Presentan proyecto para recuperación económica y ambiental de América Latina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Presentan proyecto pospandemia para la recuperación económica y ambiental de América Latina

Legisladores de 24 países firmaron un plan cuyo objetivo es mitigar la emergencia climática y mejorar las condiciones de vida de quienes perdieron su sustento por la pandemia de COVID.
Cuartoscuro
6 de julio, 2020
Comparte

Legisladores de diversos países de América Latina, incluido México, presentaron un plan de recuperación económica y ambiental para las poblaciones más afectadas por la emergencia climática y la pandemia por COVID-19.

El proyecto pospandemia se llama Plan de Recuperación Económica con Justicia Social y Ambiental 2020-2030 y es impulsado por el movimiento internacional Nuestra América Verde, encabezado por líderes sociales y políticos de la región.

La versión preliminar fue publicada este lunes y presenta 14 propuestas concretas sobre mitigación, adaptación y financiamiento para el beneficio de las familias más pobres de la región.

Lee: AMLO asegura que ya se está recuperando la economía; dice que en julio ya no se perderán empleos

Básicamente, el plan consiste en aplicar medidas para la transición a energías limpias y sostenibles en materia de vivienda y de transporte; así como la defensa del agua y la protección social de trabajadores y sus familias. 

También plantea medidas de financiamiento justo, como el cobro de impuesto a la riqueza. 

Los autores del documento señalan que, a consecuencia del COVID-19, América Latina enfrenta su peor crisis social y económica en muchas décadas, además de ser una región de alto riesgo climático, por lo que el plan debe ponerse en marcha lo más pronto posible.  

“No solo hemos sido testigos del dolor causado por miles de muertos, sino también del desamparo de millones de trabajadores que han perdido sus empleos y de familias que no tienen recursos para enfrentar el hambre”, refieren. 

Ante este contexto, el principal objetivo del plan es mitigar el cambio climático y reducir las desigualdades sociales de la región acrecentadas por la pandemia.

“La crisis sanitaria, económica y social generada por el COVID-19 es solo un preludio de lo que podría enfrentar el planeta si no se aborda la emergencia climática”, se lee en el documento.  

Los creadores del plan lamentan que a pesar de las advertencias de la comunidad científica sobre las consecuencias de la emergencia climática, la sociedad en general y los líderes mundiales no han emprendido acciones que ayuden a revertirlas.

Señalan que la aplicación del proyecto solo será posible con el uso de la ciencia, la cooperación internacional y la justicia social. 

Inversión en sustentabilidad

Actualmente, la región de América Latina sufre las consecuencias de décadas de emisión descontrolada de dióxido de carbono (CO2), principalmente por parte de los países de América del Norte. 

El exceso de CO2 no solo es un detonante del calentamiento global, sino que también causa daños directos en los océanos y arrecifes, así como en algunas especies animales.    

A nivel continental Estados Unidos es el principal emisor de dióxido de carbono, con un total de 399 mil millones de toneladas de CO2; seguido de Canadá, que produce 32 mil toneladas, y México, con 19 mil toneladas.

En Sudamérica, Brasil lidera la lista con 14.2 mil toneladas de CO2; despupes Argentina con 8 mil toneladas y Venezuela con 7.6 mil toneladas. 

Por ello, el plan impulsado por Nuestra América Verde plantea una transición a energías limpias que tenga como objetivo alcanzar una matriz energética del 100% de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) para el año 2050.

Para lograr esto proponen acelerar el cierre de termoeléctricas, al mismo tiempo que se invierte en energías limpias. 

Lee: ¿Cuántos empleos formales le ha costado a México la pandemia?

Así como la construcción de 25 millones de viviendas sostenibles para los sectores más vulnerables, y el reacondicionamiento en eficiencia energética y confort térmico de 40 millones de hogares. 

En cuanto al transporte público sugieren invertir en el mediano plazo en un sistema  eléctrico gratuito, y aumentar la infraestructura de movilidad urbana no motorizada y ciclovías. 

También incrementar la inversión en el transporte interurbano bajo en emisiones y fomentar la creación de redes ferroviarias eléctricas. 

Señalan que estas medidas ayudarán a desincentivar el uso del transporte aéreo, al menos mientras no existan soluciones bajas en gases de efecto invernadero para este medio.

Defensa del agua

El proyecto señala que a pesar de contar con una alta disponibilidad de agua, América Latina tiene importantes desafíos en cuanto a su accesibilidad y suministro.

Detallan que el 23% de la población de la región (unas 125 millones de personas) vive cerca de cuencas donde existen problemas de escasez de agua potable. 

Bajo este contexto, el plan propone el desarrollo de políticas subregionales y el fortalecimiento de los instrumentos nacionales de administración del agua. 

Estas acciones traerán consigo una mejora de los sistemas de suministro urbanos, eficiencia en el uso agrícola e industrial y se privilegiará el consumo humano.

El proyecto también apuesta por la conservación de los glaciares y el establecimiento del agua “como recurso estratégico para la supervivencia”. 

Protección a trabajadores

En este punto, el plan hace mención de las millones de personas que perdieron sus empleos por culpa de la pandemia y la situación que enfrentarán durante los próximos años. 

Por otro lado, señala que la crisis sanitaria “dejará marcas en la forma en que trabajamos, mientras que la crisis ecológica y climática exige cambios radicales en la organización económica regional”. 

Para este punto el plan propone: 

– Establecer una renta básica de emergencia para las familias vulnerables durante la crisis, es decir, aquellas que perdieron sus empleos o medios de supervivencia.

– Facilitar el traspaso de nuevas fuentes de trabajo para quienes lo perdieron o están en sectores amenazados por la emergencia climática, así como ofrecer capacitación y educación a las comunidades mientras se apoya con una renta especial a trabajadores afectados.

Impuesto a la riqueza

Por último, el plan sugiere el cobro de “un impuesto a la riqueza” para el 1% de la población más rica de la región. 

Ese 1%, según el documento, concentra más del 40% de la riqueza de América Latina, por lo que resultaría justo que se les cobre un impuesto adicional.

“Necesitamos que los más ricos pongan de su parte para la recuperación económica de todos, y que nuestros países cooperen para que las normas tributarias sean más justas y efectivas”, dicta el plan. 

Por otro lado, aconsejan la creación de una “coalición de países del Sur Global” que erradique las pérdidas económicas ocasionadas por los “Paraísos Fiscales”, que han sido hasta de 13,500 millones de dólares al año. 

Así como un acuerdo de paz y cooperación para disminuir gasto militar a la mitad en un plazo de 5 años, ya que  “actualmente los países de América Latina gastan casi 3 veces más en defensa que a principios de siglo”.

Y la creación del Banco Latinoamericano de Desarrollo Verde, el cual estaría conformado por países de América Latina, y promovería el desarrollo de polos económicos e industriales verdes en la región, como la industria de electromovilidad, construcción sustentable, climatización sostenible, entre otras. 

Además de estos puntos, el plan contiene otros proyectos para lograr la unidad de los países en América Latina; proteger a pueblos originarios y activistas ambientales, y conservar y regenerar la biodiversidad.

Las 14 propuestas que del plan se pueden consultar aquí.  

Al momento, el plan está firmado por 24 legisladores de Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala y México. 

Se espera que en los próximos días se unan más países hasta abarcar toda América Latina. 

Por México firmaron las senadoras: Citlalli Hernández, de Morena; Patricia Mercado y Veronica Delgadillo de Movimiento Ciudadano, y Alejandra Lagunes del Partido Verde.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

“Es un crimen de guerra”: bombardeo a hospital infantil en Mariúpol atribuido a Rusia causa indignación internacional

Ante el ataque, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, pidió nuevamente una zona de exclusión aérea para su país, algo que Occidente ha rechazado.
10 de marzo, 2022
Comparte

El bombardeo de una maternidad y hospital infantil en Mariúpol, una ciudad al sureste de Ucrania, generó este miércoles indignación alrededor del mundo.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, responsabilizó al ejército ruso del ataque, y lo describió como “un crimen de guerra”.

El bombardeo, según una declaración del Consejo de la Ciudad de Mariúpol, fue “colosal”. Videos y fotografías muestran los restos del edificio con las ventanas y puertas destruidas, así como su interior.

También se pueden ver autos quemados y un enorme cráter a las afueras del centro hospitalario.

Al menos 17 personas resultaron heridas, algunas de ellas trabajadores del hospital. No se reportaron niños afectados por el incidente. No obstante, una fotografía compartida por varios medios muestra cómo el personal de emergencias socorría a una mujer embarazada en la zona del incidente.

“¿Qué tipo de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales y las maternidades y los destruye?”, cuestionó el mandatario ucraniano en un discurso grabado desde Kiev.

Pavlo Kyrylenko, jefe de la administración militar regional de Ucrania en Donetsk, un área ocupada por separatistas prorrusos desde 2014, dijo que la sala de maternidad, la sala de niños y la sala de terapia del hospital quedaron destruidas.

“No entendemos cómo es posible en la vida moderna bombardear un hospital infantil. La gente no puede creer que sea verdad”, le dijo a la BBC el vicealcalde de Mariúpol, Serhiy Orlov.

La organización Médicos Sin Fronteras, que tiene personal destacado en Ucrania, comentó que su equipo está “horrorizado” ante el ataque.

“En una ciudad en la que el sistema sanitario está al borde del colapso, privar a la gente de la tan necesaria asistencia sanitaria es una violación de las leyes de la guerra“, detalla una declaración.

Mientras, líderes mundiales se han unido para también condenar lo sucedido. La Casa Blanca lo describió como “bárbaro” y el gobierno de Reino Unido como “depravado”.

Ante los hechos, Zelensky solicitó nuevamente una zona de exclusión aérea sobre Ucrania para evitar que sobrevuelen los aviones rusos, petición que Estados Unidos y los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han rechazado.

¡Cierren el cielo ahora mismo! ¡Detengan a los asesinos! Tienen poder, pero parece que están perdiendo humanidad”, sostuvo el mandatario en Twitter.

Rusia ha negado anteriormente que su ejército ataque civiles e instituciones de salud.

No obstante, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, dijo el miércoles que la entidad ha confirmado 18 ataques en Ucrania contra instalaciones sanitarias, trabajadores sanitarios y ambulancias. Los incidentes de los pasados días han causado 10 muertos y 16 heridos, según el funcionario.

Además, la Organización de Naciones Unidas informó que ha confirmado 516 muertes de civiles en Ucrania, pero cree que las cifras reales son “considerablemente más altas”.

https://twitter.com/ZelenskyyUa/status/1501579520633102349

Una escena “apocalíptica”

Ucrania y Rusia habían acordado un alto al fuego en varias ciudades para que los civiles fueran evacuados en seis corredores humanitarios. Mariúpol estaba entre las localidades en las que se llevaría a cabo una tregua temporal.

Pero la ciudad portuaria ha estado bajo el bombardeo ruso durante días.

Edificio de un hospital de maternidad bombardeado por el ejército ruso.

Reuters

La Cruz Roja calificó como “apocalíptica” la situación que viven los civiles allí.

La población ha optado por refugiarse bajo tierra, incluso los heridos, que según informes de la agencia Reuters están sin acceso a alimentos, electricidad o calefacción.

Mientras el Kremlin culpó a Kiev por no detener las hostilidades, el gobierno de Zelensky sostuvo que 30 autobuses y ocho camiones de suministros no llegaron el martes después de que fueran bombardeados en violación del alto al fuego.

Interior del hospital de maternidad en Mariúpol luego de un ataque del ejército de Rusia.

Captura de pantalla presidente de Ucrania

Por otra parte, funcionarios de Mariúpol han dicho que crearon una fosa común para enterrar a las víctimas del conflicto.

“Lamentablemente, hay demasiados cuerpos”, dijo Vitaly Falkovsky, un funcionario local, al Financial Times. “Era una medida necesaria porque no podemos enterrar a la gente de la manera normal. Las morgues están desbordadas”.

Rusia invadió Ucrania el pasado 24 de febrero. Desde entonces, unas dos millones de personas han salido del país en busca de refugio.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lmqtZZzgAP8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.