Laboratorios denuncian aumento de pruebas rápidas 'ilegales' de COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Laboratorios denuncian aumento de pruebas rápidas 'ilegales' de COVID y falta de vigilancia de Cofepris

Un grupo de laboratorios señala que se están aplicando pruebas no autorizadas por Cofepris, que ni siquiera están aprobadas para usarse en México.
AFP
30 de julio, 2020
Comparte

“Hazte la prueba rápida de anticuerpos IgG/IgM COVID-19 a solo 499 pesos”, dice una publicidad de una farmacia en Nuevo León. Otra más de Puebla llama a no poner “en riesgo” a los seres queridos. “Prueba rápida para diagnóstico de COVID-19 a domicilio. Resultados en 15 minutos”. Ambas circulan en internet sin precisar que el resultado no determina que la persona tenga la enfermedad al momento de la prueba.

Las pruebas rápidas o serológicas sólo detectan la presencia de cierto tipo de anticuerpos que la persona generó si en algún momento estuvo infectada de la COVID; además una “auto aplicación de la prueba rápida” en un periodo erróneo podría derivar en un resultado equivocado y, por ende, en mayor propagación del virus.

Lee: Salud llama a no usar pruebas rápidas avaladas por Cofepris

El Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (COMED) acusa que la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) está incumpliendo con la vigilancia para asegurar que estas pruebas publicitadas estén certificadas y, sobre todo, que se apliquen de manera correcta.

El COMED agrupa a 54 empresas de análisis clínico y gabinetes de imagenología en todo el país.

“No estamos en contra de ninguna prueba, pero lo que hemos detectado entre la gente es muchísima confusión de cuáles pruebas hay, para qué sirven, qué hacen y en qué momento son adecuadas”, dice Guillermo Máynez, en entrevista con Animal Político. 

Pero lo realmente grave, agrega, es que “hay quienes están aplicando pruebas no autorizadas por Cofepris, que ni siquiera están aprobadas para usarse en México y eso sí es ilegal. Esa gente está haciendo un daño doble”.

Pero la autoridad no está realizando vigilancia al respecto. “No hay manera de comunicarse con Cofepris. No ha respondido las cartas que le hemos enviado, la Comisión está siendo poco responsiva”, agrega Máynez. Aunque Animal Político buscó a la Comisión para saber si está aplicando una estrategia de verificación sobre este tipo de pruebas, no hubo respuesta.

Entérate: Qué dice la OMS de las pruebas rápidas para detectar COVID-19 y por qué no las recomienda

La Secretaría de Salud ha explicado que la única prueba que detecta la presencia de la COVID son las llamadas PCR (prueba de reacción en cadena de la polimerasa) y los únicos capacitados para hacerla son los laboratorios estatales, de instituciones de salud pública, universitarias, 54 laboratorios privados que fueron avalados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y laboratorios certificados.

En el caso de los laboratorios privados la prueba puede costar hasta 4 mil 500 pesos, mientras que en el sector público sólo se aplican con base en el modelo centinela, es decir, a personas hospitalizadas y sólo uno de cada 10 que presenten síntomas leves y, por lo tanto, puedan llevar la enfermedad en casa.

Esto deja sin prueba en el sector público a los contactos de personas con el virus y que, posiblemente fuesen asintomáticos. Y ante los precios de las pruebas PCR, la publicidad de pruebas rápidas ofertadas por 500 pesos podría parecer atractiva, pero no necesariamente es efectiva.

Lee: Piden a establecimientos de más de 100 empleados en CDMX hacer pruebas COVID semanales

Las pruebas rápidas o serológicas sirven para medir los anticuerpos, es decir, detecta la inmunidad de la persona en caso de haber sido infectada, pero no si en ese momento tiene COVID.

Además, el factor más importante es el momento en que se debe aplicar. Su efectividad depende de hacer la prueba para anticuerpos IgM a los siete días después de un contacto con el virus o la IgG, a los 14 días de contacto, por lo que no son pruebas de “auto aplicación”, sino que deben ser aplicadas por personal capacitado.

La Cofepris ha aprobado 14 pruebas serológicas y rápidas hasta este 27 de julio. Sin embargo, el problema es que las empresas que las comercializan deben asegurarse de que el consumidor sepa que la prueba no detecta COVID y cumplir con el protocolo del periodo de aplicación.

De hecho el gobierno de la Ciudad de México anunció que aplicará pruebas rápidas avaladas por la Cofepris como parte de su plan de detección de casos de COVID, mientras que el gobierno de Jalisco también las aplica como parte de su estrategia de muestreo.

Guillermo Máynez explica que los laboratorios certificados también aplican pruebas serológicas o rápidas, pero asegurándose de que la toma sea entre los 7 y 14 días de contacto con el virus.

La aplicación de estas pruebas sirve para el regreso al trabajo. Aplicar, por ejemplo, sólo pruebas PCR a quienes sean de alto riesgo por tener alguna enfermedad o vivir en hacinamiento, mientras que las pruebas rápidas podrían ser para las personas de bajo riesgo y “los que te den positivo en las serológicas son quienes podían regresar al trabajo con mayor tranquilidad”, porque demostraría que generó anticuerpos después de tener la enfermedad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Variante de COVID que llegó a Brasil por la Copa América, más transmisible y con una mutación inédita

Esta nueva versión del coronavirus fue detectada por primera vez en Colombia, donde ya es bastante común en algunas regiones del país, pero aún hay poca información sobre su impacto real en la pandemia.
14 de julio, 2021
Comparte

Detectada por primera vez en Colombia, la variante B.1.621 de coronavirus también llegó a Brasil, donde fue registrada en dos hombres que formaban parte de las delegaciones de Ecuador y Colombia que disputaron la Copa América en el país sudamericano.

Ambos casos fueron diagnosticados en Cuiabá, capital del estado de Mato Grosso.

La B.1.621 fue descrita por primera vez en enero de 2021 en Colombia. Desde entonces, se ha extendido a otros 19 países de América y Europa, según el sitio web Pango Lineages, que reúne a expertos en vigilancia genómica de diversas universidades y centros de investigación.

Por ahora, los lugares con más casos de covid-19 relacionados con esta variante son Estados Unidos, Colombia, España, México y Holanda.

¿Qué tiene de diferente esta variante y qué ya sabe la ciencia al respecto?

Actualmente, la B.1.621 forma parte de una “lista de alerta” de la Organización Mundial de la Salud junto con otras versiones virales que necesitan ser monitoreadas y estudiadas.

Como es relativamente nueva, aún no fue nombrada con una letra griega, como sucedió con la variante Alfa (Reino Unido), la Beta (Sudáfrica), la Gama (Brasil) y la Delta (India).

Gráfico de las 11 variantes del coronavirus

BBC

Una sopa de letras y números

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Europa señala que la B.1.621 trae al menos cinco mutaciones importantes en la proteína de espiga, la estructura que se encuentra en el exterior del coronavirus y es responsable de pegarse en los receptores de nuestras células y dar inicio a la infección.

Cuatro de estas alteraciones genéticas (E484K, N501Y, D614G y P681H) ya se habían observado en otras variantes más preocupantes, como Alfa, Beta, Gamma y Delta. Perola mutación R346K parece ser nueva y no se ha descrito en otras versiones del virus.

Estas modificaciones en el código genético pueden hacer que el agente infeccioso sea aún más transmisible, lo que representa un peligro para el control de la pandemia.

El CDC europeo también informó que esta variante podría tener algún impacto en la inmunidad obtenida después de haber pasado la covid-19 o por vacunación, pero esto aún debe estudiarse más a fondo.

Presencia en Colombia

En la práctica, esta versión del coronavirus parece haberse propagado con relativa facilidad a ciertos lugares.

Según información de Gisaid, una iniciativa de vigilancia genómica global, la variante representa el 24% de todas las muestras recolectadas y analizadas en Colombia.

En algunas localidades, como Córdoba, Bolívar, Atlántico y Chocó, ya está presente en más del 60% de todas las investigaciones genéticas realizadas desde principios de año.

La situación de la pandemia en Colombia, de hecho, es muy preocupante: el país latinoamericano tiene actualmente el tercer peor promedio móvil de muertes del mundo (solo por detrás de Namibia y Túnez).

Ataúdes en una sala en una ciudad próxima a Bogotá, en Colombia,

Getty Images
Colombia registra 4,5 millones de casos y 113.000 muertes por covid-19.

Pero, ¿esta variante tiene algo que ver? Se desconoce. Colombia no cuenta con un sistema bien estructurado de vigilancia genómica del coronavirus, que realice una gran cantidad de pruebas diarias. Por eso, no se puede conocer con exactitud la presencia y el impacto de las variantes en el país.

Aun así, la B.1.621 ha llamado la atención del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Salud.

En un artículo publicado en mayo, muestran su preocupación por “el rápido aumento de la frecuencia” de esta variante “en poco tiempo”, especialmente en ciudades que “parecían estar cerca de una eventual inmunidad colectiva”.

La situación en Brasil

El virólogo Fernando Spilki, profesor de la Universidad Feevale de Rio Grande do Sul, señala que, por ahora, no hay razón para entrar en pánico con la variante B.1.621.

“Hay pocos casos reportados en Brasil. Está claro que hay que monitorearla, pero los datos de Colombia y otros países no indican mayor agresividad, a pesar del aumento de casos en algunas regiones”, evalúa.

“Tampoco tenemos datos sobre una posible resistencia de esta nueva variante a las vacunas ya disponibles”, agrega el especialista.

Según una nota difundida por el gobierno de Mato Grosso, los casos de covid-19 provocados por esta versión del coronavirus fueron detectados en dos hombres de 37 y 47 años, que formaban parte de las delegaciones de fútbol de Ecuador y Colombia, respectivamente.

El 13 de junio, los dos países se enfrentaron en la primera ronda de la fase de grupos de la Copa América. El partido se desarrolló en Cuiabá.

Arena Pantanal

Getty Images
El Arena Pantanal, en Cuiabá, Mato Grosso, uno de los estadios donde se jugó la Copa América.

La buena noticia, según información de las autoridades de Mato Grosso, es que los dos pacientes fueron aislados en un hotel luego de su diagnóstico y permanecieron en cuarentena hasta que recibieron un certificado que les permitía regresar a sus países de origen.

Pero aunque el protocolo posterior al diagnóstico se siguió estrictamente, no se sabe si los dos hombres tuvieron contacto con otras personas antes de someterse a los exámenes.

Por lo tanto, existe el riesgo de que hayan extendido la variante por todo el país, de ahí la necesidad de monitorear de cerca la situación y ver si la B.1.621 gana terreno en territorio brasileño o no.

Aún en el terreno de la incertidumbre, no es posible determinar si esta variante causará mayor daño en Brasil, donde están en circulación otras versiones del coronavirus que son bastante dominantes, como el caso de la Gama, detectada originalmente en Manaus).

Independientemente de las mutaciones en la espiga del virus o del mayor potencial de virulencia, una cosa es cierta: las medidas preventivas contra la covid-19 siguen siendo eficaces y necesarias.

Por ello, es importante reforzar la distancia física, el uso de mascarillas (preferiblemente la PFF2 o N95), la higiene de manos y la circulación del aire en las habitaciones. Otra medida esencial es tomar ambas dosis de la vacuna.

Las vacunas disponibles siguen siendo eficaces contra las variantes ya descubiertas y, con un buen número de personas vacunadas, consiguen evitar que otras versiones aún más peligrosas del coronavirus aparezcan en algún rincón del planeta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw&t=8s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.