De superpolicías en tres sexenios, a fugitivos por presunto nexo con el narco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Cárdenas y Pequeño: de superpolicías en tres sexenios, a fugitivos por presunto nexo con el narco

Cárdenas Palomino y Pequeño García escalaron a los máximos puestos policiales de inteligencia, prevención y seguridad en los sexenios de Fox, Calderón y Peña Nieto.
Especial
31 de julio, 2020
Comparte

Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García fueron durante tres sexenios altos mandos de la policía en México. Impulsados por su jefe, Genaro García Luna, escalaron posiciones en áreas de seguridad e inteligencia, hasta tener a su cargo operativos clave contra el crimen organizado y la vigilancia de instalaciones estratégicas, carreteras y aeropuertos.

Pero ayer, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos los acusó de ser, – al mismo tiempo, – protectores, colaboradores y cómplices del Cártel de Sinaloa y del tráfico de toneladas de cocaína a su territorio. En síntesis: de trabajar para el cártel. Todo ello a cambio de supuestos sobornos de millones de dólares.

Lee: Acusan en EU a dos exmandos de García Luna de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa

Las imputaciones forman parte de una acusación ampliada presentada ante una corte de Nueva York en contra del propio García Luna, actualmente preso en ese país. La adición a la misma de los nombres de Cárdenas y Pequeño García, ha convertido ahora en fugitivos a los que por años conformaron la cúpula policial en México.

En nuestro país, mientras tanto, existen desde hace más de una década señalamientos de posible cooperación de García Luna, Cárdenas Palomino, entre otros, con el crimen organizado. Se han iniciado carpetas de investigación y se han congelado cuentas ligadas a ellos por posible lavado de dinero.

Pequeño García, incluso, fue dado de baja a mediados del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto del cargo de jefe de División de inteligencia de la Policía Federal, luego de que el líder del “Cártel de Sinaloa” lograra escapar de un penal vigilado por cámaras que tenía a su cargo.

Pero hasta ahora no existe en contra de alguno de ellos casos judicializados ni órdenes de aprehensión por corrupción en México. No obstante, las acusaciones anunciadas ayer en Estados Unidos podrían derivar en solicitudes de detención con fines de extradición en México.

De superpolicías a fugitivos

Cárdenas Palomino y Pequeño García desarrollaron carreras en ascenso en las estructuras policiales en México hasta llegar a puestos clave en los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

En ese tiempo llegaron a presumir incluso de reconocimientos. Pero de forma paralela, habrían colaborado con el crimen organizado según los fiscales de Estados Unidos.

Una cosa es segura, ambos fueron hombres del primer círculo de confianza de García Luna, jefe máximo de los aparatos de investigación policial y de seguridad en el país durante doce años, y quien ahora enfrenta un juicio en los Estados Unidos por su presunta cooperación con el narco.

Desde finales de la década de los 80, Cárdenas Palomino conoció a García Luna cuando ambos colaboraran como agentes del ya desaparecido Centro de investigación y Seguridad Nacional.

En los 90 comenzó su carrera en la entonces Policía Judicial Federal y fue escalando posiciones. Avanzó a jefe de grupo en operativos antinarcóticos y luego a titular del grupo antisecuestro, hasta llegar al puesto de Director General Adjunto de la referida corporación ya bajo su nueva denominación como Agencia Federal de Investigación (AFI), cuyo titular era, justamente, García Luna.

Durante todo el gobierno del presidente Vicente Fox, Cárdenas Palomino se mantuvo en la posición de segundo al mando de la AFI, corporación responsable de investigar todos los delitos federales en México y de ejecutar las órdenes de aprehensión giradas por jueces federales.

A mediados de 2006 Palomino fue designado jefe de la AFI luego de que García Luna dejó el puesto para conformar y encabezar la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), ya en el sexenio de Felipe Calderón

En 2007 Cárdenas Palomino llegó a la SSP ocupando diversos puestos entre ellos el de Coordinador de Inteligencia para Prevenir el Delito, y el de titular de la División de Seguridad Regional. En esos puestos, este funcionario estuvo a cargo tanto del diseño de operativos clave contra el crimen, así como de la vigilancia de carreteras, puertos, aeropuertos e instalaciones estratégicas en el país. Dejó el puesto al concluir el gobierno de Calderón.

Ramón Eduardo Pequeño García, por su parte, también fue integrante del CISEN y un cercano colaborador de García Luna desde la época de la AFI; pero su ascenso se dio ya en el seno de la Policía Federal de la SSP. Avanzó de mandos medios hasta puestos clave entre ellos, el de titular de la División Antidrogas o el de Coordinador de Seguridad Regional.

A diferencia de Cárdenas y del propio García Luna, Pequeño García se mantuvo en la alta esfera de mando policial tras la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia, ocupando el cargo de jefe de la División de Inteligencia de Policía Federal. Se mantuvo en ese puesto hasta la mitad del sexenio priista, cuando fue removido en el contexto de la investigación por la fuga de “El Chapo” Guzmán del penal del Altiplano, en 2015.

¿Doble cara?

La acusación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos responsabiliza a los dos exmandos policiales de haber facilitado, al menos entre el 2001 y el 2007, el ingreso de cocaína del Cártel de Sinaloa a territorio estadounidense. Ello al prestar apoyo a dicha organización delictiva de diversas formas.

“Cárdenas Palomino y Pequeño García también fueron funcionarios mexicanos de alto nivel que trabajaron bajo García Luna durante este tiempo. Cada uno recibió millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa” indican los documentos judiciales.

Esta es la primera vez que ambos exfuncionarios son acusados ante un tribunal de cometer delitos de esta gravedad. No obstante, señalamientos de posible corrupción ya existían desde hace tiempo en contra de ellos y de otros integrantes del equipo de García Luna.

En el caso de Cárdenas Palomino, desde 2010 existe un testimonio de Sergio Villarreal alias “El Grande” que lo relacionaba a él y a otro mando, Armando Espinoza de Benito, de recibir sobornos de “El Chapo” Guzmán y de filtrar información al cártel de los Beltrán Leyva.  García Luna, su jefe en ese entonces, dijo que todo eso era falso y un intento por desprestigiarlos

En su trayectoria como policía, Cárdenas también fue señalado de diversas violaciones a derechos humanos y hasta de tortura en casos como el de Israel Vallarta. La periodista Anabel Hernández lo acusó a el y a otros mandos de SSP ligados a García Luna, entre ellos Facundo Rosas, de amenazarla por revelar supuestos nexos con el crimen organizado.

También fue duramente cuestionado por su posible relación con el caso Florence Cassez, un supuesto operativo de secuestro que en realidad resultó ser un montaje mediático, y donde por irregularidades en el proceso fueron liberados algunos de los probables responsables.

En el actual sexenio, el gobierno federal a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha llevado a cabo una investigación en torno a cárdenas Palomino, al que se le han congelado cuentas bancarias por operaciones sospechas. Incluso ya fue denunciado ante la FGR por posible lavado de dinero.

Sobre Pequeño García también existen señalamientos de irregularidades, aunque la más grave y que lo llevó a ser cesado de un cargo ocurrió en 2015 cuando Joaquín Guzmán Loera llegó a escaparse del penal de máxima seguridad del Altiplano, por un túnel construido debajo de su celda.

La destitución de Pequeño como jefe de la División de inteligencia de Policía Federal obedeció a que bajo su cargo estaban las cámaras de vigilancia del penal, que captaron la fuga del capo sin que alguien hiciera algo. Pese a dicho cese el exmando policiaco no fue investigado.

En 2012, una carta firmada por Edgar Valdez Villarreal alias “La Barbie”, otro capo criminal, acusaba a García luna, Cárdenas Palomino y Pequeño García de recibir desde diez años antes pagos del Cártel de Sinaloa operados por él mismo, dichos que hoy son corroborados, al menos en parte, por la acusación de Departamento de Justicia.

Pero esos nombres no son los únicos. En la carta aparecen, entre otros, el ya referido Espinoza Benito que también fue titular de inteligencia de Policía Federal, el de Facundo Rosas que fue coordinador regional, y el de Gerardo Garay Cadena, ex comisionado. Solo este último fue procesado y a la postre liberado por fallas en la indagatoria.

Una herencia maldita

En el sexenio de Vicente Fox, García Luna y Cárdenas Palomino impulsaron un crecimiento inédito en la fuerza de investigación de la entonces PGR. Transformaron a la vieja Policía Judicial Federal hasta convertirla en la AFI, una fuerza de detectives policiales similar al FBI en Estados Unidos.

Para 2006 el estado de fuerza en la AFI llegó a ser de hasta 8 mil agentes, pero luego todo cambió.

En el sexenio de Calderón, García Luna convenció al Presidente de que era necesario crear una nueva Policía Federal con la capacidad de investigación de la AFI, pero independiente y separada de la FGR. El presidente lo avaló.

Así, a la par de que la Policía Federal crecía y captaba la mayor parte de los recursos económicos y tecnológicos, la entonces AFI perdió casi dos terceras partes de sus elementos. Al final del gobierno de Calderón, en 2012, fue renombrada como Policía Federal Ministerial, con apenas 3 mil agentes. Hasta la fecha no ha logrado recobrar su estado de fuerza original.

La Policía Federal, en cambio, llegó a crecer hasta contar con 40 mil efectivos, pero hoy tampoco existe. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la extinguió tras consolidarla una corporación corrupta e ineficaz, y en su lugar puso en marcha a la Guardia Nacional de corte militar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las cosas que podemos aprender de los países que están levantando la cuarentena

Mientras para algunos países sigue siendo impensable abrir negocios y escuelas, otros ya empezaron a recobrar la actividad, aunque atentos a posibles rebrotes.
4 de mayo, 2020
Comparte
Estudiantes en Dinamarca

Getty Images
En Dinamarca las escuelas reabrieron hace días.

Con la vista puesta en reabrir la economía lo más pronto posible para mitigar daños, muchos países han empezado a relajar las estrictas medidas de confinamiento adoptadas para detener la propagación del coronavirus.

Pueden permitirse algo así las ciudades que han conseguido aplanar la curva y registrar menos casos cada día, pero todos permanecen vigilantes a la posible señal de una segunda ola de infecciones.

Quienes dejan la cuarentena atrás han adoptado ciertas medidas en las que el resto de países tiene puesta la mirada para aprender y aplicarlas en el caso de que funcionen.

El caso más llamativo es el de Nueva Zelanda, que la semana pasada empezó a dejar atrás uno de los confinamientos más estrictos del mundo.

El país tenía en vigor lo que llamó estrategia de “eliminación” de la curva de contagios, que introdujo medidas fuertes al comienzo de la emergencia para evitar la expansión del virus.

La respuesta danesa fue dura y muy temprana sin haber registrado siquiera una solo muerte por coronavirus.

Paseo en bicicleta

Getty Images
Mantener la distancia social seguirá siendo clave en todas las fases de la desescalada.

Fase “burbuja”

La estrategia ha dado sus frutos y esta misma semana algunas actividades económicas han vuelto a ponerse en marcha con algunos requisitos.

El principal, nada de servicio cara a cara, y la puesta en marcha del concepto “burbuja”.

Cada persona puede relacionarse con un pequeño grupo de amigos cercanos o familiares, mientras que debe mantenerse a dos metros de otras personas.

En esta fase, la Unión Europea aconsejo a los 27 países miembros que actúen lentamente en el regreso a la vida normal y que basen sus medidas en el asesoramiento científico.

Alemania ya reabrió la semana pasada sus tiendas, pese a contar con un abultado número de infecciones.

Supermercado

Getty Images
Muchos países recomiendan usar mascarillas de tela no médicas para ayudar a prevenir la propagación de la covid-19.

Todos a la espera

La medida sitúa al país en el centro de las miradas internacionales a la espera de saber si esta estrategia provoca un rebrote de casos.

Y las autoridades permanecen vigilantes ante los efectos y dispuestas a reaccionar rápidamente ante ellos.

“En este momento, tenemos algunas medidas de levantamiento leves. Mantener la distancia y la higiene en las manos es más importantes que nunca. Debemos seguir monitoreando la situación muy de cerca“, le dijo a BBC Mundo Marieke Degen, del Instituto Robert Koch de Virología, responsable de la estrategia alemana frente al covid-19.

Además, el gobierno anunció que el uso de mascarillas sería obligatorio desde el pasado lunes en el transporte público y en los supermercados.

Mascarillas

Getty Images
En el barrio berlinés de Charlottenburg, los empleados públicos han repartido mascarillas FFP2, que llevan 3 capas de protección.

Ventajas de las mascarillas

Aunque la OMS recomienda usar mascarilla en caso de tener tos o estornudos, y en el caso de los que están sanos solo para atender a alguien en quien se sospeche la infección, Degen cree que llevarla comunitariamente “puede contribuir a retrasar la propagación”.

Y aunque reconoce que todavía no hay una base científica sólida para esto, dice que “parece plausible” creer que las mascarillas ofrecen protección, dice.

Así, el Instituto Robert Koch recomienda usarlas “en entornos en los que no siempre se puede mantener la distancia o en el que hay muchas personas”, como es el caso del transporte público por ejemplo.

Para Alemania, la prueba final llegará el 4 de mayo con la reapertura de los colegios, aunque los eventos multitudinarios estarán prohibidos hasta el 20 de agosto.

Clase

Getty Images
Las aulas han sido reacondicionadas para que los niños puedan dar clase manteniendo la distancia social.

Pocos niños y separados

La recomendación de Academia Alemana de las Ciencias, la institución que reúne a algunos de los científicos más reconocidos del país, es que la vuelta a las clases se haga en grupos de 15 alumnos como máximo.

Alemania puede empezar a relajar las medidas de cuarentena gracias a una detección rápida de casos.

El país tiene capacidad de hacer 160,000 exámenes por semana para detectar el coronavirus.

Es uno de los países del mundo que más test ha hecho a su población.

Esto permitió a las autoridades aislar a los infectados y ralentizar el contagio del coronavirus. También usar los ventiladores antes de que la condición de una persona infectada se deteriorara del todo.

Su gran capacidad hospitalaria y el cumplimiento estricto del distanciamiento social también han ayudado a la vuelta a la “normalidad”.

Clases con distancia

Otro caso de éxito es el de Dinamarca, que a mediados de abril ya comenzó a revertir el cierre de las ciudades y de la actividad diaria.

Aula en un colegio

Getty Images
Con la puerta abierta para ventilar y separados unos de otros, así dan clase en Dinamarca.

Y los beneficios de actuar tan temprano han hecho que, después de un mes de cuarentena, los niños menores de 11 años están de vuelta en los colegios y guarderías desde el 15 de abril aproximadamente.

Eso sí, sentados en mesas que están separadas dos metros entre sí.

Pero ¿cómo pudo el país iniciar tan pronto la desescalada?

“En comparación con otros países europeos, Dinamarca fue uno de los primeros en adoptar medidas”, cuenta Adrienne Murray, corresponsal de la BBC en Copenhagen.

El 11 de marzo se anunciaron una serie de restricciones, 12 días antes, por ejemplo, de que se introdujeran medidas en el Reino Unido.

Tienda en Alemania

Getty Images
Las tiendas reabrieron en Alemania, pero nada más entrar te ofrecen alcohol para desinfestar las manos.

Entonces, las reuniones se limitaron a 10 personas, se cerraron las fronteras y los trabajadores se quedaron en casa.

Sin embargo, el bloqueo de Dinamarca ha sido mucho menos restrictivo que el de Francia o el Reino Unido.

Inversión en el sistema de salud

No es obligatorio quedarse en casa y aunque los bares, gimnasios y peluquerías están cerrados, muchas tiendas permanecen abiertas.

Los datos sugieren que los años de inversión de Dinamarca en su sistema de salud están dando sus frutos.

“Todavía tenemos mucha capacidad, tanto en términos de camas normales, camas de cuidados intensivos y ventiladores”, afirmó Hans Joern Kolmos, profesor de microbiología clínica en la Universidad del Sur de Dinamarca.

Noruega y Austria también fueron de los primeros países en Europa en reducir las restricciones lentamente.

Tienda en Austria

Getty Images
En Austria, muchas tiendas exigen a los clientes llevar mascarilla para poder entrar en el local.

Primeros pasos

En Austria, con solo 8.9 millones de habitantes, las pequeñas tiendas, las de bricolaje y reparación de bicicletas y los parques reabrieron el 14 de abril.

Su proximidad a Italia y a la realidad de contagios y muertes que estaba viviendo su vecino, hizo que las autoridades adoptaran estrictas medidas a mediados de marzo, adelantándose a los posibles contagios.

Está previsto que el resto de tiendas, los restaurantes y hoteles abran en mayo.

Las restricciones a las bodas y a los funerales siguen vigentes así como las multas a quienes rompan la distancia de seguridad o el aforo permitido en una tienda.

Los ciudadanos están obligados a llevar mascarillas en supermercados, taxis y transporte público.

Noruega y Bulgaria

Los niños regresaron a los jardines de infancia de Noruega el 20 de abril y a las escuelas secundarias una semana después.

Peluquería

Getty Images
En la peluquería todos deben llevar mascarillas.

En Bulgaria, los mercados de agricultores están reabriendo.

En la República Checa, las tiendas que venden materiales de construcción y bicicletas están de vuelta en el negocio y las reglas se han relajado para las áreas de recreación al aire libre.

España, que junto con Italia ha sido la más afectada por covid-19, permite desde el 14 de abril que los trabajadores no esenciales vuelvan a trabajar y para ello repartió mascarillas protectoras en las estaciones de trenes y metros.

Los niños pueden volver a salir a la calle acompañados de un adulto desde el pasado domingo.

Sin embargo, no son pocos los líderes que han dejado claro que pese a todo, la vida rutinaria permanecerá restringida durante un tiempo y las medidas de distancia social seguirán siendo estrictas.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3FlrsNfKguk

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=10s

https://www.youtube.com/watch?v=OkijKj0TIpM&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.