Esto es lo que se sabe de la desaparición de turistas en Vallarta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Balacera, un muerto, y reporte de secuestro: lo que se sabe de la desaparición de turistas en Vallarta

La Fiscalía de Jalisco confirmó el deceso de uno de los turistas, aunque aseguró que no tiene denuncia por secuestro o desaparición.
Cuartoscuro Archivo
26 de julio, 2020
Comparte

El pasado sábado 18 de julio, un grupo de entre 13 y 14 jóvenes empresarios que salió de Guanajuato a bordo de cuatrimotos y camionetas todoterreno para completar la ruta turística conocida como “Vallartazo” fue atacado por un convoy en el puerto turístico de Vallarta, en el estado de Jalisco.

La nota del suceso fue publicada ayer sábado por Reforma. De acuerdo con la información de este diario, uno de los turistas murió víctima de los disparos del convoy armado y otros más continúan desaparecidos a una semana de los hechos.

La Fiscalía de Jalisco confirmó el deceso de uno de los turistas, aunque aseguró que no tiene denuncia por secuestro o desaparición.

Lee: Ataque a turistas en Puerto Vallarta deja un muerto; “no hay denuncias por desaparición”, dice Fiscalía

Esto es lo que, hasta ahora, se sabe del caso.

El paso a paso

De acuerdo con lo expuesto por la Fiscalía, el grupo estaba compuesto por entre 13 y 14 personas, de los cuales, algunos ya se conocían entre sí de hace tiempo, y otros solo se conocían por el nombre o el apodo.

El punto de partida de la ruta turística conocida como “Vallartazo” fue la carretera León-Lagos de Moreno. Los jóvenes, entre los que había pequeños empresarios, salieron de este lugar a bordo de cuatrimotos tipo RZR, pick ups con remolques, y camionetas todoterreno.

El primer destino al que llegaron fue Ameca, una localidad de Jalisco. De ahí siguieron hasta llegar a Mixtlán, luego al pueblo mágico de Mascota, y luego a San Sebastián del Oeste. En todos estos lugares hicieron paradas en el camino para revisar los vehículos, descansar, y tomar alimentos.

Finalmente, alrededor de las cuatro de la tarde del sábado 18 de julio, llegaron a Puerto Vallarta, aunque no lo hicieron todos juntos.

Según la Fiscalía, el grupo se dividió en dos. Uno llegó a la playa Boca de Tomates, en donde hicieron otra parada para tomar alimentos. Y el otro grupo, compuesto por los vehículos todoterreno, fue a pasear al malecón de Puerto Vallarta.

Una vez ahí, contactaron al grupo que estaba en la playa Boca Tomates. Se reunieron de nuevo y fueron a buscar el hospedaje que ya tenían contratado para su estancia en Vallarta.

El caos

Y, a continuación, cuando transitaban por la Avenida Fluvial, cerca del cruce con la Avenida Grandes Lagos, en el fraccionamiento Fluvial Vallarta que está a unos pocos metros del mar, fue cuando otro convoy de vehículos les cerró el paso “de manera imprevista” y “empieza el caos”.

“(Los jóvenes) tratan de huir. Entonces, ocurre una balacera y una persona queda herida en el lugar. Otros logran huir a pie, y otros en el vehículo, y luego llegan las autoridades de la policía municipal y elementos del Ministerio Público”, expuso en conferencia el fiscal jalisciense, Gerardo Octavio Solís.

Poco después, el vacacionista herido falleció en un hospital como consecuencia de los impactos de bala que sufrió, confirmó la Fiscalía. Al parecer, la víctima es un empresario dedicado al transporte de materiales para la construcción.

Las confusiones 

¿Pero qué pasó con el resto de los vacacionistas que integraban el grupo?

Aquí es donde empiezan las confusiones.

El diario Reforma publicó ayer que, a una semana de los hechos, varias de las víctimas siguen secuestradas.

Pero, también ayer, la Fiscalía aseguró que no tienen denuncias por desaparición de personas, o secuestro, por este suceso en concreto. Y que la Fiscalía del estado vecino, Guanajuato, tampoco tiene reporte alguno en este sentido.

“Desde ese día, estamos trabajando en la búsqueda de personas desaparecidas y para esclarecer el homicidio. Pero es importante mencionar que no tenemos ninguna denuncia de personas desaparecidas”, recalcó el fiscal de la entidad, que también dijo que no hay reportes de que los agresores pidieran un rescate a familiares de las víctimas.

Por su parte, el diario AM publicó ayer que varios de los vacacionistas secuestrados ya fueron liberados, pero no presentaron denuncia.

En cuanto a quiénes integraban el convoy armado que atacó a los turistas, el diario Reforma publicó que en el ataque estaría involucrado el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La Fiscalía, por su parte, solo refirió que sospecha que se trata de “una célula criminal de alta peligrosidad”, pero no ofreció más detalles.

Tanto Guanajuato como Jalisco se encuentran en el área de influencia del Cártel Jalisco Nueva Generación. Actualmente, ambas entidades están entre las más violentas de México.

Guanajuato ocupa el lugar número cuatro de más asesinatos por cada 100 mil habitantes, solo por detrás de Colima, Baja California, y Chihuahua.

Mientras que en Jalisco suman 888 asesinatos en apenas seis meses -148 cada mes-. Además, Animal Político publicó el pasado 24 de junio, que en apenas un año y medio de la nueva administración ya suman 428 cuerpos de personas asesinadas que fueron halladas en fosas clandestinas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Agresión de policías a músico reenciende protestas en Francia por polémica ley de seguridad

El ataque a un productor de música negro, que fue golpeado por policías de París, ha elevado la indignación en Francia en momentos en que el gobierno promueve una polémica ley de seguridad.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Los policías involucrados “han manchado el uniforme de la república”, sentenció este viernes el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.

Y es que la golpiza que recibió el productor de música Michel Zecler el pasado 21 de noviembre ha indignado al país luego de que se diera a conocer un video del incidente que tuvo con policías en París.

Un caso que ha reavivado las protestas que se registran en el país por una ley de seguridad que propone el gobierno y que los manifestantes advierten hará invisibles casos de abuso de las fuerzas del orden.

Las imágenes de una cámara de seguridad, difundidas primero por el sitio de noticias Loopsider, muestran a tres agentes pateando y golpeando con porras a Zecler, cuando este entraba a su propio estudio musical.

El productor de Black Gold Studios presuntamente se había cruzado con una patrulla y, al no llevar puesta una mascarilla, trató de entrar rápido a su oficina para evitar ser multado.

Tres agentes lo siguieron e ingresaron al estudio para sacarlo a la calle. Para conseguirlo, hicieron uso de la fuerza, hecho que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dice que es “inaceptable” y “vergonzoso.

Tras pedirles ayuda, artistas que estaban en el estudio consiguieron liberarlo de los agentes y cerrar la puerta, pero los policías reingresaron y lanzaron una granada lacrimógena en el interior.

Zecler asegura que, además de ser golpeado, fue objeto de insultos racistas por ser negro durante los cinco minutos de golpiza que le dejó hematomas en todo el cuerpo, además de necesitar puntos en la cabeza.

Inicialmente había sido acusado de violencia y resistencia al arresto, pero los fiscales desestimaron los cargos y en su lugar abrieron una investigación contra los agentes.

“Me atacaron personas que deberían haberme protegido. No hice nada para merecer esto. Solo quiero que estas tres personas sean castigadas según la ley”, dijo Zecler a la prensa afuera de la jefatura de policía el jueves, a la que llegó con su abogado para presentar una denuncia.

Los tres policías que aparecen en el video han sido suspendidos y están bajo investigación. Fueron interrogados el viernes.

Pero este caso y otros de uso excesivo de la fuerza solo ha reavivado las protestas en el país contra el gobierno de Macron.

Una protesta en París

EPA
Miles de manifestantes tomaron las calles, a pesar de las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se manifestaban en París este sábado.

Los enfrentamientos comenzaron después de que algunos en la multitud arrojaron piedras y fuegos artificiales a los agentes. Autos fueron incendiados y se levantaron barricadas.

Una protesta en París

Reuters
Hubo algunos disturbios en París durante una marcha multitudinaria.

Macron exigió el viernes una respuesta rápida de sus subalternos para reconstruir la confianza entre la policía y los ciudadanos. Dijo que Francia nunca debería “resignarse a la violencia” o “dejar que prospere el odio o el racismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo estar “profundamente conmocionada” por este “acto intolerable”.

El ojo sobre la policía

El gobierno francés ha emprendido un controvertido proyecto de ley de seguridad, que según los opositores podría socavar la capacidad de los medios para examinar el comportamiento de la policía.

El artículo 24 del proyecto de ley tipifica como delito la publicación de imágenes de policías o soldados en las redes sociales que puedan afectar a los uniformados en su seguridad física y psicológica.

Los críticos de la legislación dicen que sin tales imágenes, ninguno de los incidentes como el de Zecler, o el desalojo de un campamento de migrantes la semana pasada en París, habría salido a la luz.

El gobierno argumenta que el nuevo proyecto de ley no compromete los derechos de los medios de comunicación ni de los ciudadanos comunes a denunciar los abusos policiales.

Una protesta en París

Reuters
Tras las protestas, el artículo 24 del proyecto de ley ha sido enmendado.

Ante las críticas, el gobierno agregó una enmienda, especificando que el artículo 24 “sólo tendrá como objetivo controlar la difusión de imágenes claramente dirigidas a dañar la integridad física o psicológica de un oficial de policía o soldado”.

Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con un año de prisión o con una multa de hasta 45.000 euros (US$53.800).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.