Universidades del Bienestar aún sin planteles, ni claridad en gastos: Coneval
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Las Universidades del Bienestar aún sin planteles, certificación, ni claridad en el gasto: Coneval

El Coneval detectó que los primeros alumnos fueron recibidos en sedes provisionales sin tener listos los lineamientos de operación y de evaluación.
Cuartoscuro Archivo
8 de julio, 2020
Comparte

En su primer informe del 5 de abril de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que 15 mil alumnos ya estaban estudiando en las nuevas universidades del Bienestar Benito Juárez, uno de los principales proyectos de su gobierno, aunque hasta ese momento no había información sobre la dirección de los supuestos planteles para poder comprobarlo.

Ahora, con la reciente evaluación del programa realizado por el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) se confirma que los primeros planteles comenzaron a construirse en noviembre de 2019 y recibieron a alumnos en sedes provisionales antes de tener listo si quiera la identificación del problema que el programa pretende resolver, análisis de la pertinencia de las carreras, las sedes, lineamientos de operación, gasto o evaluación; elementos que en algunos casos siguen aún pendientes este año.

El Coneval también reconoció como acierto que el programa busque “elaborar la propuesta pedagógica con base en las necesidades sociales, culturales y económicas de las regiones”, y considera la propuesta educativa como “innovadora”, pues toma en cuenta las desigualdades en los conocimientos adquiridos durante el bachillerato y por ello, al inicio de las carreras se realiza una valoración  diagnóstica y un curso de recuperación de conocimientos.

Lee: Maestros de Universidades del Bienestar denuncian irregularidades en pagos y contrataciones

Sin embargo, el problema es que no está aterrizado. El diseño del programa que incluye identificación del problema para identificar si es pertinente y por qué, el tipo de población al que estará dirigido y, sobre todo, los objetivos que pretende alcanzar y la medición de los mismos para determinar si realmente logrará un beneficio aún no está claro.

Las fallas

En diciembre de 2019, días después de asumir la presidencia, el presidente López Obrador presentó el programa de 100 Universidades del Bienestar en el que sería el primer plantel en la Escuela Normal el Mexe, que había sido cerrada en 2004 y que estaría a cargo de la Secretaría de Educación Pública.

Animal Político hizo decenas de solicitudes de transparencia para conocer el proyecto, pero la respuesta recurrente era “inexistencia” de la información. Ahora se confirma que así era, pues el “Diagnóstico del programa U083. Programa Universidades para el Bienestar Benito Juárez García”, se hizo hasta junio 2019, explica el Coneval en su evaluación.

En el diagnóstico, los programas deben establecer cuáles son las causas y los efectos de la problemática que se busca atender, pero en este caso algunos de los datos presentados no incluyen las fuentes de información y otros no están actualizados. Tampoco “distingue entre grupos poblacionales que podrían presentar en mayor media el problema y no se presenta un análisis de la evolución del problema a través del tiempo”.

Aún cuando en la página de internet de las Universidades ya hay información respecto a los programas de estudio, no todos tienen certificación, y aunque se enlista los municipios donde estarán los planteles, todavía no ubican el terreno preciso donde estarán, pese a que ya reportan a jóvenes inscritos tomando clase.

“En el diagnóstico se mencionan las áreas de estudio en las que se enfocan las carreras que se impartirán en los planteles; sin embargo, no se menciona cuáles serán éstas, en cuánto tiempo se definirán, ni cómo se determinarán las necesidades de supervivencia prioritarias de las comunidades a partir de las cuáles se asignan las carreras en cada universidad”.

Y si bien el programa ha avanzado en el registro de algunas de las carreras para la obtención de una certificación y validez oficial, no lo han logrado con todos, por lo tanto, “esta situación pone en riesgo la posibilidad de emitir de títulos y cédulas profesionales de las y los alumnos que están inscritos actualmente en alguna Universidad que coordina la intervención”.

Sobre la decisión de dónde abrirían los 100 planteles, el Organismo Coordinador del programa, a cargo de Raquel Sosa, informó los municipios seleccionados, pero de ellos, “sólo 36 cumplen con el supuesto de estar ubicadas en localidades que tienen entre 15,000 y 45,000 habitantes”, elemento principal esta decisión.

Además, aunque al momento de la realización del informe ya se habría comenzado las actividades correspondientes a la instalación y/o rehabilitación de 85 centros educativos, “se tiene poca claridad sobre los criterios que se utilizaron para la designación del monto por proyecto, los procedimientos en la compra de materiales y la contratación de personal”.

Lee: Jóvenes Construyendo el Futuro: nadie verifica que becarios salgan capacitados, dice Coneval

El programa ofrece además que aquellos jóvenes que provengan de comunidades alejadas al plantel, podrán ser recibidos en las casas de las familias que vivan cerca de las universidades, pero hasta el momento no hay lineamientos precisos respecto a  “¿cuáles son los mecanismos que utilizará el programa para identificar en los municipios a las familias que quieren colaborar con el programa en el hospedaje de los jóvenes? ¿Cómo se garantizará la privacidad, los gastos monetarios y la seguridad del estudiante?”, cuestiona el Coneval.

Además, el programa define como objetivo “contribuir a la política social mediante la incorporación de personas con bachillerato terminado a estudios de nivel licenciatura pertinentes al desarrollo económico y social de localidades, municipios y regiones en situación de pobreza y marginación”.

Pero el Coneval advierte que se trata de “un objetivo mayor al que el programa contribuye y su logro no está controlado por los responsables de la intervención”, pues el programa se trata de ofrecer opción de educación superior en zonas de alta marginación.

El objetivo que debería buscar sería el egreso (eficiencia terminal) de los jóvenes beneficiarios de las Universidades, pues “constituye un resultado de mayor alcance y con efectos documentados sobre los niveles de ingreso y condición de formalidad laboral de la población; en tanto que el “acceso” a estudios universitarios se considera un medio para lograr resultados que se traduzcan en mejores oportunidades, si bien es fundamental, “el acceso por sí mismo no garantiza la transformación de las condiciones sociales y económicas de la población”.

La Evaluación

De acuerdo con la Ley General de Desarrollo Social, todos los programas sociales realizados por la Federación, como parte de su política social, deben ser sometidos a evaluaciones para determinar su eficacia por parte del Coneval.

Lee: Coneval ve fallos en programas insignia de AMLO; gobierno ignora recomendaciones

Gracias a esta obligatoriedad legal, los ciudadanos se han enterado que, por ejemplo, la Cruzada Nacional contra el Hambre, la principal estrategia contra la pobreza durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en realidad no combatía el hambre.

También ha evaluado Progresa, que funcionó en el sexenio de Ernesto Zedillo, luego cambiaron el nombre a Oportunidades en el gobierno de Vicente Fox, y a Prospera con Enrique Peña Nieto. Todos, programas de combate a la pobreza con cambios menores en su diseño.

Y aunque las evaluaciones advirtieron los beneficios o avances, también alertaron permanentemente sobre mejoras para evitar el uso clientelar y político, como lo advierte el libro “El Progresa-Oportunidades-Prospera a 20 años de su creación”.

Los informes de Evaluación de diseño con trabajo de campo 2019-2020 presentados este lunes, son las primeras revisiones que hace el Coneval a los programas del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha centrado su política justamente en programas sociales, sobre todo aquellos de entrega de dinero de manera directa.

Los informes aplican una serie de metodologías para evaluar a los programas y hacer recomendaciones para su mejora. Sin embargo, en algunos casos, como con las Universidades del Bienestar, los funcionarios a cargo de los programas rechazaron la evaluación al considerar que los evaluadores no entienden los programas y son prejuiciosos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Justin Trudeau: el nuevo escándalo que tiene en crisis al primer ministro

Un millonario programa de becas para ayudar a jóvenes estudiantes ha puesto al primer ministro de Canadá y su familia en el foco mediático. Te contamos por qué.
27 de julio, 2020
Comparte
Justin Trudeau

Reuters
El último escándalo que salpica a Justin Trudeau se ha producido en plena pandemia.

Cuando el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, llegó al poder en 2015, prometió una nueva forma de hacer política. Pero ahora se enfrenta a su tercer escándalo relacionado con cuestiones éticas. ¿Qué está pasando?

El gobierno de Canadá anunció en junio que elegía a la organización WE Charity, conocida sobre todo por sus conferencias WE Day a las que acuden numerosas celebridades, para que administrara un nuevo programa de becas para estudiantes afectados por el desplome económico.

¿Cómo derivó esa decisión en acusaciones de favoritismo y conflicto de intereses, dos investigaciones federales, el foco puesto en la familia Trudeau y llamados a la renuncia del primer ministro?

Esta es una guía para comprender este último escándalo político en Canadá.

La familia de Trudeau bajo la lupa

Trudeau se enfrenta a su tercera investigación por conflicto de intereses en sus cinco años en el poder por la decisión de su gabinete de otorgarle un contrato valorado en US$43 millones a la organización WE Charity de Canadá.

Sophie Gregoire Trudeau y su esposo el primer ministro Justin Trudeau en un evento de WE

Getty Images for We Day
El primer ministro canadiense y su esposa han participado en eventos de la organización We Charity.

El programa de US$680 millones estaba diseñado para conectar a estudiantes graduados de la secundaria con opciones de trabajo voluntario pagado para compensar la pérdida de los empleos de verano previstos a causa de la pandemia.

Posteriormente se supo que la madre y el hermano de Trudeau recibieron dinero en el pasado por hablar en distintos eventos de WE.

Margaret Trudeau recibió poco más de US$185,000 por hablar en 28 eventos de WE en cuatro años, y el hermano del primer ministro, Alexander, recibió unos US$23,000 por hablar en ocho eventos entre 2017 y 2018.

Trudeau también ha hecho frecuentes apariciones, incluido su primer evento de WE en 2007, según el sitio de noticias iPolitics. Su esposa, Sophie Gregoire-Trudeau, fue la locutora de un podcast de temas de bienestar para la organización.

Sophie Grégoire-Trudeau,con la exprimera ministra de Australia Julia Gillard y la cantante Leona Lewis

Getty Images
La esposa de Trudeau, Sophie Grégoire-Trudea (izda.), es embajadora del programa de bienestar de WE.

El primer ministro no se retiró de las discusiones relacionadas con la decisión de darle el contrato a WE y hace dos semanas se disculpó por ello.

El organismo federal de supervisión ética ha confirmado que está investigando el asunto.

“Este país está gobernado por un pequeño círculo de élites y hay un culto a quienes pertenecen al círculo que refuerza ese sistema, que produce este tipo de escándalos de forma bastante rutinaria”, opina el teórico político canadiense David Moscrop.

“Ese es el problema estructural, que Canadá termina siendo un pequeño país gobernado por un pequeño grupo de personas”.

El programa de becas tenía ya más de 35,000 solicitudes y 83 socios no lucrativos.

El ministro de Finanzas bajo presión

Al igual que los Trudeau, la familia del ministro de Finanzas, Bill Morneau, tenía vínculos con WE. Dos de sus hijas están relacionadas con la organización, una de ellas como empleada.

ministro de Finanzas, Bill Morneau

Reuters
El ministro de Finanzas, Bill Morneau ha reconocido haber cometido errores.

Morneau testificó hace unos días ante un comité de finanzas de la Cámara de los Comunes que investiga el hecho de que su familia realizara dos viajes humanitarios, a Kenia y Ecuador, para ver el trabajo de WE en el extranjero.

El ministro reconoció que recientemente se dio cuenta de que no había pagado alrededor de US$30,000 en gastos de viaje para esas visitas y firmó un cheque para compensarlo.

La organización dijo en un comunicado que, aunque los viajes eran por invitación, el ministro ha desembolsado la cantidad que le hubieran cobrado si hubiera pagado en ese momento.

WE dijo que regularmente organiza visitas para “filántropos bien conocidos”, como Morneau y su esposa, que proceden de ricas familias canadienses.

Los partidos de la oposición piden que renuncie o que sea despedido por los viajes, ya que consideran que violan las reglas éticas.

El académico Moscrop sugiere que si bien el retraso en el pago de los viajes pudo haber sido “un descuido en lugar de malicia”, esta forma de actuar puede generar “cinismo, enojo y frustración. Todo ello en tiempos de una pandemia es doblemente problemático”.

El ministro de Finanzas está actualmente bajo investigación por posibles abusos éticos por no haberse recusado tampoco de las discusiones relacionadas con el contrato a WE, por lo que también se ha disculpado.

Escrutinio sobre WE

La organización WE fue fundada hace 25 años por los hermanos Craig y Marc Kielburger en la casa de sus padres en Ontario, Canadá, cuando Craig tenía 12 años.

Conocida anteriormente como Free the Children (“Liberen a los niños”), la organización se centró en poner fin a la explotación infantil y rápidamente se ganó el reconocimiento internacional.

Sus cofundadores se convirtieron en celebridades locales y aparecieron en programas de televisión como el Show de Oprah Winfrey y 60 Minutes en Estados Unidos.

Sus conferencias motivacionales, llamadas WE Day, se han convertido en un antes y un después para muchos jóvenes canadienses, a quienes les atrae su mensaje de que pueden cambiar el mundo y su lista de conferenciantes y artistas famosos.

Hermanos Kielburger

AFP
La organización WE fue fundada a mediados de los 90 por los hermanos Kielburger.

Actualmente es una organización de amplio alcance que opera en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos.

Ante la polémica, WE se retiró del programa de becas este mes por haberse visto “enredado en la controversia desde el momento del anuncio”, según informó la organización.

Pero el escrutinio sobre el contrato se ha extendido a la propia organización, abriendo interrogantes sobre su estructura en expansión, los lazos entre la rama de empresa social, sus entidades caritativas y su cultura interna.

El viernes, el periódico canadiense The Globe and Mail reportó que algunos socios y patrocinadores, incluidas la Fundación de la Reina de Inglaterra y la aerolínea Virgin Atlantic, están revisando su relación con WE.

A mediados de julio, la organización dijo que ha decidido realizar cambios estructurales y de gobernanza y volver a concentrarse en su mandato original de desarrollo internacional, y que contratará consultoras externas para una revisión.

Impacto sobre el apoyo a Trudeau

Los liberales federales de Trudeau todavía tienen una ligera ventaja sobre sus oponentes conservadores, pero sondeos de opinión sugieren que la controversia les está pasando factura.

Trudeau

Getty Images
Justin Trudeau, de 47 años, llegó al poder como primer ministro de Canadá en 2015.

El apoyo al partido Liberal Nacional ha caído desde que la noticia salió a la luz, al igual que el índice de aprobación de Trudeau, según una encuesta de Abacus Data del 20 de julio.

Las reacciones al manejo que ha hecho el gobierno del tema son negativas por todo el país, también dentro del 40% de personas que votaron por los liberales en las elecciones del año pasado, según el sondeo.

Probablemente seguirá siendo noticia por un tiempo.

Trudeau tiene un gobierno en minoría, lo que hace que los partidos de oposición tengan más control sobre la agenda y cuenten con las herramientas para “alargarlo todo lo que sea posible” (el escándalo), apunta el analista Moscrop.

A petición de los conservadores en la oposición, el primer ministro comparecerá ante el comité investigador de la Cámara de los Comunes en los próximos días. Y también lo harán los Kielburger.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6CuOQEZRNZs&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.