Autoridades alemanas catean propiedades de la esposa de Lozoya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Stefan Kürthy / BILD

Autoridades alemanas catean propiedades de la esposa de Lozoya

Un apartamento en Múnich y una propiedad junto al lago Starnberg fueron registradas por las autoridades alemanas.
Stefan Kürthy / BILD
Por Andrea Cárdenas / Quinto Elemento Lab
11 de agosto, 2020
Comparte

Las autoridades alemanas arreciaron las investigaciones por blanqueo de capitales contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin y su esposa, Marielle Helene Eckes al ordenar el cateo de dos propiedades en la región de Baviera, al sureste del país.

“La fiscalía de Múnich I conduce una investigación sobre el señor Lozoya y también la señora Eckes por lavado de dinero. En el contexto de la investigación, el martes 21 de julio hemos revisado dos ubicaciones, una dentro y otra fuera de Múnich”, confirmó a Quinto Elemento Lab un portavoz de la oficina del fiscal de Múnich.

Entérate: Vinculan a Lozoya por delitos relacionados con Odebrecht, pero enfrentará libre el proceso

La investigación inició el año pasado y ha estado envuelta en un gran sigilo. Esta es la primera vez que las acciones de la policía sobre este caso llegan a la prensa. La oficina del fiscal de Múnich I declinó responder a más preguntas.

La averiguación que lleva a cabo la policía alemana es independiente y distinta de las que realiza la Fiscalía General de la República (FGR). En México, Marielle Eckes está siendo investigada por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa y Emilio Lozoya de haber recibido sobornos de las empresas Odebrecht y Altos Hornos de México (AHMSA).

El registro de las propiedades de Eckes no pasó desapercibido en la prensa de Alemania. Marielle Eckes pertenece a la familia fundadora de Eckes Granini Deutschland, la más grande empresa europea de jugos que está basada en Mainz.

De acuerdo con las publicaciones en la radio, tabloides y diarios germanos, elementos de la policía criminal registraron un apartamento en el centro de la ciudad Múnich, a una cuadra del Río Isar, así como una lujosa propiedad con vista al lago de Starnberg, en una exclusiva zona residencial al pie de los Alpes, a unos 50 kilómetros de Múnich.

“No se sabe dónde está Marielle Eckes. En cualquier caso, ella no estaba presente cuando registraron su apartamento en Múnich”, publicó el diario Süddeutsche Zeitung. “Como se puede escuchar en los círculos oficiales, los investigadores indagan si Eckes y su esposo pudieron haber escondido dinero de los sobornos de México en Alemania o si al menos lo canalizaron a través de Alemania”.

“¿Dónde está Marielle Eckes?”, se preguntó el portal de noticias Merkur.de. “Se considera que la mujer se encuentra escondida desde que su esposo Emilio Lozoya fue arrestado en febrero de este año. Al igual que él, la heredera del gigante de jugos Granini está acusada de lavado de dinero y corrupción”.

Capturado en Málaga, Lozoya aceptó su extradición para colaborar con las autoridades mexicanas. Llegó al país la madrugada del viernes 17 de julio e ingresó a un hospital privado de la Ciudad de México por anemia y complicaciones de esófago. Los cateos de las propiedades de su esposa en Alemania ocurrieron cuatro días después.

Alemania es un destino natural para la familia Lozoya Eckes. En ese país el ex director de Pemex estudió la preparatoria y ahí fue donde Eckes nació y pasó su infancia y juventud.

La familia de Eckes tiene su residencia en Múnich y la pareja Lozoya Eckes acostumbraba pasar sus vacaciones en Alemania. La madre de Lozoya, Gilda Austin, fue detenida el año pasado al norte del país en la diminuta isla de Juist, donde estaba con sus nietos, los hijos de Lozoya.

Lozoya y Eckes, que llevan 14 años casados, son además socios en dos empresas. Según el registro mercantil alemán, tienen acciones en dos compañías de inversión en bienes y raíces establecidas en el distrito financiero de Múnich: ELMO Wolfsburg y All-ME Hamburg GmbH, según documentos obtenidos por Quinto Elemento Lab y Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP).

En México, un juez federal giró una orden de aprehensión contra Marielle Eckes el 4 de julio de 2019 por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa. Según la orden de captura, la FGR identificó una cuenta bancaria en Suiza, a nombre de Tochos Holding Limited, que tuvo como beneficiarios a Lozoya y a su hermana Gilda Susana Lozoya.

Desde esa cuenta salieron los recursos que el exdirector de Pemex donó a Marielle Eckes para adquirir una mansión en las playas de Ixtapa, a través de un fideicomiso.

“Todo el dinero relacionado con esa transacción era dinero mío y de un préstamo de mi esposo, cada dólar usado (para la compra de la residencia en Ixtapa) fue obtenido antes de que mi esposo entrara al gobierno”, dijo Eckes el año pasado cuando respondió un cuestionario al diario alemán Süddeutsche Zeitung, al medio suizo Tamedia y a Quinto Elemento Lab.

La FGR presume que los recursos para adquirir la residencia en la costa del Pacífico, valuada en 1.9 millones de dólares, tienen un origen ilícito vinculado con las presuntas transferencias que recibió Lozoya de la constructora brasileña Odebrecht. La orden de aprehensión documenta que la esposa de Lozoya otorgó un poder especial a favor de Juan Carlos Quintana Serur, un abogado que trabajó para AHMSA, con la finalidad de constituir el fideicomiso para adquirir el inmueble.

“Es 100% falso decir que el abogado trabajaba para AHMSA”, dijo Eckes en el referido cuestionario. “Él tiene un despacho legal con cientos de clientes y a mí me lo presentó mi esposo, que lo conoce desde hace casi una década y ha apoyado a su familia en cuestiones legales durante muchos años. Todos los costos relacionados con sus honorarios fueron cubiertos por mí”.

Entre las pruebas que los fiscales mexicanos ofrecieron hace unas semanas en la audiencia donde Lozoya fue vinculado a proceso por el caso Odebrecht, presentaron documentación bancaria procedente de Suiza, incluidos los estados de cuenta y órdenes de pago para la compra de la residencia de Marielle Eckes, el poder que otorgó a Juan Carlos Quintana para crear el fideicomiso a su nombre y la escritura pública del fideicomiso que adquirió la propiedad. La FGR además sostiene que Eckes omitió reportar esas operaciones ante Hacienda.

Con estos elementos valorados por el juez, sigue vigente la orden de aprehensión en su contra. En agosto de 2019, Eckes solicitó un amparo a fin de no ser detenida, pero en marzo pasado un juez le negó la protección de la justicia, según la resolución de la demanda de amparo 666/2019.

Marielle Eckes es una internacionalista que en los últimos cinco años participó activamente en el Club de Niños y Niñas de la Ciudad de México y Estado de México. Ella presidía la Junta Directiva de esa organización filantrópica de la que su esposo era consejero. La última vez que Eckes fue vista por la prensa en México fue en febrero de 2019, cuando participó en la inauguración del centro de actividades extraescolares que impulsó desde esa organización en el Estado de México.

Hasta ahora, la Fiscalía mexicana no ha confirmado si hay una alerta de búsqueda girada por la Interpol para localizar a Eckes y aunque su paradero es desconocido existen indicios de que la familia Lozoya Eckes continuó con su vida en Alemania.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El baile de los 41: la fiesta en México que desató un escándalo hace más de un siglo

Se estrena la película "El baile de los 41", basada en el escándalo que sacudió a México a inicios del siglo XX y marcó decenas de vidas para siempre.
18 de noviembre, 2020
Comparte

Desde hace más de cien años, algunos mexicanos asocian el número 41 con la homosexualidad masculina.

El origen es un baile al que acudieron 42 hombres la noche del 17 de noviembre de 1901 en el centro de Ciudad de México.

La mitad vestía ropa de mujer. Varios de ellos eran personas adineradas y formaban parte de la élite social de esos tiempos.

El festejo fue interrumpido por la policía, que arrestó a casi todos: solo uno logró escapar.

El caso fue uno de los mayores escándalos sociales de la época conocida como el ‘Porfiriato’, pues el presidente era Porfirio Díaz.

De hecho, según una leyenda muy conocida en México, quien logró escapar esa noche era su yerno, Ignacio de la Torre y Mier.

Este mes de noviembre, la historia llegó a la pantalla grande gracias a la película “El baile de los 41”, protagonizada por Alfonso Herrera en el papel del marido de la hija del presidente mexicano.

Durante más de un siglo, la identidad del resto de los detenidos no se conoció.

Hasta que el abogado Juan Carlos Harris, quien se define como “historiador frustrado”, localizó los nombres de siete de ellos en los archivos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Las personas identificadas porque promovieron amparos contra su conscripción forzada en el Ejército son: Pascual Barrón, Felipe Martínez, Joaquín Moreno, Alejandro Pérez, Raúl Sevilla, Juan B. Sandoval y Jesús Solórzano.

Pero Harris encontró algo más: una serie de abusos y violaciones contra los detenidos que, más de un siglo después, comenzó a develarse.

Detención ilegal

El escándalo de 1901 se conoce como “El baile de los 41 maricones”. Este baile tuvo lugar en la calle de La Paz, en lo que hoy es el Centro Histórico de la capital y cerca de Palacio Nacional, la residencia del presidente.

Según los diarios de la época –la única fuente documental del caso– un policía escuchó ruido en una casa a las tres de la madrugada, y al asomarse descubrió a las parejas.

Entonces pidió refuerzos para detenerlos, algo que según el abogado Harris era ilegal.

“No existía un motivo para haberlos detenido”, le dijo a BBC Mundo.

“Jurídicamente, la homosexualidad como tal nunca ha estado prohibida en México”.

Pero casi todos fueron arrestados excepto el yerno de Porfirio Díaz, según la creencia popular, cuyo nombre habría sido borrado de la lista para evitar el escándalo político.

Luego fueron obligados a barrer las calles de la capital mexicana con la ropa del festejo, algo que también fue ilegal, pues ninguna ley establecía esa sanción.

Otro abuso fue el escarnio en los periódicos. Incluso se publicó una canción para burlarse de ellos.

Actores de la pelicula "El baile de los 41"

IMDB
Alfonso Herrera (derecha) da vida al marido de Amada Díaz, hija del presidente Porfirio Díaz, en la película “El baile de los 41”.

La composición se llamó ‘El corrido de los 41’ y fue acompañado con grabados de José Guadalupe Posada.

El artista es uno de los grabadores más importantes de México, autor del famoso personaje ‘La Catrina’ que elegantemente representa a la muerte.

Con ese escándalo nació la ‘Leyenda de los 41’. Pero aquí no termina la historia.

Trágico destino

En las horas siguientes a la redada, varios de los detenidos fueron puestos en libertad.

Juan Carlos Harris cree que pagaron a la policía y las autoridades de la capital para conseguirlo.

Fue el caso de los más adinerados o quienes formaban parte de familias conocidas en el entorno social del ‘Porfiriato’.

Manos entrelazadas con una bandera mexicana.

Getty Images
Algunos mexicanos asociaron el número 41 a la homosexualidad.

El resto, sin tantos recursos, fueron incorporados por la fuerza en el Ejército.

Varios fueron enviados a combatir en la ‘Guerra de Castas’ que en ese entonces se libraba en Yucatán, en el sureste del país.

“Fue una especie de destierro y la única forma que encuentran para hacerlo es metiéndolos al Ejército, una especie de leva”, según el abogado.

No se conoce el destino final de ellos, aunque según Harris y algunos historiadores que investigaron el tema, murieron en las batallas.

Aunque no se ha documentado, es muy posible que dentro del Ejército hayan sufrido abusos porque nunca se ocultó a los soldados la razón de su reclutamiento, dijo el abogado.

“Fueron detenidos, sufrieron un escarnio fuertísimo”, explicó. “Es una cuestión muy grave y no nada más las tonterías que ciertos grupos sociales lanzan”.

Más de un siglo después

¿Por qué algunos mexicanos asociaron el número 41 a la homosexualidad?

Una de las razones es el escándalo que significó el baile y la cantidad de personas detenidas, explican historiadores.

Pero también influyó la posición social de algunos participantes, según Harris. El escarnio que se desató fue una especie de venganza social.

Una reacción de molestia por lo que en la época se conocía como “la decadencia de los lagartijos”, el apodo de entonces a las personas adineradas del Porfiriato.

Y también evidencia el profundo cariz de homofobia que incluso ahora, más de un siglo después del baile, permanece en algunos sectores del país.

Por eso es importante identificar a quienes fueron detenidos, dice el abogado, pero sobre todo recordar cuál fue su destino.

“Hay intentos muy serios, muy graves de retroceso, incluso buscando la supresión de derechos civiles”, explicó.

“A lo mejor no entendemos lo que eso significa. Es algo muy grave”.

* Este artículo fue originalmente publicado en 2017 y actualizado con motivo del estreno de la película “El baile de los 41”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EpHxqm8kCXI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.