capaz de activar una respuesta inmunitaria.

En relación con los competidores enumerados anteriormente, el desempeño de Novavax tardará más en conocerse. Parte de los estudios de Fase III se llevan a cabo en el Reino Unido con 15,000 voluntarios y se esperan resultados preliminares en enero o febrero de 2021.

Hay otra parte de esta investigación que se realizará con decenas de miles de participantes en Estados Unidos. Se espera que la etapa comience a fines de noviembre o principios de diciembre.

Como el producto de Novavax es parte de Covax (ese consorcio de la OMS para la compra y distribución de dosis a países menos desarrollados), es posible que llegue a América Latina en algún momento, si todo va bien.

8. Ad5-nCoV (CanSino)

También elaborada a partir de un vector viral que no se replica (como los candidatos de la Universidad de Oxford / AstraZeneca, Sputnik V y Johnson & Johnson), fue aprobada de emergencia para su uso por personal militar chino, incluso antes de importantes estudios de seguridad y eficacia.

En las pruebas de Fase III, la Ad5-nCoV se aplica actualmente a más de 40.000 voluntarios de Pakistán, Arabia Saudita y México.

Hay poca información sobre esta vacuna así que es necesario esperar nuevos anuncios por parte de los responsables.

9. Covaxin (Bharat Biotech)

Desarrollada en India, es una de las últimas candidatas en entrar en la Fase III de ensayos clínicos. Al igual que CoronaVac, también utiliza virus inactivados en su formulación.

Como se mencionó anteriormente, existe una gran experiencia mundial en el uso de esta tecnología, aunque es costosa y requiere mucho tiempo en comparación con los métodos más modernos.

Para los ensayos, los responsables pretenden reclutar a más de 25.000 participantes en territorio indio. Según un informe de Reuters, se espera que la distribución de dosis comience a partir de febrero de 2021.

Pronto se darán a conocer más detalles sobre Covaxin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.