Policías amenazan a joven con desaparecerla por protestar en Jalisco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Policías amenazan a joven con desaparecerla por protestar en Jalisco

Desde que fue liberada la noche del viernes, Violeta no ha podido dormir por temor a que un uniformado con el rostro tapado toque su puerta.
Cuartoscuro
8 de junio, 2020
Comparte

Violeta tiene 23 años, pero no se llama Violeta. Dice que tiene miedo a dar su nombre real, o cualquier otro dato que la identifique, después de que un grupo de policías ministeriales sin identificar la “secuestró” el pasado viernes 5 en Guadalajara, Jalisco, cuando se dirigía con otros tres compañeros a una manifestación para exigir justicia por el caso de Giovanni López, un joven asesinado presuntamente a manos de policías de Ixtlahuacán. 

“Los policías me dijeron que esta vez había tenido suerte. Pero que, para la próxima que me vieran por la calle, entonces sí me iban a desaparecer”.

Por eso tiene miedo, insiste la joven con voz trémula a través de una llamada de Zoom. Por eso, y porque los mismos policías que la secuestraron son los mismos que, horas después, recibieron la instrucción de la Fiscalía jalisciense para comprobar, casa por casa, que los manifestantes que organizaciones civiles denunciaron en redes sociales que estaban desaparecidos tras las detenciones ilegales del viernes, ya estuvieran localizados y a salvo.

Lee: “Giovanni no murió, el Estado lo mató”: Por tercer día marchan en Jalisco para exigir justicia

“Es algo absurdo”, lamenta Violeta. “¡Los que me secuestraron y me amenazaron con desaparecerme son los mismos que vendrán a mi casa para ver si estoy bien!”, exclama la joven que, desde que fue liberada la noche del viernes, dice que no ha podido dormir, ni quedarse sola en su domicilio, por temor a que alguien le toque la puerta y tras ella aparezca un uniformado con el rostro tapado, por mucho que el fiscal del estado ofreció el sábado disculpas y anunció la detención de dos elementos por las detenciones arbitrarias. 

De hecho, su temor es tal, asegura que, pese a su activismo como feminista y en pro de los derechos humanos, ha tomado la decisión de quedarse encerrada en su casa, al menos por un tiempo. 

“Lo lograron: ahora tengo miedo a salir a la calle a exigir que se respeten mis derechos y a pedir justicia”, dice. “Sé que hay más protestas (por el caso de Giovanni), pero los estaré apoyando a través de las redes sociales para no salir a la calle durante un tiempo. Me estoy tomando muy en serio la amenaza de los policías. Me causaron mucho miedo”. 

“Pensé que sería una desaparecida más”

De acuerdo con la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, la tarde del viernes 5 de junio agentes ministeriales hicieron “detenciones ilegales y arbitrarias” de múltiples manifestantes que se dirigían a las inmediaciones de la sede de la Fiscalía estatal, en la zona industrial de Guadalajara, para protestar por el asesinato de Giovanni López y por la detención de 26 personasen las protestas del jueves 4 de junio.

Incluso, puesto que las detenciones se produjeron sin que los agentes se identificaran como servidores públicos, y sin informar el motivo, y lo más importante, sin informar el lugar al que serían trasladados los detenidos, la Comisión denunció públicamente que se trató de “desapariciones forzadas” de ciudadanos. Mientras que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, llegó a insinuar el sábado pasado que elementos de la Fiscalía pudieron haber actuado “por instrucciones de otra fuente”. 

Tras ser detenida a las seis de la tarde en la calle 8 de julio, Violeta cuenta que, en efecto, en un principio pensó que las personas que la obligaban a subir una camioneta podían ser delincuentes del crimen organizado, que la llevaban secuestrada en una camioneta sin logos, ni mayores señas. 

“Los tipos llevaban palos, bates, tubos, y armas”, recuerda la activista, que, aún así, dice que trató de resistirse. 

“Grité con todas mis fuerzas. Pero, aunque pedí ayuda, y aunque sí había gente viendo lo que sucedía, nadie hizo nada. Nadie sacó su celular para grabar, ni nadie se acercó para preguntar por mi nombre. Nada”. 

Una vez en la batea, Violeta estuvo al borde del colapso emocional, de desmayarse. Como el resto de los jóvenes que los agentes llevaban amagados para que no alzaran la mirada, dice que, a medida que el vehículo avanzaba a toda velocidad por las calles de la capital jalisciense, por su mente comenzaron a pasar todo tipo de pensamientos sombríos. 

“Pensaba que nos iban a desaparecer y que mis padres ya no volverían a saber de mi”, asegura la joven, que, incluso, quiso aventarse de la camioneta en marcha. 

Pero en esas llegó un golpe seco en la espalda de uno de los captores, que la jaló del cuello y le hundió la cabeza en la batea para que no se moviera. 

“Se metieron con uno de los nuestros”

El trayecto fue corto, “a lo sumo unos 5 minutos”. Aunque nadie sabía dónde los habían llevado. Lo único que veían era unas celdas con barrotes que tenían un baño. 

En las celdas, los uniformados revisaron de nuevo las pertenencias de los detenidos. A la mayoría les pidieron que desbloquearan sus celulares. Al parecer, estaban buscando información de un supuesto grupo de Whatsapp desde el que, también supuestamente, se estaría organizando algún tipo de protesta violenta contra el inmueble de la Fiscalía estatal.

Lee: Familias de detenidos en la protesta #JusticiaParaGiovanni denuncian abusos policiales

“Querían saber si pertenecíamos a alguna asociación, a algún grupo o movimiento, y si estábamos en coordinación con alguna persona para atacarlos. Y por eso estaban revisando si teníamos algún objeto puntiagudo, algún arma, o alcohol para generar fuego”, explica Violeta. 

Este testimonio coincide con el de Luis Antonio Maldonado, un periodista independiente de 32 años que también fue detenido ilegalmente el viernes pasado en las inmediaciones de la sede de la Fiscalía, quien narra que los policías les dijeron que estaban investigando a un supuesto grupo que se había organizado para provocar daños en la ciudad.

De hecho, Violeta asegura que varios de los policías trataron de justificar las detenciones ilegales acusándolos por lo sucedido un día antes, en las protestas del jueves 4 frente a Casa Jalisco, cuando algunos manifestantes atacaron a los elementos policiacos, llegando incluso a prender fuego a un policía utilizando una botella de alcohol etílico. 

“Nos decían: ‘Ustedes se lo buscaron. Se metieron con uno de los nuestros, ahora se aguantan’”. 

Finalmente, a las ocho de la noche, Violeta dice que la subieron junto a otras mujeres en otra camioneta, esta sí con rótulos de la Fiscalía. Circularon durante unos 25 minutos y la dejaron en mitad de la noche en un fraccionamiento, a unos 10 kilómetros ya de la vecina Zapopan. 

Por fortuna, a ella no le quitaron el celular porque pudo ocultarlo entre su ropa interior. Y antes de que sus padres vieran en redes sociales que múltiples usuarios, amigos, y organizaciones civiles, estaban difundiendo su nombre entre el de los jóvenes desaparecidos en las inmediaciones de la Fiscalía, les marcó para avisarles de viva voz que estaba bien. 

Les explicó con toda la calma que pudo que los policías la habían dejado tirada en medio de la nada, pero que, al menos, le habían regresado su mochila. 

Al parecer, a los uniformados no les interesó lo único que hallaron en su interior: una cartulina que, con grandes letras negras, pedía ‘Justicia para Giovanni’.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escalada de tensión entre la UE y Reino Unido por los problemas de distribución de vacuna contra COVID-19

Los líderes de Reino Unido y la UE intentan rebajar el tono en la disputa que los enfrenta por los problemas de distribución de las dosis prometidas de vacunas contra la covid-19, pero la tensión es patente. ¿Qué es lo que está pasando?
30 de enero, 2021
Comparte

La disputa entre la Unión Europea y Reino Unido por los problemas de distribución de la vacuna contra el COVID-19 vivió este viernes su jornada más agitada, con una serie de decisiones y rectificaciones que reflejan la tensión existente por la falta de las dosis prometidas.

En el centro de este conflicto se encuentra la farmacéutica AstraZeneca, cuya vacuna fue aprobada este viernes por la Agencia Europea del Medicamento para su administración a todos los adultos.

Sin embargo, el laboratorio anglo-sueco reconoció que no podrá cumplir con los compromisos de entrega de su vacuna en la Unión Europea, lo que levantó críticas de las autoridades europeas.

Así las cosas, la primera sorpresa del viernes llegó con la publicación por parte de la Comisión Europea del acuerdo firmado por el bloque europeo con AstraZeneca el pasado 27 de agosto.

En el documento aparecían tachados algunos datos importantes, como el número de dosis a distribuir cada mes y el costo de las mismas.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

Reuters
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, exige transparencia en la distribución de la vacuna.

Otra de las sorpresas se produjo con el anuncio de la UE del establecimiento de controles sobre la exportación de vacunas fabricadas en su territorio, incluidas las destinadas a Irlanda del Norte.

La medida fue criticada tanto por la Organización Mundial de la Salud como por el gobierno británico, con la subdirectora de la OMS, Mariangela Simao, calificándola de “tendencia preocupante”.

Anteriormente, el director del organismo, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, había advertido que el “nacionalismo de las vacunas” podría atrasar todavía más la recuperación.

Mientras que en Reino Unido causó especial polémica el anuncio sobre los controles para Irlanda del Norte, pues según el acuerdo del Brexit entre la UE y Reino Unido todos los productos que se exportan desde la UE a esa nación perteneciente a Reino Unido están exentos de controles.

La UE temió, sin embargo, que esto se pudiera usar para eludir los controles de exportación, al transformar a Irlanda del Norte en una suerte de puerta trasera por la que llevar vacunas hacia el resto de Reino Unido.

Es por esto que la UE invocó el artículo 16 del Protocolo para Irlanda del Norte, que permite que partes del acuerdo sean invalidadas de forma unilateral.

Las reacciones de indignación no se hicieron esperar.

Boris Johnson, primer ministro de Reuno Unido

Reuters
Al primer ministro británico le preocupó la reacción de la Comisión Europea.

El primer ministro británico, Boris Johnson, le pidió a la UE que clarificara “urgentemente sus intenciones”.

Por su parte, la ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, describió el gesto como un “increíble acto de hostilidad” por parte de la UE y lamentó que Bruselas presionara con algo como las vacunas, diseñadas para salvar vidas.

Y otras voces norirlandesas hablaron de “reacción desproporcionada”, “grave error” y una forma de establecer una “frontera dura” entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Horas después, tras una “conversación constructiva” con Boris Johnson, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció un principio de acuerdo para evitar la necesidad de invocar el artículo 16.

https://twitter.com/vonderleyen/status/1355299075223121928

Hemos acordado el principio de que no debe haber restricciones a la exportación de vacunas por parte de las empresas cuando cumplan con sus responsabilidades contractuales“, escribió Von der Leyen.

Arlene Foster

Reuters
La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, calificó la actitud de la UE como “acto de hostilidad”.

Queda por ver si la relativa calma alcanzada a última hora del viernes se mantiene o si es solo un alto en la escalada de la tensión.

Pero ¿de dónde viene el problema?

Plan europeo de vacunación

La Unión Europea ha sido criticada por el lento ritmo de vacunación contra la covid-19 en su territorio.

El plan de vacunación establecido en junio de 2020 le permite a la UE negociar la compra de vacunas en nombre de sus países miembro. Según Bruselas, esto puede ayudar a reducir costos y evitar la competencia entre los países.

Los estados miembro no estaban obligados a unirse al plan, pero los 27 eligieron hacerlo.

Reparto de vacunas de Pfizer

Reuters
Crecen las críticas a la UE por la lenta distribución de las vacunas.

Esto no impide que los países de la UE alcancen acuerdos separados con fabricantes de vacunas que no estén negociando con el bloque. Hungría, por ejemplo, se ha comprometido a comprar dos millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik-V.

¿Cuál es la pelea por la vacuna de AstraZeneca?

La vacuna de Oxford-AstraZeneca fue aprobada para su aplicación en la UE este 29 de enero.

La UE firmó un acuerdo por 400 millones de dosis en agosto, mientras que Reino Unido había encargado 100 millones de dosis en mayo.

Pero AstraZeneca anunció problemas de suministro, que achacó a una serie de dificultades en una fábrica en Bélgica y otra en los Países Bajos.

Las autoridades no han confirmado públicamente lo grande que será el déficit. Pero un funcionario europeo sin identificar le dijo a la agencia Reuters que los repartos se reducirán a 31 millones, un recorte del 60%, en el primer trimestre de 2021.

Mapa de fabricantes de la vacuna

BBC

AstraZeneca dijo que el hecho de que los contratos de la UE se firmaran más tarde dejó menos tiempo para resolver problemas de producción y que, por el contrario, la firma de los contratos de Reino Unido tres meses antes daba más tiempo para sortear los obstáculos.

Esto generó críticas de la UE, que alega que no debería recibir menos dosis solo porque Reino Unido firmara el contrato antes y subraya que las fábricas británicas de AstraZeneca “tienen que cumplir”.

La empresa reconoció que su acuerdo con la UE permite la opción de repartir dosis a Europa desde centros en Reino Unido, pero solo después de que Reino Unido tenga suficientes suministros.

“Tan pronto como podamos, ayudaremos a la UE”, dijo el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot.

Pascal Soriot, presidente ejecutivo de AstraZeneca

Getty Images
“Europa se va a llevar el 17% de la producción global en febrero, a pesar de que supone el 5% de la población mundial”, señaló Pascal Soriot.

El ministro de Gobierno de Reino Unido, Michael Gove, señaló que no habrá “interrupciones” del suministro a su país, algo que fue, recalcó, “planeado, pagado y programado”.

Estos problemas de suministro fueron los que llevaron al anuncio por parte de la UE de la introducción de controles de exportación a las vacunas fabricadas en su territorio.

¿Qué pasa con la vacuna de Pfizer?

La UE aprobó la compra de 300 millones de dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech en diciembre. Pero el consorcio fue incapaz de suministrar los 12,5 millones de vacunas que había prometido para finales de 2020.

El jefe de BioNTech, Uğur Şahin, explicó que el retraso se debió a que la UE asumió, erróneamente, que varias vacunas diferentes estarían listas a la vez y, por lo tanto, repartió sus pedidos.

Şahin añadió que la empresa está redoblando la capacidad de manufactura.

Frascos de vacunas contra la covid 19

Getty Images
La UE hizo pedidos de millones de dosis de la vacuna contra la covid-19 a distintos laboratorios.

Otros países que han tenido más éxito a la hora de vacunar a sus poblaciones aprobaron también la vacuna de Moderna o la de Oxford-AstraZeneca.

La UE ha aprobado ahora la de Moderna y está duplicando su pedido de la vacuna de Pfizer-BioNTech hasta los 600 millones de dosis.

Pero la vacunación en algunas zonas de Europa se interrumpió después de que Pfizer detuviera temporalmente los repartos para incrementar la capacidad de producción en fábricas de Bélgica.

La farmacéutica francesa Sanofi anunció que ayudará a la fabricación de 125 millones de vacunas para la Unión Europea a partir del verano boreal.

Hay problemas de suministro con la vacuna de Moderna también. Italia dijo que recibirá un 20% menos de dosis en la semana del 8 de febrero. Francia también dijo que espera recibir un 25% menos de dosis.

¿Cuántas personas han sido vacunadas?

Unos 10,5 millones de personas de los 448 millones de habitantes que tiene la UE han sido vacunadas hasta este 29 de enero.

En Alemania, donde 2,2 millones de personas habían sido vacunadas hasta el 28 de enero, el gobierno ha recibido críticas por quedarse atrás respecto a otros países pese a que BioNTech es una empresa alemana.

Gráfico

BBC

Hasta este 29 de enero, el número de dosis administradas en Francia era de un millón, en Italia de unos 1,7 millones y en España unos 1,4 millones.

Como comparación, Reino Unido había vacunado a más de 7 millones de personas hasta la misma fecha.

¿Qué otras vacunas está comprando la UE?

La Comisión Europea dice que ha firmado acuerdos con otras cinco farmacéuticas para comprar cientos de millones de vacunas una vez superen los ensayos clínicos:

  • AstraZeneca: 400 millones de dosis
  • Sanofi-GSK: 300 millones de dosis
  • Johnson & Johnson: 400 millones de dosis
  • CureVac: 405 millones de dosis
  • Moderna: 160 millones de dosis

Además, la Comisión concluyó conversaciones iniciales con otra empresa, Novavax, por otros 200 millones de dosis.

Vacunas con la bandera de la UE de fondo

Reuters
La distribución de las vacunas se ha convertido en un motivo de disputa entre la Unión Europea y Reino Unido.

Un portavoz de la Comisión Europea le dijo a la BBC que la estrategia de pedir vacunas a diferentes suministradores es “fundamentalmente sensata” y puede “asegurar casi 2.000 millones de dosis para los ciudadanos europeos”.

¿Qué rol jugó el Brexit?

Después de que Reino Unido aprobara la vacuna de Pfizer en noviembre (casi tres semanas antes que los reguladores de la UE) hubo quien alegó que el país era capaz de avanzar tan rápidamente solo gracias al Brexit.

El servicio de comprobación de datos de la BBC, Reality Check, investigó este argumento y halló que la aprobación británica de la vacuna estaba en realidad permitida bajo legislación de la UE, algo que también defendió el jefe del regulador de medicamentos de Reino Unido.

Panayiota Loizou recibe la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 en Nicosia.

Getty Images
La vacuna es la clave para dejar la pandemia atrás.

El gobierno británico admitió que estar fuera de la UE sí hacía que fuera más ágil en esta área.

¿Qué pasa entonces con el plan de vacunación de la UE?

Reino Unido podía haberse sumado al plan el año pasado mientras todavía estaba en la fase de transición con la UE (y siguiendo sus reglas), pero eligió no hacerlo.

Si lo hubiera hecho, Reino Unido quizá no habría sido capaz de alcanzar tantos acuerdos con fabricantes de vacunas.

Los términos del plan de la UE determinan que los países participantes deben “aceptar no lanzar sus propios procedimientos para la compra anticipada de una vacuna con los mismos fabricantes” con los que la UE firme un contrato.

No obstante, el gobierno alemán, participante en el plan, firmó su propio acuerdo con Pfizer en septiembre para adquirir 30 millones de dosis adicionales.

En enero, la Comisión Europea no quiso decir si esto supone una violación de los términos del plan de la UE.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PY2lDqGL8n0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.