Por pandemia, el INM detiene 10 veces menos migrantes que hace un año
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Desde el inicio de la pandemia el INM detiene diez veces menos migrantes que hace un año

La pandemia ha logrado lo que la estrategia de militarización del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no había conseguido: frenar casi por completo el tránsito de migrantes hacia Estados Unidos.
Cuartoscuro
Comparte

La emergencia sanitaria por COVID-19 frenó la migración hacia Estados Unidos. Según datos del Instituto Nacional de Migración (INM) a los que tuvo acceso Animal Político, el número de extranjeros detenidos por estar en situación irregular en México se desplomó desde el inicio de la crisis. En abril y lo que llevamos de mayo, la cifra de arrestados es hasta diez veces menor que la que se registró el año pasado.

En marzo, el INM detuvo a 7 mil 815 extranjeros, mientras que 12 mil 780 fueron arrestados en 2019. Esta tendencia se reforzó en abril, cuando fueron detenidos 2 mil 625 migrantes. Un año antes, 20 mil 551 personas habían sido interceptadas por agentes migratorios y conducidas a centros de detención. En lo que llevamos de mayo (el informe analiza hasta el 20 de este mes), el número de detenciones bajó hasta las mil 370.

Según fuentes del INM, estas estadísticas toman en cuenta tanto migrantes interceptados en controles establecidos en territorio mexicano como centroamericanos devueltos por Estados Unidos nada más ser detenidos en la frontera.

Las devoluciones exprés operan desde el 21 de marzo, cuando Donald Trump, aprovechando las medidas de protección contra el coronavirus, anunció que cerraría sus fronteras y devolvería a México o deportaría inmediatamente a todos los que fuesen arrestados tratando de cruzar. Desde entonces, el protocolo se ha renovado cada 30 días dentro de las medidas de cierre de la frontera por motivo de la pandemia de coronavirus.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador respondió que aceptaría no solo a sus conciudadanos, sino también a guatemaltecos, hondureños y salvadoreños a los que recibe y encierra en estaciones migratorias antes de expulsarlos a sus países.

Animal Político documentó que estas personas fueron expulsadas por cuatro vías: deportándolas, abandonándolas en la frontera con Guatemala, liberándolas en la calle sin recursos y con la prohibición de regresar al norte o alojándolas en alguno de los pocos albergues de la sociedad civil que pudo recibirlas.

Lee: Más de 3 mil 600 migrantes fueron deportados desde el inicio de la pandemia, según datos del INM.

El número de solicitudes de refugio también cayó de forma drástica. Entre el 1 de abril y el 15 de mayo,  mil 496 personas pidieron protección a la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar). Según explicó el comisionado Andrés Ramírez, el número de trámites para ser protegido por el estado mexicano cayó un 86% respecto al año pasado. Al contrario que otros países como Estados Unidos, México no suspendió el derecho a pedir asilo para las víctimas de la violencia.

La pandemia logra lo que no pudo la Guardia Nacional

La pandemia ha logrado lo que la estrategia de militarización del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no había conseguido: frenar casi por completo el tránsito de migrantes hacia Estados Unidos.

En enero, por ejemplo, México detuvo a 12 mil 890 migrantes, casi 5 mil más que los 8 mil 204 que detuvo un año atrás. Aquí la clave está en la diferente respuesta que tuvo el gobierno de López Obrador ante las caravanas que llegaron a la frontera sur. Mientras que en 2019 entregó más de 15 mil tarjetas de residente por motivos humanitarios en menos de diez días, un año después más de dos mil centroamericanos fueron detenidos, encerrados y deportados tras el intento de caravana que llegó a las fronteras de Chiapas y Tabasco.

En febrero, la tendencia ya fue a la baja y fueron detenidos 7 mil 947 personas, casi dos mil menos que las 10 mil 035 que el INM arrestó en 2019.

“El flujo se ha detenido casi por completo, ahora viene más desde Estados Unidos”, dice Ana Lorena Delgadillo, de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho.

Esta ONG, junto con otros grupos como Imumi, Asylum Access, Alma Migrante AC o Sin Fronteras promovió diversos amparos para proteger a los migrantes en el contexto de la pandemia de COVID-19. Estas iniciativas legales se presentaron en juzgados de Tabasco, Ciudad de México, Chiapas, Chihuahua, Tijuana, Veracruz y Nuevo León, para solicitar a diversas autoridades que tomen las medidas de “acceso a la salud, a una estancia regular, a una vivienda digna, así como la suspensión de las detenciones migratorias, y la libertad de la personas detenidas en estaciones migratorias”.

A pesar de que seis de los amparos fueron aceptados, las organizaciones denunciaron recientemente que México no está dando cumplimiento a las órdenes judiciales. Según dijo Delgadillo, las autoridades no están informando sobre el paradero de las personas a las que detienen ni tampoco les están ofreciendo garantías de estancia, sino que las están deportando masivamente y sin siquiera hacerles pruebas para determinar si enfermaron de COVID-19.

Una de las peticiones formuladas por las ONG es saber cuántos centroamericanos fueron devueltos por Estados Unidos y cuál ha sido su paradero.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), informó de que en marzo fueron devueltos 6 mil 444 migrantes por el denominado Título 42, que faculta las deportaciones exprés, y en abril fueron expulsados 14 mil 416. Estas cifras engloban a mexicanos y centroamericanos.

El canciller Marcelo Ebrard dijo que calculaba que los guatemaltecos, hondureños y salvadoreños son el 30% de estas expulsiones, por lo que entre marzo y abril serían unos 4 mil.

Según este dato, la mayor parte de los detenidos por el INM desde el inicio de la pandemia serían migrantes o solicitantes de asilo expulsados por Estados Unidos sin derecho a pedir protección o a tener un proceso migratorio en el norte.

El INM asegura también que ningún migrante se ha contagiado de COVID-19 en sus instalaciones. Sin embargo, cuatro menores guatemaltecos dieron positivo el pasado 7 de mayo tras ser repatriados desde México.

Las autoridades sanitarias guatemaltecas confirmaron a Animal Político que los cuatro, con edades entre los 16 y los 17 años, traían consigo un documento expedido por México en el que garantizaba que estaban asintomáticos. Una vez les realizaron la prueba se dieron cuenta de que se habían contagiado. Hasta el momento nadie ha aclarado si enfermaron en el trayecto desde la frontera hasta Quetzaltenango, el municipio guatemalteco al que se traslada a los menores no acompañados, o si fue en el tiempo en el que estuvieron bajo custodia del INM.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Chadwick Boseman: por qué el personaje protagonista de Black Panther es considerado un ícono en el cine

Su rol en Black Panther es un ícono para la comunidad negra y de ascendencia africana. Marcó a una generación.
29 de agosto, 2020
Comparte

Días de luto en la industria cinematográfica.

La muerte de Chadwick Boseman, actor estadounidense reconocido mundialmente por su papel protagonista en la película de superhéroes Black Panther, ha conmocionado al mundo entero.

Boseman murió en su casa de Los Ángeles víctima de un cáncer de colon que padecía desde 2016.

La noticia se conoció en la noche de este viernes y desde entonces se han sucedido miles de reacciones en redes sociales despidiéndose del que muchos consideran un hito en la historia del cine.

Su rol en Black Panther es un ícono para la comunidad negra y de ascendencia africana. Marcó a una generación.

“Chadwick Boseman le puso vida a la historia en la gran pantalla (…) en Black Panther fue un superhéroe para muchos”, escribió en Twitter Martin Luther King III, activista de derechos humanos e hijo mayor de Martin Luther King Junior.

https://twitter.com/OfficialMLK3/status/1299541620279439366

Black Panther, dirigida por Ryan Cogler, fue un éxito taquillero, pero su significancia trasciende cualquier cifra o premio. Para cinéfilos, expertos, jóvenes y adultos, fue una auténtica “revolución social”.

Y la cabeza más visible de esa revolución fue Chadwick Boseman.

El primer superhéroe negro protagonista

“Terrible noticia la desaparición de Chadwick Boseman. Tenía el talento de un gran actor, el carisma de una gran estrella y una gran carrera. Brilló en Da 5 Bloods, 42, Marshall o Get on Up. En Black Panther convirtió su personaje en una revolución social”, reaccionó en Twitter el director de cine español Juan Antonio Bayona.

Jamás en la historia se había producido un filme donde una persona de raza negra fuera un superhéroe.

El estreno de Black Panther en 2018 cambió esto para siempre.

Boseman interpretó al rey T’Challa, un superhéroe líder de Wakanda, país africano ficticio con mucho poder y muy avanzado tecnológicamente.

El filme en general, y no solo el rol de Boseman, fueron aclamados por la crítica por suponer un antes y después cultural al contar con un elenco mayoritariamente negro. Para muchos, un paso de gigante en los esfuerzos de Hollywood de lograr una inclusión social en sus producciones.

Visionado de Black Panther en Kenia en 2018.

Getty Images
La película supuso una revolución social en todo el mundo.

El género de ciencia ficción había sido criticado asiduamente por su falta de diversidad racial e inclusión, siendo poco común que un rol protagonista fuese interpretado por una persona que no fuese blanca.

De hecho, un estudio en 2014 analizó las 100 películas más taquilleras de la historia en Estados Unidos y mostró que solo 8 de esas 100 películas tenían a un protagonista no blanco.

Y en seis de esas películas el protagonista fue el mismo: Will Smith.

La revolución de Black Panther fue un torrente de inspiración para jóvenes de raza negra en todo el mundo.

“Nunca se ven superhéroes negros en una gran producción. El modelo positivo de esto es muy bueno”, dijo entonces la actriz y activista británica Jade Anouka, quien recaudó fondos para que la mayor cantidad de gente posible pudiera disfrutar del filme.

Los valores de Wakanda

La película se engloba dentro de un género que los expertos llaman afrofuturismo.

Este género, según el especialista Steven Barnes, se disparó en popularidad tras el éxito de Black Panther.

Black Panther fue afrofuturismo en su mejor expresión“, dijo Barnes al programa Newsbeat de la BBC en 2018.

“El filme mezcla nuestro pasado, presente y futuro. Nuestra espiritualidad, capacidad de amar y ejercer el poder. Es una conexión familiar y lingüística. Desde que era niño esperé por un filme así”, agregó Barnes.

Black Panther también fue aclamado por el papel protagonista que ocuparon las mujeres en la producción.

La actriz Lupita Nyong'o, participante en la película.

Getty Images
El filme también fue halagado por el rol que ocuparon las mujeres.

De acuerdo con la coprotagonista Danai Gurira, quien interpretó a la líder militar Okoye, el filme representó al género femenino con personajes completos, no solo “fuertes” físicamente.

El saludo de Wakanda fue adoptado por varios deportistas y estrellas alrededor del mundo para darle más visibilidad al fenómeno social que supuso la película.

Éxito mundial

El éxito social del filme y de Boseman también se tradujeron en premios, nominaciones y récords de taquilla.

La película recaudó más de US$1.000 millones a nivel global.

Es, además, la película dirigida por un afroamericano más taquillera de la historia.

Aubameyang celebrando un gol con la máscara de Black Panther.

Getty Images
El futbolista gabonés del Arsenal, Pierre Emerick-Aubameyang, utilizó la máscara de Black Panther para celebrar un gol.

En los Oscar de 2019, Black Panther consiguió los premios a mejor banda sonora, mejor diseño de vestuario y mejor diseño de producción.

También estuvo nominada a la mejor película, pero el galardón se lo llevó finalmente el filme Green Book.

“Se puede ver en la industria que la gente empieza a invertir dinero en películas donde nosotros (la comunidad negra), somos los actores y directores. Eso es un gran cambio que Black Panther ha culminado”, dijo Boseman en una ocasión.

Doble héroe

Tras conocerse que Boseman padecía cáncer desde 2016, se entiende que estuvo trabajando en Black Panther a la misma vez que combatía la enfermedad.

Chadwick Boseman.

Getty Images
“Black Panther ha cambiado para siempre lo que significa ser negro, joven y talentoso”.

“La estrella estuvo batallando en secreto la enfermedad mientras filmaba la película que nos emocionó a todos. Trabajó en medio de cirugías y quimioterapia. Coraje, fuerza, constancia. Luchó en secreto por su vida mientras inspiró a una generación de niños y niñas”, escribió en una columna en el medio USA Today la periodista Cydney Henderson.

Boseman, considerado por muchos un hito y una leyenda, tuvo claro la significancia de su papel: “Black Panther ha cambiado para siempre lo que significa ser negro, joven y talentoso”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R_QvvhSdwJM&t=46s

https://www.youtube.com/watch?v=d1kdOny_ufM&t=327s

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.