Pese a orden de Corte, no avanza el observatorio para vigilar a Guardia Nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Pese a orden de Corte, hay nulo avance en observatorio para vigilar a la Guardia Nacional

Se dio un plazo de dos años al Estado mexicano para crear este observatorio independiente, pero transcurrido casi el 75% del tiempo ONG revela resistencias del gobierno.
AFP
24 de mayo, 2020
Comparte

En noviembre de 2018 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) le ordenó a México, como parte de la sentencia por el Caso Atenco, diseñar y poner en marcha un observatorio independiente para monitorear el uso de la fuerza y la rendición de cuentas de la entonces Policía Federal (PF), hoy Guardia Nacional.

Pero, a seis meses de que venza el plazo que la Corte fijó para cumplir con dicho observatorio ya que por ley las obligaciones de PF corresponden ahora a la Guardia, el avance es prácticamente nulo.

Así lo reveló en entrevista Stephanie Brewer, titular del área internacional del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro (Centro Prodh), organización que participa en las mesas que coordina la Secretaría de Gobernación (Segob) para el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana.

Lee: Opacidad, simulación y dudosa eficacia: La Guardia Nacional a un año de su creación 

Dicha sentencia, explica Brewer, no solo fijó medidas para la reparación de las graves violaciones a los derechos humanos registradas en San Salvador Atenco en 2006, sino también obligaciones que debe acatar nuestro país para que hechos como la represión policial y la tortura no se repitan.

En varios de esos puntos existe algún grado de avance, pero en cuanto al tema de la implementación de este observatorio que fiscalizará las actividades de la Guardia Nacional no se ha avanzado siquiera en la definición de una ruta para que se materialice.

“Hasta la fecha no hemos tenido desafortunadamente una mesa de trabajo para poder avanzar en diseñar el observatorio y ver la ruta del cumplimiento. Esta medida no cuenta con avances, ni con acciones realizadas. No hay ruta marcada tampoco. No hay nada”, dijo.

Brewer dijo que el 4 de abril de 2019 se realizó una mesa interinstitucional con las distintas dependencias responsables de cumplir las medidas de la sentencia del caso Atenco, y uno de los acuerdos fue la realización de mesas especificas posteriores para el cumplimiento de cada uno de los puntos.

Sin embargo, la mesa destinada para el observatorio nunca se instaló. En diciembre del año pasado el Centro Prodh envió una comunicación oficial a Segob solicitando la instalación de esta mesa para iniciar los trabajos, pero no ha habido respuesta hasta la fecha.

La situación es preocupante porque ya transcurrió un año y medio de los dos que fijó de plazo la CIDH para cumplir con la sentencia, la cual México está obligado a acatar.

“Si hay voluntad política con el tiempo que queda sí se puede arrancar, pero hasta ahora no hemos visto materializada esta voluntad ni que se vea como prioridad. Y este es un proceso complejo porque requiere diseñar cuidadosamente un observatorio que funcione y que posiblemente tendrá que materializarse con una iniciativa legislativa”, dice Brewer.

Sobre este tema, Animal Político solicitó a la Segob – en su calidad de instancia coordinadora del cumplimiento de la sentencia – una postura oficial, pero hasta la publicación de esta nota no se había recibido respuesta.

Fiscalizar, un pendiente urgente

La CoIDH resolvió que nuestro país requiere algo que no existe hasta la fecha: una instancia independiente que permita darle un seguimiento cercano a las políticas sobre uso de la fuerza y rendición de cuentas de la hoy Guardia Nacional, y de la policía del estado de México. Instancia que debe contar, obligatoriamente, con la participación de la sociedad civil.

Se trata, en síntesis, de contar con mecanismos externos de supervisión de las fuerzas policiales que complementen a los órganos de control interno, con la finalidad de mejorar su desempeño y fortalecer el respeto a los derechos humanos.

Materializar este punto no se limita a organizar el observatorio sino a que el gobierno diseñe los sistemas de información que lo alimenten para una correcta evaluación de las fuerzas de seguridad.

Brewer explica que se trata de un órgano de fiscalización que en muchos países ha dado buenos resultados, pero que en México es un pendiente urgente desde hace tiempo.

“Si bien los hechos ocurridos en San Salvador Atenco son de mayo de 2006 hay una larga serie de ejemplos de ese año a la fecha que muestran que la problemática persiste y que la tortura ha continuado; son violencias que siguen vigentes y que requieren ser fiscalizadas para luego ser corregidas”, dijo la especialista.

Y añade: “México tiene deudas pendientes enormes en materia de regular y controlar el uso de la fuerza y en rendición de cuentas tratándose sobretodo de fuerzas de seguridad y durante muchos años tanto órganos internacionales como nacionales han llamado a que se creen organismos de fiscalización.

Aunque la sentencia de la Corte va dirigida exclusivamente a la entonces Policía Federal y del estado de México, el Centro Prodh considera que el observatorio que se diseñe puede replicarse hacia las fuerzas de seguridad de todos los niveles en México.

Lee: Guardia Nacional se queda corta: no llegó a la cifra de elementos que tenía previstos para terminar 2019

Urgencia mayor con GN y militarización

La sentencia de la CoIDH originalmente planteó la creación del observatorio para la Policía Federal, fuerza de seguridad que desapareció en el actual sexenio. Sin embargo, la obligación del Estado mexicano de ponerlo en marcha persiste y debe enfocarse en la Guardia Nacional.

Así lo confirma un análisis del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República que puede consultarse aquí, y que establece que la Ley de la Guardia Nacional es clara al señalar que esta asumirá los “objetivos, atribuciones y obligaciones” de la ya extinta Policía Federal.

De acuerdo con lo establecido en la Constitución, la Guardia Nacional es una policía civil por definición, sin embargo, en la realidad es una fuerza militar subordinada a un mando operativo castrense y donde más del 70 por ciento de sus integrantes pertenecen a las fuerzas armadas.

Además, bajo la subordinación y responsabilidad de la Guardia Nacional se encuentran las fuerzas armadas convencionales que, por orden presidencial, también colaboran ya oficialmente en tareas de seguridad pública.

Stephanie Brewer señala que este contexto de militarización de la seguridad pública vuelve aun mas urgente la necesidad de contar con un mecanismo de supervisión externa de sus actividades.

“Se debería estar supervisando desde ya a la Guardia desde su conformación. La evidencia ha probado que la militarización de la seguridad publica aumenta las violaciones a derechos humanos por lo cual hay que vigilar aun mas esto. Se vuelve aun más relevante la creación del Observatorio, dice la especialista del Centro Prodh.

Animal Político publicó el pasado viernes que las fuerzas armadas encabezan las denuncias por violaciones graves a derechos humanos del 2006 a la fecha. Tan solo en el tema de desapariciones forzadas, el 49 por ciento de las quejas corresponden al Ejército, mientras que el 30 por ciento se responsabiliza a la Marina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Amazon: los padres de niñas llamadas Alexa protestan contra la compañía

Algunas niñas llamadas Alexa sufren bullying por tener el mismo nombre que la palabra de activación de los altavoces inteligentes de Amazon.
5 de julio, 2021
Comparte

Llamarse Alexa hoy día puede resultar problemático.

Los padres de niñas llamadas Alexa dicen que sus hijas están sufriendo bullying por tener el mismo nombre que Amazon usa para activar su asistente virtual.

Algunos incluso han cambiado los nombres de sus hijas porque dicen que el aluvión de burlas relacionadas con el nombre de Alexa es “implacable”.

Piden a Amazon que cambie la palabra de activación predeterminada para sus dispositivos de voz a un nombre que no sea de persona.

Amazon dice que “lamenta” estos incidentes y que existen palabras alternativas para activar su asistente.

La palabra Alexa se ha popularizado en los últimos años a medida que más familias han comenzado a usar parlantes inteligentes activados por voz.

Los dispositivos Echo y Echo Dot de Amazon usan Alexa como el comando que el usuario dice antes de dar instrucciones o de hacer una pregunta.

Sin embargo, esto está causando problemas a personas que se llaman Alexa, que a menudo son el blanco de bromas de gente que grita su nombre y emite un comando.

Amazon Echo

Getty Images
Los dispositivos Echo y Echo Dot de Amazon usan Alexa como el comando que dices antes de dar instrucciones o hacer una pregunta.

La hija adolescente de Heather (no es su nombre real), Alexa, empezó a escuchar bromas de otros niños, e incluso de maestros, debido su nombre, tan pronto como comenzó la escuela secundaria.

“No quería presentarse a los demás a causa de esas bromas y reacciones. Era y es una niña, pero algunos adultos pensaron que estaba bien bromear así con ella. Es devastador. La escuela no ayudó y dijo que ella necesitaba hacerse más fuerte”.

Una situación “injusta”

Heather dice que aquello tuvo un gran impacto en la salud mental de su hija. Al final, decidieron cambiarle de nombre.

“Ahora está mucho mejor. Y la hemos trasladado a una nueva escuela para que tenga un nuevo comienzo. Pero esta injusticia siempre estará con ella y con nosotros”.

“Amazon debe cambiar la palabra de activación predeterminada en sus dispositivos. Está claro que no se han hecho suficientes investigaciones éticas sobre el uso de Alexa”.

Alexa de Amazon

Getty Images
Amazon dice que existen “alternativas”.

El problema ha generado quejas desde el lanzamiento de Alexa. Solamente en Reino Unido, hay más de 4.000 menores de 25 años llamadas Alexa. Los padres de algunas de ellas le contaron a la BBC historias similares a la de Heather.

Charlotte (nombre ficticio) dice que su hija Alexa tiene solo 6 años y que ya la están acosando.

“Todo comenzó en la escuela. Los niños mayores decían cosas como ‘Alexa, pon música disco’. Otros niños le gritaban órdenes”.

“El otro día, estábamos en el parque y todos los niños le decían eso constantemente. Ella empezó a cerrarse. Creo que está afectando a su confianza. Los adultos también se ríen de ella“.

“‘Ojalá la gente no supiera mi nombre’, me dijo”.

“Las personas que compran estos dispositivos sin darse cuenta aumentan el problema”.

Charlotte cree que Amazon “no publicita” el hecho de que se puede cambiar la palabra de activación de sus altavoces por otra que no sea Alexa.

Bebé usando dispositivo de Amazon

Getty Images
Muchos conocen a Alexa desde muy pequeños.

En respuesta, Amazon dijo en un comunicado: “Diseñamos nuestro asistente de voz para reflejar las cualidades que valoramos en las personas: ser inteligente, cariñoso, empático e inclusivo”.

“Nos entristecen las experiencias que compartieron y queremos ser muy claros: el acoso de cualquier tipo es inaceptable y lo condenamos de la manera más enérgica posible”.

“Alexa es humana”

En Estados Unidos, Lauren Johnson, de Massachusetts, inició una campaña llamada Alexa is a Human (“Alexa es humana”).

“Mi hija Alexa ahora tiene 9 años. Todo esto va más allá de las burlas y del acoso ‘normal’. Es la eliminación de la identidad. La palabra Alexa se ha convertido en sinónimo de sirvienta o esclava. Da una licencia para tratar a quienes se llaman Alexa de manera manera servil”, explica.

Lauren agregó que, en el caso de niños más mayores, muchos chistes relacionados con el nombre de Alexa pueden ser de naturaleza sexual.

El problema también afecta a los adultos. Alexa vive en Hamburgo, Alemania y experimenta bromas con su nombre en el ámbito privado y profesional.

“Si hago una presentación en el trabajo, tan pronto como digo mi nombre alguien hace siempre un comentario”, le dijo a la BBC.

“Creo que es éticamente inaceptable que una marca pueda secuestrar un nombre humano y cambiar totalmente su significado. Mi nombre es mi identidad”.

“Animo a todas las personas que se llaman Alexa a que luchen por su nombre. Es Amazon quien tiene que dar un paso atrás“.

Amazon

Getty Images
Amazon lanzó Alexa en EE.UU. en 2014.

La respuesta de Amazon es la siguiente: “Como alternativa a Alexa, ofrecemos otras palabras de activación entre las que los clientes pueden elegir, como Echo, Computer y Amazon. Valoramos los comentarios de los clientes y, como en todo lo que hacemos, seguiremos buscando formas de ofrecerles más opciones en esta área”.

Alexa no es el único asistente de voz con nombre de persona.

Siri, el nombre del asistente de voz de Apple, es una abreviatura de Sigrid y se usa en Noruega, Suecia y las islas Feroe, aunque su pronunciación en noruego es diferente.

Una mujer llamada Siri, residente Reino Unido, le dijo a la BBC que ha recibido muchas bromas sobre su nombre, incluso por parte de un empleado del servicio de asistencia técnica de Apple.


Medidas para niños víctimas de bullying:

  • Buscar ayuda en adulto de confianza
  • No enfrentarse a los acosadores solo
  • Evitar situaciones de conflicto
  • Informar sobre ello y tomarse un tiempo
  • Cuidar la salud mental

Fuente: Sociedad Nacional para la Prevención de Crueldad a los Niños (NSPCC, por sus siglas en inglés)


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.