Jóvenes del pueblo donde murió Alexander, hartos del hostigamiento policial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Ana Luisa Osorio

Jóvenes del pueblo donde murió Alexander están hartos del hostigamiento de la policía

Habitantes del poblado donde vivía Alexander dieron el último adiós al jugador de futbol de 16 años que murió a manos de la policía.
Foto: Ana Luisa Osorio
Por Ana Alicia Osorio
12 de junio, 2020
Comparte

“Welcome to the infierno”, así dice un letrero que da la bienvenida al poblado de Vicente Camalote en Oaxaca, donde el joven Alexander Martínez murió a manos de la policía municipal y otro joven permanece gravemente herido. Allí donde los jóvenes relatan que la policía los hostiga de manera constante.

Muestra de este hostigamiento, denunció uno de los vecinos que fue testigo del crimen, es que el día que asesinaron a Alexander uno de los policías le puso un arma en la mano al muchacho cuando éste ya estaba inconsciente en el suelo.

Entérate: Alexander, el adolescente que soñaba con ser futbolista profesional, y que policías mataron “por accidente”

El letrero en esa comunidad de Acatlán de Pérez Figueroa no es nuevo, como tampoco lo es -según cuentan sus habitantes- que frecuentemente detengan a los jóvenes arriba de sus motos o cuando caminan por la plaza principal del poblado a unos 30 minutos de la cabecera municipal.

Acatlán de Pérez Figueroa es una comunidad de poco más de 44 mil personas, donde 7 de cada 10 habitantes se encuentra en situación de pobreza (4 de ellos de manera moderada y 3 en extrema).

Durante la tarde de este jueves el pueblo luce tranquilo. A pesar de la contingencia sanitaria las personas de la comunidad se dieron cita para darle el último adiós al jugador de futbol de 16 años que le fue arrebatada la vida, por un supuesto “error” de la policía.

La calle que se encuentra frente a la casa de Alexander, donde este jueves lo velaron, era la ruta habitual de los rondines policiacos pero ahora ninguna patrulla pasa por allí, narran los familiares y amigos del joven asesinado.

En caso de que lo hagan, los vecinos están convencidos que retendrán a los policías, porque “es lo único que nos queda por hacer”, dice uno de los entrevistados, quienes por temor a represalias hablaron de manera anónima en la mayoría de los casos.

Allí entre las altas temperaturas de la Cuenca del Papaloapan y el féretro de Alexander esperando a que le digan adiós, los vecinos y amigos del joven se arman de valor y empiezan a contar las anécdotas en las que los policías les detuvieron, persiguieron o extorsionaron, pero que nunca denunciaron por temor a una agresión.

Los adolescentes que rondan los 15 años cuentan que era normal que los policías llegaran a las canchas de futbol a detenerlos por jugar y ellos tenían que correr en distintas direcciones o refugiarse en las casas de sus vecinos.

“Sentí como me empezó a revisar, me metió la mano al pantalón y me sacó una bolsita así (señala con su mano). Me detuvieron y me sacaron 5 mil pesos”, contó uno de los jóvenes, quien dice que el dinero se lo dio directamente a los elementos que lo subieron a la patrulla y llevaban a la comandancia.

“Tuve dos percances y en una ocasión a un compañero lo empezaron a patear, si te les pones al brinco te pegan, si preguntas por qué te detienen, te pegan”, narró otro.

También contaron que a pie o en moto era común que los pobladores le dieran la vuelta a los policías, esto para evitarse alguna detención arbitraria, extorsión o agresión.

Otra denuncia es que con frecuencia los uniformados les revisaban el celular cuando estaban sentados en el parque.

Pero nada, según recuerdan, como las golpizas que les propinaban los policías cuando los detenían. Recordar esos episodios deja a los jóvenes helados por unos cuantos minutos

Uno de los amigos de Alexander habló de cómo los policías le dejaron la cara hinchada a golpes a uno de sus vecinos, solo por haberse atrevido a preguntar por qué lo detenían.

El temor se torna en rabia, en frustración, al recordar que quien debería haberlos protegido son las mismas personas que mataron a su amigo Alexander, quien a sus 16 años soñaba con ser futbolista profesional.

El asesinato de él es tan solo uno de los muchos que se han registrado a manos de policías en las últimas semanas en Xalapa, Jalisco y Estados Unidos.

“No queremos policía en el pueblo, renunciamos a la policía y a sus sicarios”, sentenció Ana Luisa Gómez Silva, una vecina de esta comunidad oaxaqueña, quien se dice cansada de las agresiones y el abuso policial en su pueblo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Amazon: los padres de niñas llamadas Alexa protestan contra la compañía

Algunas niñas llamadas Alexa sufren bullying por tener el mismo nombre que la palabra de activación de los altavoces inteligentes de Amazon.
5 de julio, 2021
Comparte

Llamarse Alexa hoy día puede resultar problemático.

Los padres de niñas llamadas Alexa dicen que sus hijas están sufriendo bullying por tener el mismo nombre que Amazon usa para activar su asistente virtual.

Algunos incluso han cambiado los nombres de sus hijas porque dicen que el aluvión de burlas relacionadas con el nombre de Alexa es “implacable”.

Piden a Amazon que cambie la palabra de activación predeterminada para sus dispositivos de voz a un nombre que no sea de persona.

Amazon dice que “lamenta” estos incidentes y que existen palabras alternativas para activar su asistente.

La palabra Alexa se ha popularizado en los últimos años a medida que más familias han comenzado a usar parlantes inteligentes activados por voz.

Los dispositivos Echo y Echo Dot de Amazon usan Alexa como el comando que el usuario dice antes de dar instrucciones o de hacer una pregunta.

Sin embargo, esto está causando problemas a personas que se llaman Alexa, que a menudo son el blanco de bromas de gente que grita su nombre y emite un comando.

Amazon Echo

Getty Images
Los dispositivos Echo y Echo Dot de Amazon usan Alexa como el comando que dices antes de dar instrucciones o hacer una pregunta.

La hija adolescente de Heather (no es su nombre real), Alexa, empezó a escuchar bromas de otros niños, e incluso de maestros, debido su nombre, tan pronto como comenzó la escuela secundaria.

“No quería presentarse a los demás a causa de esas bromas y reacciones. Era y es una niña, pero algunos adultos pensaron que estaba bien bromear así con ella. Es devastador. La escuela no ayudó y dijo que ella necesitaba hacerse más fuerte”.

Una situación “injusta”

Heather dice que aquello tuvo un gran impacto en la salud mental de su hija. Al final, decidieron cambiarle de nombre.

“Ahora está mucho mejor. Y la hemos trasladado a una nueva escuela para que tenga un nuevo comienzo. Pero esta injusticia siempre estará con ella y con nosotros”.

“Amazon debe cambiar la palabra de activación predeterminada en sus dispositivos. Está claro que no se han hecho suficientes investigaciones éticas sobre el uso de Alexa”.

Alexa de Amazon

Getty Images
Amazon dice que existen “alternativas”.

El problema ha generado quejas desde el lanzamiento de Alexa. Solamente en Reino Unido, hay más de 4.000 menores de 25 años llamadas Alexa. Los padres de algunas de ellas le contaron a la BBC historias similares a la de Heather.

Charlotte (nombre ficticio) dice que su hija Alexa tiene solo 6 años y que ya la están acosando.

“Todo comenzó en la escuela. Los niños mayores decían cosas como ‘Alexa, pon música disco’. Otros niños le gritaban órdenes”.

“El otro día, estábamos en el parque y todos los niños le decían eso constantemente. Ella empezó a cerrarse. Creo que está afectando a su confianza. Los adultos también se ríen de ella“.

“‘Ojalá la gente no supiera mi nombre’, me dijo”.

“Las personas que compran estos dispositivos sin darse cuenta aumentan el problema”.

Charlotte cree que Amazon “no publicita” el hecho de que se puede cambiar la palabra de activación de sus altavoces por otra que no sea Alexa.

Bebé usando dispositivo de Amazon

Getty Images
Muchos conocen a Alexa desde muy pequeños.

En respuesta, Amazon dijo en un comunicado: “Diseñamos nuestro asistente de voz para reflejar las cualidades que valoramos en las personas: ser inteligente, cariñoso, empático e inclusivo”.

“Nos entristecen las experiencias que compartieron y queremos ser muy claros: el acoso de cualquier tipo es inaceptable y lo condenamos de la manera más enérgica posible”.

“Alexa es humana”

En Estados Unidos, Lauren Johnson, de Massachusetts, inició una campaña llamada Alexa is a Human (“Alexa es humana”).

“Mi hija Alexa ahora tiene 9 años. Todo esto va más allá de las burlas y del acoso ‘normal’. Es la eliminación de la identidad. La palabra Alexa se ha convertido en sinónimo de sirvienta o esclava. Da una licencia para tratar a quienes se llaman Alexa de manera manera servil”, explica.

Lauren agregó que, en el caso de niños más mayores, muchos chistes relacionados con el nombre de Alexa pueden ser de naturaleza sexual.

El problema también afecta a los adultos. Alexa vive en Hamburgo, Alemania y experimenta bromas con su nombre en el ámbito privado y profesional.

“Si hago una presentación en el trabajo, tan pronto como digo mi nombre alguien hace siempre un comentario”, le dijo a la BBC.

“Creo que es éticamente inaceptable que una marca pueda secuestrar un nombre humano y cambiar totalmente su significado. Mi nombre es mi identidad”.

“Animo a todas las personas que se llaman Alexa a que luchen por su nombre. Es Amazon quien tiene que dar un paso atrás“.

Amazon

Getty Images
Amazon lanzó Alexa en EE.UU. en 2014.

La respuesta de Amazon es la siguiente: “Como alternativa a Alexa, ofrecemos otras palabras de activación entre las que los clientes pueden elegir, como Echo, Computer y Amazon. Valoramos los comentarios de los clientes y, como en todo lo que hacemos, seguiremos buscando formas de ofrecerles más opciones en esta área”.

Alexa no es el único asistente de voz con nombre de persona.

Siri, el nombre del asistente de voz de Apple, es una abreviatura de Sigrid y se usa en Noruega, Suecia y las islas Feroe, aunque su pronunciación en noruego es diferente.

Una mujer llamada Siri, residente Reino Unido, le dijo a la BBC que ha recibido muchas bromas sobre su nombre, incluso por parte de un empleado del servicio de asistencia técnica de Apple.


Medidas para niños víctimas de bullying:

  • Buscar ayuda en adulto de confianza
  • No enfrentarse a los acosadores solo
  • Evitar situaciones de conflicto
  • Informar sobre ello y tomarse un tiempo
  • Cuidar la salud mental

Fuente: Sociedad Nacional para la Prevención de Crueldad a los Niños (NSPCC, por sus siglas en inglés)


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.