Cinvestav no puede gastar 77 mdp por austeridad ante COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cinvestav

Cinvestav no puede ocupar 77 mdp para insumos debido a la austeridad por COVID-19

Esta situación responde a la decisión del presidente de disminuir los gastos en el gobierno en un 75% en el presupuesto correspondiente a materiales y servicios generales.
Cinvestav
18 de junio, 2020
Comparte

Cuando inició la pandemia de COVID-19 en el país, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) recibió a médicos del ISSSTE que trataron a los primeros enfermos para detectar con pruebas serológicas si habían sido contagiados.

Lo pudieron hacer gracias a la existencia de su laboratorio en bioseguridad instalado desde 2010 dedicado a la investigación en genética y secuenciación. Sus especialistas tienen el mismo nivel que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), la institución referente y que dictó las directrices en esta materia.

Leer más: Científicos acusan que recortes afectan sus experimentos y ahuyentan a los jóvenes

Los especialistas del Cinvestav también han evaluado las pruebas de detección de COVID. 19 que el gobierno federal ha comprado a China y sus investigadores están trabajando en prototipos de respiradores de bajo costo para atender a los pacientes más graves.

Se trata de una de las instituciones de excelencia en formación e investigación en el país y que, sobre todo, aporta soluciones a los problemas cotidianos, pues para eso existe la ciencia, como ha puesto en evidencia la pandemia actual. Por eso es que gobiernos más poderosos del planeta están incrementando esfuerzos en sus investigaciones para lograr una vacuna y medicamentos que sirvan para paliar la enfermedad.

En México, en cambio, una institución de investigación como el Cinvestav tiene 77 millones de pesos de la partida dedicada a compra de insumos y mantenimiento congelados y con una negociación permanente con la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Hacienda para que les permita ejercer este presupuesto en todo el año sin poner en riesgo proyectos de investigación y las estancias de sus estudiantes de maestría y doctorado.

Esta situación responde a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de disminuir los gastos en el gobierno, misma que la Secretaría de Hacienda ejecutó a través de una instrucción dirigida a toda la administración pública para que recortaran 75% el presupuesto en las partidas 2000 y 3000 correspondientes a materiales y suministros y servicios generales, respectivamente, desde mayo pasado.

Entérate: Los 10 países que han gastado más en enfrentar la pandemia (y cómo se ubican los de América Latina)

Hace dos semanas, el director del Cinvestav, José Mustre de León, informó a la comunidad que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, le había confirmado telefónicamente que la institución no sufriría ningún recorte a dichas partidas en el Cinvestav que ascienden a 500 millones de pesos para 2020.

Sin embargo, días después, la SEP, institución de la que depende el Cinvestav, envió una notificación para informar que habría una “reserva” de recursos, es decir, el Centro no podría ocupar 19% de los recursos, equivalentes a 77 millones de pesos.

En entrevista con Animal Político, Mustre de León rechaza llamarle recorte pues los recursos aún están en las cuentas del Centro, pero lo cierto es que por el momento no se pueden ejercer, lo que implica una afectación a la operación y, sobre todo de mantenerse así generaría problemas a los proyectos de investigación en curso.

Los riesgos serían para aquellos proyectos de investigación que solo dependen de los recursos del Cinvestav, toda vez que con las partidas de servicios generales y materiales, compran los insumos para los experimentos.

“Esas partidas nos permitencubrir servicios básicos como el pago de agua, luz, internet, y más de 100 millones de pesos por año es estar suscritos a revistas internacionales que usan investigadores y estudiantes, insumos viene a través de sus proyectos, y el mantenimiento de equipo que son usados en forma común. Sí impactaría si no tuviéramos esos recursos”, dice Mustre.

Eduardo Aranda, presidente de la Unión del Personal Académico del Cinvestav (UPAC) sostiene que todos los proyectos necesitan insumos que sin presupuesto no se podrían adquirir. Por ejemplo, el departamento de Biotecnología y Bioingeniería está trabajando en dispositivos biolectrónicos para detección rápida de COVID-19 desde que inició la pandemia, pero está detenido.

“Tienen resultados a nivel teórico, pero para terminar las pruebas y producirlos están parados porque faltan insumos y reactivos, y si no hay presupuesto no se pueden comprar. En ingeniería eléctrica tenemos cámaras de video que están descompuestas que, si no tenemos presupuesto no se pueden mandar a reparar y si no se reparan, se para completamente el trabajo”, explica Aranda.

Por eso es que esta partida, agrega, es esencial para una institución como el Cinvestav, cuya operación necesita de toda clase de insumos, desde reactivos químicos hasta los seguros para catástrofes, vigilancia, o el mantenimiento del bioterio y los recursos de mantenimiento son esenciales para el alimento de los animales utilizados para los experimentos, por ejemplo.

Otros investigadores consultados y que pidieron anonimato para evitar represalias recibieron un correo electrónico para avisarles que tendrían recorte de 26% del presupuesto de servicios generales y materiales, por lo tanto “no se puede hacer una sola compra más con recursos finales”.

Esto impactaría también en los estudiantes de maestría y doctorado que deben concluir sus investigaciones en un tiempo determinado, toda vez que las becas del CONACyT son por un periodo determinado que, pese a la pandemia, es inflexible.

En el caso de las investigaciones sociales, tampoco habrá recursos para las contrataciones por servicios eventuales como traducciones o personal para proyectos en específico.

Por el momento, indica Mustre, los gastos que sí están eliminados son el arrendamiento de autos, mensajería, viajes, que “afecta el quehacer administrativo de la institución, lo vuelve más ineficiente, pero no afecta el quehacer de los investigadores”.

Por eso es que el director asegura que continuará en la negociación con la SEP y confía que los recursos estén disponibles el resto del año. “Otros años hemos tenido esta reserva de recursos y después por diversas circunstancias la Secretaría de Hacienda termina liberando esos recursos y terminamos ejerciendo el presupuesto que fue originalmente asignado”.

Espera que esta vez ocurra lo mismo y la operación pueda continuar de manera habitual en todas las investigaciones en Ciencias Exactas y Naturales, Biológicas y de la Salud, Tecnología y Ciencias de la Ingeniería, Ciencias Sociales y Humanidades y programas multidisciplinarios, y los programas de 33 doctorados y 32 maestrías, realizados en las 10 sedes del Cinvestav en todo el país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los ultrarricos que piden a sus gobiernos pagar más impuestos por la crisis de coronavirus

Más de 80 millonarios de varios países firmaron una misiva pidiendo una subida de impuestos para que ese dinero se destine a los programas sociales necesarios para reactivar la economía tras la crisis del covid-19.
14 de julio, 2020
Comparte
Abigail Disney, Jerry Greenfield y Richard Curtis

Getty Images
Abigail Disney, el fundador de la firma de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield y el director Richard Curtis están entre los firmantes de la carta.

Entrar en el selecto segmento de los ultrarricos requiere contar con un patrimonio superior a los US$30 millones de dólares.

Participar en el aún más pequeño grupo de “Multimillonarios para la Humanidad” exige tener una visión distinta a la mayor parte de este colectivo.

Hasta 83 ultrarricos de distintos países han firmado una carta en la que piden a sus gobiernos que les suban los impuestos para contribuir en la factura de los nuevos programas gubernamentales destinados a reactivar la economía tras la pandemia de covid-19.

Están convencidos de que vivir disfrutando de grandes sumas de dinero y la seguridad que esto aporta sin contribuir a la sociedad “está mal”.

“Hoy, nosotros, los millonarios y multimillonarios que suscribimos esta misiva les pedimos a nuestros gobiernos que nos aumenten los impuestos. Inmediatamente. Sustancialmente. Permanentemente”, escribieron en una carta abierta.

“Tenemos mucho dinero”

“No estamos conduciendo las ambulancias que llevan a los enfermos a los hospitales. Ni reabasteciendo los estantes de los supermercados ni haciendo delivery de comida de puerta a puerta”, dicen, haciendo referencia a las actividades que han estado en la primera línea durante la fase de confinamiento.

“Pero sí tenemos dinero, mucho. Dinero que ahora se necesita desesperadamente”, escriben.

“Tenemos una enorme deuda con las personas que trabajan en la primera línea de esta batalla global. La mayoría de los trabajadores esenciales están muy mal pagados para la responsabilidad que tienen”.

El documento lleva la firma de distintas personalidades, entre las que se incluye la heredera de Walt Disney Co., Abigail Disney, el ex director gerente de BlackRock Inc., Morris Pearl, y el empresario danés-iraní Djaffar Shalchi.

Abigail Disney

Getty Images
Abigail Disney dijo una vez que de joven se avergonzaba de su fortuna.

También el guionista y director británico Richard Curtis, el cofundador de la marca de helados Ben&Jerry, Jerry Greenfield, o el rey de España, Felipe VI de Borbón, aparecen en la lista de los firmantes.

En su carta, los ultrarricos “explican que el impacto de la crisis actual se sentirá durante décadas y podría empujar a otros 500 millones de personas a la pobreza. Esto, dicen, es un problema que no se puede resolver con la caridad, por generosa que sea”, cuenta Theo Leggett, corresponsal de Negocios de la BBC.

“Por lo tanto, los impuestos sobre los ultrarricos deberían aumentarse de forma permanente para ayudar a pagar los sistemas de salud, las escuelas y la seguridad”, añade.

“Buena idea”

Para Arun Advani, profesor de la Universidad de Warwick, Reino Unido, un impuesto al patrimonio, como el que proponen los ultrarricos es “muy buena idea”.

“La pandemia de covid-19 ha expuesto deficiencias en nuestros servicios públicos después de una década de recortes en términos reales, lo que significa que rara vez ha habido un momento más urgente u oportuno para pensar en grande sobre los impuestos”, le dijo a BBC Mundo.

Bezos y su novia

Getty Images
Jeff Bezos, propietario de Amazon, es junto a Bill Gates uno de los hombres más ricos del mundo.

A la espera del G20

Esta petición se produce antes de la reunión este fin de semana de ministros de Finanzas del G-20, el grupo de países que representan el 85% de la economía mundial.

A medida que los países se esfuerzan por responder al impacto económico de la pandemia global, muchos ya han puesto la atención en los sistemas impositivos.

En Reino Unido, el grupo de expertos del Instituto de Estudios Fiscales dijo que los impuestos más altos son inevitables para una gran parte de la sociedad, no solo para los súperricos.

Y a principios de este mes, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, indicó que su gobierno evalúa si introducir impuestos más altos.

Rusia también analiza mayores gravámenes.

Por su parte, Arabia Saudita ya ha aumentado el IVA para compensar los efectos económicos de la pandemia y la caída en los precios del petróleo.

Pero el reclamo de un sistema fiscal más justo no es nuevo.

Varios de los firmantes pertenecen también al grupo de “Millonarios Patrióticos”, unos 200 ultrarricos que ya antes de la pandemia pedían que les subieran los impuestos.

Bloomberg recogía declaraciones de algunos miembros en las que afirmaban sentirse “culpables” de ser tan ricos y reconocían haber tenido muchas ventajas en la vida al nacer directamente en una familia adinerada.

Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Michael Bloomberg y Jack Ma.

Getty /BBC
Subir el impuesto a la fortuna o patrimonio de los más ricos por una sola vez, como una especie de “tasa solidaria” frente a la pandemia, es una de las propuestas que se han oído.

Varias críticas

Otros, como Karen Seal Stewart, reconocen haber sacado ventaja de su profundo conocimiento de “las leyes fiscales extremadamente favorables”.

“Casi todos los que tienen una cantidad significativa de riqueza en Estados Unidos se han beneficiado al menos en cierto nivel del trato preferencial que nuestro código tributario le da a los ricos”.

Quienes critican a estos ultrarricos apuntan precisamente a que durante años han aprovechado las favorables condiciones para su fortuna, aunque ahora pidan algo distinto.

Además, dicen, nadie les impide pagar más impuestos de forma voluntaria.

“Hay entre 10 y 12 millones de millonarios en este país y solo somos 200, ¿qué diferencia podemos hacer?”, dijo Seal Stewart en una entrevista a principios de este año.

“Creo que la pandemia ha llevado a las personas a ver cuánto dependen del Estado, por lo que existe una verdadera disposición a pagar más. Pero obviamente es difícil saberlo”, sentencia el profesor Advani.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=fezPCtz6HSQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.