Estados ejercen solo 3% del fondo anticrimen, pese a récord de violencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En cuatro meses estados ejercen solo 3% del fondo anticrimen, pese a récord de violencia

La mayor parte del dinero se ha destinado para equipos e infraestructura, pero el mínimo para desarrollar y modernizar a policías con nuevo modelo. En estados líderes en violencia como Guanajuato o Colima no se ha gastado ni un peso.
Cuartoscuro
23 de junio, 2020
Comparte

En México la violencia sube, pero la inversión para combatirla no. En los primeros cuatro meses de 2020, donde los homicidios llegaron a niveles récord, los estados solo ejercieron el 3 por ciento del fondo destinado para la seguridad aprobado por el Congreso que asciende a 9 mil 600 millones de pesos.

Hay casos como el de Guanajuato o Colima, entidades líderes en violencia homicida, donde no se ha invertido un solo peso transcurrida la tercera parte del año.

Dicho presupuesto, tanto lo etiquetado y lo poco que se ha gastado, se ha destinado principalmente para la compra de equipos, patrullas y controles de confianza. En cambio, se contempla menos del 0.1 por ciento para impulsar el modelo aprobado por los gobiernos para modernizar y desarrollar a las policías.

Así lo revela un análisis oficial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) sobre el ejercicio del denominado Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), que es el principal fondo para acciones de seguridad que se transfiere a los estados. 

Lee: El fin de semana asesinaron en Guanajuato a 33 personas; es el segundo más violento de junio

En 2020 se autorizaron 9 mil 607 millones de pesos en el FASP, un incremento en términos reales inferior al 1 por ciento respecto a 2019, pese a que dicho año había cerrado con 35 mil 620 asesinatos, un nuevo máximo de violencia.

El análisis muestra que transcurridos los primeros cuatro meses del año se han ejercido 301 millones de pesos, que equivale a solo el 3.1 por ciento del presupuesto total. Se trata del dinero que se ha recibido, programado y pagado en las entidades.

Si se toma en cuenta que la Secretaría de Hacienda ya ha transferido a los estados 3 mil 716 millones de pesos del FASP, esto significa que, en promedio, las entidades solo han ejercido 1 de cada 10 pesos del dinero que ya tienen en sus manos.

Además, hay otros 5 mil 891 millones de pesos del fondo que de acuerdo con el reporte están aprobados, pero aun están pendientes de ser repartidos a los estados.

Violencia sí, inversión no tanto

En 2020 los homicidios en el país continúan incrementándose. Tan solo entre enero y mayo más de 15 mil personas fueron asesinadas, una cifra récord. Casi el 13 por ciento de dichos crímenes se han cometido solo en Guanajuato, uno de los epicentros de la violencia en el país. 

Para dicho estado se han destinado 330 millones de pesos del FASP, de los cuales ya le fueron transferidos 132 millones. Sin embargo, hasta el cierre de abril no se había ejercido un solo peso de dicho dinero.

El panorama es similar en otros estados. Por ejemplo, en Colima – la entidad con la mayor tasa de homicidios por cada cien mil habitantes – tampoco se ha echado mano de los 247 millones de pesos del FASP. Misma situación en Baja California, el segundo estado con la mayor tasa de crímenes, donde están intactos los 354 millones de pesos que tiene asignados.

Lee: Este domingo se registraron 117 homicidios en el país; es el día más violento del 2020

Chihuahua, otro de los estados mas violentos, tiene asignados casi 369 millones de pesos de los que ya se le transfirieron 148 millones sin que hasta ahora haya ejercido nada. Idéntica situación de Jalisco, donde no se ha ejercido ni un peso de los 378 millones que le corresponden.

La excepción entre las entidades con más homicidios es el estado de México donde el gobierno local ya ejerció y pagó casi 103 millones de pesos y tiene próximos a pagar otros 124 millones, de los 640 que le corresponden en total. Es decir, en dicho estado ya se ha gastado la tercera parte del FASP en la tercera parte del año.

Los fierros, la prioridad

El análisis del Sistema Nacional de Seguridad muestra para las áreas en las que se tiene previsto invertir los recurso del FASP. Al igual que en años anteriores, la prioridad es la adquisición de insumos materiales.

Del total del dinero aprobado 4 mil 441 millones – el 46 por ciento – está destinado exclusivamente para “equipo e infraestructura”, y de ese total 2 mil 900 millones de pesos es para insumos de las instituciones de seguridad como patrullas, chalecos, entre otros. Dentro de este rubro se ha previsto la compra de equipo para búsqueda de personas desaparecidas, peor solo por 143 millones.

Se etiquetaron 2 mil 352 millones de pesos del FASP, equivalentes 24 por ciento del total, para el rubro “Sistemas de Información”, que también está relacionado con adquisición de equipos y tecnología, principalmente radios, cámaras y software de distinto tipo.

La tercera partida mas grande es de 1 mil 324 millones destinada para certificación y evaluación de control de confianza, que es la batería de exámenes obligatorios que tiene que cumplir una persona para ser policía. Cabe señalar que se trata de un proceso que a mas de una década de haber sido diseñado, no se ha logrado concluir.

Por otro lado, de los recursos del fondo se han destinado poco mas de 730 millones para el sistema penitenciario en los estados. Se trata de menos del 8 por ciento del FASP para uno de los mayores rezagos que tienen el sistema de justicia del país. Las cárceles en México, según informes de CJNG y organismos internacionales, adolecen de falta de espacios y de sistemas efectivos de readaptación, mientras prevalece la corrupción.

Lee: Con 35 mil 588 asesinatos, 2019 es el año más violento del que se tenga registro

Una proporción aun menor es la que se ha destinado para el concepto prevención social de la violencia: 310 millones de pesos que equivalen al 3.2 por ciento. Este es el rubro donde se contemplan, por ejemplo, acciones que faciliten el acceso a la justicia para las mujeres o asesorías jurídicas para gente de bajos recursos que lo requieren.

Pero el concepto al que menos recursos se etiquetaron es el Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, diseñado por el gobierno federal y aprobado por los estados como el mecanismo para dignificar a las policías del país con mejores salarios, formación y carrera. Es un modelo que plantea transformar la policía fortaleciéndolo con capacidades de investigación, pero también con enfoques hacia la solución de problemas.

Para todo ese modelo se asignarán desde el FASP cerca de 679 mil pesos, que apenas equivale al 0.007 por ciento del monto total del fondo.

Esta política de gasto que privilegia lo material sobre el desarrollo humano es la misma que se ha repetido en años anteriores, como se reveló en el reportaje Crimen y Violencia en México: la guerra que no acaba. Especialistas consultados para dicho trabajo consideran que, mientras esa prioridad de gasto no cambie, será difícil obtener mejores resultados.

COVID-19, un nuevo gasto

El 15 de abril el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) emitió la circular oficial denominada “Adecuaciones a los recursos convenidos del financiamiento conjunto FASP, con motivo de la emergencia sanitaria ocasionada por el virus COVID-19”.

En el documento se anuncia a los secretarios ejecutivos de los estados que las metas planteadas con el FASP se verán “afectadas” por el “contexto sanitario” que se vive, y se advierte que es “urgente disminuir la brecha entre los recursos necesarios y los disponibles para la atención de la emergencia sanitaria”.

Por ese motivo el oficio autoriza a los estados a hacer adecuaciones (modificaciones) en el uso de los recursos para destinarlos a compra de insumos médicos o similares que tengan como finalidad proteger a los policías y agentes de seguridad de la enfermedad provocada por el coronavirus.

Hasta ahora no se ha dado a conocer a cuanto ascendería el monto de dichas adecuaciones ni los recursos afectados del FASP en ello.

El otro fondo municipal

El FASP es el fondo de mayor monto que se destina cada año para la seguridad. No obstante, existe otro fondo enfocado a u municipios con altos índices de violencia conocido como “FORTASEG”, antes denominado “Subsemun”, para el cual se etiquetaron 4 mil 706 millones de pesos en 2020.

Los datos publicados por el Sistema Nacional de Seguridad no permiten conocer aun el monto ejercido de dicho fondo. Lo que si se adelanta son los conceptos en los que se podrá invertir el recurso.

Al igual que ocurre con el fondo estatal, la mayor parte del dinero va para infraestructura: 2 mil 299 millones de pesos que equivalen al 60 por ciento del presupuesto. Le sigue el rubro de control de confianza para el cual se han etiquetado poco más de 932 millones de pesos.

A diferencia de lo que ocurre en los estados, a nivel municipal se tiene contemplado un porcentaje mayor al Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica con 802 millones de pesos, que equivale al 17 por ciento del total del FORTASEG.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacunas COVID: qué pasó con las millones de dosis de AstraZeneca que México y Argentina prometieron producir

Los presidentes de México y Argentina anunciaron en 2020 que empresas privadas en sus países producirían hasta 250 millones de vacunas de Oxford-AstraZeneca para inocular a la región en el primer semestre de este año, pero aún no se dispone de una sola dosis.
29 de abril, 2021
Comparte

Entre 150 y 250 millones. Esa era la cantidad de vacunas de AstraZeneca que supuestamente iban a estar disponibles para combatir el coronavirus en América Latina en el primer semestre de 2021.

Al menos eso es lo que habían anunciado en agosto pasado los presidentes de Argentina y México, tras dar a conocer que empresas privadas en sus países producirían en conjunto la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica con sede en Reino Unido.

El proyecto, financiado por la fundación del millonario mexicano Carlos Slim, tenía como objetivo producir y distribuir las vacunas en toda América Latina (con excepción de Brasil, que tiene su propio acuerdo).

Sin embargo, llegando a mayo, todavía no está disponible ni una sola dosis de este preciado antiviral.

La ausencia de este elemento clave en la lucha contra el covid-19 se está sintiendo particularmente en Sudamérica, que vive un rápido aumento de casos por la segunda ola de la pandemia.

Uno de los más presionados por la falta de esta vacuna es el mandatario argentino, Alberto Fernández, quien contaba con el antiviral producido por su país y México como la principal arma en su estrategia de vacunación.

A finales de 2020 el gobierno de Fernández firmó con AstraZeneca su primera y más grande compra de vacunas: 22,4 millones de dosis.

Las primeras 2,3 millones de inoculaciones debían estar disponibles en marzo pasado, y otras 4 millones en abril. Sin embargo, hasta el momento el país -que vive un récord de contagios diarios- no recibió una sola dosis de ese contrato.

Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador

BBC
Alberto Fernández (izq.) y Andrés Manuel López Obrador anunciaron la producción conjunta de la vacuna en agosto pasado.

Esto llevó a que muchos criticaran al gobierno por haber priorizado el acuerdo con AstraZeneca por sobre otras opciones, como la vacuna de Pfizer-BioNtech, farmacéuticas con las que las autoridades argentinas no lograron llegar a un acuerdo, como sí lo hicieron varios de sus vecinos, incluyendo a Uruguay y Chile.

Algunos incluso acusaron al gobierno de haber ninguneado a Pfizer-BioNtech para favorecer al Grupo Insud, responsable de la “pata argentina” de la producción de la vacuna de Oxford- AstraZeneca, algo que las autoridades negaron.

En medio de los rumores y las tensiones, el empresario farmacéutico argentino Hugo Sigman, dueño del Grupo Insud, acudió a las redes sociales para rechazar las acusaciones y explicar por qué se ha retrasado la producción de la vacuna.

¿Qué pasó?

Sigman, cuyo laboratorio, mAbxience, es el que fabrica el principio activo de la vacuna de AstraZeneca, aseguró a través de una serie de tuits que el problema no tiene que ver con ese proceso, que se realiza en Argentina, sino con el que viene después: el envasado, que se realiza en México.

“Envasar cada tipo de vacuna requiere una serie de equipos e insumos específicos que, por la alta demanda global, hoy resultan imposibles de conseguir rápidamente“, escribió en su cuenta de Twitter el pasado 19 de abril.

“Este es, de hecho, el problema que enfrentó en México el laboratorio Liomont, quien formula, fracciona y envasa el principio activo que mAbxience produce en Argentina y que determinó una demora en el inicio de la producción”.

De esta forma Sigman se desmarcó completamente de los retrasos.

Incluso aclaró que “al día de hoy mAbxience ha cumplido y fabricado el principio activo al que nos habíamos comprometido, tanto en tiempo como en cantidad”.

Planta de mAbxience en Garín, provincia de Buenos Aires

Grupo Insud
El laboratorio argentino mAbxience ha producido decenas de millones de dosis del principio activo de la vacuna AstraZeneca, pero los problemas de envasado han retrasado el proceso.

BBC Mundo se comunicó con Liomont en México, que hasta ahora no ha realizado declaraciones públicas sobre el retraso en la producción de vacunas, pero hasta el momento de publicación de este artículo no obtuvo respuesta.

Fuentes del laboratorio sí aseguraron que el proceso continúa “en tiempo y forma”. Sin embargo, el propio gobierno de México ya reconoció el retraso existente con el envasado de las vacunas de AstraZeneca en el país.

Qué dicen en México

El corresponsal de BBC Mundo en ese país, Marcos González Díaz, señaló que las demoras fueron reconocidas recientemente por quien es considerado el “zar del coronavirus” y principal cara del gobierno mexicano frente a la pandemia, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Consultado el pasado 22 de abril, durante su conferencia de prensa diaria sobre el covid, sobre cuándo estarían listas estas vacunas en México, el funcionario admitió que es un tema “que causa inquietud”.

“El proceso de envasado ha requerido varios elementos de calibración para que esté en los estándares de calidad más altos posibles”, explicó.

“Durante un tiempo, un pequeño retraso de aproximadamente unos 10 y 12 días que tuvo que ver con la escasez mundial de unos filtros, de un componente muy específico del proceso de fabricación. Esto ya fue solventado hace varias semanas, más de un mes y medio, y ahorita ya se está en el proceso de envasado”, señaló.

No obstante, aclaró que aún falta la última parte del proceso: “La verificación sanitaria (…) que dura 18 días”.

López-Gatell agregó que “todavía hay un paso adicional”.

“La empresa, no Liomont, sino la empresa Astra(Zeneca), en su matriz en Oxford, está planteando que se necesitan unos días más para un proceso específico técnico que tiene que ver con la calidad del envasado”.

Logo de AstraZeneca

Reuters
La farmacéutica sueco-británica difundió un comunicado este miércoles en el que lamentó los retrasos, pero aseguró que se entregarán 150 millones de dosis “en la primera mitad del año”.

“En síntesis”, concluyó, “aún tenemos retraso y no hay una fecha precisa de liberación“, reconoció.

Por su parte, este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también se refirió al retraso: “El comunicado oficial que tenemos es que son dificultades en insumos, ajustes en sus fórmulas respecto a la sustancia activa, pero en resumen, que en mayo se regularizaría la entrega de esta vacuna para México”, sostuvo.

Comunicado de AstraZeneca

Las declaraciones de Ebrard coincidieron con la publicación de un comunicado por parte de AstraZeneca en Argentina.

Tras un encuentro con la ministra de Salud de ese país, representantes de la farmacéutica sueco-británica difundieron un mensaje en el que reconocen un retraso, pero garantizan la pronta entrega de las vacunas.

Lamentamos confirmar un retraso en nuestra intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”, indicaron.

No obstante, aseguraron que “AstraZeneca continúa en camino de suministrar 150 millones de dosis de la vacuna de covid-19 en América Latina, excluyendo Brasil, en este año”.

“Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado“, resaltaron.

¿Sputnik latinoamericana?

A pesar de los problemas en la fabricación de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, México y Argentina podrían volver a colaborar en la fabricación de otra vacuna contra el coronavirus: la Sputnik V de Rusia.

“Tras una reunión en Moscú entre el canciller Ebrard, y su homólogo ruso Sergei Lavrov, este miércoles se anunció que México comenzará a envasar la vacuna rusa Sputnik en mayo”, informó el corresponsal de BBC Mundo en México.

“Ebrard dijo que será el laboratorio de propiedad estatal Birmex el que produzca la vacuna en el país, en colaboración con el Fondo Ruso de Inversión Directa”, detalló.

La semana última, el laboratorio argentino Richmond anunció que producirá la sustancia activa de la vacuna rusa en Buenos Aires.

Así, Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la Sputnik V.

Alberto Fernández recibiendo la vacuna Sputnik V en enero de 2021

Reuters
El presidente argentino, Alberto Fernández, se vacunó con la Sputnik V en enero pasado. Ahora la vacuna se producirá en su país.

El Fondo Ruso de Inversión Directa anunció que la empresa farmacéutica argentina ya produjo un primer lote de la vacuna, que será enviado al Centro Gamaleya (creador de la Sputnik V) para que realice el control de calidad.

La producción a gran escala en Argentina está prevista para junio, y Richmond anticipó que comenzará con 1 millón de dosis, aunque planea aumentar la producción mensual a 5 millones.

La agencia EFE reportó que el gobierno mexicano ve con “simpatía” la posibilidad de importar el biológico desde Argentina para envasarlo en el país.

“La pregunta ahora es saber si alguna de las causas del retraso en el envasado de AstraZeneca en México podría afectar también a este nuevo plan con la vacuna rusa”, señaló González Díaz.

“¿De qué podría depender? Pues de equipos que no tengamos en México, que haya que conseguir en el mercado internacional”, respondió Ebrard sobre la posibilidad de que el envasado de Sputnik también sufra retrasos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.