Centros de Justicia reducen atención de casos de mujeres por cuarentena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Centros de Justicia para Mujeres tiene reducción drástica de atención de casos por cuarentena y falta de personal

En febrero fueron atendidas 18 mil 476 mujeres; en abril las atenciones cayeron a solo 8 mil 996 y en mayo fueron 10 mil 638.
Cuartoscuro Archivo
16 de junio, 2020
Comparte

Al Centro de Justicia para las Mujeres de Torreón, Coahuila, llegó durante la emergencia sanitaria por COVID-19 una mujer preocupada por las amenazas de su exmarido. Lleva dos años divorciada y decidió tener una nueva relación amorosa, pero en cuanto su ex se enteró, empezó a perseguirla, acosarla y amenazarla con quitarle a la hija que tuvieron juntos. Un día, incluso se apareció donde estaban y golpeó a su nuevo novio. Pero cuando acudió al Centro de Justicia para denunciarlo, la respuesta fue que no era un caso urgente y le darían cita para dentro de un mes, cuando la contingencia pasara.

Otro día, se acercó una chica muy joven que por fin cobró conciencia y valor para denunciar que había sido violada. Pero como la agresión sexual no acababa de ocurrir, le dijeron que no la podían atender en ese momento, que regresara pasada la cuarentena, cuando estuvieran funcionando con normalidad.

La activista Ariadne Lamont, de la Red de Mujeres de la Laguna, es quien comparte estos dos testimonios en los que ayudó para que ambas mujeres sí fueran atendidas. Pero señala que sin el acompañamiento de alguna organización y con funcionarios de primer contacto que recibieron la instrucción de recibir solo casos urgentes, muchas mujeres se quedaron sin que las autoridades recibieran sus denuncias.

Los datos oficiales muestran que los Centros de Justicia para las Mujeres (CJM o Cejum) de todo el país bajaron las atenciones brindadas a alrededor de la mitad durante la emergencia sanitaria.

De 18 mil 476 mujeres atendidas durante febrero, hubo una primera disminución de 11.5%, es decir, 16 mil 352 usuarias durante marzo, cuando a mitad de mes la gran mayoría de poderes judiciales cerraron sus puertas sin garantizar protección a las mujeres que viven violencia, de acuerdo con un informe de Equis Justicia.

En abril las atenciones cayeron a solo 8 mil 996, 45% menos que en marzo. Y en mayo fueron 10 mil 638. Es decir, que en estos últimos dos meses se atendió casi a la misma cantidad de mujeres que en febrero, antes de que hubiera cierre de actividades por el nuevo coronavirus.

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) proporcionó estos datos desglosados por mes a solicitud de Animal Político, después de que en la conferencia de prensa mensual de la Secretaría de Gobernación (Segob) sobre violencia de género, el pasado 26 de abril, solo se informó de una estadística agrupada que mostraba una disminución de apenas 2.6% de atenciones en el primer cuatrimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo de 2019.

En ese reporte queda claro que lo que más se solicita y lo que más disminuyó este año son los servicios jurídicos: pasaron de ser 34.9% de las atenciones a solo 30.8. Bajaron también los servicios a víctimas indirectas, de 5 a 3.4%, y las canalizaciones a refugios, de 0.8 a 0.4%. Mientras que lo que más se dio fueron acciones de servicio social, médicas, psicológicas y de empoderamiento.

Atención solo a mujeres golpeadas, violadas y por “tentativa de feminicidio”

Según el reporte de Conavim, Jalisco destaca este año como el estado con más atenciones en sus dos sedes de Guadalajara y Puerto Vallarta: 10 mil 012 entre enero y abril, un 51% más que en 2019, cuando estaba en el tercer lugar. De acuerdo con una revisión hecha en abril pasado sobre las modificaciones que hicieron por la contingencia por COVID-19, este estado fue uno de los pocos que en lugar de reducir, amplió sus servicios, con un esquema de monitoreo de casos.

En segundo lugar por cantidad de mujeres recibidas está el Estado de México, con 9 mil 980, y en tercero, Coahuila, con 6 mil 972; estos dos se mantuvieron casi igual que un año previo. El Edomex tiene cuatro Centros de Justicia, en Toluca, Ecatepec, Cuautitlán Izcalli y Amecameca. Coahuila es el que más tiene, cinco en total, en Saltillo, Torreón, Matamoros, Ciudad Acuña y en el municipio de Frontera, pero en todos ellos anunció que no habría trámites jurídicos durante la contingencia.

En donde se dieron las disminuciones más drásticas de mujeres atendidas fue en Chihuahua, que pasó de 4 mil 46 durante el primer cuatrimestre de 2019 a solo mil 295 en 2020; Campeche, de 3 mil 961 a mil 606; Querétaro, bajó de 3 mil 058 atenciones a mil 820; y Aguascalientes, de 2 mil 810 a mil 972.

Lamont, que trabaja en la zona de La Laguna pero tiene contacto con los cinco Cejums de Coahuila, explica en entrevista que al menos en ese estado solo estaban recibiendo a mujeres en tres supuestos: que llegara policontundida —es decir, golpeada—, que acabara de sufrir una violación, o que su relato indicara que el hombre que la agredió cometió tentativa de feminicidio, para lo cual no es determinante el grado de violencia sino que se haya detenido por una razón externa.

“Según el Código Penal de Coahuila, para que sea tentativa de feminicidio tiene que haber un factor externo que haga que el hombre no culmine el acto de asesinar a una mujer. Como por ejemplo, que la está ahorcando y llega la suegra: ‘¡suéltala, suéltala!’, y la suelta; o que el niño llora y el hombre lo ve y recapacita. A eso le llaman factor externo. Pero muchos eventos de violencia en donde las mujeres están a punto de perder la vida y por algún motivo no las mata, si ellas no refieren un factor externo, les dicen: no fue tentativa de feminicidio, son lesiones”, detalla.

La activista aclara que la disminución de atenciones no fue solo porque no aceptaran algunos casos, sino también porque de por sí los Centros de Justicia apenas tienen el personal necesario, y con las medidas de cuarentena hubo personas que se confinaron en casa y eso implicó que otras hicieran guardias y turnos extras más allá de su capacidad, o, por ejemplo, hubo un brote de coronavirus en la Unidad de Feminicidios, así que por seguridad, tuvo que cerrar.

“Esta crisis nos está enseñando que están trabajando con muy poco personal, también alcanzamos a ver eso”, subraya.

“Nos está enseñando que tienen que fortalecer esas instancias, Centros de Justicia, espacios municipales de la mujer, la misma Fiscalía, porque tienen muy poco personal”.

Mientras que las atenciones del Estado a las víctimas de violencia machista bajaron durante la pandemia, las llamadas de emergencia por este motivo al 911 tuvieron un máximo histórico, sobre todo en marzo, que llegaron a 64 mil 858, es decir, 87 cada hora, y abril tuvo la mayor cantidad de mujeres asesinadas desde que hay registro, 11.2 al día.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID: ¿qué tan efectivas son las vacunas contra la variante ómicron?

Te explicamos cómo los investigadores calculan cuánto previenen las vacunas la COVID, qué influye en las tasas de efectividad y eficacia de estas y cómo ómicron está cambiando las cosas.
Getty Images
21 de diciembre, 2021
Comparte

La pandemia ha traído muchos términos e ideas engañosas a la vida de todos.

Dos conceptos particularmente complicados son la eficacia y efectividad de las vacunas. No son lo mismo.

Y a medida que pasa el tiempo y surgen nuevas variantes como ómicron, la una y la otra también van cambiando.

Melissa Hawkins es epidemióloga e investigadora de salud pública en la American University, en Washington.

Ella explica la forma en la que los investigadores calculan cuánto previenen las vacunas la enfermedad, qué influye en las tasas de efectividad y eficacia, y cómo ómicron está cambiando las cosas.


¿Qué hacen las vacunas?

Una vacuna activa el sistema inmunológico para producir anticuerpos que permanecen en el cuerpo para luchar contra la exposición a un virus en el futuro.

Las tres vacunas aprobadas actualmente para su uso en Estados Unidos, las de Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson, mostraron éxito en los ensayos clínicos.

Los ensayos clínicos se utilizan para calcular la eficacia de una vacuna, pero no necesariamente representan condiciones del mundo real.

Getty Images
Los ensayos clínicos se utilizan para calcular la eficacia de una vacuna, pero no necesariamente representan condiciones del mundo real.

¿Cuál es la diferencia entre la eficacia y la efectividad de una vacuna?

Todas las vacunas nuevas deben someterse a ensayos clínicos en los que los investigadores prueban las vacunas en miles de personas para examinar si funcionan y son seguras.

La eficacia es la medida de qué tan bien funciona una vacuna en los ensayos clínicos. Los investigadores diseñan los ensayos para incluir dos grupos de personas: los que reciben la vacuna y los que reciben un placebo. Calculan la eficacia de la vacuna comparando cuántos casos de la enfermedad ocurren en cada grupo, vacunados versus placebo.

La efectividad, por otro lado, describe qué tan bien se desempeña una vacuna en el mundo real. Se calcula de la misma manera, comparando enfermedades entre personas vacunadas y no vacunadas.

La eficacia y la efectividad suelen estar próximas entre sí, pero no son necesariamente iguales. El funcionamiento de las vacunas variará un poco de los resultados del ensayo una vez que millones de personas se vacunen.

Muchos factores influyen en el rendimiento de una vacuna en el mundo real. Nuevas variantes como delta y ómicron pueden cambiar las cosas.

El número y la edad de las personas inscritas en los ensayos son importantes. Y la salud de las personas que reciben la vacuna también.

La proporción de la población que se inocula también puede influir en su eficacia.

Las vacunas con eficacia moderada e incluso baja pueden funcionar muy bien a nivel de población.

Del mismo modo, las vacunas con alta eficacia en ensayos clínicos, como las vacunas contra el coronavirus, pueden tener menor efectividad y un pequeño impacto si no hay una alta aceptación de la vacuna en la población.

La distinción entre eficacia y efectividad es importante: una describe la reducción del riesgo lograda por las vacunas en los ensayos clínicos y la otra describe cómo esto puede variar en poblaciones con diferente exposición y niveles de transmisión.

Los investigadores pueden calcular ambos, pero no pueden diseñar un estudio que mida ambos simultáneamente.

¿Cómo se calcula la eficacia y la efectividad?

Tanto Pfizer como Moderna informaron que sus vacunas demostraron una eficacia superior al 90% para prevenir la infección sintomática por covid-19.

Dicho de otra manera, entre los individuos que recibieron la vacuna en los ensayos clínicos, el riesgo de contraer covid-19 se redujo en un 90% en comparación con aquellos que no recibieron la vacuna.

Imagínense cómo se realiza un ensayo de la vacuna: se seleccionan al azar a mil personas para que reciban la vacuna en un grupo. Y otras mil personas para recibir un placebo en otro grupo.

El 2,5% de las personas en el grupo de los vacunados contrajo covid-19 en comparación con el 50% en el grupo de los no vacunados. Esto significa que la vacuna tiene una eficacia del 95%.

Esto se determina así: (50% – 2,5%) / 50% = 0,95. Por lo tanto, ese 95% hace referencia a cuánto se reduce la incidencia de la enfermedad en el grupo de los vacunados.

Sin embargo, que una vacuna tenga una eficacia del 95% no significa que el 5% de las personas vacunadas contraerá covid-19. Es una noticia aún mejor: su riesgo de enfermarse se reduce en un 95%.

La eficacia de la vacuna se calcula exactamente de la misma manera, pero se determina mediante estudios observacionales.

Al principio las vacunas tenían una eficacia superior al 90% para prevenir enfermedades graves en el mundo real. Pero, por su propia naturaleza, los virus cambian y esto puede alterar la efectividad.

Por ejemplo, un estudio encontró que para agosto de 2021, cuando la variante delta estaba aumentando, la vacuna Pfizer tenía un 53% de efectividad para prevenir la covid más grave entre los residentes de hogares de ancianos que habían sido vacunados a principios de 2021.

En este caso, la edad, los problemas de salud, la inmunidad menguante y la nueva variante fueron factores que redujeron la efectividad.

Ómicron

Getty Images
Las nuevas variantes del coronavirus son todas ligeramente diferentes de la cepa original en la que se basaron las vacunas, por lo que la inmunidad a las variantes puede ser diferente.

¿Qué pasa con la variante ómicron?

Los datos preliminares sobre ómicron y las vacunas están llegando rápidamente y revelan una menor efectividad de la vacuna.

Las mejores estimaciones sugieren que las vacunan tienen una eficacia de entre 30 y 40% en la prevención de infecciones y un 70% de eficacia en la prevención de enfermedades graves.

Un estudio llevado a cabo en Alemania que no ha sido revisado formalmente por pares encontró que los anticuerpos en sangre recolectados de personas completamente vacunadas con Moderna y Pfizer mostraron una eficacia reducida para neutralizar la variante ómicron.

Otros estudios llevados a cabo en Sudáfrica e Inglaterra, que tampoco y que están a la espera de ser revisados formalmente por pares, mostraron una disminución significativa en la eficacia de los anticuerpos contra la variante ómicron.

Se esperan más infecciones disruptivas, con una menor capacidad del sistema inmunológico para reconocer ómicron en comparación con otras variantes.

Muchas personas en el mundo no tienen oportunidad para obtener la dosis de refuerzo.

Getty Images
Muchas personas en el mundo no tienen oportunidad para obtener la dosis de refuerzo.

¿Los refuerzos aumentan la inmunidad contra ómicron?

Los datos iniciales establecen que una tercera dosis ayudaría a estimular la respuesta inmune y la protección contra ómicron, con estimaciones de efectividad de entre el 70 y el 75%.

Pfizer ha informado que las personas que han recibido dos dosis de su vacuna son susceptibles a la infección por ómicron, pero que una tercera inyección mejora la actividad de los anticuerpos contra el virus.

Esto se basó en experimentos de laboratorio que utilizaron sangre de personas que recibieron la vacuna.

Las dosis de refuerzo pueden aumentar la cantidad de anticuerpos y la capacidad del sistema inmunológico de una persona para protegerse contra ómicron. Sin embargo, gran parte del mundo no tiene acceso a dosis de refuerzo.

¿Qué significa todo esto?

A pesar de la menor eficacia de las vacunas contra ómicron, está claro que las vacunas funcionan y se encuentran entre los mayores logros de salud pública.

Las vacunas tienen distintos niveles de eficacia y siguen siendo útiles.

La vacuna contra la gripe generalmente tiene una efectividad del 40 al 60% y previene enfermedades en millones de personas y hospitalizaciones en más de 100.000 personas en EE.UU. anualmente.

Protegen no solo a quienes están vacunados, sino también a quienes no pueden vacunarse.

Las personas vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir covid-19, lo que reduce las nuevas infecciones y ofrece protección a la sociedad en general.

*Melissa Hawkins es profesora de Salud Pública en la American University.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons. Puedes leer el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XT3T-3-D7MI&t=9s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.