Detenidos ilegalmente narran agresiones de policías de Jalisco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andrés Robles Vaca

“Pensé que me llevaban secuestrado”: detenidos ilegalmente narran agresiones de policías ministeriales de Jalisco

Un periodista independiente en una radio local relata cómo fueron las seis horas que pasó detenido por la policía ministerial de Jalisco
Andrés Robles Vaca
7 de junio, 2020
Comparte

“Pensé que me llevaban secuestrado”. Luis Antonio Maldonado, 32 años, periodista independiente en una radio local, relata cómo fueron las seis horas que pasó detenido por la policía ministerial de Jalisco, cuando se dirigía al inmueble de la Fiscalía del estado a cubrir una protesta social por la muerte del joven Giovanni López. 

Por medio de un video publicado en su perfil Facebook, ‘Dialogando en Espiral’, Luis explica que el jueves 4 de junio cubrió como reportero la primera manifestación frente a la sede del Palacio de Gobierno, cuando se produjeron múltiples enfrentamientos entre manifestantes y policías, y la quema de vehículos, que dejó un saldo de 28 personas detenidas. Y que, al día siguiente, el viernes 5, hizo lo mismo. Tomó sus cámaras de fotos, un micro, y el celular, y se dirigió al lugar donde vio en redes sociales que se iba a congregar otra segunda protesta, en las instalaciones de la Fiscalía estatal, en la zona industrial de Guadalajara.  

Al llegar de las inmediaciones del inmueble, Luis cuenta que, junto a una gasolinera, ve a unos “elementos policiacos” junto a una camioneta. 

“Se me hizo muy llamativo porque parecían tortugas ninja. Traían bates en la espalda, así cruzados, y armas de grueso calibre. En ese momento, más allá de pensar ‘wow, qué buena foto’, lo que pensé fue: ‘¿por qué van tan armados esos weyes?’”. 

Lee más: Fiscalía de Jalisco ordena investigar a toda la policía ministerial por detenciones arbitrarias

En ese instante, cuando ya se iba a retirar del lugar, el reportero de 32 años explica que ve pasar a una joven junto a los elementos y que éstos la detienen y comienzan a revisarle sus pertenencias

En otro video publicado en su cuenta de Facebook, se aprecia cómo Luis Antonio se acerca en bicicleta a auxiliar a la joven, que se encontraba “muy asustada” ante la revisión de los policías. Les cuestiona que “bajo qué criterios” están esculcando las pertenencias de los viandantes, y en ese instante se corta la transmisión. 

“Uno de los agentes hizo una señal y de repente se me vienen cuatro encima. Uno me tumba el celular y otro me agarra del cuello y me somete en el suelo”, cuenta Luis, que añade que, a partir de ese instante, de nada sirvió que tratara identificarse como periodista independiente, mostrando sus cámaras y micrófono.

“Me subieron a bola de patadas a la camioneta. Me decían baja la vista, no digas nada. Y uno de ellos me rodeó el cuello con el brazo haciendo mucha presión”, asegura. 

Entérate: “Giovanni no murió, el Estado lo mató”: Por tercer día marchan en Jalisco para exigir justicia

“Los primeros diez minutos aún no creía que fueran policías -añade-, pensaba que iba secuestrado porque fue una detención sin protocolo alguno, sin motivo. No se cercioraron de quién era yo, ni qué hacía en el lugar. Simplemente, me subieron a la camioneta y me llevaron a toda velocidad entre más golpes e insultos”. 

Tras unos minutos de trayecto, “en los que solo pude ver los pies de los elementos porque no me dejaban alzar ni tantito la vista del suelo”, a Luis Antonio lo dejan “en una jaula” junto a otros “20 o 25 jóvenes de entre 19 y 23 años”. Todos traían marcas de que habían sido golpeados. 

Foto: Andrés Robles Vaca

“La mayoría de los que yo vi a mi lado traían el dibujo de las botas en la cara. Muchos estaban llorando, y los polis aún nos decían que nos iban a desaparecer. Durante horas fue una violencia psicológica muy pesada, como la que se ve en las series de narcos”, cuenta el reportero. 

A las tres horas de encierro, los agentes comienzan a bajar la intensidad de los ataques verbales. Permiten a los detenidos sentarse en el suelo, y uno de ellos les asegura que no se preocupen por sus pertenencias, que las van a recibir de vuelta. Y les explica, además, que las detenciones fueron para “prevenir que no hicieran desmadres en la Fiscalía”. 

“Nos dijo que, según, habían descubierto un grupo de Whatsapp donde se estaba organizado una serie de desmanes. Y que querían investigar qué onda con ese supuesto grupo”, apunta el periodista. 

Te puede interesar: Alfaro dice que liberaron a detenidos en protestas por caso Giovanni, pero no detalla cuántos fueron

Posteriormente, comienzan a liberar a los primeros detenidos, excepto a Luis y a otro joven de 19 años. A Luis le dicen que espere para que le entreguen su bicicleta. Y al otro joven “le dijeron que se quedaba por feo”. 

Al rato, el periodista asegura que los agentes le pusieron un documento delante que tenía que firmar si quería salir en libertad. 

“Acepté lo que estaba escrito en la carta porque no había otra manera de salir rápido de ahí. Si no firmaba, no salía. Así de claro”. 

Finalmente, a las 11 de la noche, Luis sale libre a la calle junto al joven de 19 años. 

Fiscalía y Gobierno ofrecen disculpa pública

El testimonio del reportero independiente Luis Antonio Maldonado concuerda con la denuncia pública que hizo ayer sábado la Comisión Estatal de Derechos Humanos sobre la actuación de la policía ministerial de la Fiscalía el viernes 5. 

En conferencia de prensa ayer, el titular de la Comisión, Alfonso Hernández Barrón, aseguró que la policía ministerial hizo detenciones de manifestantes “fuera de todo protocolo” en las inmediaciones del edificio de la Fiscalía estatal. 

“Fueron detenciones arbitrarias. Incluso, estas detenciones pueden calificarse como desapariciones forzadas de personas, al no estar debidamente registrada cómo se produjo la detención, por qué motivos, y dónde trasladaron a las personas”, acusó el ombudsman estatal. 

Horas después, en la tarde de ayer sábado, el propio fiscal general de Jalisco, Gerardo Octavio Solís, admitió en otra conferencia virtual que policías ministeriales a su cargo estuvieron involucrados en detenciones “ilegales” el viernes 5, y anunció que ya había dos elementos detenidos por estos hechos. 

Lee más: Sheinbaum reconoce abuso policial contra adolescente en protesta de CDMX; detienen a dos policías

Tanto el fiscal, como el propio gobernador jalisciense, Enrique Alfaro, ofrecieron a la ciudadanía una disculpa por la actuación policiaca en las manifestaciones del 4 y 5 de junio por la muerte del joven Giovanni López a manos, presuntamente, de policías locales de Ixtlahuacán de los Membrillos. 

Hasta la noche de ayer sábado, Ángela García Reyes, abogada del Centro de Justicia para la Paz que ha estado acompañando a jóvenes detenidos en las marchas por Giovanni, informó a este medio que fueron liberadas 22 personas que habían sido presas el jueves pasado por elementos policiacos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Birmania: decenas de miles se manifiestan contra el golpe de Estado en las mayores protestas en décadas

Este sábado la ciudad más grande del país asiático vivió las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, que se impuso en el poder con un golpe el pasado 1 de febrero.
Por BBC News Mundo
7 de febrero, 2021
Comparte

Birmania vive días convulsos.

Los gobernantes militares, que tomaron el poder el lunes con un golpe de Estado que atajó abruptamente la frágil democracia birmana, han bloqueado la internet en el país mientras miles de personas salen a la calle a protestar.

A la multitudinaria manifestación del sábado en Yangón, la antigua capital, le siguió otra este domingo que no solo es la más grande hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, sino la mayor en décadas.

“No queremos una dictadura militar. Queremos democracia “, coreó la multitud, ataviada con camisas rojas y sostenía globos del mismo color, que es el del partido de la depuesta Aung Suu Kyi.

Los automóviles y autobuses reducían la velocidad para hacer sonar sus bocinas en apoyo, con muchos haciendo el saludo de tres dedos, un símbolo de desafío contra el autoritarismo en la región.

También se re realizaron manifestaciones en más de una docena de otras ciudades.

“Tenemos que acabar con esto ahora”

Los manifestantes son trabajadores de fábricas y estudiantes, pidieron la liberación de los detenidos por el ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Estamos aquí para luchar por nuestra próxima generación, para liberarlos de una dictadura militar“, dijo una manifestante a la agencia AFP. “Tenemos que acabar con esto ahora”.

Hasta ahora Birmania, se había mantenido mayoritariamente en calma después del golpe, aunque se produjeron algunas manifestaciones en diferentes partes del país.

Las autoridades militares están atrincheradas en la capital, Naypyidaw, y hasta ahora han evitado entablar contacto directo con los manifestantes.

Policía bloqueando las calles en Yangón.

EPA
La policía bloqueó las calles en Yangón, la ciudad más grande del país.

Nyein Chan, corresponsal de la BBC en Yangon, dice que los birmanos conocen muy bien la violencia de las que son capaces los militares, pero ahora que la gente tuvo tiempo de digerir lo que está sucediendo están encontrando diferentes formas de hacer oír su voz.

El país fue gobernado por un gobierno militar opresivo desde 1962 hasta 2011.

Pero según Chan, aunque la atmósfera estaba cargada, los manifestantes se mostraron desafiantes.

“Están enojados pero también silenciosamente asustados. Saben que los militares son capaces de utilizar la violencia para reprimir la disidencia, pero sienten que no tienen otra opción”, explicó.

“Cuando un grupo de manifestantes se encontró con una fila de soldados, les gritaron: ‘Están entrenados para ser soldados profesionales, no maten a civiles‘”, relató.

Regresó internet

Por lo demás, el servicio de internet, que había sido interrumpido, ya fue restablecido.

El apagón de internet hizo que la conectividad cayera a un 16% de los niveles normales, dijo NetBlocks Internet Observatory, un organismo que monitorea las redes.

Pero el tráfico ya había aumentado a un 50% a las 14:00 hora local (07:30 GMT) de este domingo, aunque el acceso a las redes sociales, incluídas Facebook y Twitter, permanecía bloqueado.

Muchos usuarios evadieron las restricciones en las redes sociales mediante el uso de redes privadas virtuales (VPN), pero el apagón más general interrumpió gravemente su actividad.

mujer protestando en Yangón

AFP
El miércoles hubo protestas, pero no fueron tan multitudianrias como las de este sábado.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional calificó el cierre como “atroz e irresponsable.

Organizaciones de la sociedad civil instaron a los proveedores de internet y redes móviles a desafiar la orden del apagón.

Mientras tanto, Suu Kyi está bajo arresto domiciliario, según su abogado. Documentos policiales muestran que está acusada de importar y utilizar ilegalmente equipos de comunicaciones (walkie-talkies) en su casa de la capital.

Además, Sean Turnell, un académico australiano exasesor económico de Suu Kyi, fue detenido en Yangón.

Turnell le dijo a la BBC que lo han confinado en su hotel y que no sabe de qué pueden acusarlo.

El golpe tuvo lugar cuando se inauguró una nueva sesión del parlamento, tras la aplastante victoria electoral de noviembre del partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi en 2020.

Getty Images
Aung San Suu Kyi en 2020.

Muchos birmanos vieron cómo se desarrollaban los eventos a través de Facebook, la principal fuente de información y noticias en el país.

Tres días después, se ordenó el bloqueo de plataforma por “razones de estabilidad”.

Una vocera de Twitter dijo que la prohibición socava “la conversación pública y los derechos de las personas a hacer oír su voz”. Facebook, propietaria de Instagram, pidió a las autoridades que “restablezcan la conectividad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.