Sheinbaum reconoce abuso policial en protesta; detienen a dos policías
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Sheinbaum reconoce abuso policial contra adolescente en protesta de CDMX; detienen a dos policías

Integrantes de la organización civil Brigada Marabunta documentaron en un video que los policías rodearon a una joven manifestante, a la que tiraron al suelo y le propinaron golpes con los escudos.
Carlo Echegoyen
5 de junio, 2020
Comparte

Un grupo de personas vestidas de negro protestó este viernes por la represión policial en México y en Estados Unidos, causando destrozos en múltiples comercios y sucursales bancarias de la capital mexicana. La protesta terminó con agresión policial contra algunos manifestantes, incluida una adolescente.                           

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, reconoció que se cometió abuso policial, por lo que pedirá una investigación a la Fiscalía General de Justicia de la CDMX y a la Comisión de Derechos Humanos de la capital, con el fin de identificar y castigar a los responsables y a su línea de mando sin importar el cargo de los implicados.

El viernes por la noche, la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó a través de su cuenta de Twitter que dos elementos de dicha Secretaría que participaron en la agresión a la adolescente, ya fueron identificados y puestos a disposición de la Fiscalía de la capital para la investigación de los hechos.

 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana reportó un saldo de 11 personas lesionadas por los objetos lanzados por los manifestantes, cuatro de ellas representantes de los medios de comunicación, una participante y seis policías.

La movilización comenzó alrededor de las 14:30 horas, a la altura de las instalaciones de la embajada de Estados Unidos, en el Paseo de la Reforma.

Hubo momentos de tensión entre manifestantes, que no superaban la centena de personas, y policías, que empujaban la marcha fuera de las inmediaciones de la casa de Jalisco.

Integrantes de la organización civil Brigada Marabunta documentaron en un video que los policías rodearon a una joven manifestante, a la que tiraron al suelo y le propinaron golpes con los escudos.

Además, los uniformados también le propinaron múltiples patadas, algunos de ellos en la cabeza.

La joven fue atendida por una ambulancia del Escuadrón de Rescate de Urgencias Médicas (ERUM) que acompañaba a la marcha y trasladada a un hospital, aunque no se informó cuál.

A pie de ambulancia, varios policías comentaron que la joven presentaba “contusión en la cara y el cráneo”, por lo que era necesario sacarle una “radiografía”.

Además de la joven, otro manifestante también tuvo que ser atendido por una unidad médica móvil, luego de sufrir varios golpes.

La Fiscalía de la CDMX informó que inició una investigación tras la agresión que recibió la adolescente por parte de elementos policiales e informó que solicitará a la SSC que ponga a disposición del Ministerio Público a los elementos involucrados para deslindar responsabilidades y castigar el abuso policial.

La instrucción permanente, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, “fue proteger a las personas y no agredir ni reprimir”.

En un comunicado, detalló que se están revisando los videos para verificar la actuación policial y la cadena de mando en todos sus niveles.

“La policía estuvo atenta del desarrollo de la concentración e intervino en dos ocasiones: una cuando lanzaron bombas molotov y apagaron el fuego con extinguidores, y otra en las inmediaciones de Casa Jalisco”, señaló.

Foto: Carlo Echegoyen

Exigieron justicia 

Sobre Paseo de la Reforma los manifestantes exigieron justicia por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano de 46 años que fue presuntamente asesinado a manos de un policía blanco el pasado 26 de mayo en Minnesota, Estados Unidos.

“Hacer que los racistas vuelvan a sentir miedo”, “Fuera Trump”, o “Muerte al opresor”, fueron algunas de las pintas que hicieron en las vallas metálicas que protegían el inmueble de la embajada.

Desde el interior del edificio diplomático, personal de seguridad lanzó gas para dispersar a los manifestantes que respondieron con piedras y más pintas. Por su parte, la policía capitalina y de tránsito se limitaron a cortar las calles aledañas a la embajada, como Río Lerma, y también el Paseo de la Reforma.

Foto: Manu Ureste

Posteriormente, la protesta se dirigió rumbo al Ángel de la Independencia y a la glorieta de la Diana Cazadora.

En el trayecto, los manifestantes rompieron cristales de estaciones del Metrobús, como la del Ángel, la Diana, o Chapultepec, y también atacaron varias sucursales bancarias, donde, además, destrozaron cajeros automáticos

“El dinero es el virus”, pintaron en las sucursales, en las que también dejaron tiradas varias bicicletas de las que se contratan mediante una aplicación móvil.

Foto: Carlo Echegoyen

Los manifestantes también protestaron por el caso de Giovanni, un joven de 30 años que murió bajo la custodia de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco, el pasado 5 de mayo.

Por ello, para exigir justicia, se trasladaron a la oficina de representación del estado de Jalisco, en la colonia Polanco de la alcaldía Miguel Hidalgo. En el trayecto, también realizaron pintas contra el Tren Maya, uno de los proyectos estrella del gobierno de López Obrador, y hasta contra el coronavirus, del que aseguraron por medio de pintas en edificios que ‘No existe’.

Foto: Carlo Echegoyen

Una vez en la casa de Jalisco, los manifestantes lanzaron piedras y cohetones contra las vallas que protegían el inmueble. Hasta que un nutrido grupo de policías capitalinos, que portaban escudos y extintores, se formaron frente al inmueble, donde fueron lentamente llevando a los manifestantes hacia las inmediaciones de un pequeño bosque.

Foto: Carlo Echegoyen

De vuelta a la calle Mariano Escobedo, esquina con Darwing, los manifestantes continuaron aventando piedras contra los uniformados. Y estos respondieron corriendo en tromba hacia ellos.

En ese instante, integrantes de la organización civil Brigada Marabunta, documentaron en un video que los policías rodearon a una joven manifestante, a la que tiraron al suelo y le propinaron golpes con los escudos.

Foto: Carlo Echegoyen

Finalmente, la marcha se disolvió aproximadamente a las 17 horas de la tarde, entre gritos de los manifestantes, que lanzaban consignas como “mucha policía y poca justicia”.

Foto: Carlo Echegoyen

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Bolivia: La historia de los 8 primos que superaron juntos el COVID-19 en un hospital

Ocho menores de entre 3 y 13 años dieron positivo en la prueba de coronavirus y tuvieron que ser llevados a un hospital. Ellos no quisieron separarse y los médicos lo entendieron.
18 de mayo, 2020
Comparte
Los niños retornaron a su casa en un pequeño bus tras casi tres semanas de internación.

José Rocha/Los Tiempos
Los niños retornaron a su casa en un pequeño bus tras casi tres semanas de internación.

Juguetes, bolsas con alimentos y golosinas fueron algunos de los regalos del personal médico que atendió a los “ch’iticitos” el día que fueron dados de alta.

Con ese término, una voz quechua con la que en Bolivia se refieren a los niños, bautizaron a los ocho primos que pasaron casi tres semanas internados y derrotaron juntos al coronavirus.

Pasaron su aislamiento en grupo, en dos cuartos contiguos del hospital Solomon Klein, en la ciudad de Sacaba (centro de Bolivia) y retornaron a sus casas este 12 de mayo.

Y en el momento de dejar el centro de salud, los miembros del equipo de enfermería y médicos hicieron una especie de pasillo humano para que los niños se salieran en medio de aplausos y algunas lágrimas.

El personal médico despidió a los menores con aplausos y lágrimas.

José Rocha/Los Tiempos
El personal médico despidió a los menores con aplausos y lágrimas.

Después de ello, una de las madres de los menores resumió en pocas palabras cómo se siente su familia después de lo vivido en las últimas semanas: “La tormenta terminó”.

“Vencedores”, fue el título de la portada del diario boliviano Los Tiempos del día siguiente, con la foto de los ocho niños de entre 3 y 13 años que no quisieron separarse.

Contagio y hacinamiento

El caso de los ocho primos fue complejo desde el principio, explica a BBC Mundo el jefe de vigilancia epidemiológica del Servicio Departamental de Salud, Rubén Castillo.

Los primos junto a sus padres convivían en un espacio pequeño, lo que hacía mucho más probables los contagios y casi imposible un eventual aislamiento domiciliario.

La familia residía en una zona periurbana donde se mezclan casas humildes con viviendas residenciales.

El contagio comenzó con la madre de uno de los menores, luego uno de los niños presentó síntomas y a las pocas horas todo el grupo tuvo que ser trasladado al hospital más cercano equipado para tratar casos de covid-19.

Los niños recibieron juguetes y golosinas como regalos del personal del hospital donde permanecieron.

José Rocha/Los Tiempos
Los niños recibieron juguetes y golosinas como regalos del personal del hospital donde permanecieron.

Confirmados los casos positivos de los ocho, se volvió urgente decidir cómo serían atendidos en el centro médico y lejos de sus padres.

“Vimos que eran muy unidos y se optó por mantenerlos juntos. Ellos estaban acostumbrados a vivir así y no queríamos que sufran algún trauma”, explicó Rubén Castillo.

El jefe de salud añade que por esa situación se realizó un seguimiento muy estrecho de la evolución de los ocho, fundamentalmente durante los primeros días en los que se temía que alguno de ellos necesitara un tratamiento especial en solitario.

Las tres semanas

Como se encontraban en habitaciones una al lado de la otra, los ch’iticitosse comunicaban a lgritos.

Así lo recuerda Grover León, director del hospital donde fueron internados los menores.

“En las mañanas se gritaban de pared a pared: ‘¿Cómo están? ¿Están bien?’”, señala a BBC Mundo el médico.

Con el paso de los días, los menores dejaron de gritar y comenzaron a realizar videollamadas con teléfonos celulares que les prestaban las enfermeras.

Esos móviles, además, eran la única vía que tenían los niños para comunicarse con sus padres durante todo el periodo de internación.

“Los ch’iticitos se ganaron el cariño de todo el hospital”, cuenta León al tiempo de recordar que, de a poco, a las habitaciones de los primitos llegaban juguetes y hasta televisiones para mantenerlos entretenidos.

Las enfermeras ya sabían cómo era cada uno de ellos. El mayor de ellos el más hiperactivo y la menor de las niñas, la más juiciosa.

El equipo seleccionado para tratar el caso de los primos tenía experiencia previa en pediatría.

Una paciente de covid-19 sale del hospital

EPA
Más de 430 personas se han recuperado del covid-19 en Bolivia, según el Ministerio de Salud.

El director del hospital recuerda que uno de ellos presentó problemas respiratorios moderados que pudieron ser controlados.

“Lo más difícil fue lograr que ellos no extrañen el calor de hogar y de la familia”, concluye.

Las dificultades

Las autoridades sanitarias bolivianas consultadas por BBC Mundo coinciden en que las difíciles condiciones socioeconómicas en las que se encuentran grandes sectores de la población de este país dificultan el combate contra la pandemia.

Rubén Castillo señala, por ejemplo, que el hacinamiento en el que se encontraban los ocho primos recién recuperados es muy recurrente en Bolivia como en distintos países de Latinoamérica.

“Esas características, junto con la posibilidad de que estén presentes casos asintomáticos, son un potencial foco de contagio desde las casas”, advierte el jefe de salud.

Mujeres hacen compras en Bolivia

AFP
En Bolivia se registran más de 3.500 casos confirmados de covid-19 y alrededor de 160 muertes.

En Bolivia son cada vez más las poblaciones pequeñas que son puestas en cuarentena porque los contagios se multiplican en las casas a raíz de que un familiar contrajo el virus en un mercado u otro sitio público.

El país declaró cuarentena total y cierre de fronteras desde el 25 de marzo. Sin embargo, al igual que otros países de América Latina, comenzó a registrar cifras récord de contagios confirmados y decesos diarios a partir del mes de mayo.

Es por ello que para el doctor León es una alegría especial que los primos que entraron a su hospital hace tres semanas salieran todos juntos.

Los ocho abordaron un pequeño bus junto a algunos de sus familiares para volver a la casa que extrañaron tanto.

Se determinó que pasen 10 días más de aislamiento por seguridad, pero todo apunta a que una de las mamás de los niños tenía razón y que la tormenta ya pasó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.