Aprueban reforma para que todas las sentencias judiciales sean públicas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Diputados aprueban reforma para que todas las sentencias del Poder Judicial sean públicas

Con esta reforma se podrá combatir la corrupción en el poder judicial y exigir la rendición de cuentas sobre el desempeño de las funciones de jueces y magistrados.
Cuartoscuro
30 de julio, 2020
Comparte

Todas las sentencias emitidas por los poderes judiciales de los estados serán públicas y podrán consultarse. 

Hasta ahora no era posible conocer el contenido de todas las sentencias de los jueces y magistrados, solo las que se consideraban como de “interés público”, un concepto que nunca se delimitó y que quedó a la interpretación. 

Esto será posible gracias a que este miércoles la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular –por 351 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones– un proyecto de decreto para modificar la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

En el dictamen del proyecto de decreto que se votó este miércoles en el pleno de la Cámara de Diputados se destaca que la opacidad con la que opera el Poder Judicial, al no hacer públicas sus resoluciones, impide a la sociedad evaluar la forma en la que se imparte justicia, favorece que se emitan sentencias discriminatorias e impide detectar actos de corrupción. 

Lee: Ciudad de México acepta hacer públicas las sentencias de sus jueces

Puesto que hasta ahora, señala el dictamen, las leyes de transparencia obligan solo a poner a disposición de la ciudadanía aquellas sentencias consideradas como de interés público, en la ambigüedad de este concepto el Poder Judicial se escuda para mantener la opacidad en su labor. 

Además, señala, la transparencia judicial resulta esencial para poder generar indicadores y análisis que permitan evaluar su ejercicio y ofrecer recomendaciones para mejorarlo. 

El decreto aprobado por los diputados reforma la fracción II del Artículo 73 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información, que ahora estipulará que no solo se conozcan aquellas sentencias de interés público, sino todas las emitidas, aunque en versiones donde se protegerán los datos personales de los involucrados. 

Diputados de los diferentes partidos subieron a tribuna para manifestarse a favor de la reforma a esta Ley y terminar así con la opacidad en los poderes judiciales de los estados. 

Lee más: AMLO acusa al Poder Judicial de no respetar lo que establece la Constitución

La diputada Esmeralda Moreno, del Partido Encuentro Social, señaló, por ejemplo, que la publicidad de todas las sentencias “no solo promoverá la transparencia y la rendición de cuentas, fortalecerá la confianza entre la sociedad y el poder judicial, se promoverá mayor responsabilidad en el respeto y promoción de los derechos humanos, y permitirá valorar y dignificar la labor judicial en el país”. 

El decreto entrará en vigor 180 días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Por ahora pasa al ejecutivo federal para sus efectos constitucionales correspondientes. 

El dictamen para hacer la reforma a la Ley de Transparencia fue ya también  votado y aprobado por el Pleno de la Cámara de Senadores, que lo turnó después para su análisis y votación a la de diputados. 

Quienes propusieron las iniciativas que terminaron en el decreto de reforma a la Ley de Transparencia fueron los senadores, Nadia Navarro Acevedo, de Acción Nacional, y Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano. 

El pasado 1 de noviembre de 2018, el Congreso de la Ciudad de México hizo lo propio y reformó diversas disposiciones de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas para obligar al Poder Judicial local a publicar todas sus sentencias, lo que se tomó ahora por la Cámara de Diputados como referencia en materia de derecho comparado. 

El antes del decreto

En  2015, una reforma a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LGTAIP) redujo la obligación de los poderes judiciales para difundir todas sus resoluciones. 

A partir de esto, en los estados sólo estaban obligados a mostrar a la ciudadanía aquellas que consideren de “interés público”. Pero nunca se estableció una definición concreta para ese concepto. 

De acuerdo a los resultados del Ranking de (In)Justicia Abierta, elaborado por la organización civil Equis Justicia para las mujeres, todos los poderes judiciales del país están reprobados en transparencia y en contar con mecanismos para la participación ciudadana. 

Para evaluar a los poderes judiciales de las entidades, la organización civil hizo un ejercicio comparativo. A partir de diez preguntas –como: cuántas sentencias publican, si cuentan con políticas de transparencia pro activa y mecanismos de participación ciudadana o si tienen un presupuesto destinado a transparencia– se crearon indicadores. El puntaje máximo que podrían obtener las entidades era de cien puntos.

Los que mejor salieron evaluados no llegaron ni a 50. Yucatán tiene 47.5; Chihuahua y San Luis Potosí, 45; Chiapas, Guanajuato y Michoacán, 40; Durango, Quintana Roo y Sonora 35; Hidalgo, 30; CDMX, 27.5, de ahí hasta Colima y Tabasco con 5 puntos y Puebla, Morelos, Aguascalientes, y Estado de México con 0 puntos. “Todos los poderes judiciales locales del país están más que reprobados en transparencia”, sentencia el estudio de Equis Justicia.

En estados como Aguascalientes, Baja California, Campeche, Jalisco, Oaxaca, Zacatecas y Nayarit, el poder judicial considera que ninguna sentencia es de interés público y por lo tanto asume que no tiene la obligación de difundirlas entre la ciudadanía.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.