Cárceles enfrentan COVID con sobrepoblación y sin doctores suficientes: CNDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cárceles enfrentan el COVID con sobrepoblación, sin doctores ni insumos médicos: CNDH

Un informe de la CNDH reveló que las deficiencias y carencias en las cárceles mexicanas pueden propiciar una propagación exponencial del virus.
Cuartoscuro
2 de julio, 2020
Comparte

Las mayoría de las cárceles en México no cuentan con la capacidad suficiente en cuanto a insumos, equipo médico e infraestructura para enfrentar la pandemia por COVID-19, de acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). 

El organismo realizó un análisis sobre la forma en que los Centros Penitenciarios del país aplican las medidas de la emergencia sanitaria para prevenir y evitar contagios de COVID.

Según datos de la CNDH, hasta el 1 de julio, en las cárceles del país suman 660 casos confirmados acumulados de COVID, así como 104 fallecimientos.

El hacinamiento es uno de los factores que ha propiciado la propagación del virus en las cárceles mexicanas, ya que de los 296 centros penitenciarios que existen, 115 registran sobrepoblación.

“Una constante detectada en la mayoría de los centros penitenciarios del país, fue que no era posible acatar la medida de “sana distancia” derivado de la sobrepoblación y hacinamiento en algunos espacios”, señala el estudio.

Ante este contexto, la CNDH señala que la pandemia por COVID “alcanzó y rebasó” las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para prevenir contagios al interior de las cárceles. 

Lee: La falta de pruebas impide saber el impacto de COVID-19 en las cárceles

Además de la sobrepoblación, en la mayoría de los casos, la CNDH detectó falta de medicamentos y equipo médico; instalaciones deficientes e insalubres; fallas en el acceso de agua potable y saneamiento, así como la invisibilización de los grupos en situación de vulnerabilidad al interior de las prisiones, como las personas con discapacidad o enfermedades crónicas. 

Al momento de realizar las supervisiones, el personal de la CNDH observó que en la mayoría de los centros visitados “no se estaban aplicando pruebas para detección de COVID-19”.

Asimismo, “se identificaron infraestructuras médicas básicas no equipadas de
acuerdo con los requerimientos y necesidades de urgencia” para la atención
de casos COVID, e insuficiencia de ambulancias.

Uno de los casos más preocupantes se reportó en el Centro Estatal de Reinserción Social de Puebla, ya que ni siquiera se realizaban acciones para verificar el cumplimiento de las medidas generales de limpieza e higiene entre las personas privadas de la libertad. 

Mientras que el personal médico dijo que no cuentan con los insumos necesarios para hacer frente a la pandemia, y tampoco tienen conocimiento de los protocolos establecidos por dicho centro. 

En el comedor, el personal de la CNDH identificó aglomeraciones y reportó que no se respeta la medida de “sana distancia”.

También se detectó desorganización en el resguardo y cuidado de los casos positivos de COVID, por un lado los pacientes no contaban con insumos de protección, mientras que las personas que esperaban para visitarlos estaban hacinadas o teniendo contacto con otras personas que les llevaban insumos y productos.

Lee: Ley de Amnistía solo sacará de la cárcel a 7% de presos y las liberaciones tardarían meses

Estas deficiencias se reflejan en la situación actual de Puebla, que ocupa el primer lugar por número de casos COVID en sus cárceles con 195 casos confirmados y 24 muertes. 

Le sigue Jalisco, con 101 casos confirmados y 5 defunciones; Ciudad de México, con 75 casos confirmados y 5 muertes, y Chihuahua con 58 positivos y 4 muertes.

En su informe, la CNDH expresa que si bien la crisis sanitaria permitió identificar las carencias de los centros de reclusión, el no atenderlas significaría una violación a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad; y además el virus se propagaría de una forma exponencial. 

Algunos lo han hecho bien

Desde marzo pasado, la CNDH emitió diversas medidas cautelares para prevenir contagios y aunque no en todas los centros se han aplicado, existen algunas excepciones. 

En el documento, el organismo ofrece un detallado informe por estado sobre las medidas que se aplican en los centros de reclusión.

El organismo destacó los casos de Sonora y Ciudad de México, donde llevan a cabo acciones para contener no sólo la propagación del coronavirus, sino la ansiedad que pudiera padecer la población privada de la libertad.

Lee: Muertes en cárceles se triplicaron en mayo, en medio de emergencia por COVID

Además, la mayoría de los centros penitenciarios de estos estados cuentan contaban con Protocolos de Actuación para atender la emergencia sanitaria por COVID-19 y  filtros para la detección de síntomas.

Otro buen ejemplo se observó en el Centro de Reinserción Social Femenil de
Atlacholoaya, Morelos, ya que realizan sus actividades de áreas comunes y talleres de manera escalonada y por horarios para evitar aglomeraciones.

En este sentido, los estados con menos casos confirmados son Morelos (1 caso), Durango (1 caso) y San Luis Potosí (2 casos). 

La CNDH continuará con las supervisiones periódicas en los centros de reclusión de todo el país con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de su libertad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué AMLO se resiste a vacunar a todos los adolescentes pese a que una resolución judicial lo ordena

Un juzgado dio un ultimátum para que el gobierno incluya a todos los niños de entre 12 y 17 años en el plan de vacunación, pero López Obrador insiste en que no hay suficiente evidencia científica para hacerlo.
28 de octubre, 2021
Comparte

La Justicia de México aumentó su presión sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y le dio un ultimátum para que todos los adolescentes del país puedan ser vacunados contra la Covid-19.

Hasta el momento, México solo está inmunizando a menores de entre 12 y 17 años que tienen alguna enfermedad crónica, al considerar que no existe suficiente evidencia científica respecto al efecto de la vacuna sobre los niños.

Pero el miércoles se hizo público que un juzgado dio un plazo de cinco días al gobierno para incluir a todos los adolescentes en el plan de vacunación o, de lo contrario, denunciará el posible desacato judicial ante la Fiscalía General de la República.

Cuando se dio a conocer una primera resolución de este juzgado hace dos semanas, López Obrador adelantó que la impugnaría.

Sin embargo, el gobierno mexicano no se ha posicionado aún sobre este nuevo pronunciamiento judicial. BBC Mundo solicitó comentarios a la Secretaría de Salud, pero no obtuvo respuesta.

Algunos expertos en salud criticaron en las últimas semanas la postura del gobierno mexicano, que va a contracorriente de la estrategia de la mayoría de países de América Latina.

Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirmó este miércoles que en la actualidad “los grupos prioritarios (para la vacunación) en la región no son los niños”.

Las decisiones judiciales

El enfrentamiento entre la Justicia y el gobierno mexicano sobre la vacunación de menores contra la covid-19 viene de lejos.

Desde hace semanas, son cientos los niños que consiguieron ser inmunizados en el país solo después de que sus padres o tutores presentaran amparos ante los juzgados, especialmente desde que el 30 de agosto se reiniciaran las clases presenciales en las escuelas tras el cierre por la pandemia.

A finales de septiembre, el gobierno rectificó su estrategia y desde esta semana se está vacunando a 1,5 millones de jóvenes de entre 12 y 17 años con comorbilidades como cáncer, VIH, diabetes y enfermedades cardiovasculares, del riñón o pulmonares graves, entre otras. También se incluyó a adolescentes embarazadas.

Niña mexicana recibe su vacuna de covid-19.

Getty Images
En México, solo los adolescentes con comorbilidades pueden ser vacunados contra covid-19.

Sin embargo, hace dos semanas se conoció que un juzgado federal de Estado de México ordenó a las autoridades ampliar la vacunación a todos los menores de esta edad, sin importar su estado de salud.

Aunque la resolución fue emitida para resolver un recurso concreto interpuesto por los padres de una joven de 15 años, se especificó que la orden tenía efectos generales sobre toda la población y que el plan de vacunación nacional debía ser modificado en 48 horas.

“Se hace hincapié en que los efectos de esta medida cautelar comprenden no solamente a la menor quejosa, sino a todas las y los menores de 18 años”, se leía en el fallo.

Sin embargo, el presidente López Obrador se apresuró a aclarar que la decisión judicial sería impugnada y que no era definitiva.

“Cuando se presenta un amparo se protege a la persona que lo solicita, no se puede hacer extensivo”, señaló, a la vez que aseguró que no es posible definir una política pública a partir del “interés de una persona o de un grupo”.

AMLO

Gobierno de México
López Obrador anunció que impugnaría la resolución judicial que obliga al gobierno a vacunar a todos los adolescentes.

No obstante, el mandatario aclaró que “legalmente, esto se va a respetar” y aseguró que de ser necesario se firmaría un nuevo contrato con Pfizer, la única vacuna autorizada en México para adolescentes de entre 12 y 17 años.

Días después, el mismo juzgado dio a conocer que el 14 de octubre recibió la solicitud de una prórroga por parte de la Secretaría de Salud para acatar la resolución.

Finalmente, esta semana anunció su decisión: conceder un plazo de cinco días hábiles desde su notificación legal para que el gobierno incluya a los adolescentes en el actual plan de vacunación, que está previsto concluya en marzo de 2022.

¿Por qué no se vacuna a todos los adolescentes?

La postura de México sobre la vacunación de adolescentes discrepa con la de la gran mayoría de países de América Latina, que en algunos casos incluso ya están inmunizando a niños más pequeños.

El último en sumarse fue Nicaragua, que esta semana comenzó a vacunar a niños de entre 2 y 17 años con las vacunas cubanas Abdala y Soberana. Perú, por su parte, anunció que el 2 de noviembre iniciará la inmunización de personas a partir de los 12 años.

Sin embargo, López Obrador insistió hace unos días en que “no hay una recomendación médica , todavía no definen”.

Niña ecuatoriana recibiendo su vacuna de covid-19

Getty Images
Ecuador es uno de los países que inició la vacunación de menores de 18 años.

El doctor Malaquías López, vocero de la Comisión Covid-19 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cree que la razón principal para vacunar a los menores no es solo protegerlos y que el gobierno mexicano no entiende el motivo real.

“La razón de hacerlo es para romper la circulación del virus. Es imposible llegar al 90% de personas con inmunidad, que es lo que necesitamos, si no se les vacuna. De lo contrario, el virus puede seguir replicándose e incluso surgir nuevas cepas que echarían por tierra toda la inmunidad acumulada”, critica.

El secretario de Salud mexicano, Jorge Alcocer, afirmó el martes que los niños “tienen un sistema inmunológico de maravilla” y que la aplicación de la vacuna podría “entorpecer ese aprendizaje” de su sistema de defensas.

“A mis nietos no los vacuno. Si tienen una comorbilidad, adelante”, aseguró.

Jorge Alcocer

Gobierno de México
“A mis nietos no los vacuno”, aseguró el secretario de Salud de México, Jorge Alcocer.

“Es una barbaridad que diga que esta vacuna sí afecta al sistema inmunológico de sus nietos, pero las demás no. Es absolutamente insensato”, responde López, preocupado por si esto anima a algunos padres a no inmunizar a sus hijos contra enfermedades como sarampión o tuberculosis al confiar en sus defensas naturales.

“Pese a lo bueno que es el sistema inmunológico en la gente joven, hay algunos que no van a poder manejar la infección y esos lo pagan muy caro”, recuerda en conversación con BBC Mundo.

Para el especialista, detrás de la oposición del gobierno mexicano a la vacunación de menores está “la incapacidad técnica de las autoridades de salud y la necedad y cerrazón política del presidente” ante la necesidad de cambiar su estrategia.

“El gobierno va a resistir todo lo que pueda, pero creo que los jueces están interpretando correctamente el problema como una cuestión de derecho para todos los ciudadanos, no solo los adultos”, opina.

Mexicana vacunándose

Getty Images

La OPS, sin embargo, aseguró este miércoles que los niños no son un grupo prioritario para la inmunización contra la covid-19 en América Latina y el Caribe en este momento.

Si bien aclaró que hacerlo o no es “una decisión soberana” de cada país que la organización no puede “apoyar o criticar”, enfatizó que menos de la mitad de la población de la región cuenta con una pauta completa de la vacuna.

“Tenemos todavía muchos adultos mayores que tienen un riesgo enorme de morir por una covid -19”, apuntó el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

En México, que este miércoles sumó 386 muertes y casi 5.000 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, casi el 62% de los mayores de 18 años cuenta con un esquema completo de vacunación y el 80% recibió al menos una dosis.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.