Coneval ve fallos en programas insignia de AMLO; gobierno los rechaza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Coneval ve fallos en programas insignia de AMLO; gobierno ignora recomendaciones

Sobre las recomendaciones a programas como Sembrando Vida o Jóvenes Construyendo el Futuro, la respuesta oficial fue que no entendieron o no tomaron en cuenta el contexto.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta, Nayeli Roldán y Manu Ureste
7 de julio, 2020
Comparte

A un año y medio de que arrancaron 17 nuevos programas sociales creados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) publicó las primeras evaluaciones sobre su diseño. Sin embargo, algunos de los que más ha presumido la administración como programas insignia rechazaron buena parte de las recomendaciones recibidas para mejorar, con argumentos como que los evaluadores no entendieron bien el programa o tuvieron prejuicios en su contra.

Es el caso de las 100 Universidades para el Bienestar Benito Juárez García. Mientras que el Coneval advirtió que tiene deficiencias en su diseño debido a que no identifica a la población objetivo, la forma de medir las metas, y carece de lineamientos para la aplicación de los recursos, pertinencia de las carreras y sedes, la autoridad responsable respondió que los señalamientos son “prejuicios”.

Leer más: Por la pandemia, la Auditoría aplaza la revisión al primer año de gobierno de AMLO

“Debemos reconocer que para nosotros no fue una grata sorpresa encontrarnos con que, justo al inicio de la gestión, se nos informara que había la pretensión de continuar con la práctica de imposición de diseños, mediciones de desempeño y evaluación de resultados llevada a cabo por organismos internacionales en gobiernos anteriores, sobre todo cuando había sido ostensible su ineficacia para impedir el desorden de la administración pública, el abuso en la gestión de recursos que pertenecen al pueblo de México y el desborde de la corrupción”, dice la respuesta institucional.

Como parte del proceso de evaluación, el Coneval envía un informe con los hallazgos a las dependencias involucradas y estas tienen derecho a responder si ya se hicieron ajustes, se harán, o no se acepta la recomendación.

En este caso fue al Organismo Coordinador de las Universidades, descentralizado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y que dirige Raquel Sosa, quien ha sido funcionaria con López Obrador desde que fue jefe de Gobierno del Distrito Federal en 2000.

El Coneval recomendó mejorar sus conceptos porque no hay claridad, por ejemplo, en la definición de la población atendida, pues “parecería estar definiendo no a los beneficiarios directos de la intervención sino indicando los efectos positivos que se podrían derivar en diversos actores de la sociedad como resultado de la implementación de las sedes educativas”.

El Organismo en cambio, advierte que el objetivo del programa es “contribuir a la política social” mediante la incorporación de personas con bachillerato al nivel licenciatura “pertinentes al desarrollo económico y social de localidades, municipios y regiones en situación de pobreza y marginación”, pero esto, dice el Consejo “es un objetivo mayor al que el programa contribuye y su logro no está controlado por los responsables de la intervención”.

Por lo tanto, “es necesario repensar” cuál problema pretende resolver el programa y cómo lo va a hacer; si el problema se centra en reducir la exclusión de los estudiantes a la educación superior a través de la creación o adaptación de infraestructura educativa y con programas educativos acordes a sus contextos, “la unidad de medida de sus poblaciones serían personas que son excluidas, que quieren ingresar y las que ingresaron y el número de planteles así como de programas de estudio serían acciones para lograr el objetivo antes mencionado”, recomendó el informe.

La Coordinación de las Universidades arremetió contra “la empresa” que hizo la evaluación inicial, ya que el Coneval se apoya en consultoras o centros de investigación públicos para las evaluaciones. Criticó que evaluó uno de los planteles “con una visión claramente ideologizada”.

“La experiencia que la empresa que se contrató inicialmente tuvo con nuestra escuela de Texcoco fue frustrante e inaceptable, porque no se intentó en absoluto hacer una evaluación de los avances del programa, sino descalificarlo, cuestionarlo y buscar encontrar cualquier posible error o deficiencia para promover su desaparición o la destitución de sus autoridades y un cambio radical en su orientación”, reclamó.

El Programa de Universidades es “complejo, enraizado en las comunidades”, resumió la institución en su respuesta. Es por eso que se enfoca en estudiantes que han pasado por “difíciles problemas de supervivencia y que se han sobrepuesto a la exclusión en condiciones precarias en comunidades en las que la precariedad o la carencia de casi todo, es experiencia de vida de decenas o cientos de años”, por eso es que, insistió, “no puede ser comprendido desde la métrica simplificadora que se nos impuso”.

No entendieron o no tomaron el contexto de programas, se justifican

En el caso de Sembrando Vida, que depende de la Secretaría de Bienestar, aunque se aceptaron la mayoría de recomendaciones y se propusieron modificaciones, la dependencia también criticó a la instancia evaluadora. Entre sus argumentos, critica que no se haya tomado en cuenta el contexto del conjunto de políticas públicas destinadas a la superación de la pobreza “o aquellas que buscan la recuperación de territorios abandonados como resultado de las políticas neoliberales rurales”.

Aquí en lugar de quejarse de un comparativo con otros países, reclama que no se haya hecho, es decir, que no se vieran las propuestas de países con economías emergentes como Brasil, India o Sudáfrica para valorar las acciones mexicanas.

Lamenta que se evaluaran documentos sobre el diseño, como era el objetivo del Coneval, y no el grado de satisfacción de los beneficiarios. Agrega que de las entrevistas que se hicieron a una parte de quienes reciben los apoyos, “dichos resultados fueron generalizados a la totalidad del Programa, de los cuales está la duda de que el equipo evaluador haya utilizado un marco teórico cuantitativo, con un diseño de muestra pertinente, para que sus hallazgos tengan validez estadística”.

La Secretaría de Bienestar también rechazó 5 de 12 recomendaciones planteadas sobre la Pensión para Personas con Discapacidad Permanente, referentes, por ejemplo, a la necesidad de reforzar las capacitaciones a los Servidores de la Nación, encargados de identificar a personas susceptibles de ser inscritos, ya que en las entrevistas, ellos mismos reconocieron tener confusión para distinguir discapacidad permanente de temporal. Pero la secretaría justificó que las capacitaciones son constantes.

“El análisis realizado por el equipo evaluador se considera de gran valor para identificar áreas de mejora para la operación del Programa para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente. Sin embargo, se considera que los hallazgos identificados no cuentan con el suficiente sustento, debido al poco entendimiento o comprensión de los procesos de planeación y ejecución del programa”, reclamó Bienestar.

En el análisis del programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, que sustituyó a Estancias Infantiles, la dependencia aceptó que tomará o ya ha tomado acciones de mejora a solo 6 recomendaciones, mientras que otras 10 las contradijo o comentó que no eran precisas. Por ejemplo, rebatió las cifras de beneficiarios que el Coneval tomó de los informes trimestrales que elabora la propia Secretaría sobre sus programas sociales, que fueron a la baja durante todo 2019, y aseguró que en realidad tiene el doble de inscritas.

Una de las recomendaciones fue generar información sobre el acceso o permanencia de las beneficiarias en el mercado laboral o educativo para evaluar el impacto del programa a los tres años.

“El programa tiene como prioridad la atención de las Niñas y Niños mediante una transferencia económica, por lo que el comentario no se acepta dado que no tiene fundamento de acuerdo a los criterios del programa”, respondió, a pesar de que las madres o padres de los menores son quienes están marcados como población objetivo.

En su informe a Jóvenes Construyendo el Futuro, otro de los programas estrella del gobierno actual, el Coneval advierte que éste no cuenta con mecanismos operativos, instrumentos metodológicos, ni personal, para evaluar qué tan efectivo está siendo el programa y la capacitación laboral que recibieron más de un millón de jóvenes el año pasado. Por ello señaló que “se corre el riesgo” de que los jóvenes becados, que reciben 3 mil 748 pesos del gobierno mientras se capacitan en centros de trabajo durante un año, salgan del programa “sin haber registrado cambio alguno en su capacidad de empleabilidad o de habilidades laborales”.

Sin embargo, la Secretaría del Trabajo respondió que los evaluadores del Coneval “no entendieron del todo” los objetivos de este Programa social, a pesar de las múltiples reuniones de trabajo que mantuvieron con ellos.

La dependencia subrayó que el objetivo del programa no es, per se, capacitar a los jóvenes, sino vincularlos con el mundo laboral y los centros de trabajo que son los que, en la práctica, los deben de capacitar a partir de un modelo basado en “aprender trabajando”.

También planteó que en el gobierno federal la forma de operar los programas sociales “ya es distinta”, por lo que criticó que estos sean medidos por el Coneval “por los mismos instrumentos con los que se han evaluado siempre”.

Otra secretaría de las que más rechazó recomendaciones fue la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) sobre el Programa Nacional de Reconstrucción tras los sismos de 2017. En 28 recomendaciones, a 14 contestó “La propuesta no se considera una acción de Mejora para el programa”.

Este caso tiene la complejidad de involucrar a varias dependencias, por lo que varias veces Sedatu señaló que no había estado en sus manos o que los retrasos en alguno de los cuatro sectores que tiene el programa (vivienda, salud, cultura y educación) provocaron que no se tuviera el diseño a tiempo para el ejercicio 2019, sino hasta 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

‘La gente se volvió loca comprando’: por qué se dispararon los precios de la vivienda en el mundo

El aumento del valor de las viviendas experimentó el crecimiento más veloz desde fines de 2006. Existe una "carrera por el espacio" que surgió con la pandemia de covid-19.
29 de julio, 2021
Comparte

Ni Wall Street ni el mercado de las viviendas sufrieron los estragos económicos causados por la pandemia de Covid-19.

Al contrario, precisamente en medio de la crisis, los mercados financieros marcaron máximos históricos y el precio de las viviendas en varias de las mayores economías del mundo se disparó.

Un fenómeno que deja en evidencia la histórica desigualdad económica que divide a las sociedades y que tras la recesión se hizo aún más profunda.

Mientras algunas de las familias que perdieron su empleo están enfrentando desalojos, otras han logrado consolidar su posición económica e incluso mejorarla.

El precio de las viviendas a nivel mundial registró un incremento promedio de 7,3% en el primer trimestre de este año, comparado con el mismo período del año anterior.

Se trata del crecimiento más veloz desde fines de 2006, según un estudio realizado por la consultora inmobiliaria británica Knight Frank que analizó el mercado en 56 países.

El ranking de la escalada de precios está liderada por Turquía (con un aumento de 32%), seguido por Nueva Zelanda (22,1%) y Luxemburgo (16,6%).

De los cinco países latinoamericanos incluidos en el informe, Perú encabeza el ranking de la región con un alza de 10%.

“Los precios de las viviendas están subiendo debido a la pandemia, no a pesar de ella”, le dice a BBC Mundo Kate Everett-Allen, jefa de Investigación Residencial Internacional de la firma.

Con los profundos cambios generados a partir de 2020, explica, se ha generado una reevaluación masiva de las necesidades habitacionales de las personas.

“Esto es una carrera por el espacio”, apunta.

“La gente se volvió loca comprando”

Esa ha sido la experiencia de Mariana Godoy, una corredora de propiedades venezolana que vive en Miami junto a su esposo y tres hijos.

Con la pandemia, su casa se transformó de un momento a otro en oficina y escuela al mismo tiempo.

Casa en venta

Getty Images
Se trata del aumento de precio más veloz desde fines de 2006.

Los cinco miembros de su familia tuvieron que compartir el mismo espacio las 24 horas del día, algo que nunca habían experimentado antes.

“Lo que necesitamos es más espacio”, cuenta. “El problema es que los precios subieron tanto, que ahora preferimos esperar un poco antes de comprar”.

“Como los intereses de los créditos han estado muy bajos, la gente se volvió loca comprando y están dispuestos a pagar lo que sea”.

Hay algunas propiedades en determinados barrios de Miami, explica, cuyo precio después de la pandemia se ha disparado casi al doble.

Eso no quiere decir que la situación sea similar en todas partes, pero la tendencia alcista es un hecho.

El valor promedio de las viviendas en Estados Unidos aumentó 13,2%, el ritmo de crecimiento más rápido de los últimos 15 años.

Un boom en los suburbios de las ciudades

Una parte importante del incremento en el valor de las viviendas, al menos en los países más ricos, se relaciona con la búsqueda de más espacio y eso explica por qué el boom inmobiliario está más centrado en los suburbios de las grandes ciudades.

Quienes tienen un alto nivel de ingresos se han lanzado a la búsqueda de propiedades que les permitan aprovechar las circunstancias excepcionales que se han creado en estos tiempos de pandemia.

Persona recibe las llaves de una casa

Getty Images

Entre esas condiciones inéditas están las bajas tasas de interés de los créditos hipotecarios a nivel global y los gigantescos estímulos fiscales que han desplegado los gobiernos de países desarrollados para reactivar las economía.

A eso se suma un cambio fundamental: la posibilidad del teletrabajo.

Y los profesionales que pueden trabajar a distancia son precisamente quienes suelen tener mayores ingresos que el resto de la población.

“Las personas están menos atadas a la oficina y algunas han optado por mudarse a los suburbios” de las grandes ciudades, dice Everett-Allen.

A ese panorama hay que agregar que en algunos mercados aumentó la demanda por viviendas y, al mismo tiempo, disminuyó la cantidad de propiedades disponibles.

Esta combinación ha empujado aún más arriba los precios habitacionales.

América Latina

En Latinoamérica el aumento de precios es menos generalizado y está particularmente circunscrito a los compradores más ricos.

Según el análisis de Knight Frank los precios promedio de las viviendas subieron en el primer trimestre un 10% en Perú, 6,6% en México, 4% en Brasil, 1,7% en Chile y 3,2% en Colombia.

Casas

Getty Images

En el caso de Perú, sin embargo, las fuentes consultadas por BBC Mundo en el mercado local manejan otras cifras.

Una situación que quizás podría explicarse por la utilización de distintas metodologías en la manera de abordar el análisis.

“Ha habido un incremento del 5.3% del precio de la vivienda en los últimos 12 meses, lo cual se sustenta básicamente por las ventas en Lima Moderna”, le dice a BBC Mundo Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis de Mercado de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú, ASEI.

Otros expertos como Víctor Saldaña, presidente de la Asociación Peruana de Agentes Inmobiliarios, ASPAI, insiste en que es muy difícil contar con cifras detalladas sobre la evolución de precios, porque los valores de los apartamentos y las casas son muy diferentes, y porque las variaciones por barrio son demasiado disímiles.

Su percepción es que “los precios en Lima se han mantenido más o menos iguales”, señala en diálogo telefónico desde Lima.

¿Una burbuja?

A nivel global ha existido un cierto debate sobre si el aumento de precios de las viviendas está creando una burbuja.

Sin embargo, la opinión más prevalente entre los analistas es que es muy poco probable que los precios sufran una fuerte caída.

Casa en venta en California

Getty Images

Puede haber una estabilización de la tendencia alcista en el futuro en la medida que vuelvan condiciones de mercado más parecidas a las que existían antes de la pandemia, aunque, por lo pronto, el frenesí de la demanda sigue pujante.

Y si el teletrabajo o el modelo de trabajo híbrido se hace más común en los sectores de mayores ingresos, es posible que se mantenga la necesidad de conseguir más espacio habitacional.

Lo que sí ha ocurrido es que en algunos mercados donde los precios se dispararon demasiado, las autoridades han tomado algunas medidas para “enfriarlos”.

Por ejemplo, en Nueva Zelanda, el gobierno cambió algunas reglas para evitar deducciones de impuestos que favorecen a los inversionistas y amplió de 5 a 10 años el período en que se gravan las ganancias obtenidas con la venta de propiedades.

El objetivo, dicen las autoridades, es frenar “la especulación”. Y en países como Canadá, el gobernador del banco central advirtió que existe una “exuberancia excesiva” en el mercado de las viviendas, la cual será vigilada de cerca.

El tema es complejo porque muchas veces, cuando los precios escalan de un modo inusual, las familias con menos ingresos terminan siendo desplazadas hacia zonas más periféricas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.