'Núcleos' de alumnos para clases en línea, proponen científicos ante COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Que estudiantes formen 'núcleos' para tomar clases en línea, proponen científicos de Cinvestav

Con la epidemia ha surgido la preocupación del impacto a largo plazo que puede tener el aislamiento en los niños, por eso la propuesta busca retomar la interacción presencial en grupos pequeños.
Cuartoscuro
23 de julio, 2020
Comparte

Ante la advertencia de que las escuelas son lo último que retomará actividades, cuando los semáforos epidemiológicos por la pandemia de COVID-19 estén en verde, un grupo de científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) ha diseñado un modelo que combina la educación virtual con un sistema presencial que ayude al desarrollo de los y las niñas y libere parcialmente a sus progenitores, que tendrán que volver a sus trabajos.

La idea central es formar “núcleos” de estudio, con cuatro alumnos reuniéndose cada semana en casa de uno de ellos de forma rotativa para tomar clases virtuales, pero no de forma individual.

Entérate: ‘Pueden ser víctimas invisibles’, así impactan la epidemia y el aislamiento a niñas y niños

Y es que hasta ahora, las autoridades de Salud y de Educación han descartado que el ciclo escolar 2020-2021 pueda empezar antes de septiembre. Además, en caso de rebrotes y de que los semáforos que vuelvan a subir el nivel de riesgo a amarillo (por ahora ni siquiera han bajado de rojo y naranja), podrían volver a interrumpirse las escuelas.

El doctor Marcos Nahmad, que es biólogo y coordina desde hace tres años un taller de educación de la ciencia, reunió a un grupo de ocho personas entre estudiantes y otros especialistas, como un psicólogo, para diseñar cómo podría ser ese retorno a los estudios de la manera que más beneficie a todos.

En entrevista con Animal Político, explica que más allá de cuidar la salud física, entre sociólogos y psicólogos ha surgido la preocupación del impacto a largo plazo que el aislamiento puede tener en los niños, sobre todo pequeños, al no sociabilizar con otros y con personas fuera de su familia.

“Básicamente que a ‘los niños de la pandemia’ los vamos a poder incluso identificar en el futuro, cuando sean jóvenes, con problemas de interacción social, porque muchas de estas habilidades las tienen que aprender en una edad específica del desarrollo”, comenta.

Por eso, la propuesta de los núcleos es que a partir de criterios como la cercanía de sus domicilios, factores académicos, de personalidad y conducta, se integren núcleos de cuatro estudiantes que se reúnan a tomar clases en línea en casa de uno de ellos rotativamente y bajo la supervisión de un tutor que cumpla con todas las medidas sanitarias.

“Un aspecto interesante de la propuesta, es que los niños de un NÚCLEO no observarán ninguna medida de distanciamiento social entre ellos, procurando que puedan interactuar de forma NORMAL, favoreciendo el desarrollo de sus habilidades sociales, cognitivas y de aprendizaje. Aunque esto supone un riesgo sanitario de propagación de la enfermedad entre los integrantes de un NÚCLEO, en caso de un brote, este estaría contenido y podrá ser controlado sin afectar a toda la comunidad escolar”, señala la propuesta escrita.

Nahmad detalla que se basaron en los estudios matemáticos recientes que se han publicado sobre cómo es necesario mantener segregadas las redes de contacto social para que en caso de darse un contagio, se extienda a la menor cantidad de gente posible, y que tiene similitudes en otros contextos epidemiológicos como el ébola en África.

“A través de una plataforma digital (de fácil acceso desde teléfonos móviles), los padres de cada alumno cargarán diariamente información de salud de los alumnos y sus familiares con los que habitan. Esta información será recibida por los administradores de la escuela, quienes podrán monitorear constantemente los factores de riesgo y tomar decisiones sobre cada NÚCLEO. En caso de un posible contagio, el NÚCLEO se fragmentaría por un par de semanas sin afectar la continuidad del proceso escolar y volverse a formar cuando ya no haya condiciones de riesgo”, agrega el documento.

Además de ayudar a los niños en su desarrollo, este modelo también facilitaría que los padres y madres puedan retomar sus trabajos en caso de que tengan que acudir físicamente y solo unos días al mes tengan que negociar hacer home office, en lugar de que estén obligados todo el mes, como ha sido hasta ahora durante los meses de cuarentena.

Para ello sí habría que incluir capacitaciones a los que vayan a ser tutores en logística y operación del programa, comprar o garantizar un equipo de cómputo portátil por núcleo y un módem para conectarse a internet, pero esto saldría más económico que la opción de clases presenciales.

Porque la otra alternativa a mantener las clases en línea de forma individual, como hasta ahora, sería volver a las aulas con una serie de medidas extraordinarias de restricciones y sanitización que se ve poco viable y resultaría carísima, asegura Nahmad. Un estudio hecho en Estados Unidos, cuenta, calculó que la inversión necesaria para volver en condiciones seguras sería de 12 mil pesos por estudiante.

Tras leer esta publicación a principios de junio, fue que se juntó el grupo a discutir opciones y desarrollar el modelo de los núcleos. Su idea es que esta propuesta sea tomada como “en construcción”, y pueda haber un debate más amplio para afinar el modelo.

Por ello han creado las cuentas de Facebook Núcleos por la Educación y de Twitter e Instagram @nucleosporlaedu, para apelar a las autoridades y que la gente pueda participar, además de que este martes se envió formalmente a las Secretarías de Educación y Salud.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus en Miami: 4 motivos de alarma en el nuevo epicentro de la pandemia en EU

Miami registra un creciente número de casos de coronavirus, demora en los resultados de los test y aumento de las hospitalizaciones.
13 de julio, 2020
Comparte
miami

EPA
Las playas de Miami se han llenado en medio de la pandemia

Cuando Raúl Reina*, un cubanoestadounidense de 37 años residente en Miami, despertó en medio de la madrugada a finales de junio con fiebre, escalofríos y un fuerte dolor de cabeza tuvo un presentimiento: su mayor temor de los últimos tiempos se había hecho realidad.

“Lo primero que pensé fue que era coronavirus. Por eso fui y me hice la prueba ese mismo día, un sábado por la mañana”, le dice a BBC Mundo.

Sin embargo, como los síntomas desaparecieron horas después, pensó que había sido una falsa alarma.

Dos días después, como no había recibido los resultados de la prueba y ya se sentía bien, regresó a su trabajo en una barbería en el oeste de la ciudad. Lo hizo hasta el siguiente fin de semana siguiente, cuando finalmente llegaron los resultados: había dado positivo por el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2.

Poco más tarde, su cuñada también presentó síntomas y también su esposa embarazada, que tuvo que ser ingresada en cuidados intensivos.

El caso de Raúl y sus familiares es solo uno de los tantos miles que ha reportado el estado en las últimas semanas en Miami donde el creciente número de casos, la demora en los resultados de los test, el aumento en las hospitalizaciones y el escaso rastreo de contactos han contribuido a convertirlo en el nuevo epicentro del covid-19 en Florida y en EE.UU.

Los números han ido multiplicándose por día y solo el pasado domingo, el estado reportó casi 15,300 nuevos contagios, la tercera parte de los cuales se registraron en Miami-Dade.

En total, hasta este lunes, Florida había reportado 282,435 casos y 4,277 fallecidos desde que empezó la pandemia, mientras Miami-Dade, su condado más poblado y centro de la vida turística del sur de EE.UU., los contagios eran 67,713 y los muertos los 1,143.

En Estados Unidos, el número de contagios confirmados superaba los tres millones y eran 135,500 las muertes, mientras a nivel global se habían reportado 13 millones de casos y casi 600,000 fallecidos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

miami

Getty Images
Miami ha reportado un aumento notable en los casos positivos.

Ha sido un cambio abrupto desde que en mayo pasados muchos medios hablaban del “milagro de Florida”, que había logrado mantener en menos de 1,000 el número de casos por día.

Ahora, con algunos hospitales ya casi al tope de su capacidad, las autoridades médicas temen que la situación pueda empeorar en fechas venideras, ya que estiman que la cima de la curva de contagios podría tener lugar dentro de dos o tres semanas.

De acuerdo con el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, dado que la cifra de positivos supera el 20%, las autoridades dan por hecho que una de cada cuatro personas tiene coronavirus, presente síntomas o no.

Sin embargo, esta no es la única cifra que preocupa. En BBC Mundo te comentamos otras 4.

1. Alto número de contagios

El número de nuevos casos reportados el domingo en Florida marcó récord como el más alto que se registra en todo el país desde que comenzó la pandemia.

Sin embargo, el estado ha ido rompiendo sus propias marcas de contagios casi todos los días desde finales de junio y dobla el número de casos casi cada dos semanas.

Solo este lunes se reportaron 12,600 nuevos positivos, de los cuales 3,576 tuvieron lugar en Miami. Y aunque el número es menor que el día anterior, marca el segundo récord de mayor cantidad de casos a nivel nacional.

“Detrás de esos números hay dos factores principales: la reapertura del estado y algunas posturas hacia el distanciamiento social de algunas personas que actúan como si la pandemia ya hubiera terminado”, le dice a BBC Mundo la epidemióloga Mary Jo Trepka, profesora de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

miami

EPA
Miami comenzó a reabrir su economía a finales de mayo.

Luego de mantener una curva de contagios estable por meses, los nuevos casos comenzaron a aumentar en Florida poco después de que las autoridades iniciaran el proceso de reapertura a finales de mayo pasado.

La medida ha sido cuestionada por varios expertos en salud pública por considerar que ocurrió demasiado pronto y que no ha sido seguida de regulaciones estrictas para asegurar el distanciamiento social.

En una conferencia de prensa este lunes, sin embargo, Giménez y su equipo atribuyeron el aumento únicamente a “conductas irresponsables” de los ciudadanos e indicaron que no se considera de momento imponer un nuevo cierre del condado por los perjuicios que puede tener para la economía.

“Si simplemente seguimos las reglas, mantenemos nuestras máscaras y nuestra distancia, nos lavamos las manos, lo que hemos abierto se puede quedar así de una manera relativamente segura. En este momento, no tengo ninguna intención de ir más allá”, dijo este lunes en conferencia de prensa.

El gobernador de Florida

EPA
El gobernador de Florida se ha negado a tomar medidas estrictas para cerrar otra vez la economía del estado.

Las autoridades de Miami reimpusieron hace días un toque de queda en las noches, decretaron obligatorio el uso de mascarilla y volvieron a cerrar los bares.

Sin embargo, aunque en un inicio el alcalde anunció que volvería a cerrar restaurantes y gimnasios, pocas horas después cambió de opinión. Los restaurantes pueden operar solo en espacios al aire libre, mientras los que vayan a los gimnasios deben usar mascarillas.

Las playas continúan abiertas y en los supermercados, tiendas y centros comerciales ya no se controla el número de personas que entra o sale.

Aunque tanto en el estado como en Miami el número de pruebas de covid-19 que se realiza cada día ha ido aumentando, un estudio de la Universidad de Miami muestra que todavía no es suficiente y que el total de casos positivos podría ser incluso 10 veces mayor.

2. Hospitales saturados

Datos de la Agencia para la Administración de Atención Médica (AHCA) de Florida revelan que el número de hospitalizaciones ha aumentado notablemente en los últimos días.

Hasta la mañana de este lunes, solo el 22.92% de las camas estaban disponibles en todos los hospitales del estado, mientras solo quedaba el 18.69% libre en las unidades de cuidados intensivos (UCI), indispensables para casos más graves.

“Una de las medidas que se están tomando es que los hospitales han parado los procedimientos electivos para tener mayor disposición de camas. Pero incluso así, hay personas que necesitan cirugías y ciertos procedimientos, lo que crea una situación seria”, señala Trepka.

miami

EPA
Las autoridades de Miami impusieron el uso de máscaras ante el aumento de los casos.

Y si bien la carencia de camas era peor en algunos condados con menor población y número de hospitales, la situación se volvía más crítica en Miami, donde se reporta el mayor número de casos.

Allí solo quedaba disponible el 20% de las camas en sus hospitales mientras solo restaba el 16.20% libre en las UCI.

Según datos del condado, el domingo las hospitalizaciones por covid-19 aumentaron a 1,898, mientras, el 1 de julio pasado, el número de admitidos era de 1,298 y hace una semana (el 6 de julio) fue 1,657.

Trepka considera que, aunque los hospitales todavía tienen cierta capacidad, la situación se podría volver muy difícil dentro de un par de semanas o un mes por un potencial aumento de casos.

“Típicamente ves una especie de retraso desde que aumenta el número de casos y el número de hospitalizaciones. Ahora estamos viento un gran número de casos, por lo que es previsible que en unas semanas las hospitalizaciones también aumentarán“, afirma.

3. Demora en los resultados

A medida que el virus se propaga, un mayor número de personas ha acudido a los lugares destinados para las pruebas, lo que ha conllevado colas, filas enormes de carros en espera y que se agoten los test en cuestión de horas en algunas locaciones.

Pero el alto número de casos también ha hecho que los tiempos de procesamiento de resultados sean mayores.

“Cada persona que se realiza una prueba de coronavirus en Florida debe esperar un promedio de cinco días para obtener sus resultados”, indica Trepka.

filas

Getty Images
Las largas filas de espera para las pruebas de covid-19 son una constante en las últimas semanas en Miami.

Así, las cifras que informan a diario las autoridades, no reflejan siempre los casos que se realizaron la prueba el día anterior, sino muchas ocasiones, son persona que tomaron el test varios días e incluso, semanas antes.

“Hay laboratorios que están dando los resultados en un par de días y hay otros que tardan incluso más de siete. Esto es un gran problema y es un gran inconveniente, por los riesgos de salud pública que implica”, asegura la epidemióloga.

Esto ha llevado a que muchas personas, al no presentar más síntomas, vuelvan a sus actividades cotidianas antes de conocer que dieron positivo, lo que multiplica los riesgos de nuevos contagios.

En la conferencia de prensa de este lunes, las autoridades de Miami reconocieron que las demoras obedecían al alto número de pruebas y a la falta de capacidad en los laboratorios locales para procesar las muestras.

Ante esta situación, Trepka recomienda que, como medida de precaución, cualquier persona que presente síntomas se aísle mientras espera los resultados.

4. Escaso rastreo de contactos

De acuerdo con Trepka, uno de los elementos que ha conllevado el aumento del número de casos es que las capacidades para el rastreo de contactos se han visto limitadas.

Desde hace varias semanas, medios de Florida han cuestionado a las autoridades locales por lo que consideran un “débil manejo” del rastreo de casos y un escaso número de funcionarios en esa tarea.

Según datos del informe estatal diario sobre la situación del coronavirus, hasta este lunes, más del 40% del total de nuevos casos reportados no habían sido contactados.

“El problema es que el número de pruebas positivas reportadas en los últimos días ha aumentado en alrededor de 10 veces en comparación con lo que teníamos hace un mes atrás. Pero el personal en el Departamento de Salud no ha aumentado en esa proporción para facilitar el rastreo de contactos”, señala Trepka.

miami

EPA
Los casos de coronavirus han crecido hasta 10 veces en comparación con el mes anterior.

El pasado jueves, el alcalde de Miami anunció la firma de acuerdo de US$14 millones para contratar 250 rastreadores de contacto adicionales en el condado hasta fin de año.

“Hemos estado trabajando estrechamente con el gobernador Ron DeSantis y el equipo del Cirujano General de Florida para aumentar la localización de contactos en todo el condado de Miami-Dade. Aprecio el compromiso del gobernador de ayudar a expandir el rastreo de contactos en el sur de Florida, que ha sido el más afectado por el covid-19”, dijo en un comunicado.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Salud del Condado y la Ciudad estima que durante una pandemia, las comunidades necesitan 30 rastreadores de contacto por cada 100.000 personas.

El Departamento de Salud de Florida asegura tener unos 1.600 para una población de más de 21 millones.

*El nombre es ficticio ya que nos pidió salvaguardar su identidad.


https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.