Jóvenes acusan que por sus prácticas sexuales no pudieron donar sangre
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Jóvenes acusan que por sus prácticas sexuales no pudieron donar sangre; fue un malentendido, dice Hospital

Gabriela cuenta que tuvo que mentir sobre su orientación sexual para que le permitieran donar sangre a una familiar en el Hospital General; la institución dice que se trató de un malentendido por la redacción de un cuestionario.
Cuartoscuro
11 de junio, 2020
Comparte

Gabriela acudió el sábado 6 de junio a donar sangre al Hospital General de México, pasó todos los filtros, pero al llegar a responder un último cuestionario tuvo que mentir acerca de su orientación sexual para que le permitieran ser donadora.

De acuerdo con el Hospital, no se trata de una discriminación por su orientación sexual, sino que el formulario que aplican los médicos a los candidatos a donar sangre podría estar mal redactado.

A través de su cuenta de Instagram, la joven narró que se presentó al Banco de Sangre para donar plaquetas para su tía, y después de pasar por distintas evaluaciones médicas la pasaron al consultorio de una doctora, quien le realizó un cuestionario en el que le preguntaron sobre sus hábitos, enfermedades y la última pregunta era sobre su orientación sexual.

Te puede interesar: Dan línea telefónica para agendar cita de donación de sangre y evitar desabasto por COVID-19

“La última pregunta era que si mi pareja era de mi mismo sexo y le dije que sí. Me respondió ‘perdóname, voy a bajar la voz para que no me escuchen mis compañeras. Me da mucha pena, sé que no te debería pedir esto pero me gustaría que reconsideraras decir que no, porque eres una excelente candidata para donar plaquetas, es difícil encontrar gente que lo pueda hacer y no hay donadores, y porque el Banco de Sangre está con reservas escasas’”, señaló Gabriela.

De acuerdo con la joven, la doctora le informó que en caso de que reconociera que su pareja es otra mujer “te van a rechazar por promiscuidad”.

“Yo me quedé impactada porque además tenía una hoja de mi lado izquierdo que decía “en esta institución no discriminamos a nadie”, entonces evidentemente puse que no porque como mi tía hay muchísima gente esperando que alguien les pueda donar sangre”, explicó.

View this post on Instagram

Me pidieron mentir diciendo que mi pareja no era de mi mismo sexo para poder donar sangre porque si no la iban a rechazar. Esto en tiempos de crisis. Cuando hay miles de personas esperando sangre para curarse. Pido su ayuda para difundir este video y hacerlo llegar a las personas que puedan hacer un cambio en estas reglas que no tienen absolutamente nada que ver con la calidad de mi sangre. Las instituciones no pueden darse el lujo de rechazar a los pocos donadores de sangre que se atreven a donar en estos tiempos de pandemia discriminándonos por nuestra preferencia sexual después de habernos evaluado y saber que nuestra sangre está en perfectas condiciones. Me parece un tema grave que necesita atención YA para salvar vidas y dar un paso adelante como sociedad. #misangretambiencura @hlgatell @eluniversalmx @reforma @escandala @conapred

A post shared by Gaby Albo (@gaby.albo) on

Autoridades de Salud reportaron que el promedio de donaciones de sangre por mes durante 2019 fue de 140 mil. Sin embargo, en abril de 2020 se registraron solo 52 mil 677 y en mayo apenas 32 mil 855, es decir, cayeron un 77% en el último mes.

Esto puede afectar a toda la población, según Jorge Enrique Trejo Gómora, director general del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, porque nadie está exento de requerir una en algún momento.

Lee más: Joven denuncia que no la dejaron donar sangre por ser lesbiana; IMSS dice que solo sigue criterios médicos

Los requisitos para donar sangre

En el tríptico “Información importante para el Donador de Sangre” del Hospital General de México, se establecen los requisitos para la donación, entre los cuales no aparece ninguno que tenga que ver con la orientación sexual.

El documento señala que la persona que acuda a donar debe realizar un ayuno mínimo de 6 horas y no mayor a 10 horas, y contiene recomendaciones sobre qué alimentos ingerir y con qué anticipación.

También se solicita presentar copia de una identificación con fotografía, tener entre 18 y 64 años, un peso mínimo de 50 kilogramos y estar en buen estado de salud (no estar en tratamiento médico y/o dental, no tener ninguna infección o enfermedad, no tomar analgésicos ni estar bajo tratamiento anticonceptivo, haber dormido 6 horas y no haber sido vacunado un mes antes).

De acuerdo con el tríptico, no podrán ser donadores las personas con “prácticas sexuales de riesgo o quienes ejercen la prostitución”.

Tampoco las personas usuarias de drogas, con antecedentes de Hepatitis después de los 10 años de edad y quienes hayan estado en tratamiento de endodoncia, acupuntura o haberse realizado tatuajes o perforaciones en el último año.

Animal Político consultó al Hospital General de México sobre la denuncia de la joven. El doctor Carlos Briones dijo en entrevista que se trató de un malentendido, derivado de una posible mala redacción del cuestionario.

“La donación de sangre o sus hemocomponentes siempre implica un riesgo porque es un material biológico que se tiene que pasar de una persona a otra. Para eso hay una serie de pruebas que hace décadas se establecieron. Todo paciente se le hace primero un interrogatorio para conocer antecedentes o factores de riesgo, se le toma una muestra para hacer pruebas específicas y se llena un formulario con respuestas sí y no, pero a lo mejor está mal planteado y esto lo vamos a considerar”, señaló el médico.

De acuerdo con Briones, la última pregunta del cuestionario que se hace a los candidatos para donación dice “considero que mi sangre es segura”, a lo que presuntamente Gabriela habría contestado que no.

Después de esto, según la versión del hospital, a la doctora que atendía a Gabriela “se le hizo fácil hacerle el comentario. Realmente no hay una contraindicación o una restricción, solo en caso de varones que sí se establece como práctica de riesgo porque pudieran tener VIH”.

Briones afirmó que “de ninguna manera el hospital hace distinción o excluye a ninguna persona, esto lo tenemos muy claro, tan es así que se le hicieron las pruebas, ella donó plaquetas a su familiar y todo ha cursado dentro de lo esperado”.

Entérate: Conoce las reglas y los mitos sobre donar sangre

Sin embargo, la actividad sexual de Victoria, otra joven que acudió a donar sangre en febrero pasado para la madre de una amiga, pareció sí ser un problema.

Victoria llenó un cuestionario en el que le preguntaban, entre otras cosas si fumaba o bebía, también si había tenido más de una pareja sexual en un año. Ella dijo que sí en esta última opción.

La doctora que la atendió le dijo que no podría donar por esa razón, porque el riesgo era muy grande.  “No me explicaron por qué no, el fundamento y la justificación que ella me dio no fue clara. Me asusté”.

“Si hubiera sabido eso pude haber mentido para que mi amiga tuviera la sangre, pero ¿bajo qué fundamentos me están diciendo que no?, si de verdad es un riesgo esa información debe estar muy clara desde el inicio”, comenta Victoria.

Sin embargo, el doctor Briones explicó que solo se considera de riesgo la práctica sexual entre personas del mismo sexo, en el caso de los hombres, se considera riesgosa debido a que “generalmente hay penetración e intercambio de fluidos y nosotros no podemos saber, aunque le apliquemos una prueba de VIH, que esté contagiado, porque podría dar un resultado falso negativo”.

Este lineamiento se encuentra establecido en el Diario Oficial de la Federación del 26 de octubre de 2012, se señala que se excluirán a personas de ser donadoras con mayor riesgo de infectar “por riesgos de inmunodeficiencia, virus C o D de hepatitis y otros agentes transmisibles sexualmente o por transfusión mientras persiste el factor de riesgo”, detalló.

El médico indicó que todos estos procedimientos ocurren “para poder seleccionar, porque nosotros tenemos que garantizar que ese producto sanguíneo que se le va a pasar a algún paciente le pueda transmitir alguna enfermedad”.

Para Gabriela, “esto más que un tema de discriminación, que sí está mal y se tiene que tocar, quiero que sea un llamado para las instituciones que están encargadas de nuestra salud y que están dándose el lujo de rechazar a las pocas personas que pueden donar sangre para salvar vidas”.

“No puedo juzgar a nadie que haya crecido con creencias erróneas de la comunidad LGBT, sé que hay muchas ideas de que hay enfermedades y que les podría dar miedo aceptar sangre de alguno de nosotros. Yo hablo por mí y muchos de mis compañeros, yo donaría con mucho cariño y sin interés a quien lo necesitara, porque ahora entiendo que nunca sabes cuándo vas a necesitar donadores”, expresó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.