Lozoya dejó boquete de 23,500 mdp en Pemex con 111 presuntos desvíos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Lozoya dejó boquete de 23,500 mdp en las finanzas de Pemex con 111 presuntos actos de corrupción

Hasta ahora solo hay una denuncia de la ASF por dichos quebrantos. Expertos alertan sobre el riesgo de que los desvíos no sean reparados.
Cuartoscuro Archivo
28 de julio, 2020
Comparte

Entre 2013 y 2016, la administración de Emilio Lozoya en Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó un boquete de más de 23 mil 500 millones de pesos en los recursos y finanzas de la empresa del Estado y sus subsidiarias, como resultado de 111 presuntos actos de corrupción, malos manejos y posibles desvíos detectados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Sin embargo, aunque han transcurrido cuatro años desde que la gestión de Lozoya al frente de Pemex terminó, hasta ahora el destino de todo ese dinero sigue sin aclararse y los quebrantos al erario permanecen impunes.

Entérate: Audiencia privada de Lozoya viola principio de transparencia y máxima publicidad: Artículo 19

Los malos manejos en Petróleos Mexicanos y en sus distintas subsidiarias fueron documentados sistemáticamente por la ASF mediante la aplicación de auditorías financieras y forenses; estas últimas de mayor profundidad ante las sospechas de presuntos actos de corrupción en la principal empresa estatal del país.

Como resultado de dichas investigaciones, se detectaron irregularidades en el manejo de recursos públicos en Pemex y en seis de sus subsidiarias en el periodo de la gestión de Lozoya, es decir, de 2013 a 2016. El monto del quebranto, según datos actualizados de la ASF, es de 23 mil 529 millones de pesos.

El mayor boquete se ubica en la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP), donde existe un faltante de 17 mil 537 millones de la empresa. Le sigue un posible quebranto de 3 mil 980 millones en recursos manejados entre la empresa y la filial P.M.I. Comercio Internacional.

A ello se suman malos manejos detectados en la subsidiaria Pemex Transformación Industrial por 1 mil 400 millones de pesos que no aparecen hasta la fecha, a los que se suman otros 416 millones de pesos posiblemente desviados desde las oficinas corporativas. El resto de las irregularidades corresponden a las subsidiarias Pemex Fertilizantes, Pemex Logística y Pemex Refinación.

Los montos referidos se desprenden de 111 irregularidades graves detectadas por los auditores al revisar las cuentas públicas de los años mencionados.

Las anomalías van desde recursos no ejercidos que tampoco fueron devueltos, hasta el pago por obras incompletas o inexistentes, inversiones en bienes con precios arriba del mercado o con avalúos injustificados, penalizaciones no cobradas por incumplimientos en diversos procedimientos, y hasta transferencia de recursos sin justificación alguna.

Hoyo negro de dinero… una sola indagatoria

Cada una de las irregularidades detectadas en Pemex implica millones de pesos que, de no ser aclarados – como no ha ocurrido en cuatro años – tienen que ser devueltos, lo que tampoco ha sucedido. Se trata de posibles fraudes al erario que de confirmarse dan pie a diversos delitos federales.

No obstante, hasta ahora la ASF solo ha presentado una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR) y está relacionada con el posible quebranto de más de 3 mil 500 millones de pesos que dejó la inversión en el complejo de Agronitrogenados, y que involucró a Pemex y a su filial P.M.I. Internacional.

Dicha inversión estuvo centrada en la adquisición de una planta de fertilizantes con la empresa Altos Hornos por las cuales, según las evaluaciones de los auditores, se llegó a pagar hasta diez veces más de su valor real no solo de las naves industriales, sino también de los equipos.

De acuerdo con otra indagatoria de la FGR, Lozoya habría recibido presuntos sobornos de hasta cuatro millones de dólares a cambio de que Pemex cerrara este trato, lo que dio pie a una de las órdenes de aprehensión en su contra que derivaron en su extradición a México. No obstante, la indagatoria por los recursos mal invertidos y posiblemente desviados detectados por la Auditoría continúa en integración.

En cuanto al resto de las irregularidades detectadas y el monto observado, en su momento autoridades de la ASF indicaron a este medio que se preparaban los dictámenes técnicos para la presentación de nuevas denuncias en próximos meses.

Reparación del daño en riesgo

Para que el daño económico causado por la gestión de Lozoya en Pemex pueda ser reparado, se requiere que Pemex y sus subsidiarias devuelvan los recursos no ejercidos o que paguen por la afectación patrimonial causada por las distintas inversiones irregulares, lo que no ha ocurrido hasta ahora.

La presentación de las denuncias que permitan iniciar procesos en contra de los funcionarios implicados en los malos manejos es otra alternativa, que puede llevar a la localización de recursos o a la devolución de estos. Pero hasta ahora solo existe una investigación en proceso.

Incluso, aun cuando el exdirector de Pemex hoy se encuentra detenido y busca un acuerdo con la FGR a cambio de aportar información, ello tampoco es garantía de que exista algún tipo de reparación del daño, según señalaron algunos penalistas consultados por Animal Político.

Es una situación similar a la que ya sucedió previamente en casos como el del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, también procesado y sentenciado por lavado de dinero y asociación delictuosa (delitos que igual se imputan a Lozoya). Aun cuando su gobierno dejó un quebranto superior a 40 mil millones según la ASF, Duarte solo fue procesado y sentenciado mediante un juicio exprés, y se dictaminó que no procedía reparación del dañó alguno.

La razón es que los delitos que se el imputaban eran de los denominados “formales” que, según los abogados consultados, son aquellos que no tienen una conclusión material fácilmente identificable como si la tiene, por ejemplo, un robo donde se puede regresar lo robado, o el peculado donde puedes devolver el dinero que posiblemente desviaste. Lozoya, al igual que Duarte, está acusado de asociación delictuosa y cohecho (recibir sobornos).

“Asociación delictuosa es reunirse para cometer un delito. Es un acuerdo que aunque delictivo no tiene una consumación material. Si nos acusan de cohecho pues la afectación es para quien dio el soborno, tampoco hay reparación. Y es lo mismo en el lavado de dinero. La única alternativa es que haya algún decomiso de cuentas o casas, pero eso es distinto a una reparación que se ordene”, dijo Gabriel Regino, experto penalista.

El litigante explicó que si bien el Código Nacional de Procedimientos Penales contempla que beneficios como el de convertirse en testigo colaborador (buscado por Lozoya) están sujetos a una reparación del daño, la misma está condicionada literalmente a “cuando sea el caso”, como señala el artículo 256, y ello tiene que ver con la imposibilidad de que proceda la reparación en delitos formales.

Otros expertos como la abogada Estefanía Medina, cofundadora de la organización Tojil: Estrategia contra la impunidad, consideran que si bien desde una visión muy “clásica” pero también “limitada” del Derecho este podría ser un escenario, la FGR debería negarse a otorgar cualquier beneficio a Lozoya si no implica una reparación para el Estado.

“El grupo de trabajo de la ONU sobre recuperación de activos conforme a la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción de cuál forma parte México ha resuelto que la sociedad en su conjunto es víctima de los casos de corrupción y, por lo tanto, debe tratar de encontrarse la forma en que se pueda cuantificar este daño y repararlo. No es fácil pero el Estado debe intentarlo”, señala Medina.

Lozoya, semana clave

Esta semana se definirá la situación jurídica de Emilio Lozoya en dos audiencias judiciales programadas ante los jueces federales que ordenaron la captura del exdirector de Pemex, por los supuestos sobornos que habría recibido de las empresas Altos Hornos y Odebrecht en el sexenio pasado.

La realización de estas audiencias tuvo que posponerse durante diez días debido a problemas de salud que presentó el exfuncionario federal luego de haber sido extraditado desde España.

En las audiencias iniciales Lozoya será notificado oficialmente de las razones por las cuales fue detenido con la finalidad de que responda a dichos delitos. Los fiscales de la FGR, por su parte, solicitarán que se inicie proceso penal en contra del exfuncionario quien tendrá la oportunidad de presentar pruebas a su favor.

Las audiencias se realizarán por el sistema de videoconferencia debido a que Lozoya aun no ha sido dado de alta del hospital donde se encuentra, así como a las restricciones sanitarias por la pandemia de COVID-19.

Se prevé que la defensa del exdirector de Pemex no debata los argumentos de la Fiscalía debido a que busca un acuerdo de colaboración con ellos. Hasta ahora no se han dado a conocer los alcances de dicho acuerdo, pero de acuerdo con fuentes de la defensa del exfuncionario, “todo se ha llevado conforme a la ley”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más peligrosas de covid-19 o existe un límite?

La variante Delta es aún más contagiosa que la Alfa. ¿Seguirá el virus cambiando de modo tal que pueda evadir la inmunidad o la evolución misma le pondrá un freno?
Getty Images
13 de junio, 2021
Comparte

Está claro que ahora estamos lidiando con un virus que se propaga mucho más fácilmente -probablemente con más del doble de facilidad- que la versión que surgió en Wuhan a fines de 2019.

La variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión. Ahora la Delta, encontrada por primera vez en India, dio un salto aún más grande.

Esto es evolución en acción.

Entonces, ¿estamos condenados a un desfile interminable de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven cada vez más difíciles de contener?

¿O hay un límite en torno a cuánto puede empeorar el coronavirus?

Vale la pena recordar el viaje en el que se encuentra este virus. Ha dado el salto desde infectar a una especie completamente diferente (sus parientes más cercanos son los murciélagos) a nosotros.

Es como tú cuando comienzas en un nuevo trabajo: eres competente, pero queda espacio para mejorar.

La primera variante fue lo suficientemente buena como para iniciar una pandemia devastadora, pero ahora está aprendiendo en el trabajo.

Número de reproducción

Cuando los virus saltan a los humanos, sería “muy raro que fueran perfectos”, explica Wendy Barclay, viróloga del Imperial College de Londres. “Se instalan y luego se lo pasan genial”.

Multitud

Getty Images
La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su número de reproducción.

Hay ejemplos de virus, dice, desde pandemias de gripe hasta brotes de ébola, que dan el salto y luego se aceleran.

Entonces, ¿hasta dónde podría llegar?

La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su R0 (el número de reproducción).

Ese es el número promedio de personas a las que cada persona infectada transmite un virus, si nadie fuera inmune y si nadie tomara precauciones adicionales para evitar infectarse.

Ese número era de alrededor de 2,5 cuando comenzó la pandemia en Wuhan y podría llegar a 8,0 para la variante Delta, según los modeladores de enfermedades del Imperial College.

“Este virus nos ha sorprendido mucho. Va más allá de lo que temíamos”, dice Aris Katzourakis, un investigador que estudia la evolución viral en la Universidad de Oxford.

“El hecho de que haya sucedido dos veces en 18 meses, dos linajes (Alfa y luego Delta) cada uno 50% más transmisible es una cantidad fenomenal de cambio”.

Él cree que es “tonto” intentar poner un número a qué tan alto podría llegar, pero puede ver fácilmente más saltos en la transmisión durante los próximos dos años.

Otros virus tienen un R0 mucho más alto, y el poseedor del récord, el sarampión, puede causar brotes explosivos.

Laboratorio

Getty Images
El virus todavía puede “mejorar”, es decir volverse más eficiente en su modo de transmisión.

“Todavía hay espacio para que suba más”, dice Barclay. “El sarampión está entre 14 y 30, dependiendo de a quién le preguntes, no sé cómo se desarrollará”.

Entonces, ¿cómo lo están haciendo las variantes?

Hay muchos trucos que el virus podría utilizar para mejorar su propagación, como:

  • mejorar la forma en que se introduce dentro de las células de nuestro cuerpo
  • sobrevivir por más tiempo en el aire
  • aumentar la carga viral para que los pacientes respiren o tosan más virus
  • cambiar en el proceso de infectar otra persona

Una de las formas en que la variante Alfa se volvió más transmisible fue mejorando la forma de saltarse el mecanismo que alerta de su intrusión, llamado respuesta de interferón, dentro de las células de nuestro cuerpo.

Pero esto no significa que para cuando lleguemos a Omega en el alfabeto griego de las variantes acabaremos con una bestia imparable.

“En última instancia, existen límites y no existe un virus superdefinitivo que tenga todas las combinaciones de mutaciones negativas”, señala Katzourakis.

También existe el concepto de compensaciones evolutivas: para mejorar en una cosa, a menudo tienes que empeorar en otra.

Traslado de enfermo con covid-19

Getty Images
Las nuevas variantes son más transmisibles que la original.

El programa de vacunación más rápido de la historia le dará al virus un obstáculo diferente para superar y lo empujará en otra dirección evolutiva.

“Es muy posible que los cambios en el virus que hacen que sea mejor para evitar las vacunas puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto”, dice Katzourakis.

Él piensa que la variante Beta -que tiene una mutación llamada E484K que ayuda a evadir el sistema inmunológico pero que no ha logrado despegar- es un ejemplo de esto.

Sin embargo, la Delta tiene mutaciones que la ayudan a propagarse y a esquivar parcialmente la inmunidad.

Fase intermedia

Aún es difícil predecir cuál resultará ser la estrategia óptima para el coronavirus. Los diferentes virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando.

El sarampión es explosivo, pero deja una inmunidad de por vida, por lo que siempre tiene que encontrar a alguien nuevo. La influenza tiene un R0 mucho más bajo, apenas por encima de 1, pero muta constantemente para evadir la inmunidad.

“Estamos en una fase realmente interesante, intermedia y algo impredecible, es difícil predecir cómo se desarrollará dentro de un año”, dice Barclay.

Una cosa que se afirma a menudo, pero que atrae el desprecio de los científicos, es que el virus debe volverse más leve para propagarse más fácilmente.

Perú

Getty Images
Las variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para los países más pobres.

Hay muy poca presión evolutiva sobre el virus para que eso suceda. El virus ya se ha transmitido a la siguiente persona mucho antes de que mate a la persona infectada.

Y las personas que más lo propagan (los más jóvenes) son las que no se enferman mucho.

En los países ricos con buenas campañas de vacunación, se espera que las próximas variantes no puedan representar un problema importante debido a la inmunidad generalizada.

Pero estas variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para el resto del mundo, donde hacen cada vez más difícil contener a la covid-19.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N0wyhKC_uok

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.