Cinvestav no puede gastar 77 mdp por austeridad ante COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cinvestav

Cinvestav no puede ocupar 77 mdp para insumos debido a la austeridad por COVID-19

Esta situación responde a la decisión del presidente de disminuir los gastos en el gobierno en un 75% en el presupuesto correspondiente a materiales y servicios generales.
Cinvestav
18 de junio, 2020
Comparte

Cuando inició la pandemia de COVID-19 en el país, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) recibió a médicos del ISSSTE que trataron a los primeros enfermos para detectar con pruebas serológicas si habían sido contagiados.

Lo pudieron hacer gracias a la existencia de su laboratorio en bioseguridad instalado desde 2010 dedicado a la investigación en genética y secuenciación. Sus especialistas tienen el mismo nivel que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), la institución referente y que dictó las directrices en esta materia.

Leer más: Científicos acusan que recortes afectan sus experimentos y ahuyentan a los jóvenes

Los especialistas del Cinvestav también han evaluado las pruebas de detección de COVID. 19 que el gobierno federal ha comprado a China y sus investigadores están trabajando en prototipos de respiradores de bajo costo para atender a los pacientes más graves.

Se trata de una de las instituciones de excelencia en formación e investigación en el país y que, sobre todo, aporta soluciones a los problemas cotidianos, pues para eso existe la ciencia, como ha puesto en evidencia la pandemia actual. Por eso es que gobiernos más poderosos del planeta están incrementando esfuerzos en sus investigaciones para lograr una vacuna y medicamentos que sirvan para paliar la enfermedad.

En México, en cambio, una institución de investigación como el Cinvestav tiene 77 millones de pesos de la partida dedicada a compra de insumos y mantenimiento congelados y con una negociación permanente con la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Hacienda para que les permita ejercer este presupuesto en todo el año sin poner en riesgo proyectos de investigación y las estancias de sus estudiantes de maestría y doctorado.

Esta situación responde a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de disminuir los gastos en el gobierno, misma que la Secretaría de Hacienda ejecutó a través de una instrucción dirigida a toda la administración pública para que recortaran 75% el presupuesto en las partidas 2000 y 3000 correspondientes a materiales y suministros y servicios generales, respectivamente, desde mayo pasado.

Entérate: Los 10 países que han gastado más en enfrentar la pandemia (y cómo se ubican los de América Latina)

Hace dos semanas, el director del Cinvestav, José Mustre de León, informó a la comunidad que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, le había confirmado telefónicamente que la institución no sufriría ningún recorte a dichas partidas en el Cinvestav que ascienden a 500 millones de pesos para 2020.

Sin embargo, días después, la SEP, institución de la que depende el Cinvestav, envió una notificación para informar que habría una “reserva” de recursos, es decir, el Centro no podría ocupar 19% de los recursos, equivalentes a 77 millones de pesos.

En entrevista con Animal Político, Mustre de León rechaza llamarle recorte pues los recursos aún están en las cuentas del Centro, pero lo cierto es que por el momento no se pueden ejercer, lo que implica una afectación a la operación y, sobre todo de mantenerse así generaría problemas a los proyectos de investigación en curso.

Los riesgos serían para aquellos proyectos de investigación que solo dependen de los recursos del Cinvestav, toda vez que con las partidas de servicios generales y materiales, compran los insumos para los experimentos.

“Esas partidas nos permitencubrir servicios básicos como el pago de agua, luz, internet, y más de 100 millones de pesos por año es estar suscritos a revistas internacionales que usan investigadores y estudiantes, insumos viene a través de sus proyectos, y el mantenimiento de equipo que son usados en forma común. Sí impactaría si no tuviéramos esos recursos”, dice Mustre.

Eduardo Aranda, presidente de la Unión del Personal Académico del Cinvestav (UPAC) sostiene que todos los proyectos necesitan insumos que sin presupuesto no se podrían adquirir. Por ejemplo, el departamento de Biotecnología y Bioingeniería está trabajando en dispositivos biolectrónicos para detección rápida de COVID-19 desde que inició la pandemia, pero está detenido.

“Tienen resultados a nivel teórico, pero para terminar las pruebas y producirlos están parados porque faltan insumos y reactivos, y si no hay presupuesto no se pueden comprar. En ingeniería eléctrica tenemos cámaras de video que están descompuestas que, si no tenemos presupuesto no se pueden mandar a reparar y si no se reparan, se para completamente el trabajo”, explica Aranda.

Por eso es que esta partida, agrega, es esencial para una institución como el Cinvestav, cuya operación necesita de toda clase de insumos, desde reactivos químicos hasta los seguros para catástrofes, vigilancia, o el mantenimiento del bioterio y los recursos de mantenimiento son esenciales para el alimento de los animales utilizados para los experimentos, por ejemplo.

Otros investigadores consultados y que pidieron anonimato para evitar represalias recibieron un correo electrónico para avisarles que tendrían recorte de 26% del presupuesto de servicios generales y materiales, por lo tanto “no se puede hacer una sola compra más con recursos finales”.

Esto impactaría también en los estudiantes de maestría y doctorado que deben concluir sus investigaciones en un tiempo determinado, toda vez que las becas del CONACyT son por un periodo determinado que, pese a la pandemia, es inflexible.

En el caso de las investigaciones sociales, tampoco habrá recursos para las contrataciones por servicios eventuales como traducciones o personal para proyectos en específico.

Por el momento, indica Mustre, los gastos que sí están eliminados son el arrendamiento de autos, mensajería, viajes, que “afecta el quehacer administrativo de la institución, lo vuelve más ineficiente, pero no afecta el quehacer de los investigadores”.

Por eso es que el director asegura que continuará en la negociación con la SEP y confía que los recursos estén disponibles el resto del año. “Otros años hemos tenido esta reserva de recursos y después por diversas circunstancias la Secretaría de Hacienda termina liberando esos recursos y terminamos ejerciendo el presupuesto que fue originalmente asignado”.

Espera que esta vez ocurra lo mismo y la operación pueda continuar de manera habitual en todas las investigaciones en Ciencias Exactas y Naturales, Biológicas y de la Salud, Tecnología y Ciencias de la Ingeniería, Ciencias Sociales y Humanidades y programas multidisciplinarios, y los programas de 33 doctorados y 32 maestrías, realizados en las 10 sedes del Cinvestav en todo el país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los hallazgos del mayor estudio sobre ejercicio y estado físico jamás realizado

Hace ya mucho que la ciencia demostró que hacer ejercicio es bueno para la salud, pero la relación entre los diferentes tipos de ejercicio y la mejora en la condición física aún no se comprenden completamente. Aquí te ofrecemos algunas respuestas.
7 de octubre, 2021
Comparte

Los beneficios de la actividad física son ampliamente conocidos por la ciencia. Sin embargo, la relación entre los diferentes tipos de ejercicio (más ligero, más intenso, aeróbico o no) y la mejora en la condición física aún no se comprenden completamente.

Para ahondar en este conocimiento, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE.UU.) realizaron un gran estudio con más de 2.000 participantes, el mayor jamás hecho con el objetivo de comprender esta relación.

El buen estado físico tiene una gran influencia en la salud y está asociado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Publicado en el European Heart Journal, el estudio encontró que el ejercicio intenso mejora el estado físico más que la actividad física ligera, como caminar 10.000 pasos diarios (distribuidos a lo largo de la jornada).

El ejercicio intenso es tres veces más efectivo para mejorar el estado físico que simplemente caminar y 14 veces más efectivo que simplemente disminuir la inactividad diaria (como levantarse para cambiar de canal de televisión, subir escaleras en lugar del ascensor, etc.).

La conclusión puede parecer obvia, pero de hecho hay una serie de detalles que han sido indagados a profundidad por la investigación, realizada y dirigida por el equipo del profesor de cardiología de la Universidad de Boston, Matthew Nayor.

Una mujer colocándose un casco de ciclista.

Getty Images
El ejercicio físico está directamente relacionado con la buena salud.

Por ejemplo, ¿puede una persona que pasa todo el día sentada en la oficina compensar este tiempo sedentario haciendo ejercicio más intensamente después del trabajo? ¿Cómo se compara la salud de esta persona con la de alguien que tiene un trabajo donde hay más actividad física pero no hay ejercicio más allá de eso?

También había incertidumbre acerca de si la cantidad de pasos dados por día (contados con contadores de pasos) realmente hacía alguna diferencia en la condición física. La conclusión es que sí lo hacen en todos los géneros, grupos de edad y condiciones de salud, lo que confirma que mantener la actividad durante todo el período el día es beneficioso para todos.

Los investigadores también encontraron que las personas que tienen un número de pasos por día más alto que el promedio y que se ejercitan más intensamente durante un período corto también tienen un estado físico por encima del promedio, independientemente del tiempo que hayan estado sentados.

En otras palabras, aparentemente es posible compensar el daño causado por un estilo de vida sedentario a lo largo del día con un aumento de la actividad física y del ejercicio en otros momentos.

La investigación también indagó sobre cómo el cuerpo responde a diferentes intensidades de actividad física durante el inicio, la mitad y el punto máximo de un ejercicio.

Los investigadores ya esperaban encontrar entre los resultados el hecho de que el ejercicio más intenso promueve una mejora en el rendimiento durante la actividad máxima.

Pero también encontraron que el ejercicio de alta intensidad también es más beneficioso que caminar a paso ligero para mejorar la capacidad del cuerpo para comenzar y mantener niveles más bajos de actividad.

Según Nayor, quien dirigió la investigación, otra pregunta fue cuáles son los impactos de los hábitos pasados relacionados con la salud física y el nivel de bienestar de una persona en el presente.

“Descubrimos que los participantes con altas tasas de actividad al principio, pero bajos niveles de actividad unos 8 años después, tenían niveles equivalentes de aptitud física. Esto sugiere que quizás haya un ‘efecto memoria’ de actividades físicas pasadas que se reflejan en el actual índice de aptitud física”, dice Nayor en un artículo sobre la investigación publicado por la Universidad de Boston y el Foro Económico Mundial.

La importancia de las actividades físicas ligeras

Matthew Nayor señala que si bien la conclusión es que las actividades más intensas son mejores para el acondicionamiento físico, esto no significa que las actividades ligeras sean innecesarias.

Una persona con un podómetro.

Getty Images
Contar los pasos que se dan durante el día no es tan efectivo como el ejercicio intenso, pero es mejor que no hacer nada.

“Nuestro estudio confirmó que la actividad ligera también mejora el estado físico. Y esto es especialmente importante para las personas mayores o para las personas que tienen condiciones médicas que les impiden realizar actividades más intensas”, dice en el artículo.

Agrega que si su objetivo es mejorar su estado físico, resulta tres veces más efectivo hacer al menos un ejercicio más moderado o intenso que simplemente ser una persona que camina mucho, por ejemplo.

¿Qué es el ejercicio intenso?

Los investigadores utilizaron definiciones establecidas en otros estudios como base para su trabajo reciente. Según esos parámetros, caminar entre 60 y 99 pasos por minuto es un ejercicio ligero, caminar entre 100 y 129 pasos por minuto es moderado y por encima de 130 pasos por minuto es intenso.

Mujer haciendo ejercicio.

Getty Images
Hacer ejercicio compensa los perjuicios causados por la vida sedentaria., según la investigación.

Sin embargo, en el artículo publicado por la Universidad de Boston, Nayor señala que es posible que la velocidad deba ser mayor en las personas más jóvenes.

La US Fitness Guide recomienda entre 2:30 horas y 5 horas de ejercicio moderado por semana y entre las 1:15 horas y 2:30 horas de ejercicio intenso en el mismo período.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/rNrvJlGMBYk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.