Qué dice el dictamen de salud mental del PT que critican organizaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Organizaciones y CNDH señalan a senadora por dictamen de salud mental discriminatorio

Organizaciones sociales y la CNDH consideran que la propuesta de Ley General de Salud Mental que se discutirá este miércoles en el Senado viola derechos de personas con discapacidad y las discrimina.
Cuartoscuro
28 de julio, 2020
Comparte

La  iniciativa para impulsar una Ley General de Salud Mental en México propuesta por el Partido del Trabajo en el Senado ha generado una serie de críticas por parte de colectivos y organizaciones de personas con discapacidad psicosocial, pues consideran que fue hecha con recomendaciones de hace 14 años, además de permitir el tratamiento forzado y contener expresiones como “deficientes” o “enfermos mentales”, lo que es violatorio de los derechos humanos.

Será este miércoles 29 de julio cuando la  Comisión de Salud del Senado de la República discutirá la iniciativa presentada por la senadora Geovanna Bañuelos, quien ha señalado -a pesar de las críticas- que su propuesta es necesaria dado el incremento de enfermedades que afectan la salud mental por la pandemia de COVID-19, ante la “ausencia de atención” por parte del Estado mexicano.

Incluso, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió al Senado revisar el dictamen elaborado por las Comisiones Unidas de Salud y Estudios Legislativos Segunda, al considerar que vulneraría diversos artículos de la Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad.

El organismo estimó que de aprobarse la ley, se desconocería la capacidad jurídica de las personas con discapacidad, además de que la redacción del documento “refleja una visión anacrónica y estigmatizante, al utilizar referentes conceptuales que no resultan compatibles con las nociones actuales sobre la salud mental”.

Te puede interesar: Ley de Salud Mental que vulnera derechos de personas con discapacidad avanza en el Senado

¿Qué dice la iniciativa?

La primera versión dada a conocer del dictamen de Ley General de Salud Mental explica que su objetivo es crear una legislación para “regular las bases y modalidades para garantizar el acceso a los servicios de salud mental a toda la población del territorio nacional, con un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género”.

De acuerdo con el documento, algunos “factores que pueden ser causa de agravar la salud mental de las personas serían: pobreza, trabajo, educación, violencia y trauma”.

Y ubica como población vulnerable a “mujeres trabajadoras, población rural, niños y niñas en situación de calle, personas con discapacidad, menores farmacodependientes, madres adolescentes, adultos en plenitud, población indígena, población migrante, enfermos mentales delincuentes recluidos” (sic).

Estas personas, dice, deben ser “asistidas y atendidas por el Estado a través de un cuerpo legislativo único y específico que pueda atender todos los diversos factores que envuelven a la salud mental”.

Acerca de los derechos de las “personas con trastornos mentales y del comportamiento”, señala que deben tener un trato digno e incluyente por parte de las instituciones, y a acceder y recibir servicios de salud mental.

También señala su “derecho al consentimiento informado” de cada paciente respecto de su tratamiento. Aunque contempla que esto “se excepturará en el caso de internamiento voluntario, cuando se trate de un caso emergente o cuando se compruebe que el tratamiento es el más indicado”.

En estos casos, la información del paciente se brindaría “al cónyuge, padre, madre, hija o hijo mayor de edad, tutor o representante legal con veracidad de la condición y el posible efecto del tratamiento que reciba la o el usuario, en caso de que sea menor de edad o incapaz”.

Los “internamientos involuntarios” solo podrían darse por prescripción médica especializada, “conforme a las mejores prácticas, cuando el usuario presente conductas o acciones que puedan causarle daño físico inmediato o inminente a sí mismo, a terceros o a la propiedad, cuando la severidad de los síntomas y signos así lo indiquen”.

Los egresos de centros hospitalarios de atención en salud mental solo podrían darse cuando el médico tratante considere que por mejoría de su estado mental, el paciente puede continuar su tratamiento de manera ambulatoria, o si un familiar lo solicita por escrito.

Si el paciente busca salir del hospital, tendría que recurrir la decisión del médico o de su familia ante autoridades judiciales.

Según la iniciativa, el internamiento solo procederá cuando se haya “agotado todas las opciones disponibles y menos lesivas de tratamiento”.

Cuando se realicen internamientos involuntarios, estos se darían “previa indicación de los profesionales acreditados por la Secretaría de Salud, se realizará mediante resolución judicial, en caso de que este se prorrogue por más de 72 horas. Si el internamiento es menor a 72 horas no es necesaria una resolución judicial”.

Una vez que las condiciones del paciente lo permitan, dice, “deberá ser informado de su situación de internamiento para que, en su caso, su condición cambie a la de ingreso voluntario”.

Señala que se deberá dar asistencia social en la materia en establecimientos especializados para menores, personas en situación de calle, adultos mayores en estado de abandono o desamparo y personas con alguna discapacidad sin recursos.

Asimismo, contempla que la Secretaría de Educación Pública (SEP) coadyuve para que los centros escolares cuenten con profesionales de la psicología del área clínica y educativa que brinden atención en salud mental, detecten y y diagnostiquen posibles trastornos mentales y de comportamiento, debiéndolos canalizar a instancias que ofrezcan atención psicológica “basada en buenas prácticas”.

Otra de sus funciones será detectar conductas que vulneren el bienestar psíquico del alumno, como posible abuso sexual, tendencias suicidas, adicciones, acoso y violencia escolar, e implementar los protocolos de actuación que atiendan la problemática y eviten la deserción y el bajo rendimiento escolar.

Lee más: Así se vive en un psiquiátrico en tiempos de COVID-19

Las críticas de colectivos y ONG

Víctor Lizama, integrante de Sincolectivo y de la asociación civil Documenta, explica que la crítica a ley se da debido a que  rompe dos principios en la legislación de la salud mental: que tienen que formularse desde parámetros internacionales de derechos humanos, y que las personas con discapacidad psicosocial deben ser tomadas en cuenta durante su elaboración y discusión, lo que, denuncian, no ocurrió en este caso.

“La Ley Bañuelos, como la hemos llamado, permite el tratamiento forzado para personas con trastornos mentales y de comportamiento, y exceptúan para esos casos el derecho al consentimiento informado. Al respecto, el Comité de Derechos de Personas con Discapacidad de la ONU dice que estas prácticas constituyen violaciones a los derechos de libertad personal y contra la tortura”, indica Lizama.

Además, contempla los internamientos forzados, mismos que son considerados una medida ilegal y arbitraria para la relatora Especial de los Derechos de Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas.

“La iniciativa está construida de acuerdo a un manual de la Organización Mundial de la Salud sobre salud mental de 2006, o sea, hace 14 años. Eso es previo incluso a la creación de la Convención de las Personas con Discapacidad de 2008. Actualmente existen otros parámetros para la atención en la materia, de los que la senadora y sus asesores ni siquiera conocen”.

Otro punto que preocupa a Documenta, A.C. es el de la privación indefinida de la libertad, ya que el proyecto de ley establece que los pacientes podrán egresar de los hospitales solo cuando el médico lo considere, lo que la relatoría Especial de los Derechos de Personas con Discapacidad ha denunciado como una mala práctica.

Ilse Gutiérrez, quien vive con un trastorno mental, dice que a ella y a otras personas con discapacidad psicosocial consideran que la ley discrimina y busca el tratamiento con un enfoque psiquiátrico de personas “farmacodependientes”, así como de las infancias.

Ella forma parte de el movimiento Orgullo Loco en México, donde es coordinadora. Desde hace años, a nivel mundial buscan reivindicar a las personas con discapacidad psicosocial o que se asuman como “locas”, y que se respeten sus derechos.

“Una de las cosas que estamos intentando cambiar es el estigma hacia la salud mental y hacia las personas que tenemos alguna condición psiquiátrica o de salud mental, porque se nos relaciona con el ser peligrosos”, señala.

Por ello Orgullo Loco México se pronuncia en contra de la iniciativa, que considera a las personas con discapacidad psicosocial “como peligrosa o incapaz. Este discurso es un mito, por ello queremos reivindicar nuestras condiciones, no que se perpetúen los estigmas”.

En su opinión, el proyecto de ley que será discutido debe reformarse para tener un enfoque de derechos humanos en los que la voz de las personas con trastornos mentales sean tomadas en cuenta, y se deben reformar las leyes de salud estatales, en las que también se avalan los internamientos forzados y sin consentimiento informado.

Entérate: ¿Cuántos tienen acceso a la salud mental en México?

Confrontación por cambios en el dictamen

La senadora Geovanna Bañuelos asegura que la primera versión de la propuesta de ley, que es de la que tienen conocimiento organizaciones sociales y colectivos, se modificó tras los comentarios realizados por estos grupos a los asesores legislativos.

Sin embargo, Documenta AC y Sincolectivo afirman que ellos no tienen conocimiento de cuáles fueron las modificaciones realizadas al documento, y que no los avalan.

En entrevista con Animal Político, la legisladora afirma que los grupos de la sociedad civil buscan que la propuesta no se apruebe porque se encuentran en contra de la creación de una Ley General de Salud Mental, independientemente de su contenido.

Asimismo, señala que la primera versión del documento fue modificado, y será discutido con una redacción el próximo miércoles, con las “valiosas aportaciones” de los colectivos, aunque estos no reconocen haber participado del proceso de cambios en la iniciativa.

“No es un texto acabado, todavía están opinando distintos grupos parlamentarios, distintos senadores y distintas organizaciones, Nosotros todavía estamos en la etapa de recoger esas inquietudes y perfeccionar el documento”, indica.

“Tal vez porque no se ha tenido acceso a ese documento final se ha estado generando mucha especulación, cosas que en efecto son ciertas que contiene el dictamen es que se crea una nueva ley, que nosotros sostenemos que es la ruta idónea para poder atender de manera integral y crear esta política pública en nuestro país, y el otro es el tema del internamiento, pero nosotros hemos sido cautelosos de observar los tratados internacionales que el Estado mexicano ha suscrito en materia de derechos de personas con discapacidad”, explica.

Víctor Lizama señala que Documenta AC desconoce los cambios, y que sostiene que lo que se requiere para una mejor atención a las personas con discapacidad psicosocial es que se reforme el capítulo de Salud Mental en la Ley General de Salud vigente, pues no debe seguirse separando los temas mentales de los físicos.

“Tenemos que armonizar la legislación y favorecer la transformación de los servicios de atención a la salud mental, que estos se den en comunidad, que la persona usuaria sea partícipe de su propio proceso de recuperación, pero esta ley no está buscando eso”, concluye.

Ilse, por su parte, señala que independientemente de lo que ocurra con la iniciativa de Ley General de Salud Mental, es necesario que las autoridades de los 15 estados que cuentan con leyes locales en la materia reformen los documentos para que también ellos se encuentren armonizados con aquellos que salvaguardan los derechos humanos de las personas con discapacidad, pues avalan las prácticas de tratamientos e internamientos forzados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La revolucionaria prueba de saliva que podría ponerle fin a la pandemia de COVID

El corresponsal de medicina de la BBC explora cómo una prueba de saliva semanal -rápida, ágil y confiable- podría ser el camino para regresar a la normalidad.
18 de julio, 2020
Comparte

¿Que pasaría se hubiese una manera de retornar a como se vivía antes del coronavirus? No más distanciamiento social, no más mascarillas, no más temor de infección de covid-19. Obviamente la razón de todas las restricciones tienen el objetivo de repeler el virus y minimizar el contagio. Lo que necesitamos es una manera rápida y confiable de detectar aquellos en nuestro entorno que están infectados.

El primer problema es que menos de una en cuatro personas que dan positivo en la prueba de coronavirus manifiesta síntomas el día en que hacen la prueba.

Eso crea el riesgo de que el virus se propague por personas que no están conscientes de que están infectadas.

Un segundo problema es la prueba misma. La mejor manera actual de detectar el coronavirus implica tomar una muestra de mucosa introduciendo un hisopo en el fondo de la garganta y dentro de la nariz. Es posible que yo sea excesivamente sensible, pero encuentro la idea que me metan un hisopo hasta las amígdalas y luego arriba por las fosas nasales un tanto desagradable y me da ansias de vomitar. El procedimiento sólo dura unos segundos, pero no estoy seguro de que quiera hacerlo cada semana, como propone el NHS (el sistema de salud pública de Reino Unido).

Una prueba de mucosa con hisopo

Getty Images

Un tercer factor es el tiempo. La muestra tomada con el hisopo, o prueba de reacción en cadena de la polimerasa (RCP) tiene que ser enviada a un laboratorio que se demora unas horas en procesarla. Nueve de cada 10 personas que asisten en auto a uno de los centros de pruebas reciben los resultados dentro de 24 horas. Pero todavía no es un servicio instantáneo.

Así que lo que necesitamos es una manera rápida, ágil y confiable de hacer la prueba de coronavirus.

Ya se están haciendo experimentos con pruebas con hisopos de rápido resultado, que sería un gran paso adelante.

Pero la prueba de saliva podría ser revolucionaria.

Imagínate que todo lo que tuvieras que hacer es escupir en una probeta para ver si tienes el coronavirus.

Está bien, no es así de sencillo. La muestra de saliva tiene que ser enviada a un laboratorio, pero el resultado pude salir mucho más rápido que el del hisopo.

Jayne Lees y su familia están tomando parte en un ensayo de prueba de saliva que se realiza en Southampton (una ciudad portuaria en el sur de Inglaterra).

family test

BBC

Observé cómo Jayne y sus tres hijos adolescentes, Sam, Meg y Billy, sentados alrededor de una mesa, escupían en una cuchara y vertían la saliva en una probeta.

Un hisopo puede ser muy invasivo, especialmente si no te estás sintiendo muy bien”, dice Jayne. “La prueba de saliva es mucho más fácil”.

Más de 10.000 médicos de cabecera y otros trabajadores clave con sus familias en esa ciudad están participando en el proyecto.

Mujer escupiendo en una cuchara

BBC

“Creemos que la saliva es un fluido muy importante para analizar”, comenta Keith Godfrey, uno de los coordinadores del experimento en la Universidad de Southampton.

La glándulas salivares son el primer lugar del cuerpo que infecta el virus. Parece ser que las personas registran positivo en su saliva antes de en el resto de los ductos respiratorios.”, señala.

“Si lo que buscamos es detectar a las personas en los estados primarios de la infección, este bien puede ser el camino hacia adelante”.

El éxito del ensayo depende de qué tan exacta sea la prueba de saliva para detectar coronavirus.

Procesando saliva

BBC

Las muestras del ensayo en Southampton están siendo procesadas en los laboratorios gubernamentales de la Agencia de Salud de Animales y Plantas, en el condado de Surrey. Las muestras se mezclan en una solución que se calienta para que suelten el material genético del virus. El método, conocido como RT-Lamp (amplificación isotérmica mediada por bucle), toma unos 20 minutos, comparado a las varias horas que toma la prueba de RCP.

“Estamos muy entusiasmados”, declara el profesor Ian Brown, jefe de virología. “Hemos logrado importantes avances en las últimas semanas, en términos de superar los desafíos técnicos del uso de una prueba de saliva”.

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. Si el ensayo piloto funciona, toda la ciudad de Southampton, más de 250.000 personas, podría tener acceso a pruebas de saliva semanales.

“Si estamos dispuestos a reabrir la sociedad y la economía, esta podría ser la manera de monitorear la presencia del virus en comunidades y detectar los brotes antes de tener que necesitar confinamientos”, afirma el profesor Godfrey.

Mapa de Reino Unido con imágenes gráficas de gotículas

Emma Russell
Si el ensayo de Southampton funciona, todo Reino Unido podría tener acceso a la prueba semanal de saliva.

A algunas personas les gustaría ir más lejos. Un grupo de científicos liderados por el profesor Julian Peto, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, sugiere que toda la población en Reino Unido debería tener acceso semanal a las pruebas de saliva para coronavirus.

Arguyen que la epidemia de covid-19 podría “acabarse y restaurar la vida normal” si se lleva a cabo una vigilancia en masa. Eso significaría un enorme aumento en las pruebas de laboratorio. Actualmente, el gobierno dice que puede realizar 300.000 pruebas diarias, pero esa cifra tendría que aumentar a 10 millones al día.

La manera como funcionaría sería así: haces tu prueba de saliva y la envías. En el lapso de 24 horas recibes el resultado. Si es positivo, tú y tu familia tendrían que entrar en aislamiento. Los restaurantes y otros sitios públicos podrían solicitar evidencia de resultados negativos recientes antes de permitir la entrada de clientes. La esperanza es que la identificación temprana de los infectados terminaría rápidamente con la epidemia.

Mensaje de texto

BBC
Un mensaje de texto confirmaría si la prueba es negativa o positiva.

Naturalmente el programa sería costoso, tal vez hasta US$1.250 millones al mes. Pero esta es una pequeña fracción del impacto del coronavirus en la economía británica. El ente encargado de responsabilidad presupuestaria indica que la crisis probablemente costará a Reino Unido unos US$400.000 millones este año fiscal, y posiblemente más.

Uno de los problemas sería el cumplimiento. ¿Cuántos de nosotros estarían dispuestos a escupir en una probeta todas las semanas? Podría parecer una pérdida de tiempo. Pero la otra cara de la moneda es que se podría ser el completo fin del distanciamiento social. ¿No aprovecharías esa oportunidad?

Si funcionase significaría el fin de las mascarillas, los pasillos de una sola vía en las tiendas, el fin del aislamiento de millones de personas ancianas y vulnerables. Podrías volver a abrazar otra vez a tus amistades y abuelos.

Algo menos ambiciosos pero más dirigido a objetivos específicos también podría tener un impacto importante. Las escuelas podrían hacer pruebas semanales a los estudiantes y al personal. Las pruebas frecuentes de saliva también podrían realizarse en hogares de cuidado o áreas de brotes. Se podrían instalar laboratorios en aeropuertos para que los pasajeros que llegan y salen puedan ser sometidos a pruebas mientras esperan el vuelo.

Hay mucho que está en juego con el ensayo de Southampton. Una situación que podría complicar las cosas es que la incidencia de coronavirus en esa ciudad está bajando. Jayne Lees y su familia han tenido dos resultados negativos hasta ahora. Sospecho que lo mismo se podría decir de todos o casi todos los que están tomando parte en el ensayo.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Para que ese estudio funcione, se deben poder identificar tanto muestras positivas como negativas.

Pero los hijos de Jayne se encuentran entre aquellos que esperan que esos obstáculos se puedan librar y que las pruebas de saliva a nivel masivo se conviertan en la solución.

“Sería estupendo, nos libraríamos de la pandemia de una vez por todas”, expresa Sam, de 19 años. “Cambiaría la vida de la gente”.

* Como corresponsal de Medicina de la BBC desde 2004, Fergus Walsh ha reportado sobre la amenaza de enfermedades globales como la gripe aviar, gripe porcina, SARS, MERS y ébola.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

https://www.youtube.com/watch?v=7BDFWi95rm8&t=13s

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8&t=11s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.