El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton

Tras su paso por dos equipos históricos de Europa, Raúl llegó hace un par de años a un equipo modesto de Inglaterra para consolidarse en una de las mejores ligas del ‘Viejo Continente’.
AFP
Por Gerardo Borbolla y César Reveles
26 de julio, 2020
Comparte

Raúl Jiménez, delantero mexicano que emigró a Europa en 2014, se consagró este domingo como un histórico del Wolverhampton en la Premier League de Inglaterra.

Tras su paso por el Atlético de Madrid y el Benfica de Portugal, dos equipos referentes en Europa, el nacido en Tepeji del Río, Hidalgo, arribó en 2018 a las Midlands inglesas para lograr una hazaña de ensueño con los recién ascendidos Wolves.

Para poner en perspectiva, la mejor temporada de un mexicano en Inglaterra se remonta a 2010-2011 cuando Javier “Chicharito” Hernández marcó 13 goles y dio 2 asistencias con el Manchester United. Mientras que el máximo goleador del Wolverhampton en Premier era el escocés Steven Fletcher, con 22 anotaciones.

Lee más: Liga mexicana de futbol reiniciará torneos con al menos 35 casos de COVID-19

RJ9, como se conoce al delantero mexicano por sus iniciales y su dorsal, ya rompió ambos récords con sus 30 goles en apenas dos temporadas.

Hoy, Jiménez es uno de los delanteros más efectivos en Inglaterra y Europa, su valor en el mercado asciende a los 40 millones de Euros, de acuerdo con el sitio especializado Transfermarkt, y en los últimos meses han sido varios los rumores sobre el interés de equipos como la Juventus o el Manchester United por comprarlo.

Las ganas de Raúl por demostrar su calidad y la necesidad de los recién ascendidos Wolves por ser un equipo protagonista de la Premier, fueron la combinación perfecta para que el hidalguense consolidara su juego explosivo y se hiciera de un nombre en una de las mejores ligas del mundo.

En el par de años que lleva en Inglaterra cuenta con anotaciones de alta calidad y contra los equipos considerados los mejores: Liverpool (el actual campeón), Manchester City, Manchester United, Chelsea, Tottenham y Arsenal.

Foto: AFP

En un país donde el futbol trasciende lo deportivo y permea en lo social, económico y político, Raúl se ha ganado el cariño y el respeto de la gente de Wolverhampton para convertirse en un ídolo.

Prueba de ellos son las canciones compuestas en su honor que antes de la pandemia podían escucharse en el estado Molineaux, así como los sombreros, banderas, máscaras de luchadores y jorongos que los hinchas portaban en cada juego.

El talento azul que se hizo águila

El camino de Raúl Jiménez no ha sido sencillo y los logros son producto de años de trabajo que se remontan a la década de los 90 en un lugar histórico para el balompié mexicano y cuna del Cruz Azul: Ciudad Cooperativa, Hidalgo, municipio vecino de Tepeji del Río.

En las filas infantiles de los cementeros, comenzó la historia de quien ahora puede presumir ser uno de los mejores arietes mexicanos que han viajado al “Viejo Continente”.

Después Raúl y su familia se mudaron a la Ciudad de México, ahí vendría el cambio de camiseta que marcaría su carrera en México: el América.

En las fuerzas básicas de las Águilas demostró su efectividad como goleador y con el tiempo se consolidó como una promesa juvenil del club. En 2011, a sus 20 años, Raúl debutó en el primer equipo de Coapa, bajo el mando de Alfredo Tena.

En los años siguientes, ya con Miguel Herrera en el banquillo, el oriundo de Tepeji del Río se convirtió en un referente del equipo.

Su calidad lo llevó a formar parte de la selección olímpica mexicana que ganó la medalla de oro en Londres 2012 y a jugar su primer mundial en Brasil 2014.

Entérate: El ‘último gol’ de Alexander: sus compañeros lo despiden en las canchas donde soñó ser futbolista

El salto de 10 millones de euros

Foto: AFP

Después de la justa mundialista, en agosto de 2014, el Atlético de Madrid, dirigido por Diego ‘Cholo’ Simeone, anunció la compra del mexicano de apenas 23 años, por 10.5 millones de euros. Así iniciaba su aventura europea.

Aunque Raúl firmó por seis temporadas con el equipo español, solo completó una. El mexicano no contó con la confianza de su técnico y estaba detrás de delanteros de mayor renombre y experiencia como el croata, Mario Mandzukic, el francés, Antoine Griezmann, y el referente español e ídolo colchonero, Fernando Torres.

En agosto de 2015, con solo un gol en su cuenta, Raúl fue transferido y llegó a un nuevo nido: el de las Águilas del Benfica, equipo que adquirió el 50% de sus derechos por 9 millones de euros.

En Portugal Jiménez tuvo un repunte en su carrera, convirtiéndose en un recambio de lujo. En 2016 el club lo compró de forma definitiva.

Para 2018, el mexicano tenía 80 partidos jugados y 18 goles. Ganó 2 títulos de Liga y una Copa. Con estos números, Jiménez dejó a las Águilas portuguesas y emprendió el vuelo a su siguiente reto: la Premier League.

En junio de aquel año, el Benfica concretó el pase de Raúl al Wolverhampton, equipo recién ascendido a la máxima categoría de la liga inglesa.

El mexicano llegó a Inglaterra después de jugar su segundo mundial (Rusia 2018) y con 27 años de edad, en plena madurez futbolística.

Su llegada a tierras inglesas causó algunas dudas sobre si firmar con los Wolves era la mejor decisión, ya que si bien la Premier es una de las mejores ligas del mundo, Jiménez llegaría a un club con futuro incierto.

Te puede interesar: Con un máximo de 300 personas en estadios y restricciones para medios, así inicia el Apertura 2020 de la Liga MX

Al parecer, el mexicano ignoró esos cuestionamientos y llegó con una idea clara: triunfar.

En julio de 2018 Raúl fue presentado con los Wolves, equipo que ganó su pase directo a la Premier League y que, como todos los recién ascendidos, tenía como principal objetivo mantener la categoría. Lograron más que eso.

De la mano del profesor Nuno Espírito Santo, no solo se mantuvieron en primera sino que al final de la campaña 2018-2019 quedaron en séptimo lugar, lo que les permitió obtener un pase a la eliminatoria para la Europa League.

En esa temporada, Raúl marcó 6 tantos que fueron decisivos para que los lobos volvieran a una competición europea después de 38 años.

En su primer año en Inglaterra RJ9 tuvo 38 apariciones, es decir,  jugó en cada uno de los 38 juegos, y terminó la campaña con 13 goles y 8 asistencias.

Para ese momento el mexicano ya era uno de los más aplaudidos por la afición local y en la siguiente temporada, que recién terminó este domingo, no decepcionó.

Los Wolves cerraron la 2019-2020 en Stamford Bridge ante el Chelsea con 17 goles y 6 asistencias en la cuenta de Jiménez; una vez más con participación en todos los encuentros y siendo el segundo jugador de la liga, solo después de Mohammed Salah del Liverpool, con más tiros, 117, y el tercer, debajo de Salah y de Gabriel Jesus, jugador del Manchester City, con más tiros a portería, 44.

Una vez más, el futuro de Raúl es incierto, porque si bien firmó con Wolverhampton hasta 2023, ahora es un goleador consolidado, con una alta probabilidad de emigrar a un equipo de mayor jerarquía.

Sin embargo, en este momento el mexicano y el resto de la manada deben concentrarse en su pelea por la Europa League.

En el torneo continental, Raúl lleva 7 goles, y el próximo encuentro de los Wolves será contra el Olympiacos de Grecia. ¿Podrá el lobo de Tepeji levantar la copa de un torneo continental?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: qué ha pasado con la inmunidad de rebaño a 2 años del inicio de la pandemia

La evolución de la pandemia ha mostrado que la inmunidad de rebaño es una meta que parece inalcanzable. ¿Cómo es la realidad que enfrenta el mundo ante la aparición de nuevas variantes y otros factores que complican la lucha contra el virus?
16 de diciembre, 2021
Comparte

En 2020, durante los primeros meses de la pandemia, se popularizó un concepto que sonaba esperanzador: la inmunidad de rebaño.

El término se refiere a que cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad, en este caso la covid-19, es poco probable que esa enfermedad se siga transmitiendo.

De esa manera, toda la población queda protegida, incluso los que no son inmunes a la enfermedad.

La inmunidad de rebaño se puede lograr luego de que suficiente cantidad de personas hayan tenido la enfermedad y desarrollen anticuerpos, o que gran porcentaje de la población se haya vacunado.

Tras dos años de pandemia, sin embargo, la complejidad del SARS-CoV-2 ha impedido que ocurra alguno de esos dos escenarios.

Según expertos consultados por BBC Mundo, hay varios factores que hacen que sea poco probable que se logre una inmunidad de rebaño contra la covid-19, y que por eso, los esfuerzos deben encaminarse hacia mantener la pandemia bajo control, no necesariamente eliminarla.

El comportamiento de las vacunas y su distribución desigual, y la aparición de nuevas variantes, son algunas de las principales razones que hacen ver la inmunidad de rebaño como una meta poco realista.

Existe, sin embargo, la posibilidad de lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”, que podría ofrecer ciertos niveles de normalidad en la vida diaria.

Más allá de cual sea el escenario futuro, los expertos insisten en que la vacunación y las medidas de cuidado siguen siendo herramientas poderosas para avanzar en la lucha contra la covid-19.

La evolución del virus

En los dos años de pandemia el SARS-CoV-2 ha evolucionado en variantes que, en algunos casos, le han permitido ser más contagioso y ser un poco más resistente al efecto de las vacunas.

El ejemplo más claro es la variante delta, que ha mostrado ser al menos dos veces más transmisible que el virus original.

Y en cuanto a ómicron, los primeros estudios sugieren que parece tener mayor capacidad de escapar la inmunización.

No obstante, las vacunas contra la covid-19 han demostrado ser efectivas para reducir significativamente el riesgo de desarrollar una enfermedad grave o morir.

Las personas vacunadas, sin embargo, pueden contagiarse y contagiar a otros, aunque en menor medida que los no vacunados.

Eso es un primer factor de complicación.

“Con las vacunas que tenemos, aunque reduzcan la transmisión, el concepto de inmunidad de rebaño no tiene sentido“, le dice a BBC Mundo Salvador Peiró, médico especialista en salud pública e investigador en farmacoepidemiología de FISABIO, una fundación de investigación biomédica dependiente de la Generalitat Valenciana, en España.

Y añade que con las tasas de transmisión que se están viendo con ómicron probablemente tenga aún menos sentido.

Entonces, aunque las vacunas salven vidas, no pueden evitar que el virus siga avanzando.

Personas

Getty

Y el hecho de que el virus siga circulando genera una segunda complicación, y es que mientras el virus se siga transmitiendo, existe la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes que sean más contagiosas, produzcan síntomas más severos o evadan el efecto de las vacunas.

“Cualquier parte con grandes números de infecciones, ya sea en vacunados o no vacunados, es una potencial fuente de nuevas variantes“, le dice a BBC Mundo Caroline Colijn, investigadora en epidemiología y evolución de patógenos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá.

Y Colijn añade otro elemento, y es que el SARS-CoV-2 también contagia a los animales, con lo cual otras especies pueden actuar como una “reserva” del virus desde la cual puede volver a introducirse en los humanos.

Gente

Getty

Protección menguante

Un tercer factor es que la inmunidad que logra una persona luego de vacunarse o tras recuperarse de la covid-19 puede disminuir con el tiempo, como lo indican los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Según Shabir A. Madhi, decano de la facultad de Ciencias de la Salud y profesor de vacunación en la Universidad de Witwatersrand, Sudáfrica, la respuesta inmunitaria tras la infección o la vacuna dura aproximadamente entre seis a nueve meses.

Pero eso puede cambiar frente a la aparición de nuevas variantes, por lo que ya se están aplicando dosis de refuerzo que aumentan y fortalecen los anticuerpos tras varios meses de haber recibido la vacuna o haber padecido la enfermedad.

Vacunación desigual

Un cuarto factor es la distribución inequitativa de las vacunas.

En países como Estados Unidos y Reino Unido, cerca del 70% de la población ya está vacunada con dos dosis.

Pero a nivel mundial, poco más de la mitad de la población ha recibido al menos una dosis.

Y en los países de más bajos ingresos solo el 6,3% ha recibido una dosis, según datos de Our World in Data.

Eso hace que en muchas partes del mundo aumente el riesgo de que el virus se siga propagando y que surjan nuevas variantes potencialmente peligrosas.

“No vamos a ganar esto vacunando a los países ricos cada 6 meses”, dice Colijn.

“Es de extrema importancia tener una mirada global y asegurarse de que las vacunas estén disponibles y se usen en todas partes del mundo”.

En esencia, de nada sirve que un país esté completamente protegido mientras otras regiones del mundo sigan siendo vulnerables, porque el virus no conoce fronteras.

Utopía

“La inmunidad de rebaño para covid-19 es una utopía”, le dice a BBC Mundo el doctor Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y vocero de la comisión de dicho centro para temas relacionados con el coronavirus.

mujer

Getty

Según Rodríguez, la inmunidad de rebaño aplica muy bien para grupos pequeños o delimitados.

“El problema con el covid es que tiene presencia en todos los grupos de edad, en todas las poblaciones, en todos lados, todo el tiempo”, dice el experto.

“Es prácticamente imposible lograr la inmunidad de rebaño con el covid”.

Rodríguez indica que quizás a lo que se puede aspirar es lograr la inmunidad en ciertos grupos, como las personas mayores de 60 años o que tengan alguna condición que las haga más vulnerables ante el virus.

¿Cuál es la salida?

Según los expertos consultados por BBC Mundo, en vez de aspirar a suprimir el virus por completo, los esfuerzos deben encaminarse a acostumbrarnos a vivir con el virus, pero sin que represente una grave amenaza para la humanidad.

La meta es que se vuelva un virus endémico, es decir, que sigue circulando entre la población pero a un nivel manejable.

Llegar a ese punto es a lo que Peiró llama “tener un control funcional de la pandemia”.

“No se trata de eliminar todos los casos, lo que esperamos es tener una situación inmunitaria con muy pocos casos graves“, dice el experto.

“No es que la gente no se infecte, es que no se nos llenen los hospitales de casos graves”.

Peiró sostiene que la idea es que la covid se parezca cada vez más a un resfriado.

“El éxito de la pandemia es ver a los hospitales vacíos de casos de covid”, dice.

Inmunidad en la práctica

Colijn sostiene que es poco probable lograr una inmunidad de rebaño, pero que sí es posible lograr una “inmunidad de rebaño en la práctica”.

oficina

Getty

Eso significa que si se aplican las vacunas de manera masiva y equitativa se pueden lograr niveles casi normales de actividad, sin necesidad de medidas más radicales como los confinamientos.

“Tenemos que pensar en qué medidas estamos dispuestos a mantener por siempre, quizás algunas de esas medidas son el uso de mascarillas, o los tests rápidos”; dice la experta.

“Dejar de ver a nuestros amigos o familiares probablemente no sea una de esas medidas, no podemos hacer eso por siempre”.

Para lograr esa “inmunidad de rebaño en la práctica” y el “control funcional de la pandemia”, los expertos coinciden en que es importante priorizar a los grupos más vulnerables en las campañas de vacunación.

test de covid

Getty

La idea es lograr que la mayor cantidad de gente esté protegida contra la enfermedad grave.

“Las vacunas han logrado que podamos combatir la pandemia casi sin restricciones“, dice Peiró.

“En otras circunstancias estaríamos todos encerrados, con más muertos y más hospitalizados, pero hemos tratado a delta con todo abierto, esto es gracias a las vacunas”.

Ese escenario, en el que la combinación de la vacunación masiva e igualitaria, junto con medidas de cuidado se parece más a la etapa en la que estamos entrando.

“Estamos en una etapa de transición, pasando de una etapa de emergencia para luego estar en una etapa de endemia, que es cuando ya el virus va a estar circulando de forma más regular”, dice Rodríguez.

“No hay que asustarse, tenemos que aprender a vivir con el virus”, concluye el experto.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XT3T-3-D7MI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.