El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton

Tras su paso por dos equipos históricos de Europa, Raúl llegó hace un par de años a un equipo modesto de Inglaterra para consolidarse en una de las mejores ligas del ‘Viejo Continente’.
AFP
Por Gerardo Borbolla y César Reveles
26 de julio, 2020
Comparte

Raúl Jiménez, delantero mexicano que emigró a Europa en 2014, se consagró este domingo como un histórico del Wolverhampton en la Premier League de Inglaterra.

Tras su paso por el Atlético de Madrid y el Benfica de Portugal, dos equipos referentes en Europa, el nacido en Tepeji del Río, Hidalgo, arribó en 2018 a las Midlands inglesas para lograr una hazaña de ensueño con los recién ascendidos Wolves.

Para poner en perspectiva, la mejor temporada de un mexicano en Inglaterra se remonta a 2010-2011 cuando Javier “Chicharito” Hernández marcó 13 goles y dio 2 asistencias con el Manchester United. Mientras que el máximo goleador del Wolverhampton en Premier era el escocés Steven Fletcher, con 22 anotaciones.

Lee más: Liga mexicana de futbol reiniciará torneos con al menos 35 casos de COVID-19

RJ9, como se conoce al delantero mexicano por sus iniciales y su dorsal, ya rompió ambos récords con sus 30 goles en apenas dos temporadas.

Hoy, Jiménez es uno de los delanteros más efectivos en Inglaterra y Europa, su valor en el mercado asciende a los 40 millones de Euros, de acuerdo con el sitio especializado Transfermarkt, y en los últimos meses han sido varios los rumores sobre el interés de equipos como la Juventus o el Manchester United por comprarlo.

Las ganas de Raúl por demostrar su calidad y la necesidad de los recién ascendidos Wolves por ser un equipo protagonista de la Premier, fueron la combinación perfecta para que el hidalguense consolidara su juego explosivo y se hiciera de un nombre en una de las mejores ligas del mundo.

En el par de años que lleva en Inglaterra cuenta con anotaciones de alta calidad y contra los equipos considerados los mejores: Liverpool (el actual campeón), Manchester City, Manchester United, Chelsea, Tottenham y Arsenal.

Foto: AFP

En un país donde el futbol trasciende lo deportivo y permea en lo social, económico y político, Raúl se ha ganado el cariño y el respeto de la gente de Wolverhampton para convertirse en un ídolo.

Prueba de ellos son las canciones compuestas en su honor que antes de la pandemia podían escucharse en el estado Molineaux, así como los sombreros, banderas, máscaras de luchadores y jorongos que los hinchas portaban en cada juego.

El talento azul que se hizo águila

El camino de Raúl Jiménez no ha sido sencillo y los logros son producto de años de trabajo que se remontan a la década de los 90 en un lugar histórico para el balompié mexicano y cuna del Cruz Azul: Ciudad Cooperativa, Hidalgo, municipio vecino de Tepeji del Río.

En las filas infantiles de los cementeros, comenzó la historia de quien ahora puede presumir ser uno de los mejores arietes mexicanos que han viajado al “Viejo Continente”.

Después Raúl y su familia se mudaron a la Ciudad de México, ahí vendría el cambio de camiseta que marcaría su carrera en México: el América.

En las fuerzas básicas de las Águilas demostró su efectividad como goleador y con el tiempo se consolidó como una promesa juvenil del club. En 2011, a sus 20 años, Raúl debutó en el primer equipo de Coapa, bajo el mando de Alfredo Tena.

En los años siguientes, ya con Miguel Herrera en el banquillo, el oriundo de Tepeji del Río se convirtió en un referente del equipo.

Su calidad lo llevó a formar parte de la selección olímpica mexicana que ganó la medalla de oro en Londres 2012 y a jugar su primer mundial en Brasil 2014.

Entérate: El ‘último gol’ de Alexander: sus compañeros lo despiden en las canchas donde soñó ser futbolista

El salto de 10 millones de euros

Foto: AFP

Después de la justa mundialista, en agosto de 2014, el Atlético de Madrid, dirigido por Diego ‘Cholo’ Simeone, anunció la compra del mexicano de apenas 23 años, por 10.5 millones de euros. Así iniciaba su aventura europea.

Aunque Raúl firmó por seis temporadas con el equipo español, solo completó una. El mexicano no contó con la confianza de su técnico y estaba detrás de delanteros de mayor renombre y experiencia como el croata, Mario Mandzukic, el francés, Antoine Griezmann, y el referente español e ídolo colchonero, Fernando Torres.

En agosto de 2015, con solo un gol en su cuenta, Raúl fue transferido y llegó a un nuevo nido: el de las Águilas del Benfica, equipo que adquirió el 50% de sus derechos por 9 millones de euros.

En Portugal Jiménez tuvo un repunte en su carrera, convirtiéndose en un recambio de lujo. En 2016 el club lo compró de forma definitiva.

Para 2018, el mexicano tenía 80 partidos jugados y 18 goles. Ganó 2 títulos de Liga y una Copa. Con estos números, Jiménez dejó a las Águilas portuguesas y emprendió el vuelo a su siguiente reto: la Premier League.

En junio de aquel año, el Benfica concretó el pase de Raúl al Wolverhampton, equipo recién ascendido a la máxima categoría de la liga inglesa.

El mexicano llegó a Inglaterra después de jugar su segundo mundial (Rusia 2018) y con 27 años de edad, en plena madurez futbolística.

Su llegada a tierras inglesas causó algunas dudas sobre si firmar con los Wolves era la mejor decisión, ya que si bien la Premier es una de las mejores ligas del mundo, Jiménez llegaría a un club con futuro incierto.

Te puede interesar: Con un máximo de 300 personas en estadios y restricciones para medios, así inicia el Apertura 2020 de la Liga MX

Al parecer, el mexicano ignoró esos cuestionamientos y llegó con una idea clara: triunfar.

En julio de 2018 Raúl fue presentado con los Wolves, equipo que ganó su pase directo a la Premier League y que, como todos los recién ascendidos, tenía como principal objetivo mantener la categoría. Lograron más que eso.

De la mano del profesor Nuno Espírito Santo, no solo se mantuvieron en primera sino que al final de la campaña 2018-2019 quedaron en séptimo lugar, lo que les permitió obtener un pase a la eliminatoria para la Europa League.

En esa temporada, Raúl marcó 6 tantos que fueron decisivos para que los lobos volvieran a una competición europea después de 38 años.

En su primer año en Inglaterra RJ9 tuvo 38 apariciones, es decir,  jugó en cada uno de los 38 juegos, y terminó la campaña con 13 goles y 8 asistencias.

Para ese momento el mexicano ya era uno de los más aplaudidos por la afición local y en la siguiente temporada, que recién terminó este domingo, no decepcionó.

Los Wolves cerraron la 2019-2020 en Stamford Bridge ante el Chelsea con 17 goles y 6 asistencias en la cuenta de Jiménez; una vez más con participación en todos los encuentros y siendo el segundo jugador de la liga, solo después de Mohammed Salah del Liverpool, con más tiros, 117, y el tercer, debajo de Salah y de Gabriel Jesus, jugador del Manchester City, con más tiros a portería, 44.

Una vez más, el futuro de Raúl es incierto, porque si bien firmó con Wolverhampton hasta 2023, ahora es un goleador consolidado, con una alta probabilidad de emigrar a un equipo de mayor jerarquía.

Sin embargo, en este momento el mexicano y el resto de la manada deben concentrarse en su pelea por la Europa League.

En el torneo continental, Raúl lleva 7 goles, y el próximo encuentro de los Wolves será contra el Olympiacos de Grecia. ¿Podrá el lobo de Tepeji levantar la copa de un torneo continental?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Sinovac: la emergencia por la que expertos en Indonesia piden una tercera dosis de esta vacuna china

Desde febrero han muerto al menos 30 médicos y enfermeras que ya habían recibido dos inyecciones de la vacuna china en un país que registra más de 20 mil nuevos contagios al día.
Getty Images
5 de julio, 2021
Comparte

Al menos 20 médicos y 10 enfermeras en Indonesia murieron entre febrero y junio de este año, a pesar de estar vacunados con dos dosis contra la COVID-19, según la asociación de los trabajadores de la salud del país.

Los expertos están haciendo ahora un llamado para que estos reciban una tercera dosis de Sinovac (la vacuna china que también se administra en Chile, Uruguay y varios otros países de América Latina), mientras Indonesia lucha contra un aumento en las infecciones impulsado por nuevas variantes.


En la entrada de un centro de vacunación en las afueras de Yakarta, cientos de personas empujan para entrar. Un guardia les dice que tengan paciencia, que adentro no hay espacio.

Menos del 8% de la población(250 millones) de Indonesia ha sido vacunada y con un aumento dramático de casos, impulsado por nuevas variantes como la delta, la gente está desesperada por obtener protección.

Dentro, el alcalde local, Arief Wismamsyah, explica que ha habido un malentendido: deben registrarse antes de acercarse, dice.

Afuera, por un altavoz, los guardias le dicen a la gente que se vaya a la casa… pero nadie se mueve.

“Ningún efecto”

Actualmente Indonesia registra más de 20,000 nuevos casos de COVID-19 por día, aunque los expertos dicen que la cifra es con toda probabilidad mucho mayor, dado que no se hacen suficientes pruebas fuera de la capital, Yakarta.

Multitud frente a un centro de vacunación en Denpasar, Bali, Indonesia, 26 de junio de 2021

Antara/Reuters
Las filas frente a los centros de vacunación son inmensas.

Pero incluso entre los inmunizados hay una creciente preocupación sobre cuánta protección les brindará la vacuna fabricada en China.

De los 949 trabajadores de la salud que murieron por COVID-19 en Indonesia entre febrero y junio, 20 médicos y 10 enfermeras habían recibido ambas dosis de Sinovac.

Los médicos se muestran reacios a hablar públicamente, pero admiten que se sienten muy vulnerables.

Una especialista en pulmones, que prefiere permanecer en el anonimato, es una de las que recibió sus dos dosis.

Después de un mes, dice que se hizo una prueba para verificar el nivel de anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad en su cuerpo.

“No tuvo ningún efecto. Esta vacuna no me generó anticuerpos“, le dijo al servicio indonesio de la BBC. “La hice de nuevo un mes después y obtuve los mismos resultados”.

Reconoce que algunos de sus colegas obtuvieron mejores resultados, pero en ella, la vacuna Sinovac tuvo poco o ningún efecto, remarca.

Ensayos

La Sinovac fue aprobada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indicó que los resultados habían mostrado que previno la enfermedad sintomática en el 51% de las personas vacunadas.

También señaló que la vacuna previno los casos graves de COVID-19 y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

Médicos en Indonesia

EPA
Los trabajadores de la salud comenzarón a ser vacunados con Sinovac en enero.

Sinovac Biotech, que fabrica la vacuna, insiste en que dos dosis son suficientes para ofrecer protección contra los casos graves de la enfermedad.

La farmacéutica informó que está realizando ensayos clínicos sobre la eficacia de una tercera inyección y afirma que los primeros resultados son alentadores.

“Después de dos inyecciones, nuestro cuerpo ya ha producido una memoria inmune. En cuanto a en qué casos se necesitará la tercera inyección, hay que darles a los investigadores más tiempo para estudiarlo”, dijo recientemente Yin Weidong, CEO de Sinovac a la Televisión Central de China.

Yin explicó que cuando los voluntarios que habían sido doblemente vacunados con la vacuna Sinovac recibieron una tercera inyección después de tres y seis meses, la respuesta de anticuerpos llegaba a multiplicarse por 10 en una semana y por 20 en 15 días.

El equipo de mitigación de riesgos de la Asociación Médica de Indonesia dice que cree que, en general, cualquier vacuna aprobada por la OMS y las autoridades indonesias está ayudando a reducir el riesgo de COVID-19 grave.

Pero ahora está evaluando si los trabajadores de la salud deberían recibir una dosis adicional.

Debate sobre la tercera dosis

Dicky Budiman, epidemiólogo de la Universidad Griffith, en Australia, se encuentra entre los que apoyan la medida.

“En este momento en el que nos enfrentamos a una ola impulsada por nuevas variantes, es muy urgente que reciban un refuerzo. Es necesario potenciar la efectividad de la vacuna Sinovac y aumentar los anticuerpos frente a variantes como la delta uno”, opina.

Sinovac

EPA
Indonesia confía en la vacuna Sinovac para frentar el avance de la pandemia.

Tri Yunis Miko, epidemiólogo de la Universidad de Indonesia, dice que la eficacia de la vacuna disminuye con el tiempo, y recuerda que han pasado seis meses desde enero, cuando los trabajadores de la salud recibieron sus vacunas en el país.

Pero Windhu Purnomo, profesor de la Universidad de Airlangga, también en Indonesia, se pregunta si tiene algún sentido recibir una tercera dosis.

“Hemos visto varios casos de trabajadores de la salud que murieron y que estaban completamente vacunados. Eso no debería haber sucedido”, dice.

“Si la vacuna Sinovac de hecho no protege a las personas contra nuevas variantes, entonces la administración de terceras dosis no será de utilidad”.

Siti Nadi Tarmizi, portavoz del gobierno de Indonesia para el lanzamiento de la vacuna, dice que están esperando más información.

“En relación a la sugerencia de una tercera dosis de la vacuna, no ha habido publicaciones científicas ni recomendaciones adicionales de la OMS al respecto. Por lo tanto, debemos esperar”, dijo.

“Tenemos nuestro propio equipo de investigación que se encuentra en la tercera fase de un ensayo clínico que analiza la eficacia de la vacuna Sinovac después de dos dosis. Esto nos proporcionará información sobre si necesitamos agregar una tercera inyección de refuerzo”.

“Al borde de una catástrofe”

Indonesia ha tenido el peor brote de COVID-19 del sudeste asiático, con alrededor de 2.1 millones de casos positivos y 57,000 muertes hasta la fecha.

ICU ward for COVID-19 patients at a government-run hospital in Jakarta, 26/06/2021

Reuters
Las nuevas variantes están propiciando un aumento en el número de casos en el país.

El mes pasado, la Cruz Roja de Indonesia describió la situación del país como “al borde de una catástrofe de COVID-19”, con hospitales llenos y suministro de oxígeno a niveles críticamente bajos.

El número de niños que contraen COVID-19 casi se ha triplicado desde mayo, y las muertes infantiles han aumentado drásticamente a medida que el país sufre la ola de infecciones más grave hasta el momento.

El presidente Joko Widodo anunció recientemente que el gobierno administrará la vacuna a niños mayores de 12 años.

Y las autoridades anunciaron un cierre de dos semanas en la isla principal de Java así como en Bali, con el objetivo de reducir a la mitad el número de casos.

Mientras que otras vacunas pueden estar disponibles en Indonesia, como las de AstraZeneca y Sinopharm, la mayoría de las dosis ha sido suministradas por su aliado cercano, China.

Por ello, la realidad es que el gobierno tiene pocas opciones en este momento, aparte de continuar usando Sinovac.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.