Mujer denuncia abuso de político en Querétaro y pide a otras víctimas no callar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

'Hay que dejar de callarnos': Mujer denuncia abuso e intento de violación de político en Querétaro

Alessandra denunció públicamente que había sido abusada sexualmente cuando era menor de edad por un político de Querétaro y otras mujeres relataron experiencias similares a manos del mismo sujeto.
Cuartoscuro Archivo
12 de agosto, 2020
Comparte

Bastó con que una mujer denunciara públicamente que había sido abusada sexualmente cuando era menor de edad presuntamente por Raúl Jaime Pérez, político panista de Querétaro, para que en cuestión de horas surgieran varios relatos de otras chicas y adultas que presuntamente vivieron experiencias similares a manos del mismo sujeto, que no se ha pronunciado públicamente y se desconoce si sigue en la ciudad.

Alessandra Cavazos fue quien decidió empezar a romper la impunidad y ahora pide a todas las mujeres que hayan vivido un abuso que alcen la voz y señalen a su agresor.

Entérate: Mayoría de padres en México no sabe cómo identificar síntomas del abuso sexual en niños

En entrevista con Animal Político cuenta que durante 14 años había sufrido su propio silencio, hasta que recientemente, alguien que conoce a Jaime Pérez le preguntó si a ella le había hecho algo alguna vez. Con la pregunta directa, Aless por fin pudo romper esa barrera y su respuesta fue mucho más allá del acoso sexual: le contó que intentó violarla cuando tenía 16 años.

Dado el primer paso de por fin nombrar a su abusador, el siguiente fue firme: poner una denuncia formal ante las Fiscalía General de la República (FGR), y después contarlo en Facebook, donde surgieron otros testimonios.

Aless era apenas una adolescente. Una de sus mejores amigas tenía una hermana mayor ya casada viviendo en Houston, Texas, así que planearon irse allá a buscar vestidos para su graduación de preparatoria con la facilidad de hospedarse en casa de la pareja.

Desde que llegaron, recuerda, la mirada del cuñado de su amiga la incomodó, así como algunas frases y acercamientos físicos. Lo que no se imaginaba es que él pasaría muy rápido de la mirada libidinosa a aprovechar un momento en que las otras dos mujeres salieron del departamento por unas hamburguesas para meterse a la habitación en el que se alojaba Aless.

“Él entró al cuarto, me intentó besar, yo le dije que no. Y ahí fue cuando abusó sexualmente de mí y me intentó violar. Yo le dije que no, me tocó por todas partes sin absolutamente ni cerca de mi consentimiento. Muchas veces le dije que no, que no se me acercara, y ahí fue cuando yo me paralicé… Yo no entendía lo que estaba pasando, nunca había tenido una experiencia sexual en mi vida, tenía 16 años. De repente me bajó las mallas y los calzones, pero en eso llegaron su esposa y mi amiga, y este cabrón me dejó ahí paralizada y dijo ‘Ay, es que estaba ayudando a Aless, se sintió mal’. Yo me quedé ahí mientras ellos comían las hamburguesas”, cuenta.

Después de eso, no supo qué hacer. Tuvo miedo de contarle a su familia, no porque no la respalden y protejan, sino justo por eso, pensando en el impacto que podía tener en su mamá o la reacción que pudiera tomar su papá contra el agresor. Tampoco sabía a quién contarle y si iba a servir de algo.

“Sentía una culpa terrible, vergüenza, asco, miedo, tenía miedo de que si hablaba, por lo mismo de que vivimos en una sociedad machista, no me van a creer, van a pensar que yo me le aventé, voy a tener problemas con la familia de mi amiga… Pues imagínate, era una niña de 16 años, no tenía ni idea de cómo reaccionar o qué se hacía en un caso así”, lamenta.

Lo peor es que el acoso no paró ahí, asegura. Después, cada vez que lo volvía a encontrar en algún evento social, con total impunidad encontraba la manera de acercarse a tocarla y hacerle comentarios sexuales.

Vinieron años de depresión, diagnóstico de ansiedad generalizada, insomnios, de subir de peso hasta 40 kilos y de ir a terapias de todo tipo a partir de los 22 años para ir sanando. Y aunque llegó a contarle a algunas amigas o novios de la experiencia traumática que había vivido, nunca revelaba la identidad de quién había sido. Aless dice que es como si el abusador siguiera teniendo un poder sobre su víctima, como si le arrancara la voz.

El pasado 8 de marzo fue clave para ella. Este Día Internacional de la Mujer ocurrieron en todo México las manifestaciones feministas más grandes que se hayan visto y Aless llegó a sentirse cómplice de su abusador por no haberlo denunciado. Hasta que hace unas semanas por fin pudo hacerlo.

Por un lado más denuncias, por otro censura

La publicación que Alessandra Cavazos hizo en su Facebook se ha compartido más de mil 300 veces en una semana y de inmediato generó más denuncias contra Raúl Jaime Pérez, aunque por ahora parece no haber otra ante las autoridades.

Ella ha recibido en privado testimonios de otras 10 mujeres que aseguran que sufrieron algún tipo de acoso o abuso sexual de la misma persona, desde menores de edad hasta una mujer de 60 años. Algunos de los casos los compartió en su misma red social después de platicar con ellas sin revelar la identidad de las víctimas. Dos le contaron de presuntos tocamientos sexuales incluso frente a la propia familia de Jaime Pérez. Otra describe que siendo menor de edad, la acosó con comentarios sexuales hasta el punto de decirle “no te puedo coger porque tienes 17 años y no eres legal”. Aunque con Alessandra eso no lo detuvo más de una década atrás para estar a punto de violarla.

El Día 29 de Julio se presento una denuncia en la Fiscalía General de Republica en contra de mi abusadorHoy te toca…

Posted by Alessandra Cavazos on Wednesday, July 29, 2020

Pero está sorprendida de que además de otras víctimas del mismo presunto agresor, le han llegado alrededor de mil comentarios de personas, mujeres y hombres, que también sufrieron violencia sexual en la infancia y se ha dado cuenta, dice, de que hay muchísimas formas de agresiones que no son como nos las pintaban en las telenovelas.

De acuerdo con diversos estudios expuestos en 2019 en un foro sobre violencia sexual infantil en el Senado, se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños sufren agresiones de este tipo antes de cumplir la mayoría de edad; Querétaro es el segundo estado con mayor tasa de hospitalización de niñas y niños por violencia sexual; pero a nivel nacional solo una de cada mil denuncias termina en condena, es decir, una impunidad de 99.9%.

Aless también se enfrentó ya a comentarios que descalifican su denuncia y la costumbre de perpetuar el silencio, se lamenta. Además de contar su historia en su perfil, la compartió en una página de servicios y recomendaciones entre mujeres llamada Lady Multitask. Primero las administradoras le pidieron que por políticas del grupo no podía poner la foto y nombre del hombre al que acusaba; aceptó borrarlo, pero muchas mujeres empezaron a comentar que no estaban de acuerdo, y que si se trataba de apoyarse entre mujeres, había que replicar esta denuncia.

El resultado fue que el grupo empezó a censurar todos esos comentarios, y la indignación de las mujeres derivó en una nueva comunidad llamada Hermanas Queretanas, donde le llovieron los comentarios de respaldo.

Más allá de Facebook, la denuncia de Alessandra causó conmoción en el círculo político y social de Querétaro. Raúl Jaime Pérez ha sido consejero estatal del PAN, fue presidente de la Comisión Organizadora Electoral en 2015 y director de Investigación y Estadística Legislativa del Congreso local en la legislatura pasada, y actualmente está inscrito como suplente del diputado federal Felipe Fernando Macías, del distrito 4 de Querétaro, que ocupa la capital del estado.

Tras la publicación, Macías se comunicó directamente con Aless para deslindarse de Jaime Pérez y condenar cualquier violencia contra las mujeres. El diputado aclaró a Animal Político que la designación de su suplente fue decisión del partido y él no tiene ninguna relación laboral con él ni han tenido comunicación tampoco.

Al ser suplente, no tiene un cargo como tal ni disfrutaría de fuero en caso de que la FGR actúe contra él. El PAN estatal señaló el jueves pasado que ya hay un proceso para suspender la militancia de Jaime Pérez mientras es investigado, aunque se le solicitaron documentos que lo comprobaran y la respuesta fue que son internos. También aseguró que no se sabe el paradero del acusado.

Aless dice que lo que menos quiere es que el caso se politice. Lo único que desea es que nadie más vuelva a sufrir en silencio una experiencia como la que ella vivió.

“Mi intención ni siquiera es tanto contra él. Quiero animar a las víctimas a dejar de callar el nombre de su agresor, a dejar de callarnos, porque yo sé que un abuso sexual arranca tu voz, te la apagan. Pero quiero decirle a las víctimas de violencia sexual que no se queden calladas, que su voz es el poder más bonito que tienen”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

A un año del COVID: ¿cómo se determina cuándo finaliza una pandemia?

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al brote de un nuevo tipo de coronavirus una "pandemia". Te contamos qué metas deben alcanzarse para salir de la emergencia sanitaria.
11 de marzo, 2021
Comparte

China reportó los primeros casos de un nuevo tipo de coronavirus a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el último día de 2019 -de ahí que se lo bautizara “covid-19”-, pero el organismo lo declaró oficialmente una “pandemia” el 11 de marzo, hace un año.

Esta enfermedad viral se sumó así al grupo de los grandes brotes que afectaron la salud global a lo largo de los tiempos, como la peste negra, la viruela, la gripe de 1918-9 y, más recientemente, el VIH/Sida y la influenza A (H1N1).

Ninguna de esas enfermedades representa hoy una amenaza a la humanidad. Incluso una -la viruela- llegó a erradicarse.

¿Qué debe ocurrir para que el covid-19 también deje de ser considerado una pandemia?

¿Cuáles son las metas que deben alcanzarse?

La respuesta más directa surge de analizar la definición de lo que constituye una pandemia.

Según la Real Academia Española, es una “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”.

Por lo tanto, se infiere que el covid dejará de ser pandémico cuando ya no tenga un alcance tan grande.

Pero ¿quién define el umbral y cómo se determina?

Incluso si la OMS decidiera que se terminó la pandemia, serán cada uno de los países -o incluso de los Estados o provincias- los que determinarán cuándo termina la emergencia sanitaria y pueden levantarse las cuarentenas y restricciones.

Aquí te explicamos qué criterios epidemiológicos podrían utilizarse para decidirlo.

No más contagios

La forma más clara de determinar el final de una pandemia sería que ya no haya circulación del SARS-Cov-2, el virus que causa el covid-19.

Click here to see the BBC interactive

En la actualidad (al 11 de marzo de 2021) solo 14 países o territorios de todo el mundo están libres de covid, según la OMS, y de ellos 12 son islas en el Pacífico o Atlántico (que debieron cerrar sus fronteras para poder mantener afuera al virus).

A nivel global hay unas 117 millones de personas infectadas y cerca de 2,6 millones de víctimas fatales, cifras que siguen aumentando día a día.

Por lo tanto, la meta de frenar completamente la transmisión del coronavirus parece muy lejana, si no imposible.

Esto, a pesar de que ya existen ocho vacunas que previenen la enfermedad y que al menos 125 países y territorios comenzaron a vacunar a su población.

Click here to see the BBC interactive

Incluso en Estados Unidos, el país qué más dosis ha administrado hasta el momento (más de 90 millones), los expertos advierten que será casi imposible alcanzar los niveles de vacunación necesarios -por encima del 75% de la población- para lograr la anhelada meta que algunos allí han bautizado #ZeroCovid.

Si consideramos, además, que fuera de EE.UU. y un puñado de países como Israel, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Chile, la vacunación viene a un ritmo muchísimo más lento, y que, encima, siguen surgiendo nuevas cepas del virus que podrían reducir la efectividad de las vacunas, puede prácticamente descartarse que el coronavirus sea vencido por knock-out gracias a la inoculación, como esperaban algunos.

Inmunidad de rebaño

No obstante, la vacunación sí puede contribuir a otra forma de poner fin a la pandemia, la llamada inmunidad de rebaño o colectiva.

Esta se logra cuando una porción amplia de la población se vuelve inmune al virus, por lo que se reduce fuertemente su circulación.

La teoría es que, si suficientes personas son resistentes a la enfermedad, los más vulnerables quedan protegidos de un posible contagio.

Científicos británicos estimaron que la inmunidad de rebaño en el caso del covid-19 se lograría cuando aproximadamente el 60% de la población haya estado expuesta al SARS-Cov-2.

Esta exposición puede ser natural, a través de una infección, o gracias a una vacuna.

Con cada vez más personas infectadas o inoculadas con el coronavirus, ¿será esta la salida de la pandemia?

Mujer recibiendo vacuna

iStock
Cada vez más personas recibirán la vacuna o contraerán el covid, ¿podremos alcanzar la inmunidad colectiva?

No en el corto plazo, según la OMS.

A finales de diciembre, el organismo advirtió que “las encuestas de seroprevalencia sugieren que en la mayoría de los países, menos del 10% de la población ha sido infectada con covid-19”.

En tanto, aunque las estadísticas sobre vacunación muestran que hasta el momento se han administrado más de 300 millones de dosis antivirales, las personas inmunizadas serían muchas menos, ya que la mayoría de las vacunas requieren dos dosis.

Si bien se trata de un avance científico enorme, logrado en tiempo récord, su impacto sigue siendo limitado si consideramos que en el mundo viven más de 7.700 millones de personas.

Lo otro que complica alcanzar la inmunidad de rebaño es que las personas infectadas con covid no necesariamente están protegidas contra la enfermedad.

“Todavía no se sabe con certeza cuánto dura la inmunidad de este coronavirus, pero basados en los coronavirus que ya existen y que infectan a la población regularmente, como los coronavirus que causan resfriado, sabemos que la gente se contagia con estos virus una y otra vez”, advirtió a BBC Mundo Jeffrey Shaman, profesor de Ciencias de salud ambiental de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

“Todavía estamos aprendiendo sobre la inmunidad al covid-19”, coincidió, por su parte, la OMS en su reporte.

“La mayoría de las personas que están infectadas con covid-19 desarrollan una respuesta inmune en las primeras semanas, pero no sabemos qué tan fuerte o duradera es esa respuesta inmune”.

“También ha habido informes de personas infectadas con covid-19 por segunda vez”, advirtió.

Un hombre en la cama soplándose la nariz

iStock
La esperanza es que el covid-19 se transforme en una especie de gripe.

Como la gripe

Por todo esto, muchos creen que la salida de la pandemia no se dará ni eliminando el covid, ni logrando una inmunidad colectiva superior al 60%.

Se dará cuando logremos tener la enfermedad suficientemente bajo control.

¿Qué significa esto? Que la cantidad de infecciones, hospitalizaciones y muertes ya no serán considerados una emergencia sanitaria.

Un reciente artículo en la revista The Atlantic estimó que en EE.UU. ese umbral se alcanzaría cuando haya menos de 100 muertes al día.

¿Por qué 100? Porque esa es la cantidad aproximada de personas que fallecen cada año a causa de la influenza (gripe).

Joseph Eisenberg, epidemiólogo de la Universidad de Michigan, dijo a la revista que ese nivel de mortalidad es “ampliamente considerado aceptable por el público”.

Las comparaciones con la gripe no son antojadizas.

Son varios los expertos que creen que el coronavirus podría eventualmente convertirse en un problema endémico, con picos estacionales, como los distintos virus de influenza.

A medida que más personas se exponen al covid, lo esperable es que comiencen a bajar las tasas de transmisión e infección.

A la vez, el SARS-Cov-2 podría ir mutando para ser menos dañino, como ocurre con muchos virus que tienden a ser más agresivos cuando recién aparecen y luego se hacen menos letales para poder sobrevivir.

https://www.youtube.com/watch?v=kWa06mmJT4U&t=15s

Seguramente seguiría habiendo brotes, como ocurre con la influenza, pero la esperanza es que el desarrollo de nuevos medicamentos para tratar la infección podrían hacerla menos mortal.

“Lo que esperamos es lograr niveles de la infección que sean controlables y que el virus se vuelva cada vez menos severo, para lograr un equilibrio en el que la endemicidad de este patógeno no sea tan mala para la mayoría de la gente”, señaló a BBC Mundo el profesor Shaman, quien en octubre publicó un estudio en la revista Science sobre el potencial del covid de volverse endémico.

“Ese sería el tipo de estabilidad que nos permitiría vivir con este virus y, a la vez, volver a algún tipo de normalidad”, afirmó.

¿Cuánto tiempo tardará?

Otro trabajo publicado en Science en enero por científicos de la Universidad de Emory y la Universidad Estatal de Pensilvania, estimó el plazo, utilizando un modelo matemático para reproducir la propagación del virus.

Su conclusión fue que “domar la pandemia” -es decir, que el covid-19 se haga endémico- tardará entre un año y una década.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue más preciso.

En agosto pasado, estimó que la pandemia terminará “en menos de dos años”, o sea, antes de mediados de 2022, un poco menos de lo que tardó en superarse la gripe de 1918-9, la mayor pandemia del siglo XX.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.