Instala Gobierno comisión para solicitudes de amnistía de reos federales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Instala Gobierno comisión que atenderá solicitudes de amnistía de reos federales

La comisión tendrá un plazo de cuatro meses para revisar las solicitudes de amnistía que reciba. La decisión final de si un interno es liberado o no dependerá de un juez federal.
Cuartoscuro Archivo
23 de junio, 2020
Comparte

El Gobierno federal formalizó hoy la instalación de la Comisión de Amnistía, organismo a través del cual se comenzarán a recibir y revisar las solicitudes de reos federales que quieran ser perdonados antes de cumplir su condena, y con ello poder recuperar su libertad.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dio a conocer en un comunicado que la instalación de la comisión se realizó a través de una videoconferencia que fue encabezada por el titular de dicha dependencia, Alfonso Durazo, y la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Codero.

La instalación fue posible gracias al acuerdo presidencial publicado el pasado 18 de junio en el cual se definieron a los integrantes de la comisión, así como sus funciones. La expedición de dicho acuerdo, que se había prometido que sería expedito, tomó mas de 50 días desde que se aprobó la Ley de Amnistía debido a complicaciones burocráticas y presupuestales.

La Comisión de Amnistía es pieza central en este sistema. Ante ella de deben presentar las solicitudes de parte de los reos mediante un procedimiento que estará dándose a conocer en breve. De acuerdo con la ley dicha comisión tendrá un plazo de hasta cuatro meses para revisar si el reo que quiera el beneficio cumple con los requisitos, y, de ser el caso, presentar el caso ante un juez que tendrá la última palabra.

Lee: Ley de Amnistía solo sacará de la cárcel a 7% de presos y las liberaciones tardarían meses

En la sesión de instalación Durazo insistió en que con la amnistía “no se pretende liberar delincuentes” sino dar una segunda oportunidad a personas que por necesidad o por temor se vieron arrastradas a cometer un delito, y que además carecieron de un proceso justo.

El secretario señaló que entre las personas que podrían acceder a este beneficio, según lo aprobado en la ley, se encuentran aquellas de origen indígenas que no tuvieron una adecuada defensa, o jóvenes que hayan sido procesados por posesión de drogas sin que se les ofreciera otra alternativa.

“Arrastramos todavía las consecuencias de un sistema de justicia penal con vicios y carencias, así como instituciones de seguridad insuficientes y corrompidas; ello desembocó, en personas privada de la libertad, que más que delincuentes, han sido víctimas de severos y atropellos violaciones a sus derechos”, dijo Durazo.

El secretario de Seguridad insistió además en que esta ley contribuirá a reducir el hacinamiento en las cárceles y disminuir el riesgo de contagio por la pandemia de COVID-19. 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también se refirió a la instalación de la comisión en su cuenta de Twitter y la calificó de “un hecho histórico” que permitirá corregir injusticias históricas y estructurales.

Animal Político publicó que a los beneficios de la Ley de Amnistía solo pueden acceder en el mejor de los casos, 7 de cada 100 personas que están en prisión en el país. Para extender su impacto se requiere que la misma sea copiada y expedida a nivel local por cada uno de los estados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El estudio que asocia COVID con mayor riesgo de desarrollar trombosis y embolia

Los autores de la investigación sostienen que sus hallazgos son una razón más para vacunarse.
9 de abril, 2022
Comparte

Una persona que haya padecido la covid-19 tiene un mayor riesgo de desarrollar un coágulo de sangre grave en los seis meses siguientes de haber tenido la enfermedad.

Esa es una de las principales conclusiones de un reciente estudio realizado en Suecia y publicado en la revista especializada British Medical Journal (BMJ).

La investigación también encontró que las personas con covid grave, especialmente las que tuvieron que ser hospitalizadas, y las infectadas durante la primera ola tenían el mayor riesgo de coágulos.

El estudio no afirma que la covid-19 haya sido la causa de esos coágulos, pero sí identifica a la infección como un factor de riesgo para desarrollar trombos, es decir, coágulos de sangre en el interior de un vaso sanguíneo.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores rastrearon el estado de salud de más de un millón de personas que dieron positivo por covid entre febrero de 2020 y mayo de 2021 en Suecia, y las compararon con cuatro millones de personas de la misma edad y sexo que no habían dado positivo.

Según los autores de la investigación, sus hallazgos resaltan la importancia de vacunarse.

Vacuna

Getty
Para los pacientes de la primera ola, antes de la vacunación, los riesgos de desarrollar este tipo de problemas es mayor.

Los hallazgos

El estudio mostró que después de una infección de covid-19 aumenta el riesgo de:

  • Desarrollar trombosis venosa profunda (TVP), que son coágulos de sangre en la pierna, dentro de un periódo tres meses.
  • Desarrollar embolia pulmonar, que son coágulos de sangre en los pulmones, dentro de un periódo de seis meses.
  • Sangrado interno, como un derrame cerebral, dentro de un periódo de dos meses.

Al comparar los riesgos de coágulos de sangre después de la covid-19 con el nivel normal de riesgo, encontraron que:

  • 4 de cada 10.000 pacientes con covid desarrollaron TVP, en comparación con 1 de cada 10.000 personas que no tenían covid.
  • Aproximadamente 17 de cada 10.000 pacientes con covid tenían un coágulo de sangre en el pulmón, en comparación con menos de uno de cada 10.000 que no tenían covid.
Arteria bloqueada

Getty

El estudio sostiene que el aumento del riesgo de coágulos sanguíneos fue mayor en la primera ola de la pandemia, probablemente porque los tratamientos mejoraron durante los meses siguientes y los pacientes mayores comenzaron a vacunarse en la segunda ola.

Ese resultado era “esperable“, según dice la doctora Inmaculada Roldán Rabadán, cardióloga del Grupo de Trombosis Cardiovascular de la Sociedad Española de Cardiología, en declaraciones que recoge el portal Science Media Centre España.

“Entonces teníamos menos herramientas para manejar la enfermedad”, explica.

El riesgo de un coágulo de sangre en el pulmón en personas que estaban gravemente enfermas con covid mostró ser 290 veces mayor de lo normal, y siete veces mayor de lo normal después de una covid leve.

No se observó que una covid leve aumentara el riesgo de hemorragias internas.

Hospitalización

Getty
El estudio habla de una asociación entre estos problemas y la covid-19, pero no determina causalidad.

“Buena razón para vacunarse”

Los coágulos de sangre también pueden ocurrir incluso después de vacunarse, pero el riesgo es mucho menor, según indicó un estudio liderado por la Universidad de Oxford en agosto de 2021.

“Para las personas no vacunadas, esa es una muy buena razón para vacunarse: el riesgo es mucho mayor que el riesgo de las vacunas”, dice Anne-Marie Fors Connolly, investigadora del Departamento de Microbiología Clínica de la Universidad de Umea en Suecia y autora principal del estudio.

Frederick K Ho, profesor de salud pública en la Universidad de Glasgow que no estuvo involucrado en el estudio, sostiene que aunque el riesgo de coágulos aumenta después de la vacunación, “la magnitud del riesgo sigue siendo menor y persiste por un período más corto que el asociado con la infección”.

Coronavirus en la sangre

Getty

Covid y coágulos

El estudio no prueba que la covid sea la causante de los coágulos en la sangre.

Con este tipo de estudio “solo podemos determinar si existe una asociación entre la covid-19 y los coágulos de sangre o sangrado”, le dice Fors Connolly a BBC Mundo.

La experta añade que para establecer una relación de causalidad serían necesarios otros tipos de estudios.

“Los datos son claros en mostrar que hay una asociación (entre la covid-19 y los coágulos), pero lo que no está totalmente claro es cómo funciona esa asociación”, le dice a BBC Mundo Jon Gibbins, director del Instituto de Investigaciones Cardiovasculares y Metabólicas en la Universidad de Reading, quien no participó en la investigación.

Vacuna

Getty

“Se necesitan otros esfuerzos para determinar si esto se debe a una condición inflamatoria de larga duración o alguna forma de disfunción inmunitaria de larga duración”, añade Gibbins.

Aun así, los investigadores creen que la aparición de los coágulos podría ser el efecto directo del virus en la capa de células que recubren los vasos sanguíneos, una respuesta inflamatoria exagerada al virus, o que el cuerpo forme coágulos de sangre en momentos inapropiados.

Frederick K Ho dice que este estudio “nos recuerda la necesidad de permanecer atentos a las complicaciones asociadas incluso con una infección leve de covid, incluido el tromboembolismo”.

Por su parte, la doctora Roldán Rabadán concluye que esta investigación “es muy relevante de cara al manejo de la enfermedad en el futuro”.


*Con información de Philippa Roxby y Carlos Serrano.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ESFnBjQazq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.