Estigmatizados y con trabajos precarios, la situación de periodistas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estigmatizados por el poder y con condiciones laborales precarias, la situación de periodistas en México

Un informe del CASEDE señala que en el último año la libertad de expresión se ha deteriorado en México, ante la estigmatización de periodistas y activistas promovida desde el gobierno.
Cuartoscuro
16 de julio, 2020
Comparte

Las condiciones para ejercer la libertad de expresión en México se han deteriorado en el último año, ante la constante estigmatización y desacreditación hacia periodistas, medios de comunicación y activistas, promovida desde la presidencia e instancias gubernamentales, de acuerdo con un informe elaborado por universidades y organizaciones sociales.

El informe “Libertad de expresión en México 2020”, señala que a ello se suman las condiciones laborales precarias, y la falta de conocimiento y uso de protocolos de prevención de riesgos, autoprotección y códigos de ética.

Te puede interesar: En tres meses, 53 periodistas fueron atacados por su cobertura del COVID-19 en México

Según el análisis realizado por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE), 22 estados cuentan con marcos legales e institucionales débiles para la prevención y la protección de periodistas y personas defensoras de derechos humanos.

Solamente cuatro estados tienen áreas especializadas para investigar delitos contra la libertad de expresión, y en las 32 entidades persiste la existencia de leyes que criminalizan o castigan civilmente el ejercicio de la libertad de expresión.

Los estados tampoco demostraron capacidades para realizar análisis de riesgos: no hay capacidades técnicas para registrar de forma homologada homicidios y agresiones y menos aún para convertirlos en información relevante, lo que “impide hacer diagnósticos serios sobre el problema, y por ende, los mecanismos (de protección) están destinados a fracasar”, indica el informe.

Esta falta de un marco legal que siente las bases de la coordinación federal con los estados, aunado a la debilidad normativa e institucional, “da cuenta de lo endeble del andamiaje de protección y justicia para periodistas y personas defensoras de derechos humanos que tiene el Estado mexicano”.

Entre las principales problemáticas de periodistas en México detectadas por CASEDE están la inseguridad, las agresiones cotidianas de parte de policías, detenciones arbitrarias, la constante desacreditación y estigmatización de la labor informativa y que el gasto en publicidad oficial continúa siendo un instrumento de presión hacia los medios de comunicación.

Acerca del Mecanismo de Protección y el acceso a la justicia, señala que las autoridades evitan investigar delitos contra la libertad de expresión, por lo que cuando se suscitan los indagan como delitos comunes.

CASEDE considera que el Mecanismo de Protección tiene procesos burocráticos y que no es capaz de responder a las realidades locales.

De acuerdo con el Colectivo, las personas periodistas no acuden al Mecanismo Federal “por falta de confianza en la institución y por el temor al resguardo de su información y datos personales”.

Además de los riesgos de la profesión, las mujeres enfrentan hostigamiento y acoso, principalmente sexual, por parte de funcionarios de gobierno, pero también al interior de los medios donde laboran. La mayoría de las empresas no tienen protocolos ni capacitan para prevenir y atender las violencias de género.

Lee más: 2019 registró el mayor número de ataques contra periodistas de la última década: Artículo 19

Defensores de derechos humanos en riesgo

Aunado a la desinformación y polarización social promovidos desde el gobierno federal, las personas defensoras de derechos humanos trabajan en contexto de riesgo permanente.

El informe de CASEDE indica que los funcionarios públicos siguen siendo considerados como la principal fuente de agresiones contra defensores de derechos humanos. En el caso de la defensa del medio ambiente, los empresarios también se perciben como un foco de riesgo.

En el caso de las mujeres, enfrentan diversas agresiones derivadas del conservadurismo social contra la interrupción legal del embarazo o la presencia de la mujer en espacios de liderazgo, explica el documento.

Asimismo, la discriminación, la ignorancia y el conservadurismo ponen en riesgo a la comunidad LGBTTT+.

Debido a que las medidas de protección otorgadas por el gobierno no han sido efectivas en algunos casos de defensores amenazados, hay desconfianza entre los activistas para solicitar protección.

Por ello, cada organización defensora de derechos desarrolla sus propias redes con otras organizaciones afines a sus temas.

Si bien hay muchos frentes por donde iniciar el fortalecimiento de la libertad de expresión en México, sin duda alguna el primero de ellos es que los gobiernos estatales asuman mayores responsabilidades para crear las condiciones locales para que periodistas y personas defensoras de derechos humanos lleven a cabo sus actividades sin miedo.

Además, “los medios de comunicación tienen también diversas responsabilidades qué cubrir, comenzando por mejorar la capacitación, la profesionalización y las condiciones laborales (contratos, prestaciones, salarios)”, concluye el informe.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.