Tribunal confirma condena de 9 años a Duarte, pero frena decomiso de bienes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Tribunal confirma condena de 9 años de cárcel a Javier Duarte, aunque frena decomiso de bienes

El exgobernador perdió la apelación con la que intentaba que el Tribunal revocara el proceso en el que fue condenado por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.
Cuartoscuro Archivo
18 de mayo, 2020
Comparte

Un Tribunal federal confirmó la sentencia de 9 años de prisión impuesta desde 2018 al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, tras considerar que el proceso penal en el que aceptó declarase culpable fue totalmente legal.

En la resolución de la que Animal Político tiene copia, la magistrada Isabel Porras Odriozola – titular del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal de Ciudad de México – concluyó que las pruebas ofrecidas por la entonces PGR fueron idóneas para sostener que Duarte participó en un entramado criminal que a través de empresas fantasma y prestanombres consiguió desviar recursos del erario.

Entérate: Fiscalía General investiga presunto soborno y arreglo judicial de PGR con Javier Duarte

No obstante, la magistrada revocó el decomiso de más de 40 propiedades supuestamente ligadas a Duarte que se había ordenado como parte de la condena, pues señaló que se trata de bienes de otros procesados que aun no son condenados, y por lo tanto debe esperarse hasta el cierre total de caso.

Esta resolución del Tribunal federal es resultado de una apelación que Duarte promovió en contra de la sentencia condenatoria que se le dictó desde el 26 de septiembre de 2018. El procedimiento se alargó más de un año debido a que el exgobernador tuvo que recurrir a un amparo para que se le permitiera solicitar la revisión del procedimiento.

Originalmente Duarte fue sentenciado en una audiencia preliminar, en la que el exgobernador priista se declaró culpable y renunció a su derecho de ir a un juicio, en lo que se conoce como “procedimiento abreviado”. A cambio, consiguió que se le dictara la pena mínima y que, gracias a un acuerdo previo con la PGR, se le retirara el delito más grave que era el de delincuencia organizada.

Pero después la defensa del exgobernador argumentó que las pruebas bancarias en las cuales se sostenía la acusación de lavado de dinero habían sido obtenidas por la Procuraduría, sin el aval de un juez, lo que incluso ha provocado que otros procesados del mismo caso terminen absueltos.

Sin embargo, la magistrada subrayó que fue el propio Duarte el que aceptó renunciar a su derecho de defenderse en un juicio y de combatir las pruebas del Ministerio Público, quitándose él mismo la posibilidad de haber entrado al fondo de su asunto.

“La sentencia se funda en los hechos y las pruebas aceptadas por el acusado (…) Es inadmisible que en la apelación se analicen aspectos que ya fueron previamente convenidos y expresamente aceptados ante el juez de control, en cuanto al delito y la responsabilidad. Lo único exigible ante el juez y luego ante el tribunal, es que los datos de prueba sean suficientes e idóneos”, concluye la magistrada.

Proceso correcto, pruebas suficientes

Para llegar a la conclusión ya señalada, la magistrada Porras Odriozola analizó dos aspectos centrales: que el proceso abreviado se hubiera desarrollado conforme marca la ley, lo que incluye que Duarte conociera las consecuencias; y que las pruebas referidas por la PGR tuvieran la suficiente lógica para sustentar la presunción de que se cometieron los delitos.

En cuanto al tema de la forma en cómo se llevó el proceso abreviado, la magistrada consideró que fue correcto dado que el juez a cargo del caso (Marco Antonio Fuerte Tapia) explicó detenidamente al exgobernador de qué se trataba un proceso abreviado, y de los derechos a los que renunciaba si no llegaban a juicio.

Los audios originales de cómo se llevó a cabo la audiencia y cómo se realizó este procedimiento ya fueron publicados por Animal Político. En síntesis, el juez le pregunta a Duarte si accede a declararse culpable sin ir a juicio y dejando de lado la posibilidad de combatir con sus propias pruebas los señalamientos en su contra, lo que el exgobernador acepta.

En cuanto al tema de los datos de prueba presentados por la PGR, y que ya no fueron desahogados pues no se llegó a juicio, la magistrada considera que estos son idóneos para sostener la acusación consistente en que Javier Duarte “durante los años 2011 a 2016 dirigió una organización criminal” que a partir de compañías fachada y prestanombres desvió recursos del erario de Veracruz, para luego ser aprovechados con fines personales.

En la resolución la magistrada enumera 46 distintas pruebas entre las que se encuentran dictámenes periciales, operaciones financieras, actas notariales, documentos de otros tipos, y las declaraciones y confesiones de personas ligadas a las operaciones irregulares que participaron o conocieron de los hechos.

Uno de esos testimonios es el del extesorero de Veracruz y exdiputado federal del PRI Antonio Tarek Abdalá, quien sostuvo que pagó a empresas fantasma por órdenes de Duarte. Cabe señalar que la defensa de Karime Macías, esposa del exgobernador, ya ha denunciado a Tarek por falsedad de declaraciones.

Por su lado los defensores del exgobernador intentaron argumentar que varias de las pruebas presentadas por la PGR tendrían que ser desestimadas porque se obtuvieron violando los derechos humanos del exgobernador, y también argumentaron que el juez había valorado de forma incorrecta los delitos.

La magistrada negó lo anterior no por el hecho de que fuera o no cierto lo dicho por la defensa, sino porque dijo que se trataba de valoraciones sobre datos y pruebas que ya no son procedentes, pues el propio exgobernador de Veracruz rechazó combatirlas y aceptarlas para obtener la pena reducida.

Multa sí, decomisos no

En su resolución la magistrada también consideró como correcta la multa de 58 mil 890 pesos que se le impuso a Javier Duarte por los dos delitos, así como la amonestación verbal que se le dictó para no incurrir de nuevo en estas actividades, y la pérdida de sus derechos políticos durante el tiempo en que dure la condena.

Lo que sí revocó – al menos temporalmente – fue el decomiso de los bienes dictados en la sentencia original, pues se trata de propiedades ligadas a otras personas que siguen en proceso o no han sido detenidos, y en donde hay que esperar a la resolución de dichos procesos.

Se trata de aproximadamente 41 propiedades entre las que se encuentran 21 terrenos ejidales en Campeche y 20 casas y departamentos ubicados en Veracruz, Ciudad de México, Estado de México y Guerrero

¿Qué sigue para Duarte?

La resolución del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal deja en firme la condena impuesta de 9 años de cárcel a Javier Duarte. Como dicho periodo comenzó a computarse desde que fue detenido en abril de 2017, al exgobernador le restarían casi seis años para recuperar su libertad.

Duarte y sus abogados cuentan aun con algunas alternativas como promover una demanda de amparo directo en contra de la condena, en la que podría argumentar violaciones a sus derechos constitucionales. Además, una vez que cumpla más de la mitad de su pena podrá iniciar los tramites para que su liberación se lleve a cabo de forma anticipada, aunque eso depende de que los jueces lo avalen.

Cabe recordar que en contra de Duarte hay otros casos pendientes pero esta condena es la única que lo mantiene hoy privado de su libertad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El boom de los jóvenes que invierten en acciones a través de apps (y qué peligro tiene)

La bonanza de las plataformas de comercio de acciones en internet está tentando a inversores no experimentados a tomar grandes riesgos, advierten expertos.
2 de julio, 2021
Comparte

Con tiempo libre en sus manos, la londinense Andreea Ion, de 25 años, se unió a dos sitios web de comercio de acciones al comienzo de la pandemia de coronavirus.

“Mi novio y yo quedamos atrapados en este apartamento de Londres realmente pequeño, y solo pensamos que teníamos que hacer algo, o nos volveríamos locos aquí”, recuerda.

Durante el último año, inversores más jóvenes como Ion han estado inundando las plataformas de comercio de acciones en línea, incluidas eToro, Freetrade y Robinhood.

Andreaa y su novio Jamie ahora publican juntos en Instagram sobre sus inversiones.

“Estamos siendo testigos de una era en la que todos pueden comenzar a invertir y acumular riqueza con sus teléfonos con tarifas casi nulas por una transacción”, dice Ion, quien vivió en Rumania hasta los 18 años y recientemente completó una maestría en la Universidad de Cambridge .

Pero, ¿es buena esta ola de nuevos inversores?

“Hábito saludable”

Adam Dodds, director ejecutivo de Freetrade, sostiene que la participación en el comercio de acciones es algo bueno: “Lo comparo con comer sano o hacer ejercicio. Es un hábito saludable”, dice Dodds.

Ciertamente ha sido bueno para su negocio.

Los clientes registrados de Freetrade se multiplicaron por seis en 2020, pasaron de 50.000 en enero a más de 300.000 en diciembre y hasta 700.000 ahora.

Casi el 60% de ellos se describen a sí mismos como inversores primerizos, y su edad promedio es de 31 años.

Las mujeres ahora constituyen uno de cada cuatro inversores de la plataforma, frente al 13% de hace un año.

Y no es solo Freetrade. Otras plataformas han visto un aumento de nuevos clientes.

Durante 2020, Robinhood agregó 3 millones de usuarios, un aumento del 30% y eToro agregó otros 5 millones, una ganancia cercana al 40%.

Una forma en que las aplicaciones de comercio de acciones han reducido las barreras para involucrarse en la inversión es mediante la fraccionalización, lo que permite a los usuarios comprar fracciones de acciones enteras.

Por ejemplo, una participación en Tesla de Elon Musk era de US$880 en enero, aunque actualmente ronda los US$688.

Para algunos inversores, comprar una acción consumiría todos los fondos que tienen disponibles para invertir.

Por lo tanto, comprar una fracción de una acción de alto valor permite a los pequeños inversores realizar otras inversiones y distribuir su riesgo.

Adam Dodds

Freetrade
Adam Dodds, presidente ejecutivo de Freetrade describe el comercio de acciones como “hábito saludable”.

Pero esta prisa por invertir preocupa a algunas personas.

Constantin Gurdgiev, profesor de economía en el Trinity College de Dublín, Irlanda, señala que los foros de discusión en línea y las redes sociales pueden ejercer todo tipo de presión sobre los inversores sin experiencia.

Es posible que se los persuada más fácilmente para que se unan a una manada de inversores y se apresuren a comprar una acción sobrevaluada, por ejemplo, o la percepción de costos más bajos podría alentarlos a comerciar más de lo necesario.

La gestión y el análisis de riesgos fracasan y el miedo a perderse algo se hace cargo, dice el profesor Gurdgiev.

“La investigación muestra que un mejor acceso a la negociación y la percepción de menor costo que ofrecen estas plataformas conduce a una toma excesiva de riesgos y a una negociación excesiva por parte de los inversores minoristas”, argumenta.

Para algunos, el comercio puede incluso volverse adictivo, señala.

En esta nueva era de negociación, también han surgido las denominadas acciones de memes, o acciones de Reddit: ésta es una acción que se ha convertido en un foco de intensa atención en las redes sociales.

El minorista de videojuegos, GameStop, es quizás el ejemplo reciente más conocido.

En enero, el precio de sus acciones subió un 1.500% de $ 17,25 a $ 483, luego de que los contribuyentes a un foro de Reddit llamado wallstreetbets alentaron a los inversionistas a comprar.

Constantin Gurdgiev

C GURDGIEV
El profesor Gurdgiev dice que las nuevas apps de inversión podrían alentar tomar riesgos excesivos.

“Sobre las acciones de memes, creo que las veremos de nuevo, para ser honesto”, dice Lewis Harding, un joven de 23 años de Leeds, Inglaterra, que bloguea sobre sus inversiones.

Él cree que los inversores deberían de pasar por una capacitación gratuita después de registrarse en una plataforma de negociación, antes de que puedan comenzar a operar.

La ola anterior de los llamados inversores minoristas surgió en la década de 1990, inicialmente en Estados Unidos.

Los corredores de Internet en línea como E*Trade y Ameritrade aparecieron en servicios como CompuServe y America Online.

Sus comisiones, de alrededor de US$5 a US$7 por operación, eran significativamente más bajas que las de los corredores de bolsa establecidos en el momento de abrir el mercado a los inversores más pequeños.

Muchos de los lotes actuales de aplicaciones comerciales en línea han reducido estas comisiones comerciales hasta cero, abriendo las puertas a nuevos inversores que no tienen mucho dinero.

Pero ha habido críticas a la forma en que las aplicaciones comerciales obtienen ganancias. Para muchas de esas aplicaciones, implica algo llamado pago por flujo de pedidos.

WallStreetBets

Getty Images
El foro de wallstreetbbets en Reddit creó un frenesí de inversión en GameStop.

Robinhood, con sede en Estados Unidos (quizás la más conocida de las nuevas plataformas de negociación), y otras, venden sus pedidos a firmas más grandes llamadas creadores de mercado, que pagan hasta un centavo por acción para ejecutarlas.

Si bien este proceso permite que las aplicaciones ofrezcan a sus clientes comercio libre, significa que cuanto más comercian sus clientes, más de dinero de los creadores de mercado ganan las plataformas de comercio.

Por lo tanto, existe un fuerte incentivo para lograr que sus inversores operen de manera más activa, lo que no es necesariamente lo mejor para ellos.

En algunos países, incluidos Reino Unido y Canadá, el pago por el flujo de pedidos no está permitido en absoluto.

El regulador de los mercados financieros de Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores, ha dicho ahora que está investigando la práctica.

También está investigando qué aplicaciones fomentan el sobrecomercio con alertas por correo electrónico, avisos y otras herramientas.

Ganancias

Entonces, ¿cómo ganan dinero las aplicaciones comerciales que ofrecen comercio gratuito en el Reino Unido, donde no pueden vender su flujo de pedidos?

En el caso de Freetrade, gana dinero vendiendo a los inversores una actualización de la plataforma gratuita a una versión premium con más funciones, dice Dodds.

“La gente sabe por lo que está pagando, no es que todo sea gratis y luego haya tarifas ocultas en el margen”, dice.

Pero argumenta que el comercio sin comisiones es importante para democratizar la inversión, es decir, abrirla a inversores más pequeños.

“Realmente no puedes invertir US$140 al mes en ocho o nueve acciones cuando pagas una comisión de US$14-16 por cada operación”, dice.

Mientras tanto, Ion y su novio esperan que invertir en acciones les ayude a mudarse de su pequeño apartamento en Londres y hacer un depósito para su primera casa.

“Nos dimos cuenta de que simplemente vivir de nuestros salarios probablemente no nos llevaría muy lejos, teniendo también en cuenta la inflación”, explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.