Tener discapacidad en la epidemia: un viaje a la desprotección
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: YoTambién

Tener discapacidad en la epidemia: un viaje a la desprotección

Falta de apoyo a cuidadores, escasez de medicinas, trámites esenciales en espera, y falta de información y centros sanitarios accesibles.
Foto: YoTambién
Por Bárbara Anderson / YoTambién
2 de mayo, 2020
Comparte

Margaritas Garfias es una mujer de lucha. Desde hace 16 años es la voz, las piernas, los brazos de Carlos, su hijo con discapacidad múltiple y epilepsia refractaria.

Ella fue quien empujó con fuerza y con razones de peso el amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para obtener cannabis medicinal para el tratamiento de Carlos.

Un tema que pasó al Senado y que quedó enredado en una larga discusión donde se mezcló por un lado el uso médico, farmacéutico o paliativo con la legalización del uso lúdico de la mariguana. Para acabar pronto, los senadores pidieron prórroga para retomar el tema en el siguiente período legislativo y en el IMSS le pidieron prórroga para entregarle lo que el Poder Judicial le autorizó por falta de stock. Todo este tema quedó en pausa por la pandemia.

Lee: ¿Cómo viven las personas con discapacidad la contingencia por COVID-19? Ellos lo cuentan

Su historia, tan personal pero, a la vez tan representativa de quienes viven con una discapacidad o con una persona con discapacidad, sirve para entender de qué manera se vuelve más compleja, burocrática y peligrosa su situación en medio de una pandemia como en la que estamos inmersos todos.

“Estas cuatro últimas semanas, las desigualdades de las que somos objeto se han agudizado a tal grado que en ellas se nos va la vida”, dice Garfias. En su blog hizo un extenso análisis de lo que las autoridades no tuvieron en cuenta al momento de anunciar el inicio de la contingencia sanitaria por COVID-19.

  • La necesidad de sumar a las personas cuidadoras primarias (progenitores o adulto a cargo) de pcd como uno de los grupos a proteger laboralmente y que gocen de inasistencia justificada. Es decir, que pueda cuidarlo en su hogar sin perder su empleo ni su sueldo. Lo logró esta semana, gracias a un amparo judicial, una empleada del ISSSTE que tiene un hijo con autismo y asma que debe cuidar. Aquí la nota.“Se han dado licencias a trabajadoras y trabajadores con hijos cuyas guarderías o escuelas están cerradas, y alguien tiene que cuidarles, no en materia específica de discapacidad. Esto ya está legislado en Argentina, en Perú, en Estados Unidos y aquí no”, agrega Margarita.Hay un proyecto en la Cámara de Diputados (#DerechoAlCuidadoDigno y al #TiempoPropio) pero que está lejos de las prioridades por estas fechas.
  • Los trámites esenciales que quedaron pendientes, una burocracia llena de engranajes que va frenando paso a paso el siguiente trámite. Uno de ellos es el trámite de ‘“incapacidad permanente” que se necesita para poder seguir recibiendo medicinas y tratamientos.
  • La prórroga de servicios de salud, en los turnos para atender otras dolencias, que ahora está cooptado por la crisis sanitaria.
  • Falta de información accesible para personas con diferentes discapacidades.
  • La falta de material adecuado y personal preparado en las unidades publicadas por la SSA que tienen supuesta capacidad o preparación para recibir a pcd.
  • La escasez de medicinas para condiciones crónicas (como epilepsia).

Este último punto es de los más graves. “No contar con medicinas provoca un desapego al tratamientos que puede derivar en una urgencia en un hospital, que ya está saturado”, agrega Garfias. No solo eso: las personas con discapacidad están entre los grupos de alto riesgo de contagio: llegar a una emergencia neurológica puede terminar en un contagio de COVID -19.

En nuestra página recibimos muchas quejas en este sentido, incluso de las medicinas psicotrópicas para pacientes del Centro Integral de Salud Mental (Cisame), que también está cerrado.

En el muro de Facebook de la organización Familias y Retos Extraordinarios (al que pertenece Margarita Garfias) también se acumulan los pedidos de medicinas para niños y adultos con alguna discapacidad.

“Este problema es grave para todas las enfermedades crónicas porque tampoco hay dotación de insulina para personas con diabetes tipo 1; la reconfiguración de hospitales que propuso la secretaría de Salud (SSA)  cambió los lugares a donde los pacientes recurren habitualmente por sus dosis y esto los lleva a moverse por la ciudad (cuando no deben) y a estar en peligro de contagio por ser grupo de riesgo”, me confirmó el analista en temas sanitarios Xavier Tello.

Dos semanas antes de que se declarara la emergencia sanitaria, padres de niños con cáncer también reclamaban el desabasto de quimioterapias y las mujeres con cáncer de mama protestaban en Palacio Nacional por la desaparición de Fucam/Seguro Popular.

“La cantidad de faltante por varios meses de 2019 fue 60% del catálogo de los hospitales del sistema público a causa del cambio de formato en las compras del sector. A finales de año las siguientes adquisiciones fueron algunas adjudicaciones directas y otras licitaciones, pero aún así había 35% de faltantes de las medicinas”, agrega Tello y remata con una frase lapidaria, “las personas con discapacidad o con diabetes, que se percibe como no contagiosos, entonces no son un problema sanitario por lo tanto no están en el foco de alarma, no están en el radar durante una epidemia de esta envergadura”.

Entérate: Ley de Salud Mental que vulnera derechos de personas con discapacidad avanza en el Senado

Hay muchos detalles que no se tuvieron en cuenta en esta contingencia y otro es el de la atención de personas con discapacidad que ya adquirieron el virus y necesitan internación.

Hemos leído muchos casos en los últimos días de personas que vagaron de hospital en hospital en busca de una cama disponible, pese a que las autoridades sanitarias aseguran que aún hay muchos lugares y la aplicación de la CdMX así lo asegura también.

Este problema se podría resolver (al menos en la CdMX donde existe el mayor volumen de contagios) solo con subir algo de información al sistema de emergencias. Existe una unidad llamada “regulación de servicios de emergencias”, donde los operadores de ambulancias llaman para que le indiquen a donde llevar a los pacientes según el caso o la dolencia. ¿No valdría la pena subir como una de las opciones de búsqueda de internación a pacientes con coronavirus? Pues bien, aún no lo contempla.

“Me cansé de ser invisible, y de ver cómo el “sistema” vulnera mis derechos y los de mi hijo, cada que nos ignoran, nos discriminan”, dice Margarita Garfias y viniendo de su boca este reclamo es, otra vez, el de miles de padres en su misma situación.

Lee más historias como esta en Yo también.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que tardó una década en darse cuenta de que le robaban cientos de miles de barriles de petróleo diarios

El descubrimiento de una tubería paralela de 4 km de largo construida por ladrones para robar el crudo de Nigeria deja muchas preguntas y sospechas de corrupción.
25 de octubre, 2022
Comparte

El descubrimiento de una red de oleoductos ilegales en la región del delta del Níger en Nigeria ha revelado el alcance del robo de petróleo, que es parte de una oscura pero enormemente lucrativa industria del crudo en el país.

En el estado de Delta, en el sur del país, los ladrones construyeron su propia tubería de 4 km de largo a través de los arroyos fuertemente custodiados hasta el océano Atlántico.

Allí, embarcaciones cargaron descaradamente el petróleo robado desde una plataforma de unos 7 metros visible desde kilómetros en mar abierto.

“Fue un trabajo profesional”, dijo el jefe de la empresa estatal de petróleo, la Nigerian National Petroleum Company Limited (NNPC), Mele Kyari, mientras caminaba sobre un pantanoso y resbaladizo sendero durante una visita televisada al lugar.

Sospechas de corrupción

El petróleo crudo es la principal exportación de Nigeria, pero la producción y los ingresos han disminuido durante años debido a los robos, afirman las autoridades.

La producción de petróleo cayó de 2,5 millones de barriles por día en 2011 a poco más de un millón en julio de 2022, según el organismo regulador.

Las autoridades dicen que se perdieron más de US$3.300 millones por el robo de petróleo crudo desde el año pasado.

Hombres en overoles azules

NNPC
El jefe de la compañía petrolera estatal de Nigeria lidera a un equipo de seguridad a través de un rastro de petróleo dejado por ladrones.

Esto ocurre en un momento en que otros productores están derrochando petrodólares y Nigeria ni siquiera puede cumplir con su cuota de producción.

Y no es que el país pueda permitirse perder dinero con los ladrones, ya que está sumido en una pobreza generalizada y una gran deuda.

Muchos dicen que el reciente descubrimiento de los oleoductos ilegales confirma las viejas sospechas de corrupción masiva en el sector, donde hay poca transparencia.

La industria petrolera de Nigeria tiene un historial documentado de corrupción, desde un esquema interminable de subsidios de combustible en el que nadie sabe realmente cuánto se importa, hasta la oscura asignación de áreas de exploración petrolera.

Tompolo

Que el robo haya sido descubierto por una empresa de seguridad privada y no por las autoridades también aumentó el enojo y las sospechas.

Pero Government Ekpemupolo, conocido como Tompolo, no es un contratista de seguridad privada común.

Government Ekpemupolo

Jacob Abai
Tompolo ejerce una enorme influencia en la región del delta del Níger

El jefe de 51 años del reino de Gbaramatu en el estado de Delta rico en petróleo estuvo involucrado en el pasado en la voladura de los mismos oleoductos que ahora protege gracias a la concesión de un controvertido contrato de 48.000 millones de nairas (US$110 millones) del gobierno a finales de agosto.

Podría decirse que es el exmilitante petrolero más rico de Nigeria, que una vez fue el hombre más buscado del país y que, en un momento, incluso vendió al Estado una flota de buques de guerra.

También conoce la geografía del delta del Níger, los pozos de petróleo y los oleoductos oficiales, por lo que muchos creen sus comentarios sobre la identidad de los ladrones.

Muchas de las personas de seguridad están involucradas porque no hay forma de que puedas cargar un barco sin arreglar a las personas de seguridad en esa región”, le dijo Tompolo a Channels TV.

También sugirió que gran parte del petróleo fue robado precisamente de aquellas áreas donde había puestos de control del ejército y la marina.

El ejército no respondió a estas acusaciones, pero es poco probable que contradigan abiertamente a un hombre con el que se han asociado para acabar con el robo de petróleo.

Lucky Irabor, jefe del Estado Mayor de Defensa de Nigeria, que formó parte de la comitiva que recorrió el rastro de los ladrones escoltada por los hombres de Tompolo, dijo que fue una “revelación” y prometió una investigación.

Antecedentes

No es la primera vez que las agencias de seguridad de Nigeria, especialmente los altos mandos del ejército y la marina, son acusados de robo de petróleo.

En enero, Nyesom Wike, gobernador del estado vecino de Rivers, dijo que un superintendente de policía estaba involucrado en el robo de petróleo en el área de Emuoha, en ese estado, y quería que lo echaran.

En 2019, Wike también acusó a un comandante militar de alto rango de participar en un robo masivo de petróleo en el estado, lo cual fue negado.

Efectivos de seguridad se paran alrededor de un oleoducto

Jacob Abai
Los contratistas de seguridad privada llevaron al personal de seguridad de Nigeria a la escena del enorme robo de petróleo.

Que la corrupción a esta escala sucediera directamente bajo el presidente Muhammadu Buhari, quien también ocupa el cargo de ministro de Petróleo de Nigeria,pone en entredicho su postura en la lucha contra la corrupción, dijo Salaudeen Hashim de la Fundación CLEEN, una ONG anticorrupción.

Buhari fue elegido en 2015 con la promesa de lucha contra la corrupción, pero muchos cuestionan cuán efectivo fue su gobierno.

“El alcance del robo de petróleo en curso podría no conocerse completamente hasta que esta administración deje el cargo en mayo”, le dijo un analista a la BBC.

Industria lucrativa

Desde su independencia en 1960, Nigeria ha sido gobernado intermitentemente por militares que tomaron el poder mediante golpes de Estado, dejando atrás una huella de corrupción financiada a través de la vasta industria del petróleo y el gas en el delta del Níger.

Los despliegues de oficiales a la región para proteger las instalaciones petroleras son considerados lucrativos tanto por altos funcionarios de seguridad como por la base, quienes hacen lobby y pagan sobornos para conseguirlos, dijo Hashim.

“Una vez allí, es una carrera para acumular riquezas ilegales”, agregó.

El reciente incendio de un buque incautado por acusaciones de transportar 650.000 litros de crudo robado en el estado de Delta también ha llamado la atención.

Un hombre con uniforme azul vierte un líquido en un bidón mientras otro observa

AFP
Los agentes de seguridad de Nigeria realizan redadas en los escondites de los ladrones de petróleo, pero fueron acusados de sustraer dichos productos.

Muchos cuestionaron por qué los agentes de seguridad fueron tan rápidos en destruir la evidencia -parte del éxito reciente de Tompolo-, pero el jefe de defensa de Nigeria dijo que como el barco incautado estaba contrabandeando petróleo robado, no era necesaria una investigación.

La motivación de Tompolo para tomar medidas enérgicas contra el robo de crudo ha dejado a muchos desconcertados.

A él le pagan por ello y ha hablado con entusiasmo de su amor por Nigeria y el medio ambiente del delta del Níger, pero este es el mismo Tompolo, dicen muchos, que hizo estallar oleoductos en el pasado.

Como señaló un experto, los oleoductos ilegales descubiertos por Tompolo han estado hasta ahora en el estado de Delta, donde ejerce un enorme poder.

Es poco probable que alguien haya operado pacíficamente tales instalaciones en su territorio durante años sin su conocimiento, dijeron.

En el pasado hubo enfrentamientos mortales entre las fuerzas de seguridad y los militantes armados que operan en la región, pero las cosas estuvieron relativamente tranquilas durante años, y muchos dicen que en el fondo hay un acuerdo de ambas partes para no interferir en los “negocios” del otro.

Los únicos perdedores, al parecer, son los nigerianos respetuosos de la ley y, tal vez, las empresas petroleras. Estas últimas tampoco ganan mucha simpatía en el país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.