Fue un caos, dicen profesores sobre el primer día de clases por televisión
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Fue un caos, dicen profesores sobre el primer día de clases por televisión

La primera jornada de lecciones a distancia estuvo marcada por horarios equivocados, familias que no encontraron los canales o que no cuentan con acceso a la tecnología y profesores que trataron de resolver todas las dudas y problemas.
Cuartoscuro
25 de agosto, 2020
Comparte

“Fue un caos total, “algo caótico”, “mucha incertidumbre”, “los padres reportan que los contenidos no les gustaron a los niños”, son las primeras frases que dicen maestros y maestras de primaria y secundaria cuando se les pregunta cómo vivieron ellos el primer día de clases por televisión de este nuevo ciclo escolar. 

La mayoría trató de tener todo organizado y bajo control. Desde la semana pasada creyeron que ya los padres, al menos los que habían logrado contactar, tenían la información necesaria para encontrar las clases y los canales, así que prepararon mensajes de bienvenida que enviaron a sus alumnos por correo o por WhatsApp y se dispusieron a arrancar el ciclo, pero entonces vino eso, el caos. 

La profesora Jenny, quien pide que solo se le identifique así, cayó en cuenta desde temprano, al seguir las clases de sus hijos, que sus alumnos de sexto de primaria no debían ver los contenidos asignados para ese grado, programados para pasar a la 1 de la tarde, sino los de quinto. 

Como estas tres semanas son de repaso, la profesora, quien trabaja en una escuela primaria en Iztapalapa en la Ciudad de México, explica que si sus alumnos seguían la programación de sexto, en realidad no sería un repaso del curso anterior. 

Lee: Comunidades indígenas enfrentan el regreso a clases a distancia sin acceso a televisión ni internet

“Yo organicé una junta para las 10 de la mañana y para esa hora ya se nos habían pasado los contenidos de quinto, así que les dije a los padres que podían ver la repetición, aunque ya es muy noche para los niños porque es de 9:30 pm hasta la media noche. Pero ya después una mamá nos envió la aplicación para bajar en el celular Aprende en Casa 1 y ya van a buscar ahí lo de quinto”.

Alejandra Ikeda, profesora de cuarto de primaria en León, Guanajuato, dice que en su caso el problema de hoy fue que los horarios que difundió la Secretaría de Educación Pública federal para ese grado aplicaban solo para CDMX. 

“Los padres y los alumnos creyeron que les tocaban las clases por televisión de 9:30 de la mañana a 12 de día, pero eso era solo para el centro. En Guanajuato las clases para cuarto se transmitieron de 4:30 a 7:00 de la tarde y hubo descontrol. Empezaron a mandarme mensajes en la mañana por el whats y ya les mandé el horario y el canal correcto”. 

La maestra Ikeda cuenta que pese a que envió una explicación la semana pasada a los padres sobre cómo configurar la televisión para poder ver los canales donde se transmitirían las clases, también recibió desde temprano varios mensajes de las familias preguntando cómo hacerlo. 

Para el profesor de primero de secundaria, en Coatzacoalcos, Veracruz, Ricardo Zamudio, lo más complejo de este ciclo a distancia es que no conoce a sus alumnos, a diferencia del curso pasado cuando las clases presenciales se suspendieron casi a mitad de año escolar  y ya se conocían bien. 

“Estamos de cabeza. No conozco a los alumnos, no se conocen entre ellos y están cambiando no solo de grado sino de nivel. Les va a hacer mucha falta la interacción. En cuanto volvamos a la normalidad esto debe quedar en el olvido porque es todo lo contrario de lo que debe ser una escuela, es muy impersonal”. 

De los 15 alumnos que tiene en la clase de ciencia, por ejemplo, afirma que muy pocos alumnos le han enviado la evidencia de que vieron las clases por televisión. 

Lee: El privilegio de regresar a clases: SEP deja fuera a alumnos con discapacidad

“Me tienen que mandar al correo foto de que están haciendo la actividad que les piden ahí en la tele y solo tres me la han mandado”. 

Claudia Iliana Limón, profesora de tercero de secundaria, en la materia de ciencias, en Zapopán, Jalisco, dice que en ese estado no tienen la instrucción de basarse en el Aprenden en Casa por televisión. 

“Acá nos pidieron basarnos en proyectos interdisciplinarios y usar la plataforma de Google o de Microsoft para las videollamadas, las asesorías, pero no todos los alumnos cuentan con red de internet o no están tan habituadas a desplazarse en las plataformas, hay una brecha digital. Yo tuve tres sesiones virtuales hoy con los grupos y a dos, los de la mañana de 8:40 y 9:30, se conectaron solo la mitad de cada grupo; en la de las 2:00 de la tarde apenas se enlazó una cuarta parte de los alumnos”. 

Limón señala que los padres de familia empezaron después a comunicarse diciendo que habían tenido dificultades con el internet, que no pudieron ingresar a la plataforma, que no tienen recursos sus hijos para estar conectados, “así que vamos a ver qué hacemos en esos casos, si se les pueden citar a los cinco o seis que no tengan forma de conectarse para darles asesorías presenciales”. 

Para Ade Ávila, subdirectora de una primaria de Mazatlán Sinaloa, lo más complejo fue que apenas el viernes pasado por la tarde les mandaron las actividades que se trabajarían en las clases por televisión de la semana, así que los profesores debieron planear las actividades complementarias a vapor el fin de semana.

Lee: ‘El rezago será peor’: Pobreza y falta de acceso a tecnología obstaculizan aprendizaje en nuevo ciclo

Además dice que apenas este lunes se reportaron con ella algunos padres de familia solicitando los teléfonos de las profesoras y profesores de sus hijos. “Y no es que nosotros no planeemos ni que no estuviéramos listos, es que ha sido caótico. Los libros de texto aún no los tenemos, que la segunda semana de septiembre llegarán a la bodega del sector y para la llegada a la escuela no tenemos fecha y luego a ver cómo los repartimos”, dice. 

Los profesores y profesoras entrevistados por Animal Político coinciden en que calidad de los contenidos y qué tan apropiados resultan para los alumnos se podrá evaluar hasta después de la tercera semana de clases a distancia. Por ahora lo único que se está transmitiendo es un repaso de los contenidos del ciclo pasado. 

“En las clases de segundo grado de pronto hubo puras cápsulas de música que no fueron tan amenas. Y en realidad las clases tocan los temas de forma muy general, hay que bajarlas, hay que hacer eso cercano a los niños y niñas pero eso pues ya nos tocará a los profesores y profesoras”, expone el profesor Óscar Martínez Vega, quien da clases en Iztapalapa, en la Ciudad de México. 

Él, por ejemplo, ya abrió un canal de YouTube para subir videos, en los que se grabará dando las clases. “Ahí los alumnos me van a poder poner sus comentarios y dudas y yo les voy a dar ejemplos más cercanos, dirigiéndome a ellos hasta por sus nombres”. 

Pero, dice, para evaluar los contenidos habrá que esperar al Aprende en Casa 2, aunque él igual seguirá con sus propios videos, tanto  para los alumnos como para guiar a los padres sobre cómo apoyar a sus hijos en las clases a distancia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 claves sobre el 'preocupante repunte de contagios' de coronavirus en EU

Sin haber superado aún la primera ola de contagios, Estados Unidos hace frente a un aumento de los casos de coronavirus. ¿A qué se debe?
28 de junio, 2020
Comparte
Jóvenes con mascarilla en Nueva York

Alexi Rosenfeld/Getty Images
Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

¿Un nuevo cierre?

Cuando las esperanzas de millones de ciudadanos están puestas en la reapertura de la economía en Estados Unidos, afectada por la pandemia del coronavirus, en muchas partes del país lo que se está planteando es un nuevo cierre.

Casi cinco meses después de que el gobierno del presidente Donald Trump empezara a tomar medidas contra la pandemia, Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

El país registró este viernes un récord diario de contagios con 45,330.

Desde abril no se veían números similares de nuevas infecciones en el país.

“Esto es algo por lo que realmente estoy preocupado”, había advertido ya el martes sobre esta tendencia el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., en una comparecencia ante el Congreso.

“Bajamos de 30,000 (nuevos casos al día) a 25,000 a 20,000 y, entonces, nos quedamos allí, pero ahora estamos subiendo. Eso es muy preocupante para mí”, agregó.

Anthony Faucci.

Getty Images
El doctor Anthony Faucci considera “preocupante” el aumento de contagios confirmados.

La situación está generando gran presión en varios estados, al punto de llevarlos a suspender los planes de reactivación de la economía.

La pandemia ha evolucionado y los focos de preocupación se han trasladado a otros estados después de que Washington, California y Nueva York centraran la atención en abril y mayo.

Luego de que Texas registró este jueves un récord de 5,996 casos nuevos, el gobernador Greg Abbott anunció que se mantendrían en pausa los planes para pasar a las etapas siguientes de la reapertura de actividades.

Este viernes, Abbot fue un paso más allá y ordenó el cierre de todos los bares.

En Arizona, otro de los estados más golpeados ahora, el gobernador Doug Ducey, tras haberle dado “luz verde” a los negocios, señaló el jueves que ahora la luz es “amarilla”, y agregó que los ciudadanos se encuentran “más seguros en casa”.

Mientras hay 30 estados que están registrando un claro aumento de casos, hay una decena de estados en los que la situación no parece haber variado mucho en las últimas dos semanas y otra decena en la que el número de casos sigue descendiendo.

Cuadros sobre evolución del número de casos y de muertes por covid-19 en EE.UU.

BBC

BBC Mundo te explica tres claves sobre el estado actual de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos.

1. ¿Más casos porque hay más exámenes de diagnóstico?

Aunque el aumento del número de casos confirmados es un hecho claro, lo que no siempre está claro es qué significa.

El presidente Trump, por ejemplo, ha sugerido que el incremento de casos obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.

En general, los especialistas suelen coincidir en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que también hay otros factores.

Jóvenes sin mascarillas en una playa en Estados Unidos.

Getty Images
Los jóvenes representan un alto porcentaje de los contagiados.

“Es muy difícil entender lo que significa el número de casos porque depende tanto de la actividad epidémica como del número de exámenes que se están haciendo”, dice John Ioannidis, profesor de Medicina y Epidemiología de la Universidad de Stanford.

El experto explica que, aunque Estados Unidos estuvo muy retrasado inicialmente en la realización de pruebas diagnóstico, ahora está haciendo muchas más por lo que detectará más casos que antes.

“Otra métrica a la que uno podría referirse es a la proporción de exámenes que se están haciendo que dan positivo, lo que en este momento no es tan malo como el número total de casos, incluso en los estados que han visto cierto agravamiento”, señala a BBC Mundo.

La OMS recomienda que los países pasen 14 días con una tasa de casos positivos de 5% o menos antes de comenzar a levantar las medidas de confinamiento; en EE.UU. el promedio nacional se encuentra en 6% pero hay 21 estados con un registro superior, comenzando por Arizona, que tiene una tasa por encima del 23%.

Estados de EE.UU. donde hay una mayor tasa de casos positivos en las pruebas de covid-19.

BBC

“Mucha gente está cansada de estar en sus casas, pero el virus no se ha cansado de infectarnos. Estamos viendo áreas del país que reabrieron antes de estar listas y eso es como atravesarse en la trayectoria de un puñetazo: vas a resultar golpeado”, dice a BBC Mundo Tom Frieden, quien fue director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Lo que estamos viendo, lamentablemente, era muy predecible“, agrega Frieden, quien en la actualidad es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, una ONG dedicada a temas de salud pública.

Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, considera que aunque hay algo de cierto en que si haces más test vas a encontrar más casos, no se puede menospreciar lo que ocurre.

“Es un argumento loco. Es equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama. Muchos de estos casos son gente que está enferma y que terminará en los hospitales. Entonces, verás morir a gente real”, dice Woolf a BBC Mundo.

2. Menos muertes, ¿por ahora?

Otra característica de la fase actual del coronavirus por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes.

Con más de 120,000 muertos hasta este 26 de junio, Estados Unidos es, con diferencia, el país del mundo más golpeado por la pandemia.

Kayleigh McEnany

Getty Images
Kayleigh McEnany, la portavoz de la Casa Blanca, destacó el descenso de las muertes.

“Vamos en la dirección correcta”, dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, al referirse a esta tendencia y destacar que, por primera vez en mucho tiempo, habían ocurrido menos de 300 fallecimientos en un día por covid-19.

La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6,409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Ioannidis señala que parece haber una especie de disociación entre el número de muertes y el número de casos confirmados.

“El número de muertes parece estar descendiendo de forma estable”, señala.

Otros expertos, como Woolf, no son optimistas.

“Hay que tomar en cuenta que el número de personas que dan positivo en los exámenes de diagnóstico es un indicador de lo que vendrá”, señala.

“Entre 7 y 10 días de un repunte en la cifra de casos verás un incremento en las hospitalizaciones porque se requiere cierto tiempo tras el contagio para que la gente se enferme. Y, luego, hace falta más tiempo para que tengan problemas respiratorios y requieran ser internados en la unidad de cuidados intensivos y, finalmente, fallezcan”, explica.

“Puedes ver este fenómeno en lugares donde está ocurriendo el repunte, como Arizona, cuyos hospitales ya empiezan a sentir la presión que sufrieron los centros médicos en Nueva York y Nueva Jersey en marzo y abril”, añade.

Para este miércoles, ya estaban ocupadas 88% de las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos en Arizona. A mediados de mayo, esa cifra era de 68%.

Tom Frieden coincide en que hay una brecha temporal de varias semanas entre los contagios y las muertes, por lo que los efectos de las nuevas infecciones no pueden verse aún.

Sin embargo, destaca que parte de la cifra de muertes obedece a mejoras en la atención sanitaria.

Personas en un bar en Texas.

Getty Images
El repunte de los contagios llevó a que se ordenara el cierre de los bares en Texas.

“Ha habido algunas mejoras en los cuidados de salud que incluyen una mayor capacidad para atender a los pacientes sin que los centros médicos se vean rebasados”, apunta Frieden, quien también es analista en Salud Pública del Council on Foreign Relations.

3. Más jóvenes que mayores

Otra particularidad de la situación actual de la pandemia en Estados Unidos que, además, puede ayudar a explicar el aparente desacople entre el aumento de los casos y el descenso de las muertes es el hecho de que una proporción importante de los nuevos casos son gente joven.

Este jueves, el director de los CDC, Robert Redfield, señaló que los jóvenes han ayudado a impulsar el aumento de casos confirmados al decir que en meses pasados muchos de esos casos no habrían sido diagnosticados.

En Florida, uno de los estados más afectados ahora, la edad media de los contagiados cayó de marzo a junio de 65 a 35 años de edad, mientras que en Arizona casi la mitad de todos los casos corresponden a personas entre 20 y 44 años.

“Hay un cambio en los grupos etarios, quizá debido a que la gente mayor ha aprendido a protegerse mejor y la tasa de mortalidad está muy relacionada con la edad”, dice Frieden a BBC Mundo.

John Ioannidis considera fundamental que se siga protegiendo a las personas mayores.

“Los ancianatos vivieron desastres y probablemente casi el 50% de las muertes ocurrió allí. Si logramos proteger este tipo de centros de alto riesgo, probablemente logremos evitar bastante el impacto del coronavirus, incluso si sigue habiendo muchos casos”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.