Desigualdad y mal sistema de salud agravaron efectos de epidemia: Gatell
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Salud

Carencias, desigualdad y mal sistema de salud agravaron efectos de epidemia: Gatell

México recibió a la epidemia de COVID con condiciones muy deterioradas, dijo el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell en su conferencia vespertina.
Salud
2 de julio, 2020
Comparte

Frente a los cuestionamientos de que México ya es sexto lugar de fallecidos en el mundo y décimo en contagios y que la epidemia sigue creciendo, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, señaló que no se pueden comparar naciones con realidades diferentes y que la pandemia encontró al país con una población sumida en la desigualdad, con un alto porcentaje de enfermedades crónicas y un sistema de salud insuficiente.

“Cuando México recibe a la epidemia de COVID la enfrenta con su realidad: con estas condiciones de salud en la población, condiciones muy deterioradas, y con un sistema de salud que no creció como se necesitaba, que fue deteriorando sus instalaciones por falta de servicio por dispersión en otras cosas del dinero que debía ser utilizado para eso”, aseguró.

El funcionario agregó que no se distribuyeron las unidades de salud en el territorio en las zonas donde más se necesitaban, si no que se concentraron “de forma caótica y mal planeada en zonas urbanas, a veces con repeticiones, unidades juntas de varias instituciones, y un enorme abandono de la población rural y suburbana”.

El sistema de salud no se echó a perder el primero de diciembre de 2018, subrayó López Gatell, “así ha sido, quien ha ido a una unidad de salud sabe que así ha sido por años”.

Por lo tanto, subrayó, para medir el impacto de la epidemia en México hay que ver COVID en una población con estas carencias.

“Es COVID en una población con enormes desigualdades económicas y sociales. La mitad de la población vive en insuficiencia económica para abastecerse de lo básico para una vida apropiada”.

Entonces, “¿qué se puede hacer? Se puede tratar de disminuir la velocidad de crecimiento de la epidemia. Pero el modelo de acción y respuesta considera acciones como la mitigación comunitaria, una intervención donde se logra que las personas se queden en casa y eso lleva a bajar la cantidad de contagios por día”.

Sin embargo, con esto no se logrará que el número de contagios totales sea menor, señaló, porque no se puede suspender una epidemia como esta a menos que se pague un costo social elevadísimo, a menos que se cierre totalmente el país por semanas.

“Pero eso generaría un daño muy grande a la gente que vive al día, el 50% de la población, y a la fuerza de trabajo de este país que están en ese 50%, en los trabajadores manuales, agrícolas, industriales, de los servicios, entonces hay que ver siempre el conjunto, esta es la sociedad desigual que tenemos”, subrayó López-Gatell.

Por eso es que se optó por mitigar, explicó, y volvió a defender que no se cerraron las actividades demasiado pronto, sino en el tiempo apropiado.

“Los países europeos no lo hicieron en el punto de inflexión, lo hicieron dos o tres semanas más tarde, nosotros lo hicimos cuando era apropiado y logramos reducir la curva epidémica para tener contagios más lentos, aunque se prologue la epidemia, y que no haya personas que mueran por falta de atención”.

Si se saturan los hospitales “de este precario y deteriorado sistema de salud que durante 40 años no creció como debía –afirmó– se hubieran tenido que tomar decisiones dramáticas como a quién se intuba y a quien no se intuba, eso no ha pasado en México”.

Las personas que han fallecido, agregó, “no fallecieron porque estuvieran saturados los hospitales, fallecieron porque el COVID les quitó la vida. Pero no olvidemos a quiénes les quitó la vida: a adultos mayores, a personas con enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes, obesidad, causadas por una dieta basada en productos industrializados de altísimo nivel calórico y bajo nivel nutricional. Y no olvidemos tampoco que el mayor consumo de refrescos, por ejemplo, está entre la población con menores ingresos”.

Para finalizar su argumentación señaló que al hablar de si estamos arriba o no de España en número de muertes, “no hay que perder de vista también que esta es una realidad (en México) y esa es la realidad en España. Contar casos y comparar países con poblaciones diferentes es un error metodológico, tan sólo con más población, por ejemplo, hay más posibilidad de que haya muertes”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ameba 'comecerebros': autoridades de Florida emiten una alerta de salud tras un raro caso de infección por el parásito

Las infecciones por Naegleria fowleri son extremadamente raras, pero provocan una inflamación en el cerebro que a menudo es mortal.
6 de julio, 2020
Comparte
La ameba entra al organismo por la nariz y de allí migra hacia el cerebro.

Science Photo Library
La ameba entra al organismo por la nariz y de allí migra hacia el cerebro.

Su nombre científico es Naegleria fowleri, pero se le conoce coloquialmente como la ameba “come cerebros”, porque puede provocar una infección en ese órgano que a menudo es mortal.

Ahora funcionarios de salud en Florida, Estados Unidos, confirmaron un raro caso de esta infección.

El Departamento de Salud de Florida indicó el viernes que una persona en el condado de Hillsborough contrajo la ameba.

El parásito unicelular, que típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas, puede entrar al organismo por la nariz.

Las autoridades de Florida no indicaron dónde fue contraída la infección ni cuál es el estado del paciente.

Pero dadas las consecuencias potencialmente letales de la infección, las autoridades sanitarias emitieron una advertencia a los residentes de Hillsborough.

Están urgiendo a los habitantes locales a evitar el contacto nasal con el agua de grifos y otras fuentes, como ríos, estanques, piscinas, aguas termales y canales, donde puede incrementarse la probabilidad de una infección en los meses de verano.

Infección letal

Las infecciones por Naegleria fowleri son extremadamente raras y sus síntomas incluyen fiebre, náusea, vómito, dolor de cuello y de cabeza.

La infección de la ameba N. fowleri es extremadamente rara pero a menudo es letal.

Getty Images
La infección de la ameba N. fowleri es extremadamente rara pero a menudo es letal.

La mayoría de los pacientes que contraen la infección mueren en una semana.

Las autoridades estadounidenses indican que las personas que experimentan estos síntomas deben buscar asistencia médica de inmediato, porque la enfermedad progresa rápidamente.

“Recuerden, esta enfermedad es rara y las estrategias efectivas de prevención pueden permitir tener una temporada de verano segura y relajante”, indica el Departamento de Salud de ese país.

La mayoría de las infecciones en Estados Unidos han ocurrido en estados como Texas y Florida, durante los meses de verano.

La N. fowleri habita en cuerpos de agua dulce templada, en los sedimentos depositados en el fondo, donde suele encontrar alimento.

Cuando estos sedimentos se revuelven, la ameba se mueve en el agua y, como consecuencia, puede ser inhalada por alguien que esté nadando en los alrededores.

Una vez en la nariz, el microorganismo invade los nervios olfatorios y migra hacia el cerebro, donde se alimenta de las células nerviosas causando un peligroso trastorno llamado meningoencefalitis amebiana.

Aunque el agua dulce es la fuente más probable de infección de esta ameba, también ha habido casos en los que el parásito ha causado inflamación en personas que realizan lavados nasales con agua de grifo.

Casos raros

Aunque mortales, las infecciones de la N. fowleri, señalan las autoridades, son extremadamente raras.

El parásito unicelular típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas.

Getty Images
El parásito unicelular típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) desde 1962 se han reportado en todo Estados Unidos 146 casos de meningoencefalitis amebina, de los cuales solo cuatro pacientes sobrevivieron.

Entre 2009 y 2018, solo se han reportado 34 infecciones. De estos casos, indican los CDC, 30 personas resultaron infectadas nadando en cuerpos de agua dulce, tres se contagiaron por irrigación nasal con agua del grifo contaminada y una persona con agua contaminada en un tobogán o resbaladilla de agua.

Los expertos afirman que es sumamente letal porque una vez que entra al organismo, el parásito provoca una rápida destrucción del tejido cerebral.

Además, debido a que no hay pruebas para diagnosticar la N. fowleri, los síntomas pueden confundirse con los de otras infecciones menos graves, y no existen tratamientos establecidos eficaces contra la infección.


https://www.youtube.com/watch?v=mYv_EYYngC4

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8&t=142s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.