Familias de desaparecidos marcharán en el Zócalo hasta reunirse con AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Familias de desaparecidos, decepcionadas con AMLO, marcharán en el Zócalo todos los meses

“Queremos que se siente con nosotros y nos escuche: que no se le olvide que existimos”, dicen. Las marchas serán los primeros miércoles de cada mes entre las 11 y las 18 horas.
Alberto Pradilla
Comparte

Cecilia García Pacheco lleva ocho años buscando a su esposo José Antonio Rodríguez Nieva, desaparecido en Nogales, Veracruz, el 24 de abril de 2012. Desde entonces lo ha intentado todo: rastreó e investigó por su cuenta, acudió a cualquier encuentro que pudiera servirle para seguir su búsqueda y se manifestó donde hiciera falta. Solo una vez cree que estuvo cerca de encontrarlo: siguió una pista que le llevó hasta Río Bravo, pero sin resultados. El miércoles fue una de las mujeres que se manifestó dando vueltas a la bandera del Zócalo. 

El gesto tiene mucho simbolismo. Marchar alrededor de una plaza es lo que llevan haciendo durante cuatro décadas las Madres de la Plaza de Mayo, en Argentina. Ellas comenzaron en plena dictadura militar, cuando los uniformados lanzaban a opositores desde lo alto de aviones, en lo que se conoció como “vuelos de la muerte”. Aquí es la “guerra contra el narcotráfico” que puso en marcha Felipe Calderón lo que ha desgarrado miles de familias. 

En su primera marcha, las madres argentinas reunieron a 14 personas. Aquí es diferente porque protestar no está prohibido. Sin embargo, apenas era medio centenar dando vueltas al Zócalo. venían de Zacatecas, Guerrero, Veracruz, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca y Nuevo León. Una limitada representación de las más de 73 mil personas a las que todavía se busca. 

Lee: “Queremos que AMLO nos escuche”: familiares de desaparecidos

“Nos manifestamos para que nos den las búsquedas. Porque no nos las han dado y queremos seguir buscando. Hemos encontrado personas en vida y en fosas. Nos ponen el pretexto de las pandemias, pero deben entender que el tiempo nos está llevando a no encontrar a nuestros desaparecidos”, dijo García Pacheco, mientras caminaba alrededor de la enorme bandera.

El pequeño grupo seguirá marchando todos los primeros miércoles de cada mes para exigir una reunión con el presidente, Andrés Manuel López Obrador, y más dotaciones para las labores de búsqueda.

“Estamos decepcionados”, explicó. Ella fue una de las 200 familiares que en abril de 2019 mantuvieron un encuentro con el presidente en Palacio Nacional. Aquel día, López Obrador les dijo que cada tres meses se verían para analizar los avances. No volvió a celebrarse otro encuentro de estas características. 

“Nos prometió que los desaparecidos serían una prioridad”, aseguró. 

Se quejaba García Pacheco de que el coronavirus ha puesto fin a las búsquedas. “No hemos buscado desde que comenzó la pandemia. Y eso exigimos: búsquedas. Nos dijeron que en julio, pero no se ha hecho nada”, protestó. 

Lo cierto es que algunos rastreos ya han comenzado. Desde el lunes, por ejemplo, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) trabaja en Uriangato, Guanajuato, junto a autoridades estatales. También se han realizado rastreos recientes en Veracruz, Estado de México o Guerrero. Además, según un informe de Segob sobre violaciones a los derechos humanos durante la pandemia, hasta mayo fueron localizadas 551 personas de las mil 260 que fueron reportadas como desaparecidas o no localizadas. 

Durante la pandemia se han desarrollado lineamientos sobre cuidado personal, distancia y limitaciones en el número de personas que participan en las búsquedas.

Lee: Guanajuato reconoce 2 mil desaparecidos; inicia primera búsqueda marcada por arresto del ‘Marro’

“Estuvimos en plantón hace un mes y nos atendió el subsecretario de Gobierno (Alejandro Encinas), pero no el presidente. Queríamos una reunión con él para que nos diga bien con exactitud qué se va a hacer, pero no nos quiso dar la reunión”, se quejó García Pacheco.

No es la primera vez que familiares de víctimas piden reunirse con el presidente. A finales de enero, la marcha liderada por el poeta Javier Sicilia salió de Cuernavaca para terminar en Palacio Nacional. A pesar de las continuas invitaciones a un encuentro, López Obrador rehusó mantener la reunión “para no hacer un show” y los derivó a su gabinete de seguridad. 

Recientemente, tras un acto en Veracruz, familiares de desaparecidos trataron de ver al presidente pero este pasó de largo en el coche y argumentó no haberse detenido “para respetar la sana distancia” a la que obliga la COVID-19.

Animal Político consultó con la vocería de Presidencia si habían recibido el trámite de petición de la reunión y cuál iba a ser su respuesta, pero, al cierre de la nota, no había recibido respuesta. 

Por la tarde, después de varias horas caminando en círculos, personal de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) y de atención ciudadana de Presidencia se presentó ante las quejosas para dialogar.

“Pidieron nuestros nombres, el del familiar y nuestro teléfono y nos dijeron que nos iban a contactar. Es lo que hacen siempre”, aseguraba Mayra De la Vega Duna, que busca a su hija Mayra Remes De la Vega desde 2013.

“El presidente hizo el compromiso de campaña de que nos íbamos a reunir. Llegó la reunión y no le gustó mucho la dinámica, porque las familias hacemos reclamos. La segunda reunión, tengo entendido que se molestó mucho. Y no volvió a celebrarse ninguna”, dijo. 

Para De la Vega marchar es una forma de que no se olvide. Está frustrada con la Fiscalía de su estado, Veracruz, y con todas las autoridades. “Han sido muchos años de omisión de nuestra Fiscalía. Las pistas las aportamos las madres, las líneas de investigación. Nosotras somos las que hacemos la investigación”, dijo. 

“Lo que queremos es al menos recuperar el cuerpo. Sabemos que están sin vida, pero queremos recuperar el cuerpo”, insistió. “A nadie le importan estas personas de las fotos más que a nosotras”.

Lee: “También nos puede escuchar”: familiares de desaparecidos en Guanajuato piden hablar con AMLO

Por el momento la gran reclamación es reunirse con López Obrador, que mientras las mujeres caminaban en círculos por el Zócalo se encontraba de visita en Sinaloa. “Queremos hablar con él. No simulaciones. No queremos con Alejandro (Encinas) con Olga (Sánchez Cordero), merecemos un respeto. Nos sentimos muy defraudadas y heridas”, dijo Patricia Manzanares. Esta mujer lleva buscando a su hijo Juan, policía desaparecido en Nuevo León, desde hace ocho años. 

“Esta es una exigencia para que nos aclare qué está haciendo. Nos dice que está todo el recurso del mundo, pero los desaparecidos siguen desapareciendo. Hay más de 30 mil cuerpos sin identificar. Ahí pueden estar nuestros hijos”, dijo. 

 La Comisión Nacional de Búsqueda reconoció en julio que México tiene más de 73 mil desaparecidos. Se trata de una cifra incompleta ya que todavía no se le han sumado los datos de estados como Guanajuato, que esta semana reconoció tener registrados más de 2 mil. Como explicaba Manzanares, todos los meses habrá un grupo de familias que marchen en el Zócalo para pedir una reunión con López Obrador. “Queremos que se siente con nosotros y nos escuche: que no se le olvide que existimos y que las desapariciones siguen”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.