España no tiene datos sobre mal estado de salud de Emilio Lozoya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

España no tiene datos sobre mal estado de salud de Emilio Lozoya; así fue su llegada a México

La FGR dijo que Lozoya fue trasladado a un hospital por problemas de salud. España sostiene que no hay constancia de que estuviera enfermo mientras estuvo preso en ese país.
Cuartoscuro
17 de julio, 2020
Comparte

España no tiene constancia del presunto mal estado de salud del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, como informó en su comunicado oficial la FGR.

Fuentes penitenciarias de España dijeron a Animal Político no tener constancia de que Lozoya tuviese algún padecimiento.

Estas fuentes explicaron que a todos los presos se les hace una revisión de su estado de salud desde el momento en que ingresan a prisión. Y que, a partir de ese entonces, tienen derecho a la atención médica cuando lo necesiten, o cuando lo pidan, puesto que hay doctores de manera permanente en las prisiones españolas.

En el caso de que los internos requieran de tratamiento especializado se les traslada a un centro de salud fuera de la prisión, o a un hospital. Incluso, los presos que quieran tener asistencia médica privada dentro de prisión, también pueden solicitarlo.

Lee: Lozoya llega a México y es trasladado a un hospital por anemia y problemas de esófago

Las fuentes apuntaron que Emilio Lozoya, como cualquier otro preso en el sistema penitenciario español, tuvo acceso al derecho de una atención sanitaria permanente.

A su llegada a México, el exdirector de Pemex fue trasladado a un hospital debido a problemas de salud importantes, lo que fue ratificado por un médico de la propia familia del exfuncionario.

“El perito médico de la Fiscalía General de la República (FGR), por su parte, realizó la revisión física y médica correspondiente  del extraditado y encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su internación en un hospital. La familia del extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera también una revisión, en la que encontró los mismos síntomas. En razón de lo anterior, el MPF ordenó su traslado a un hospital”, dijo la Fiscalía en su comunicado.

Emilio Lozoya fue detenido en Málaga, España el pasado 13 de febrero. Posteriormente se le trasladó a una cárcel en Madrid durante se desarrollaba el juicio de extradición que finalmente concluyó con el exdirector de Pemex aceptando la misma a cambio de colaborar con la Fiscalía y obtener algún beneficio legal. En todo ese lapso no se reportaron problemas de salud del exfuncionario del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

¿Un traslado que no existió?

El exdirector de Pemex llegó poco antes de la una de la mañana al Aeropuerto internacional de la Ciudad de México en un avión de la Fiscalía General de la República (FGR) proveniente de España, país del que fue extraditado en cumplimiento de dos órdenes de aprehensión por los casos Odebrecht y Altos Hornos de México.

Hasta ahí todo marchaba como estaba previsto. Pero en las horas posteriores, lo que debió ser una puesta a disposición ante los jueces que ordenaron su captura se convirtió en un traslado a un hospital por problemas de salud realizado en medio de versiones contradictorias.

De forma cronológica los hechos ocurrieron de la siguiente forma: a las 3:58 de la mañana de este viernes un convoy compuesto por 6 camionetas, un automóvil y 2 motocicletas – todos de la FGR – abandonó las instalaciones del aeropuerto capitalino en el oriente de la capital.

Entérate: De qué se le acusa, posibles beneficios legales y ‘vecinos’ de celda, las claves del caso Lozoya

El trayecto del convoy fue seguido por numerosos medios de comunicación. A las 4:24 de la mañana el convoy llegó al Reclusorio Preventivo Norte en la alcaldía Gustavo A. Madero donde decenas de fotógrafos y camarógrafos ya lo esperaban.

En los 15 minutos siguientes los vehículos permanecieron detenidos debido a que la presencia de los medios impidió que el convoy ingresara rápidamente al complejo. Finalmente, a las 4:42 de la mañana, las dos camionetas que lideraban el convoy, una blanca y una negra, ingresaron al área de estacionamiento frontal del complejo penitenciario donde ya no pudieron ser seguidas por la prensa.

En los minutos posteriores los medios de comunicación dieron por un hecho que Emilio Lozoya había ingresado al reclusorio en uno de esos vehículos e incluso se difundió con insistencia la fotografía de un hombre dentro de una de las camionetas, que portaba chaleco antibalas, cubrebocas y gorra, asegurándose que se trataba de Lozoya.

Incluso a las 6 de la mañana el Consejo de la Judicatura Federal activó a través de su área de comunicación social un chat en la aplicación whatsapp en donde se darían a conocer los pormenores de la audiencia inicial de Lozoya, luego de que debido a restricciones sanitarias no se permitiría el ingreso del público y prensa a la misma.

No obstante, los minutos transcurrían sin que se confirmara oficialmente a qué hora se llevaría a cabo la referida audiencia ya que la FGR no había solicitado que se programara la misma.

A las 7:01 de la mañana la FGR difundió el comunicado 225/20 en el que confirmaba que Lozoya había llegado al Aeropuerto, sin embargo, reveló que la revisión médica que conforme a la ley debe realizarse a cualquier detenido al llegar a otro sitio, había evidenciado problemas importantes de salud en el exdirector de Pemex, entre ellos “anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago”. Esto, según la Fiscalía, fue corroborado también por un médico privado de la familia del exfuncionario.

Por este motivo, la FGR indicó que el Ministerio Público ordenó el traslado del detenido a un hospital para su internamiento y observación en calidad de detenido, situación que fue notificada a los jueces correspondientes. Es decir, según la información oficial de la Fiscalía, Lozoya no fue trasladado al penal capitalino.

Entérate: Audiencia de Emilio Lozoya será privada por pandemia de COVID; se dará información a medios por WhatsApp

A las 7:45 de la mañana autoridades de la FGR contactaron a Animal Político para ratificar que Lozoya nunca fue trasladado al centro penitenciario, sino que se le llevó directamente a un hospital, y que el convoy que los medios siguieron durante la madrugada fue “una diligencia distinta”, de la que hasta el momento no se han dado detalles.

No obstante, de forma paralela a este hecho en la conferencia matutina que el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció desde Colima, el secretario de seguridad Alfonso Durazo señalaba, aunque en un tono de duda, que Lozoya había sido llevado al reclusorio capitalino.

“Efectivamente fue ingresado en este penal pero fue trasladado inmediatamente después a un hospital por algunos síntomas de algunas molestias que presentó. Estoy tratando de localizar el reporte de la Fiscalía…” dijo Durazo.

Pese a dicho señalamiento la FGR – que finalmente es la instancia legalmente responsable del traslado y manejo de Lozoya – mantuvo su postura respecto al traslado directo del aeropuerto al hospital de Lozoya. 

Esta versión fue fortalecida posteriormente por autoridades del Gobierno de Ciudad de México quienes a las 8:30 de la mañana confirmaron a Animal Político que Lozoya nunca fue ingresado a las instalaciones del Reclusorio Preventivo Norte.

Por su parte el Consejo de la Judicatura Federal ratificó a las 9 de la mañana a este medio que la audiencia inicial de Lozoya nunca fue programada ya que, aunque estaban listos para ella, la Fiscalía no solicitó la realización de la misma.

A su vez, ni el Poder Judicial ni el gobierno capitalino tenían corroborado, hasta las 10 de la mañana, si realmente iba una persona detenida en el convoy que durante la madrugada siguieron los medios y en donde se supuso que iba el exdirector de Pemex.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.