'Tenemos éxito': Así defiende López-Gatell la estrategia ante COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Salud

'Tenemos éxito': Así defiende López-Gatell la estrategia de Salud ante COVID en México

"Logramos que nadie se quede sin atender porque el hospital está lleno, entonces tenemos éxito, pero la epidemia sigue”, dijo López-Gatell.
Foto: Salud
25 de junio, 2020
Comparte

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, defendió la estrategia del gobierno para contener la enfermedad COVID-19 en el país y aseguró que el hecho de que “se prolongue la epidemia es una manifestación de éxito de las medidas de mitigación”.

Entérate: México supera las 25 mil muertes por COVID-19 y los 200 mil casos, a cuatro meses de la epidemia

Durante la conferencia vespertina sobre el nuevo coronavirus aclaró que, por supuesto, el objetivo no era prolongarla, “no queremos que se prologuen, esa no es la intención. Las medidas (de mitigación) que se hacen no son con el objetivo de prolongar la epidemia, son con el objetivo de reducir el número de personas que diariamente presentan la enfermedad”.

En vez de que el número de casos se presenten en un periodo corto, agregó, y sean muchos por día, saturen los hospitales y la gente muera porque no hay los recursos necesarios para atenderles, el objetivo de la mitigación, “y esto está descrito desde al menos 2005 en los planes de preparación y respuesta ante epidemias semejantes a esta, el modelo ha sido influenza, es que aunque la misma cantidad de personas tenga la infección, los casos se presenten de manera diferida”.

El éxito entonces consiste, recalcó, en que como son menos (casos) el mismo día, no se saturan los hospitales, ese es el objetivo uno: reducir el tamaño del pico epidémico, “eso es aplanar la curva”.

El objetivo dos, continuó el subsecretario, es que la llegada del pico, la fecha en la que se llega al punto máximo, no ocurra muy pronto respecto al inicio de la epidemia, cuando la mayoría de los países no están preparados para enfrentarla.

“Ningún país puede estar preparado para un fenómeno como este que no se ha presentado en 100 años”, subrayó.

López-Gatell aprovechó este punto para volver a recordar que México tenía un sistema de salud deteriorado, “cuarenta años de un sistema insuficiente, inequitativo, mala inversión, hospitales abandonados”.

Por lo tanto, para lograr tener las condiciones necesarias para enfrentar la epidemia, dijo, “queremos que no se presenten la máxima cantidad de casos en abril, preferimos que se presenten después, porque nos da tiempo y nos ha dado tiempo, de ir expandiendo los hospitales, eso era el objetivo dos”.

El objetivo tres, señaló, es reducir la mortalidad. ¿Cuál es la mortalidad aceptable?, se preguntó. Cero, respondió.

“El deseo es que no se muera una sola persona. Pero dada la realidad, entre más se prolonga la epidemia y ocurren la menor cantidad de casos por día, las muertes que ocurran son porque el virus puede causar la muerte, pero no porque alguien se quede sin un ventilador, sin personal especializado en terapia intensiva, sin una cama de hospital”.

En resumen, enfatizó el funcionario, “logramos que hubiera menos casos por día, sobre todo en el pico, logramos desplazar la fecha del pico y hemos logrado que nadie se quede sin atender porque el hospital está lleno, entonces tenemos éxito, pero la epidemia sigue”.

Pero entonces, preguntó una reportera, ¿falló la estadística al decir que el primer ciclo terminaba el 25 de junio?

Antes de este cuestionamiento, el funcionario ya había mostrado un video en el que aparecía él en diferentes momentos explicando que la epidemia sería una epidemia larga.

“Hoy salió una nota en medios tantos impresos como electrónicos de comunicadores con amplia experiencia, un grupo pareciera selecto, comentando que López-Gatell dijo que la epidemia se terminaría el 25 de junio, y aluden como elemento referencial la conferencia matutina del 16 de abril, en la que presentamos la curva alta y la curva plana… y en una diapositiva hay una fecha que dice 25 de junio y en la presentación expliqué en qué condiciones podría cumplirse una predicción de esta naturaleza”.

Después, a la pregunta expresa, respondió: “no se trata de falla, los modelos matemáticos no son una bola de cristal, así no funciona la ciencia de la epidemiología matemática. Los modelos son aproximaciones a la realidad, que orientan sobre las decisiones que hay que tomar y las acciones que hay que ejecutar. Hay fenómenos complejos que no se pueden predecir, no se puede predecir cuántos terremotos van a suceder. Lo que se hace con las predicciones es tener aproximaciones bajo supuestos”, explicó.

El supuesto en este caso, agregó, era “sí y solo sí la reducción de la movilidad se mantiene en el nivel apropiado. No en todas las entidades federativas se ha logrado mantener una reducción suficiente de movilidad. No se trata de falla, se trata de que la realidad se comporta como es y uno hace predicciones asumiendo ciertos comportamientos esperados”.

También en este punto, el subsecretario aprovechó la defensa de su estrategia para recordar que muchas empresas no cumplieron con la restricción de actividades económicas.

“Esos comportamientos esperados son que la gente se quede en casa, que los gobiernos favorezcan que la gente se quede en casa, que las empresas cierran oportunamente, cosa que no ocurrió y lo tenemos muy documentado, muchas empresas no cerraron a tiempo y mantuvieron a sus trabajadores con la presión de que si no acudían al trabajo podían ser despedidos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

EU comenzó a deportar a migrantes haitianos retenidos en Texas

Unas 13 mil personas, la mayoría ciudadanos haitianos, permanecían reunidas bajo un puente fronterizo entre Estados Unidos y México.
20 de septiembre, 2021
Comparte

El gobierno de Estados Unidos empezó este domingo a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

Un total de 208 haitianos que intentaban entrar ilegalmente a EE.UU. fueron ya devueltos, según confirmó el gobierno haitiano a Efe, en un contexto sociopolítico y económico marcado por una aguda crisis.

De los tres vuelos previstos para el domingo ya han llegado dos, declaró a la agencia Jean Négot Bonheur Delva, coordinador de la Oficina Nacional de Migración.

Según el funcionario, todos los vuelos deberían traer 145 pasajeros, pero en el primero avión llegaron 98 personas y 110 en el segundo.

“Son personas que han intentado entrar en Estados Unidos a través de sus fronteras con México. Se trata de personas que vivían en Chile, México, Panamá y Brasil en particular”, añadió.

Migrantes con suministros cruzando el río.

Getty Images
Los migrantes tuvieron que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Formaban parte de un grupo de unas 13.000 personas que permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México. Aunque la mayoría eran haitianos, entre ellas también había cubanos, peruanos, venezonalos y nicaragüenses.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, detalló este domingo que aquellos que aún no habían sido devueltos habían sido trasladados a centros de detención.

“Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas”, dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

“Quiero vivir una vida sin problemas”

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que “se habían conseguido acuerdos” para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

Migrantes cruzando Río Grande.

Getty Images

“En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política”, comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

“En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia”, dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán “para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas”.

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

Migrantes cruzando Río Grande en la frontera entre México y Estados Unidos.

EPA
Estados Unidos planea regresar a los migrantes a sus países de origen.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como “sin precedentes” y “surrealista”.

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los “agitados” migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Migrante en la frontera entre México y Estados Unidos.

Getty Images

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.