Salud llama a no usar pruebas rápidas avaladas por Cofepris
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Salud llama a no usar pruebas rápidas avaladas por Cofepris

El subsecretario señaló que estas no detectan una infección actual sino sólo si la persona ya tuvo la enfermedad y aseguró que son imprecisas
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
6 de junio, 2020
Comparte

El subsecretario de Salud señaló que estas no detectan una infección actual sino sólo si la persona ya tuvo la enfermedad, pero aseguró que son imprecisas y aún hay muchas dudas respecto a su uso. 

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró en la conferencia vespertina sobre COVID-19 que las autoridades sanitarias del país no han recomendado el uso de pruebas rápidas en esta pandemia, aunque la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) haya avalado algunas. 

“Aunque Cofepris ha aprobado 7 pruebas rápidas, de ninguna manera esto quiere decir que deben usarse. Las autoridades sanitarias del país no han recomendado que se usen y recomendamos, estamos próximos a emitir comunicado, recomendamos a las autoridades estatales no utilizarlas porque los resultados falsamente positivos y negativos que pueden emitir podrían causar confusión, que incluso produzca daño a las personas”, aseguró. 

Las pruebas rápidas han estado en el centro del debate como también lo ha estado si el gobierno mexicano debería hacer más test para confirmar casos positivos de COVID-19. 

Mandatarios estatales como Enrique Alfaro de Jalisco y Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco” de Nuevo León aseguraron que las usarían, y hasta anunciaron compras. 

Entérate: Qué dice la OMS de las pruebas rápidas para detectar COVID-19 y por qué no las recomienda

El subsecretario de Salud ha aprovechado varias de sus intervenciones en la conferencia sobre Covid para asegurar que esas pruebas no son confiables. 

Sin embargo, el lunes pasado, Cofepris emitió un comunicado con la Lista de Pruebas Serológicas (también conocidas como rápidas) Aprobadas al 31 de mayo 2020 para determinar IgG e IgM (anticuerpos) para COVID-19. 

“Para garantizar la eficacia de los resultados de las pruebas serológicas IgG e IgM para COVID-19, Cofepris estableció un protocolo de evaluación en conjunto con el Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas Salvador Zubirán y TecSalud del Tecnológico de Monterrey”, se lee en el comunicado. 

Estas pruebas son distintas de las que avala el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE) y que se usan en la Red Nacional de Laboratorios Estatales de Salud, conocidas como PCR, que detectan, a través del análisis de una muestra extraída de la nariz y garganta de las personas, el material genético del virus. 

“La persona que tenga síntomas compatibles con Covid y tenga la prueba positiva tiene confirmación de Covid en ese momento. Los resultados pueden tardar de 6 horas a una”, explicó Gatell. 

Lee más: ¿Funcionan? ¿Las aprobó EU? Alfaro y López-Gatell difieren sobre pruebas rápidas para COVID-19

Las pruebas serológicas, agregó, “se llaman así porque utilizan como espécimen suero, es el componente líquido de la sangre de los humanos y lo que se busca son anticuerpos producidos en el organismo contra el virus, no moléculas del virus, sino anticuerpos”. 

La interpretación general de un resultado positivo en estas pruebas es que la persona tuvo en el pasado, al menos diez días atrás, pero puede ser un mes atrás o hasta seis 6 meses atrás, infección por el virus SarsCoV2, que causa la Covid-19.

De esta rama hay dos variantes, las que se hacen en un laboratorio, que requieren protocolos y personal especializado y las pruebas rápidas, las de tiras reactivas.

Estas generalmente son un dispositivo de plástico que al interior tiene una tira de material textil con los componentes necesarios para hacer una reacción química que detecte los anticuerpos en la sangre humana. 

“Las pruebas moleculares (PCR) son el estándar de oro, es la prueba adecuada para identificar en ese momento que alguien tiene infección por el virus SARS-Cov2. Las serológicas están en un gran debate científico en el mundo entero, porque el conocimiento respecto a la velocidad con la que aumentan las concentraciones de anticuerpos en sangre, y si la presencia de anticuerpos significa o no protección biológica son motivo todavía de incertidumbre”.

Te puede interesar: Pruebas rápidas no son avaladas por FDA ni otra autoridad competente, dice López-Gatell

López-Gatell señaló que es falso que estas pruebas deban forzosamente usarse en la nueva normalidad para saber quién ya tuvo la infección.

“Nadie en el mundo que tenga noción científica seria ha planteado que son indispensables para la nueva normalidad. Existe una gran expectativa de que a todos nos gustaría, a la población en general, gobierno, empresas, tener un instrumento diagnóstico que nos permitiera reconocer si ya tuvimos o no la infección porque todos nos sentiríamos más tranquilos de saber ah, ya la tuve, quizá ni me di cuenta pero ya estoy protegido. 

Pero no hay ciencia en esa aspiración, esta idea a la que se le ha llamado de manera vernácula, de manera aspiracional: pasaporte sanitario o pasaporte inmunitario, porque asemeja a decir, yo ya estoy protegido, puedo estar en la plaza pública. Ojalá tuviéramos este instrumento diagnóstico, pero no, hoy 5 de junio de 2020 puedo decir con toda tranquilidad y confianza que no es el caso”. 

El funcionario explicó que las pruebas serológicas tienen un desempeño muy bajo. “La probabilidad de ser positivas cuando una persona tiene la enfermedad o la historia de infección es muy baja, del 30 a 50 cuando mucho a 60% y por eso los Centros de Control de Enfermedades de EU dicen que es como echar un volado”. 

Conclusión, enfatizó, “aunque Cofepris ha aprobado 7 pruebas rápidas, de ninguna manera esto quiere decir que deben usarse y las autoridades sanitarias del país no han recomendado que se usen”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Penacho de Moctezuma: cómo terminó en Austria la pieza prehispánica que AMLO reclama al país europeo

El presidente de México criticó la actitud "prepotente y arrogante" del gobierno austriaco ante la petición de préstamo del penacho de Moctezuma, una valiosa pieza de arte prehispánico que salió de México hace varios siglos.
23 de febrero, 2022
Comparte

El reclamo de México a Austria por el penacho de Moctezuma, un tocado que se cree perteneció a ese gobernante prehispánico, vivió un nuevo capítulo.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), afirmó este miércoles que el gobierno austriaco ha tenido una actitud “muy arrogante y prepotente” ante la petición de préstamo de la pieza que lleva gestionando desde el año pasado.

El tema surgió en la conferencia de prensa matutina de AMLO en la que el mandatario dio su opinión sobre el caso de unos mexicanos que introdujeron sus propias audioguías al museo Weltmuseum Wien de la capital austriaca.

Los dispositivos tenía una narración alternativa que explicaba cómo México perdió la pieza tras la conquista de española en el siglo XVI.

Ante esto, López Obrador reveló que en 2020 su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, entregó personalmente una carta al presidente austriaco, Alexander Van der Bellen, en la que su gobierno le solicitaba el préstamo del tocado para exponerlo en México.

“La respuesta fue que no, argumentando que no iba a resistir el viaje”, explicó AMLO al señalar que la carta sería hecha pública a la brevedad.

“Fue muy desagradable este encuentro que sostuvo Beatriz con el presidente. Me platicó que estaban rodeados de hombres, y sobre todo una señora, que se sienten los dueños del penacho. Y en cuanto se tocó el tema, ya estaban diciendo que no.

“Es una actitud muy arrogante, prepotente. Y no hay justificación de que no pudiera trasladarse. Ni si quiera se planteaba que se devolviera. Era para que se exhibiera”, afirmó López Obrador.

Beatriz Gutiérrez y Alexander Van der Bellen

Gobierno de México
Beatriz Gutiérrez hizo la petición de préstamo al presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, en octubre de 2020.

Pero ¿cómo llegó esta pieza a Austria?

El penacho del México antiguo

El museo Weltmuseum Wien dice que el objeto más valioso de su colección es el “penacho del México antiguo”.

“Este penacho data de 1515 y es el único en su género que se ha conservado. Actualmente es un auténtico icono del Weltmuseum Wien”.

Popularmente se le llama “penacho de Moctezuma” debido a la teoría más extendida sobre su origen: que fue un regalo de ese gobernante mexica (1502-1520) a Hernán Cortés, el líder de la expedición española que conquistó México en 1521.

Esto, según expertos, descarta la idea de que esta pieza concreta -compuesta por plumas de quetzal y otras aves montadas sobre una base de oro y piedras preciosas– haya sido un hurto por parte de las tropas del conquistador español.

“Es obvio que durante la Conquista hubo saqueos, pero en este caso no podemos hablar de un robo porque fue parte de un obsequio con un propósito muy específico”, señala Iván Escamilla, profesor del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

“La idea de que esto se tenga que recuperar para hacer, de alguna manera, ‘justicia’… no tiene tanto sentido en este caso”, le dice a BBC Mundo el investigador experto en historia colonial.

Esta litografía a color de 1892, "Entrada de Cortes a México", ilustra el primer encuentro entre Cortés y Moctezuma, el 8 de noviembre de 1519.

Getty Images
Se cree que el penacho fue un regalo de Moctezuma a Hernán Cortés con motivo de su llegada al territorio que hoy es México.

Aunque Moctezuma le hubiera obsequiado el penacho a Cortés para entablar relaciones, no está comprobado que hubiese sido realmente utilizado por el líder mexica (el pueblo descendiente de los aztecas).

Expertos sostienen que es más probable que este tipo de objeto fuera utilizado por sacerdotes en ceremonias en lugar de gobernantes, quienes solían usar diademas de oro con una pieza triangular al frente.

“No hay ninguna indicación escrita o visual que indique que Moctezuma usara ese tocado en concreto. Citarlo como si fuera un bien personal de él, es un error”, apunta Escamilla.

Pero la mayor incógnita sobre la historia del penacho es, sin duda, saber cómo y cuándo exactamente llegó hasta Austria.

Una de las principales hipótesis destaca el origen austríaco de la familia Habsburgo a la que pertenecía el rey Carlos I de España y V de Alemania, a quien Cortés le hizo llegar el penacho. Esto podría explicar por qué la pieza acabó en el europeo.

Tras llegar a manos de la Corona española, Escamilla admite que hay “un hueco en la historia del penacho”, hasta que a finales del siglo XVI la pieza fue localizada como parte de la colección propiedad del archiduque Fernando II de Habsburgo, quien era pariente de Carlos I.

Cortes y Carlos I

Getty Images
Se cree que Hernán Cortés (en la ilustración, arrodillado frente al rey Carlos I) le hizo llegar al monarca español el penacho de Moctezuma.

Según el museo Weltmuseum Wien, en 1880 fue el año en que fue exhibido al público en el museo Naturhistorische y en 1928 finalmente en la galería actual.

Fue identificado primero “tocado morisco de largas y bellas plumas resplandecientes, verdes y doradas” y a partir del siglo XIX se corroboró que era de origen mexicano.

¿Podría volver a México?

En la actualidad, la opción más cercana y accesible para los mexicanos que quieren conocer el emblemático penacho es la réplica que se exhibe en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México.

El artista que creó la copia en 1940 tuvo que recurrir a imágenes de archivo, ya que no tuvo acceso a la obra original. Pero México no se rindió y siguió tratando de conseguirla.

En 1991, el gobierno mexicano reclamó a Austria su devolución. Veinte años más tarde, matizó su oferta y le ofreció intercambiarlo temporalmente por la carroza de Maximiliano de Habsburgo, segundo emperador de México, que se exhibe en la capital del país.

Replica del penacho.

INAH
El Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México cuenta con una réplica del penacho.

Sin embargo, un estudio del penacho a cargo de especialistas mexicanos y austríacos realizado entre 2010 y 2012 concluyó que el frágil estado de la pieza no permitía su traslado de ninguna manera.

Pese a ese diagnóstico, López Obrador ha insistido en que sí es viable el préstamo

“Lo cierto es que se han apropiado de algo que es de los mexicanos”, se quejó este miércoles.

“Ojalá que cambien de modo de pensar y se quieran reivindicar. Hay cosas de Austria que son excepcionales en la relación. México fue el primer país que condenó la invasión nazi a Austria durante el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas. Hay un reconocimiento por eso”, dijo el mandatario.

López Obrador en conferencia de prensa

Gobierno de México
López Obrador prometió publicar la carta que envió al presidente de Austria solicitando el préstamo del penacho de Moctezuma.

*Con información de Marcos González Díaz, corresponsal de BBC News Mundo en México.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.