López Gatell pide no buscar culpables y aboga por corresponsabilidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
 FOTO: ANDREA MURCIA/CUARTOSCURO.COM

López Gatell pide no buscar culpables, "es poco útil", dice, y aboga por corresponsabilidad

El funcionario pidió a cada uno de los mexicanos que “tome cartas en el asunto” porque el virus estará en forma de pandemia al menos hasta octubre.
 FOTO: ANDREA MURCIA/CUARTOSCURO.COM
11 de julio, 2020
Comparte

El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, abogó por la “corresponsabilidad” y pidió no buscar culpables por la epidemia de COVID-19.

En la conferencia vespertina anunció que espera que el domingo o el lunes se informe sobre el nuevo semáforo que determina el grado de apertura de las entidades federativas. “Ayer expresé que identificamos inconsistencias y las estamos revistando sistemáticamente”.

Lee: Salud no presenta semáforo COVID-19 y señala a estados de dar ‘información inconsistente’

Anunció también un sistema “riguroso y detallado” para supervisar los datos que ofrezcan los estados”.

“Llamamos a la corresponsabilidad de todas y todos. Corresponsabilidad implica que todas y todos tenemos algo que hacer”, dijo López Gatell. En su opinión, las sociedades tienden a “buscar culpables” en interpretaciones que son “poco productivas”. 

“¿Quién fue responsable de que este virus mutara?”, preguntó en diversas ocasiones. Recordó que la mutación de un organismo como el virus es un fenómeno biológico “que ocurre en el mundo desde hace milenios”.

“¿Quién es culpable de eso? Nadie en particular. No tiene sentido pensar que hay una persona, dos, o siete. No hay personas responsables”, dijo. 

Lee: México acumula más de 295 mil casos de COVID y 34 mil 730 muertes confirmadas

“Uno puede identificar y analizar que el modo de vida humano particularmente durante el siglo XX y los pocos años del siglo XXI es el fenómeno responsable de esto. Pero no se puede ver que hay una persona responsable. No se trata de una cosa de personas”, insistió.  

En este sentido, López Gatell consideró que “las lecciones útiles que la humanidad puede tomar no tienen que ver con culpar a una persona identificable por nombre y apellido, sino a un modo de vivir, de relacionarnos, entre nosotros, en sociedad y con el planeta”.

“No se trata de entrar a un reduccionismo, acaso simplista, de que esta persona es culpable o aquella persona es culpable y generar confrontaciones. Este no es un tipo de racionamiento útil”, insistió.

Un día después de señalar a los estados y afirmar que casi todos ellos llevan un rezago de al menos el doble en los datos que ofrecen al gobierno federal, López Gatell cambió el tono. 

“Agradecemos y felicitamos la acción generalmente dedicada y responsable de todas las autoridades sanitarias de este país. Estas son el presidente de la República, el Consejo de Salubridad, el secretario de Salud y los gobiernos estatales. Todo el mundo esta enfocado en la tarea y haciendo acciones positivas”, afirmó. 

Ahora el mensaje estaba centrado en los ciudadanos y no en las administraciones. Aunque aseguró que lo quiso decir la víspera era que “no vean a su gobierno estatal o municipal como responsable único”. 

Pidió a cada uno de los mexicanos que “tome cartas en el asunto” porque el virus estará en forma de pandemia al menos hasta octubre, pero podría ser que su presencia generalizada se alargue por espacio de dos o tres años a nivel mundial. 

“De nada sirve pensar que las acciones de prevención solo tienen que venir del gobierno”, afirmó. “Todos somos parte de esto y lo importante es incorporar a la vida propia y de los cercanos y de todos ciertas prácticas que son relativamente sencillas: sana distancia; si no hay necesidad de salir, no salir, si no es para algo imperativo; proteger estornudo; utilizar el cubrebocas como instrumento auxiliar de prevención particularmente en espacios cerrados”. 

Por segunda vez desde que la pandemia se extiende en México, López Gatell se puso el cubrebocas en público y reiteró su utilidad “en espacios cerrados y transporte público”. 

“Los cubrebocas pueden ser un mecanismo útil, eficaz, para interferir con la propagación de secreciones respiratorias desde las personas que no queremos que proyecte los virus. Es menos sólida la evidencia sobre la utilidad como barrera de protección a las personas que no se quieren infectar”, dijo. 

Preguntado sobre el semáforo, López Gatell remarcó que los colores que identifican a los estados siguen vigentes hasta el lunes. Dijo que espera que el domingo o el lunes pueda modificarse el estatus de los estados, una vez que se hayan revisado las “inconsistencias” que había denunciado la víspera. 

También quisieron saber la opinión de López Gatell hacia la apertura de la CDMX. El doctor abogó por no culparse “los unos a los otros”. “En lugar de señalar, todas y todos tengan conciencia de que seguimos en medio de una pandemia”, dijo.

Gobernadores del PAN piden reunión con Alcocer 

Mientras el subsecretario lanzaba este mensaje conciliador tras los señalamientos de la víspera, los nueve gobernadores del PAN agrupados en la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional anunciaron que pedirán una reunión con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, para pedirle explicaciones por las afirmaciones de López Gatell, que señaló a los estados por no dar información fidedigna para elaborar el semáforo.

Los gobernadores de Aguascalientes, Tamaulipas, Yucatán, Quintana Roo, Durango, Baja California Sur, Guanajuato y Querétaro participaron en un acto conjunto y posteriormente anunciaron su acción común. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de julio, 2021
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.