El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El camino de Raúl Jiménez para convertirse en ídolo del Wolverhampton

Tras su paso por dos equipos históricos de Europa, Raúl llegó hace un par de años a un equipo modesto de Inglaterra para consolidarse en una de las mejores ligas del ‘Viejo Continente’.
AFP
Por Gerardo Borbolla y César Reveles
26 de julio, 2020
Comparte

Raúl Jiménez, delantero mexicano que emigró a Europa en 2014, se consagró este domingo como un histórico del Wolverhampton en la Premier League de Inglaterra.

Tras su paso por el Atlético de Madrid y el Benfica de Portugal, dos equipos referentes en Europa, el nacido en Tepeji del Río, Hidalgo, arribó en 2018 a las Midlands inglesas para lograr una hazaña de ensueño con los recién ascendidos Wolves.

Para poner en perspectiva, la mejor temporada de un mexicano en Inglaterra se remonta a 2010-2011 cuando Javier “Chicharito” Hernández marcó 13 goles y dio 2 asistencias con el Manchester United. Mientras que el máximo goleador del Wolverhampton en Premier era el escocés Steven Fletcher, con 22 anotaciones.

Lee más: Liga mexicana de futbol reiniciará torneos con al menos 35 casos de COVID-19

RJ9, como se conoce al delantero mexicano por sus iniciales y su dorsal, ya rompió ambos récords con sus 30 goles en apenas dos temporadas.

Hoy, Jiménez es uno de los delanteros más efectivos en Inglaterra y Europa, su valor en el mercado asciende a los 40 millones de Euros, de acuerdo con el sitio especializado Transfermarkt, y en los últimos meses han sido varios los rumores sobre el interés de equipos como la Juventus o el Manchester United por comprarlo.

Las ganas de Raúl por demostrar su calidad y la necesidad de los recién ascendidos Wolves por ser un equipo protagonista de la Premier, fueron la combinación perfecta para que el hidalguense consolidara su juego explosivo y se hiciera de un nombre en una de las mejores ligas del mundo.

En el par de años que lleva en Inglaterra cuenta con anotaciones de alta calidad y contra los equipos considerados los mejores: Liverpool (el actual campeón), Manchester City, Manchester United, Chelsea, Tottenham y Arsenal.

Foto: AFP

En un país donde el futbol trasciende lo deportivo y permea en lo social, económico y político, Raúl se ha ganado el cariño y el respeto de la gente de Wolverhampton para convertirse en un ídolo.

Prueba de ellos son las canciones compuestas en su honor que antes de la pandemia podían escucharse en el estado Molineaux, así como los sombreros, banderas, máscaras de luchadores y jorongos que los hinchas portaban en cada juego.

El talento azul que se hizo águila

El camino de Raúl Jiménez no ha sido sencillo y los logros son producto de años de trabajo que se remontan a la década de los 90 en un lugar histórico para el balompié mexicano y cuna del Cruz Azul: Ciudad Cooperativa, Hidalgo, municipio vecino de Tepeji del Río.

En las filas infantiles de los cementeros, comenzó la historia de quien ahora puede presumir ser uno de los mejores arietes mexicanos que han viajado al “Viejo Continente”.

Después Raúl y su familia se mudaron a la Ciudad de México, ahí vendría el cambio de camiseta que marcaría su carrera en México: el América.

En las fuerzas básicas de las Águilas demostró su efectividad como goleador y con el tiempo se consolidó como una promesa juvenil del club. En 2011, a sus 20 años, Raúl debutó en el primer equipo de Coapa, bajo el mando de Alfredo Tena.

En los años siguientes, ya con Miguel Herrera en el banquillo, el oriundo de Tepeji del Río se convirtió en un referente del equipo.

Su calidad lo llevó a formar parte de la selección olímpica mexicana que ganó la medalla de oro en Londres 2012 y a jugar su primer mundial en Brasil 2014.

Entérate: El ‘último gol’ de Alexander: sus compañeros lo despiden en las canchas donde soñó ser futbolista

El salto de 10 millones de euros

Foto: AFP

Después de la justa mundialista, en agosto de 2014, el Atlético de Madrid, dirigido por Diego ‘Cholo’ Simeone, anunció la compra del mexicano de apenas 23 años, por 10.5 millones de euros. Así iniciaba su aventura europea.

Aunque Raúl firmó por seis temporadas con el equipo español, solo completó una. El mexicano no contó con la confianza de su técnico y estaba detrás de delanteros de mayor renombre y experiencia como el croata, Mario Mandzukic, el francés, Antoine Griezmann, y el referente español e ídolo colchonero, Fernando Torres.

En agosto de 2015, con solo un gol en su cuenta, Raúl fue transferido y llegó a un nuevo nido: el de las Águilas del Benfica, equipo que adquirió el 50% de sus derechos por 9 millones de euros.

En Portugal Jiménez tuvo un repunte en su carrera, convirtiéndose en un recambio de lujo. En 2016 el club lo compró de forma definitiva.

Para 2018, el mexicano tenía 80 partidos jugados y 18 goles. Ganó 2 títulos de Liga y una Copa. Con estos números, Jiménez dejó a las Águilas portuguesas y emprendió el vuelo a su siguiente reto: la Premier League.

En junio de aquel año, el Benfica concretó el pase de Raúl al Wolverhampton, equipo recién ascendido a la máxima categoría de la liga inglesa.

El mexicano llegó a Inglaterra después de jugar su segundo mundial (Rusia 2018) y con 27 años de edad, en plena madurez futbolística.

Su llegada a tierras inglesas causó algunas dudas sobre si firmar con los Wolves era la mejor decisión, ya que si bien la Premier es una de las mejores ligas del mundo, Jiménez llegaría a un club con futuro incierto.

Te puede interesar: Con un máximo de 300 personas en estadios y restricciones para medios, así inicia el Apertura 2020 de la Liga MX

Al parecer, el mexicano ignoró esos cuestionamientos y llegó con una idea clara: triunfar.

En julio de 2018 Raúl fue presentado con los Wolves, equipo que ganó su pase directo a la Premier League y que, como todos los recién ascendidos, tenía como principal objetivo mantener la categoría. Lograron más que eso.

De la mano del profesor Nuno Espírito Santo, no solo se mantuvieron en primera sino que al final de la campaña 2018-2019 quedaron en séptimo lugar, lo que les permitió obtener un pase a la eliminatoria para la Europa League.

En esa temporada, Raúl marcó 6 tantos que fueron decisivos para que los lobos volvieran a una competición europea después de 38 años.

En su primer año en Inglaterra RJ9 tuvo 38 apariciones, es decir,  jugó en cada uno de los 38 juegos, y terminó la campaña con 13 goles y 8 asistencias.

Para ese momento el mexicano ya era uno de los más aplaudidos por la afición local y en la siguiente temporada, que recién terminó este domingo, no decepcionó.

Los Wolves cerraron la 2019-2020 en Stamford Bridge ante el Chelsea con 17 goles y 6 asistencias en la cuenta de Jiménez; una vez más con participación en todos los encuentros y siendo el segundo jugador de la liga, solo después de Mohammed Salah del Liverpool, con más tiros, 117, y el tercer, debajo de Salah y de Gabriel Jesus, jugador del Manchester City, con más tiros a portería, 44.

Una vez más, el futuro de Raúl es incierto, porque si bien firmó con Wolverhampton hasta 2023, ahora es un goleador consolidado, con una alta probabilidad de emigrar a un equipo de mayor jerarquía.

Sin embargo, en este momento el mexicano y el resto de la manada deben concentrarse en su pelea por la Europa League.

En el torneo continental, Raúl lleva 7 goles, y el próximo encuentro de los Wolves será contra el Olympiacos de Grecia. ¿Podrá el lobo de Tepeji levantar la copa de un torneo continental?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El escándalo de corrupción que llevó a la renuncia a uno de cardenales más poderosos del Vaticano

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.
26 de septiembre, 2020
Comparte

Un nuevo escándalo sacude los muros de San Pedro.

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.

“El Santo Padre aceptó la renuncia al cargo de Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y de los derechos vinculados al Cardenalato, presentada por Su Eminencia el Cardenal Giovanni Angelo Becciu”, indicó en un comunicado.

Pero en una movida inesperada, el cardenal reveló que la renuncia no había sido voluntaria, sino que lo había hecho a petición del papa Francisco que recibió denuncias de corrupción en su contra.

Según contó Becciu a la prensa italiana, recibió presiones de la Santa Sede por sospechas de que “había dado dinero de la Iglesia a sus hermanos”, algo que negó de forma terminante.

“No robé ni un euro. No estoy bajo investigación, pero si me envían a juicio, me defenderé”, dijo.

Cardinal Giovanni Angelo Becciu poses after a consistory ceremony lead by Pope Francis to create 14 new cardinals at St. Peters Basilica on June 28, 2018

Getty Images
Francisco nombró cardenal a Becciu en 2018.

En una conferencia de prensa el viernes, Becciu contó que su destitución llegó “como un rayo de la nada” y que el Papa “estaba sufriendo” cuando le dio la noticia.

“Todo es surrealista. Hasta ayer me sentía amigo del Papa, el fiel ejecutor del Papa”, dijo.

“Entonces el Papa me dijo que ya no tenía fe en mí porque recibió un informe de los magistrados de que cometí un acto de apropiación indebida”. agregó.

Las renuncias a este nivel del Vaticano son extremadamente raras y la Santa Sede aclaró poco en su comunicado publicado el jueves por la noche.

¿Quién es el cardenal Becciu?

El cardenal Becciu fue un colaborador cercano de Francisco y anteriormente tuvo un trabajo clave en la Secretaría de Estado del Vaticano.

Sin embargo, su nombre comenzó a causar revuelo luego de que se revelara que estuvo vinculado en un controvertido acuerdo para invertir en un edificio de lujo en Londres con fondos de la Iglesia.

Desde entonces, esa inversión ha sido objeto de una investigación financiera.

Giovanni Angelo Becciu

Getty Images
El cardenal era uno de los jerarcas más poderosos de la Iglesia católica.

El cardenal fue durante años, en términos del Vaticano, un diplomático de carrera: de 2011 a 2018 tuvo el poderoso rol de Suplente de Asuntos Generales en la Secretaría de Estado, lo que lo llevó a reunirse a diario con el Papa.

Fue Francisco quien lo nombró cardenal en 2018, cuando asumió un nuevo cargo de dirección del departamento que se ocupa de nombrar los nuevos santos y beatos de la Iglesia.

“Le dije al Papa: ¿por qué me haces esto frente al mundo entero?”.

Las angustiadas palabras son de uno de los cardenales más importantes de la Iglesia católica, ahora despedido y despojado de su derecho a elegir al próximo Papa.

Giovanni Angelo Becciu se había desempeñado como subsecretario de Estado, un rol con acceso ilimitado al papa Francisco, y más tarde fue jefe del departamento que elige a los futuros santos.

Pero el jueves por la noche, fue convocado para una reunión supuestamente tensa con su jefe.

El cardenal Becciu había gestionado una controvertida compra por US$232 millones de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia, incluido dinero de las limosnas.

Otros informes alegan que apoyó un hospital romano en ruinas que empleaba a su sobrina.

“El Santo Padre explicó que le había dado favores a mis hermanos y sus negocios con dinero de la Iglesia … pero estoy seguro de que no hay delitos”, le dijo al diario italiano Domani.

Pero su negación no fue suficiente. Lo sucedido ha sido llamado “un terremoto en el Vaticano”.

La coreografía de su despido puede parecer de capa y espada, pero es un recordatorio de que el escándalo y la corrupción que acosan a los gobiernos de todo el mundo también alcanzan los más altos escalones de la Santa Sede.


¿Qué se sabe del acuerdo inmobiliario de Londres?

Fue durante su época como sustituto de asuntos generales cuando el religioso estuvo vinculado a un negocio de una propiedad de lujo en una zona adinerada de Londres.

La compra del bloque de apartamentos en Sloane Avenue fue hecha con dinero de la Iglesia a través de fondos y empresas extraterritoriales, según documentos oficiales.

Cinco miembros del personal del inmueble fueron suspendidos el año pasado luego de una redada y agentes de la policía del Vaticano incautaron documentos y computadoras.

El papa Francisco

AFP
El papa Francisco ha tenido que lidiar con varios escándalos durante su mandato al frente de la Iglesia.

Luego, en junio, el empresario italiano Gianluigi Torzi fue arrestado por la policía del Vaticano bajo sospecha de extorsión y malversación.

A principios de este año, el cardenal Becciu defendió la compra.

“Se hizo una inversión en un edificio. Fue una buena y oportuna ocasión, que hoy mucha gente nos envidia”, dijo en febrero.

También negó que el dinero recaudado para los pobres, llamado Peter’s Pence, se hubiera utilizado en el trato.

¿Por qué ahora?

Medios italianos consideran que la repentina partida del cardenal puede estar relacionada no solo con la propiedad de Londres.

En su entrevista del viernes, el cardenal dijo que el Papa lo confrontó también por el dinero de la Iglesia que había dado a negocios administrados por sus hermanos.

Una cooperativa en Cerdeña, dirigida por su hermano Tonino Becciu, brindó ayuda a los migrantes y el cardenal dijo que se había contabilizado todo el dinero.

Otros fondos se utilizaron para renovar el edificio de la Santa Sede en Cuba.

Cardenales

AFP
El cardenal no podrá estar entre los cardenales que elegirán el futuro papa.

Los reportes de prensa italianos también sugieren que el Papa estaba descontento con el uso de los fondos de los pobres para otras inversiones.

El año pasado, el semanario italiano L’Espresso publicó un informe de la autoridad anticorrupción del Vaticano en el que alegaba inversiones especulativas más generalizadas por valor de US$725 millones.

El cardenal Becciu mantendrá su título a pesar de su renuncia a la congregación. Sin embargo, no podrá votar por el próximo Papa.

El último cardenal que renunció a su derecho a votar por un nuevo Papa fue el cardenal escocés Keith O’Brien, quien renunció en 2013 en medio de un escándalo sexual. Murió cinco años después.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=98

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.