Las acciones de los médicos para frenar brotes COVID entre ellos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pruebas sorpresa y vigilancia del uso del cubrebocas: las medidas para frenar brotes COVID entre médicos

En hospitales se han implementado estrategias como enviar a casa al personal que tuvo contacto con un caso positivo y colocar “monitores”, personas que guían al personal médico para colocarse el traje de seguridad sin riesgo.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste y Andrea Vega
24 de junio, 2020
Comparte

El doctor Guillermo García, director del Hospital 30 del IMSS en Mexicali, lo admite: “En el momento del brote en la clínica estábamos organizados, pero no preparados”. Aunque, acto seguido, matiza: “Como tampoco lo estaba nadie en todo el mundo”. 

Guillermo comenzó dirigir la clínica poco después de que, en abril pasado, se convirtiera en una de las primeras del país en sufrir un brote Covid entre su personal médico. El resultado: 19 doctores enfermos, incluyendo a jóvenes pasantes. Ellos fueron de los primeros en integrar una lista que, hasta ayer martes, sumaba más de 39 mil casos en el país. 

Hoy, tres meses después de aquel episodio, el doctor cuenta que la pandemia sigue jugándoles malas pasadas por lo desconocida que aún es la enfermedad, por lo imprevisible de sus síntomas –“nos han llegado pacientes sin rastro de fiebre ni tos y con dolor abdominal, y resulta que es Covid-, y también porque, a veces, los pacientes ocultan los síntomas por miedo al confinamiento o a la discriminación. 

Pero el tiempo y las experiencias, también han dejado lecciones aprendidas con el avance de la pandemia. 

Lee: México supera los 190 mil casos de COVID, se suman 6 mil 288

Y, sobre todo, cambios, modificaciones. Tanto a nivel de estructura -se segmentó el hospital en área covid y No covid, y se instalaron filtros en los accesos-, como de capacitación del personal. Y estas son, plantea el doctor, dos de las herramientas con las que a diario combaten a la enfermedad, tratando de reducir los riesgos de contagio. 

Por ejemplo, una de las principales causas de infección que médicos contaron a Animal Políticoen este reportaje publicado ayer lunes– es la falta de insumos de protección, cubrebocas N95 sobre todo, pero también el mal uso de los mismos por falta de conocimiento o de capacitación. 

“Hay una gran cantidad de lineamientos y de manuales publicados. Pero, en la práctica, no alcanza el tiempo para enseñar a todo el personal cómo ponerse el material y quitárselo. Y esto es un problema muy grande porque la contaminación es muy fácil”, dijo en el reportaje el doctor Graciano López, del Hospital General del IMSS en Tijuana. 

Sobre este punto, Guillermo García explica que, en el caso de la clínica de Mexicali, tras el brote Covid designaron a una serie de “monitores” para evitar los contagios por mal uso de los equipos de protección. 

Los monitores son personal especializado cuya tarea principal es supervisar cómo los doctores que están en el área Covid se ponen y, sobre todo, se quitan la ropa de protección: “desde el cubrebocas hasta la última bota”. 

Otras de las medidas con las que buscan poner cerco al virus, añade el doctor, ha sido incrementar los muestreos que hace la Unidad de Vigilancia Epidemiológica para identificar entre el personal médico a posibles casos sospechosos y mandarlos de inmediato a cuarentena. 

“Tenemos la indicación de muestrear al 100% de los integrantes del personal de Salud que presente síntomas. Y, además, no esperamos el resultado de la muestra: si es sospechoso, se manda a confinamiento domiciliario. Y si presenta síntomas severos, se hospitaliza”. 

Como resultado, el Hospital General de Mexicali tiene, a la fecha de esta nota, a 100 doctores y personal sanitario en aislamiento, aunque solo diez son casos positivos confirmados. 

“Los resultados del resto están todavía en espera, pero se enviaron a confinamiento como una medida preventiva para evitar brotes”, dice Guillermo García.

Revisiones constantes y pruebas Covid ‘sorpresa’

El infectólogo Rodrigo Ville asegura que tener un buen sistema de vigilancia epidemiológica en los hospitales es, de hecho, tanto o más importante para evitar contagios entre el personal médico como tener insumos de protección suficientes y de calidad, y la capacitación continua para utilizarlos.

En entrevista, el doctor destaca varios casos de hospitales donde los programas de vigilancia epidemiológica son “muy robustos”, como el del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de Nutrición ‘Salvador Zubirán’, o el hospital temporal Covid que se instaló en el centro Citibanamex, donde labora. 

Lee: Contratados por Insabi ante emergencia de COVID denuncian retraso en pagos, desorganización y falta de seguro

En el centro Citibanamex, Ville explica que, entre los protocolos que debe cumplir todo el personal, está pasar primero por un filtro donde se les revisa la temperatura y la oxigenación de la sangre, y se les pregunta si tuvieron síntomas en días pasados, por leves que fueran. 

En caso afirmativo, se marchan de inmediato a cuarentena durante 14 días. En caso negativo, pasan a un área especialmente acondicionada para cambiarse de ropa y calzado. Una vez en el interior del inmueble deben caminar a través de las indicaciones dibujadas en el suelo para no mezclarse con el personal que va saliendo de su turno. 

A las horas de comida, antes de pasar al comedor general, se les hace una nueva revisión de temperatura y oxigenación, y vuelven a responder si sienten síntomas o no. 

Y, aunque no presenten síntomas, a todo el personal médico del centro también se les aplica de manera aleatoria pruebas Covid ‘sorpresa’, para descartar posibles casos asintomáticos.

“Tenemos unas normas muy estrictas para evitar brotes”, asegura Rodrigo Ville. 

El problema, matiza el infectólogo, es que, por falta de recursos, infraestructura, y también de personal cualificado, no todos los hospitales tienen la capacidad del INER, el Salvador Zubirán, y del centro Citibanamex. Ni cuentan con los sistemas de vigilancia epidemiológica, ni con los epidemiólogos que requiere la lucha contra una pandemia mundial. 

“Por ejemplo, hay hospitales que no mandan a su casa a doctores que tienen síntomas, simplemente porque no tienen personal suficiente”, plantea Ville. 

Otro problema es la falta de disponibilidad de pruebas para todo el personal de salud. “Eso es algo prioritario”, subraya. 

“Se debería dar prioridad a los trabajadores de la salud para acceder a estas pruebas. Porque si yo me presento a trabajar con síntomas, o estoy asintomático sin saberlo, y no me hago pruebas regularmente, puedo estar contagiando al resto de mis compañeros”. 

Y es entonces, concluye el doctor, “cuando se producen los brotes y cuando se puede llegar a la terrible situación de que un hospital tenga que cerrar el área Covid porque ya no tiene más médicos disponibles”.  

“La reconversión hospitalaria protege a los médicos, pero…”

Uri Torruco, también infectólogo, también destaca que en esta pandemia las autoridades de Salud han tenido aciertos, como la reconversión hospitalaria para separar los médicos y pacientes Covid del resto No Covid. 

“La reconversión te protege de contraer Covid”, asegura el doctor. 

Pero, el problema es que, a pesar de todos los manuales y lineamientos que el Gobierno Federal ha publicado desde febrero, cuando se registró el primer caso de contagio confirmado, la falta de capacidad “de un sistema de salud muy deteriorado”, la improvisación de los directivos de algunos hospitales, aunado a los descuidos y errores de los propios médicos, van a seguir poniendo en riesgo al gremio. 

Lee: Por falta de personal de aseo, piden empleados de hospital COVID del ISSSTE limpiar su área de trabajo

“El doctor que está en el área Covid es como el que está en la guerra, en las trincheras. Está todo el rato alerta y protegido con un casco, un chaleco, un arma. Pero el que no está en esa área, muchas veces se le olvida que está en la guerra y se descuida, y es cuando también llegan los contagios”.

“Y esto -concluye Torruco-, tiene que ver con que nosotros, como trabajadores de la salud, muchas veces tampoco hacemos bien las cosas”. 

Las palabras del infectólogo encuentran eco en los datos oficiales de la Secretaría de Salud: hasta ayer martes 23 de junio suman en el país 39 mil 032 casos confirmados; 6 mil 644 más que hace una semana, un alza del 20%, y 18 mil 815 casos más que a inicios de junio, un alza del 93%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El pedazo de hielo del tamaño de Londres que se desprendió de la Antártida

El enorme témpano se separó de la plataforma de hielo Brunt, ubicada en el mar de Weddell, al sur del océano Atlántico.
27 de febrero, 2021
Comparte

Un gran iceberg de unos 1.270 kilómetros cuadrados, aproximadamente el tamaño de la zona metropolitana de Londres, se desprendió de la Antártida.

Este viernes, los instrumentos de detección en la superficie de la plataforma de hielo Brunt confirmaron la separación.

No muy lejos, el British Antarctic Survey (BAS), una institución de Reino Unido dedicada a la investigación de la Antártida, opera la estación Halley. Desde 2017 lo ha hecho con una capacidad reducida debido a la perspectiva inminente de un desprendimiento.

Actualmente no hay nadie en la base, por lo que no hay riesgo para la vida humana.

BAS tiene una variedad de dispositivos GPS en la plataforma Brunt que transmiten información sobre los movimientos del hielo a la sede de la agencia en Cambridge.

Los expertos inspeccionarán las imágenes satelitales de lo ocurrido cuando estén disponibles.

Querrán verificar que no aparezcan inestabilidades inesperadas en la plataforma de hielo restante donde está ubicada la estación Halley.

“Aunque la ruptura de grandes pedazos de las plataformas de hielo de la Antártida es algo completamente normal de su funcionamiento, los grandes desprendimientos como el detectado en la plataforma de hielo de Brunt el viernes siguen siendo bastante raros y emocionantes”, dijo el profesor Adrian Luckman, quien ha estado rastreando imágenes de satélite del Brunt durante las últimas semanas y predijo la ruptura.

“Con tres largas fisuras que se han estado desarrollando activamente en el sistema de la plataforma Brunt durante los últimos cinco años, todos hemos estado anticipando que algo espectacular iba a ocurrir”, dijo a la BBC.

“El tiempo dirá si este desprendimiento provocará que en los próximos días y semanas se rompan más pedazos. En la Universidad de Swansea estudiamos el desarrollo de las grietas en la plataforma de hielo porque mientras algunas conducen a grandes desprendimientos, otras no; y las razones de esto pueden explicar por qué existen las grandes plataformas de hielo “, agregó.

Borde del iceberg A68

Mario Tama/Getty Images
Aunque el nuevo iceberg es enorme, no es tan grande como el A68 (fotografiado en esta imagen) cuyo tamaña equivale a cuatro veces el de Londres.

¿Dónde exactamente se produjo la ruptura?

El desprendimiento detectado este viernes está en la plataforma de hielo Brunt, que es la protuberancia flotante de glaciares que han fluido de la tierra hacia el mar de Weddell.

En un mapa, el mar de Weddell es ese sector de la Antártida directamente al sur del océano Atlántico. El Brunt está en el lado este del mar.

Como ocurre con todas las plataformas de hielo, periódicamente de ella se desprenden icebergs. El último gran trozo que se desprendió en esta área lo hizo a principios de la década de 1970.

¿Cuán grande es el nuevo iceberg?

Se estima que mide unos 1.270 kilómetros cuadrados. Eso es grande desde cualquier punto de vista, aunque no tan grande como el iceberg A68 que se desprendió en julio de 2017 de la plataforma de hielo Larsen C, en el lado occidental del mar de Weddell.

Pero incluso con una cuarta parte del tamaño de A68 será necesario rastrear este bloque del Brunt debido al riesgo futuro que podría representar para la navegación.

El Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos le dará al nuevo desprendimiento un nombre a su debido tiempo. Dado que está en el mismo cuadrante antártico (0-90W) en el que se originó el A68, también llevará la letra “A” en su nombre. Es probable que se llame A74.

¿Es esto consecuencia del cambio climático?

No. El desprendimiento de témpanos en el borde delantero de una plataforma de hielo es un comportamiento muy natural.

La plataforma tiende a mantener el equilibrio y la expulsión de témpanos es una forma de equilibrar la acumulación de masas derivada de las nevadas y la entrada de más hielo procedente de los glaciares que se alimentan en tierra.

A diferencia de la península Antártica, al otro lado del mar de Weddell, los científicos no han detectado cambios climáticos en la región de Brunt que alterarían significativamente el proceso natural descrito anteriormente.

Además, las estimaciones sugieren que el Brunt había logrado su mayor extensión en los últimos 100 años cuando se produjo este desprendimiento. Esta ruptura hace tiempo de debía ocurrir.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=20s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.